Dólar16.97

Agoniza Centro Nacional de Identificación Humana, entre despidos y mudanza

Entre la encomienda del gobierno federal por disminuir el número de personas desaparecidas durante el sexenio del presidente López Obrador, se suscitan despidos en la CNIH y la Comisión Nacional de Búsqueda.

1 / 23 / 24

EMEEQUIS.– En la tierra, los huesos de media mandíbula humana aún soportan algunos dientes. En otra parte del terreno, media pierna envuelta en un pantalón de mezclilla que está enterrada y sujetada por cadenas. La  credencial electoral de un jóven de 26 años, cráneos y osamentas regadas en 30 fosas clandestinas encontradas por el colectivo Madres Buscadoras de Sonora hace unos días en El Choyudo a 90 km de Hermosillo.

“En este lugar a lo mejor pueden estar los nuestros, únanse madres. Nosotras las familias somos la única oportunidad de que nuestros hijos vuelvan a casa”, invita Ceci Patricia Flores, fundadora del colectivo, a más familiares de personas desaparecidas a involucrarse en las búsquedas de campo. 

En México hay reporte de más de 52 mil cuerpos sin identificar resguardados en Servicios Médicos Forenses, como parte de la crisis forense que se agrava día con día ante el aumento de personas desaparecidas y víctimas de homicidio. De acuerdo con el Registro Nacional de Personas Desaparecidas 114 mil 398 personas aún no son localizadas. 

La Comisión Nacional de Búsqueda informó que hasta junio de 2023, en el país se habrían encontrado 5 mil 781 fosas clandestinas producto del crimen organizado, de donde se han exhumado más de 10 mil cadáveres. Una cifra que crece todos los días como los índices de delictivos y de violencia. 

Ante el rezago forense que impide regresarle la identidad a las personas sin vida, la Secretaría de Gobernación inauguró en agosto de 2022, las instalaciones de lo que sería el primer laboratorio forense de gran escala: el Centro Nacional de Identificación Humana en el municipio de Xochitepec, Morelos. 

El subsecretario, Alejandro Encinas y el gobernador, Cuahtémoc Blanco, firmaron el convenio y compromiso por resolver el gran rezago que tenía la Fiscalía General de la República por identificar cadáveres y devolverlos con sus familias. 

A un año y medio de su inauguración, el CNIH agoniza y está en riesgo de desaparecer, después del despido de más del 80% de su personal que apenas comenzaba a obtener resultados en la identificación de cuerpos inmersos de una crisis forense a nivel nacional. 

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

Trabajadores y extrabajadores del Centro Nacional de Identificación Humana, con sede en Morelos, cuentan a EMEEQUIS la incertidumbre en la que se mantiene en funciones. Con personal insuficiente y sin los insumos necesarios para instalar el laboratorio forense. 

Tras la renuncia de la Comisionada Nacional de Búsqueda, Karla Quintana, los nuevos funcionarios han instalado una nueva política de trabajo, con la encomienda por bajar el registro de personas desaparecidas durante el sexenio del presidente, Andrés Manuel López Obrador a través de cambiar la categoría de personas desaparecidas a “con indicios” de identificación.

DESPIDOS INJUSTIFICADOS TRAS RENUNCIAS EN CNB

“Cuando renuncia Karla Quintana, comienzan los problemas, porque quedamos como pollo sin cabeza”, cuenta a EMEEQUIS una extrabajadora del Centro Nacional de Identificación Humana, quien fue notificada de su no contratación a inicios de enero. Pide resguardar su identidad por temor a represalias laborales con el gobierno. 

Ella formó parte de las primeras contrataciones para el CNIH. Postuló a través de la convocatoria oficial, fue seleccionada entre 9 mil perfiles y capacitada durante 2022 para diseñar las metodologías a aplicar en la identificación de personas. 

“La primera camada de contratación inicia en septiembre a diciembre; otros entraron en octubre, otros en noviembre y otros en enero. Fueron contrataciones diversas sin embargo, a todos nos dijeron que no temieramos sobre la recontratación futura porque hasta la comisionada (Karla Quintana) estaba bajo contratos de 6 meses. Que no había plazas por instrucciones del presidente (López Obrador)”, cuenta la trabajadora en documentación.

Tras más de un año y medio operando para el Centro con contratos de 6 meses, a la especialista, al igual que cerca de 50 trabajadores, se le informó que su contrato no sería renovado bajo la excusa de que el CNIH cambiaría de sede de Morelos a la Ciudad de México, a petición del nuevo titular, José Muñoz Gómez. 

El cambio de sede de la institución, además se debe al vencimiento, el próximo 1 de febrero, del préstamo por comodato del gobierno de Morelos a la institución federal para usar el edificio, donde no terminó de instalarse el laboratorio de identificación forense. 

La promesa de formar el CNIH fue tener un grupo extenso de profesionales con formación multidisciplinario para que a través de diferentes ciencias, acelerar las labores de búsqueda e identificación de cuerpos en México, con la presencia de peritos, forenses, criminólogos, antropólogos, arqueólogos, especialistas en investigación, documentación, toma de muestras, entre otras áreas. 

De ser de 56 a 60 especialistas los que conformaban el Centro de Identificación de Morelos, sólo se quedaron con 15, que aún reparten sus funciones entre Xochitepec y la Ciudad de México a petición del nuevo titular.

La renuncia de la titular de la Comisionada Nacional de Búsqueda propició despidos masivos dentro de la institución que continúan hasta este año. El cambio de estafeta a la nueva comisionada, Teresa Guadalupe Reyes Sahagún, también tuvo el nombramiento de José Muñoz Gómez como titular del Centro Nacional de Identificación Humana, quien ha sido denunciado por madres buscadoras por no cumplir el perfil al ser contador público. 

“Ya sabemos que usted está ocupando una silla que nosotros no queremos, no la reconocemos. Tampoco vamos a reconocer al personal que usted contrate a modo”, le exigieron madres buscadoras a Teresa Reyes en una reunión en la Secretaría de Gobernación el pasado 12 de enero. Le exigieron la recontratación al personal de campo de la Comisión Nacional de Búsqueda y que se cuente con los trabajadores cuenten con perfiles idóneos.  

“Exigimos que el personal que nosotros conocemos, que es de campo. No vamos a esperar otros cuatro años a que se vuelva a capacitar. Exigimos que el Centro de Identificación Forense sea ocupado por personal capacitado. (…) Sí así como está la comisionada está su personal, hacia dónde vamos a llegar todos nosotros. Si usted no quiere aprender de la mano de nosotros, renuncie”, se escucha en los videos compartidos por madres de la reunión con funcionarios.  

INCERTIDUMBRE PARA PERSONAL ACTIVO 

Tras finalizar el contrato de cerca de 50 trabajadores del Centro Nacional de Identificación Humana, quienes se mantienen en labores lo hacen ante la incertidumbre de que, al finalizar el mes de enero, sus contratos no sean renovados al igual que sus compañeros. 

En esa condición se encuentra una especialista que, por temor a represalias, pide mantener el anonimato. Afirma que, a diferencia de sus compañeros despedidos, no le informaron sobre los despidos o la posibilidad de finalizar su contrato temporal, aunque este termina el siguiente mes y está en espera de renovación. 

“Hasta la fecha no nos han dado respuesta sobre los contratos, de hecho hemos estado buscando una respuesta. Mandamos mensaje a personal de recursos humanos, pero dicen que tampoco tienen alguna respuesta aún. Lo que se dice es que la plazas que fueron liberadas están contratando a nuevo personal y que no van a dar los nuevos contratos hasta que no esté la nueva plantilla, que puede tomar hasta mediados de febrero o más”, afirma la funcionaria. 

Describe que las oficinas de Xochitepec, Morelos están casi abandonadas, han liberado mobiliario, desmantelado áreas y que la mayoría de trabajadores viajan a la Ciudad de México para tener juntas con el nuevo titular del Centro. 

“En el Centro quedan máximo como 10 personas, la mayoría se trasladan casi todos los días a la Ciudad de México. Viajan a las 9 de la mañana y regresan después de las 10, 11 de la noche. Las reuniones son extensas, hay veces que incluso el director no nos recibe a la hora que nos cita, es hasta que él tiene disponibilidad, sean las 4 o 5 de la tarde”, afirma la funcionaria que se mantiene en activo del Centro Nacional de Identificación Forense. 

Los trabajadores consultados por EMEEQUIS refieren que el laboratorio del CNIH nunca estuvo completamente establecido, el mobiliario era donado, e incluso requerían de convenios con instituciones internacionales, realizados por la ex comisionada Karla Quintana, para procesar muestras genéticas tomadas por personal de investigación y documentación. 

“Muchas de las muestras genéticas se estaban procesando en el INMEGEN (Instituto Nacional de Medicina Genómica) gracias a un convenio de Karla Quintana, y otras en Guatemala, porque la Fiscalía General de la República no tiene los insumos para procesar las muestras, y tampoco tiene la capacidad de un software para realizar las confrontas genéticas masivas”, explica una ex trabajadora despedida que pide resguardo a su identidad. 

Afirma que el software para realizar confrontas genéticas masivas en la institución, fue donado por Guatemala e incluso también el equipo. “El mobiliario con el que estábamos trabajando fue donado por una asociación Alemana, el material de laboratorio de genética fueron donados por internacionales. Lo único que le estábamos   costando al gobierno, era nuestro sueldo”, explica. 

Además del Centro Nacional de Identificación, otros despidos se han suscitado en toda la Comisión Nacional de Búsqueda, incluso en el Consejo Nacional Ciudadano del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas. 

A través de sus redes sociales, el Consejo anunció el despido de la persona en el cargo de secretaría técnica, que se encuentra adscrita a la CNB, lo cual “genera un retroceso en los derechos ganados” por el órgano ciudadano.

Juan Carlos Lozada, coordinador del Consejo, informó a EMEEQUIS que el próximo jueves tendrán una reunión con la Comisión, úes afirma, es “necesario seguir defendiendo la autonomía de la secretaría técnica y que se designe de manera transparente”. 

LA ENCOMIENDA POR DISMINUIR EL NÚMERO DE DESAPARECIDOS 

La misión por disminuir el número de personas desaparecidas, también se ha replicado hacia los trabajadores del Centro Nacional de Identificación Humana. 

Trabajadores consultados afirman que, con la llegada de Teresa Reyes Sahagún a la Comisión Nacional de Búsqueda, se ha encomendado dar prioridad a los registros de personas desaparecidas durante el sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador, para disminuir la cifra de no localizados. 

Esto a través de nuevas categorías en el registro de desaparecidos, a través de si los registros cuentan con una ruta de trazabilidad que permita la identificación de los cuerpos en servicios médicos forenses para ser identificados y entregados con sus familias, sin embargo la carga de trabajo por los despidos, lo ha hecho una actividad casi imposible. 

“Se van a trabajar con los datos que existen con la finalidad de poder disminuir la cifra de desaparecidos. Con base en la estrategia que dieron a conocer, (los nuevos titulares) mencionaron algunas nuevas clasificaciones como localización con indicios, localización sin indicios”, cuenta una trabajadora que aún sigue laborando en el CNIH. “Lo que quieren hacer es trabajar con los registros de los que tal vez se pueda sospechar que tienen alguna trazabilidad con las fiscalías y que ha pasado por ahí, sólo sería confirmar si está finado o no, hacer la notificación y restitución a los familiares”, explica. 

Refiere que los registros con prioridad serán los acumulados entre los años 2019 a 2024, además de aquellos con los que se cuente con los que se cuente información, esto a partir de los registros de cuerpos ingresados en fiscalías, para obtener una trazabilidad entre aquellos reportados como desaparecidos y las tomas genéticas tomadas por el Centro.

Pese a querer acelerar las actividades, se vuelven incosteables ante la falta de personal, de las 60 personas que conformaban el Centro quedan 15, de las cuales sólo cuatro siguen trabajando desde las instalaciones de Morelos y el resto viajan todos los días a la Ciudad de México para reunirse con el titular, José Muñoz Gómez. 

“La falta de personal recae en las personas que aún estamos aquí. No podemos terminar una actividad cuando ya tenemos otra encima y es que prácticamente es imposible poderlo solventar con algunas personas”, explica una trabajadora en activo que teme perder su empleo y el trabajo realizado durante más de un año ante la incertidumbre que se vive en el CNIH. 

EMEEQUIS solicitó una postura oficial al titular del Centro de Identificación Humana, a través de la Comisión Nacional de Búsqueda, por medio de Julian Galicia, director de información de la Secretaría de Gobernación, sin embargo hasta el cierre de este reportaje desistieron a dar respuestas sobre los despidos injustificados. 

@GloriaPE_

Powered by Froala Editor

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Gloria Piña



Medios del mundo resaltan asesinato de Alfredo Cabrera en Coyuca 

Medios de la India, Estados Unidos, Gran Bretaña, así como de América Latina, dan amplia cobertura al asesinato de Alfredo Cabrera y describen el momento de su ejecución. Varios retoman la cifra de candidatos asesinados que dio el gobierno (ahora 24) cuando en realidad van más de 30.

Hace 1 hora

Contrariar la ley, hasta en las vísperas 

A pesar de 50 medidas cautelares contra el presidente advirtiendo que se está violando la legalidad, estas advertencias son como llamados a misa y no le quitan el sueño a nadie en Palacio Nacional.

Hace 6 horas