Dólar17.02

Discriminación obstruye búsqueda de personas LGBT

Las cifras oficiales apuntan que, de las 70 personas desaparecidas que pertenecen a la comunidad LGBTTTIQ, sólo 34 han sido localizadas y 36 permanecen en calidad de no halladas. La familia de Michelle Guadalupe encara a autoridades de Sinaloa: “¿Por qué no hacen nada, porque ella es trans?”.

5 / 12 / 23

EMEEQUIS.– “¿Por qué ustedes no hacen nada, es porque ella es trans?”. Con esa frase, la familia de Michelle Guadalupe España encaró al Ministerio Público. Sin conseguir avances, desde hace dos meses investigan la desaparición de la mujer trans de 30 años. 

Desde el pasado 5 de marzo su familia no la encuentra. Eran las 9 de la noche cuando Michelle salió de su casa, ubicada en colonia Villas, en Mazatlán, Sinaloa; fue a comprar comida pero no volvió. Desde ese momento se desconoce su paradero. 

Michelle Guadalupe España. Foto: Especial.

Su complexión es delgada y alta, mide 1.75 metros. Su cara es ovalada, ojos grande de color café. Tiene cabello negro, largo y lacio. Cuando fue vista por última vez vestía shorts de mezclilla y zapatos de tacón. 

“Se abrió una carpeta de investigación, pero hasta ahora no hay ninguna noticia favorable”, cuenta su familiar en entrevista con EMEEQUIS, quien por protección a su seguridad prefiere omitir su nombre. En la investigación que ha llevado la fiscalía, afirma, han identificado un sesgo de discriminación y transfobia por parte de las autoridades.

“Su mamá ya perdió la esperanza, pues ya no quiere mover nada de ella. Pero sus hermanos, y sus hermanas andamos moviéndonos para buscarla, de hecho se hizo una marcha para ver si hay una posibilidad de encontrarla”. 

Michelle Guadalupe España Sarabia es su identidad desde hace más de 10 años, sin embargo, en la ficha por su desaparición, la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas de Sinaloa se niega a nombrarla de esta forma. En el acta de gobierno ponen su fotografía, pero la refieren como un hombre de 30 años que responde al nombre de José Guadalupe España Sarabia. 

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

 La ficha de búsqueda de Sinaloa se basa en una identidad masculina. Foto: Especial.

Esta barrera en el reconocimiento en la identidad de género de las personas LGBTI+, además de la carencia de protocolos diferenciados, ha hecho que cientos de desapariciones sean invisibilizadas. 

Mientras que el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y no Identificadas de la Secretaría de Gobernación reporta que del año 2021 a 2023, sólo 70 personas de la comunidad LGBTI+ han sido reportadas como desaparecidas; organizaciones civiles reportan que hay una extensa cifra negra y casos que no están siendo contados por las autoridades.  

HACER VISIBLES LAS AUSENCIAS

Las cifras oficiales apuntan que, de las 70 personas desaparecidas que pertenecen a la comunidad LGBTTTIQ, sólo 34 han sido localizadas y 36 permanecen en calidad de desaparecidas. De ellas, 29 fueron localizadas con vida y cinco fallecieron antes de encontrarlas. 

Acorde a las cifras de la Comisión Nacional de Búsqueda, a partir del 2020 se reporta un alza en el número de personas no identificadas; ya que tras mantener una constante de un desaparecido al año, en 2020  aumentó a tres; 6 durante el año 2021; 7 en 2022; y 8 en lo que va de este año. 

El 2023 se ha convertido en el año con más personas de la comunidad LGBT+ desaparecidas, acorde a los datos del gobierno. 

 Personas desaparecidas por año. Fuente: Registro nacional de personas desaparecidas

De los reportes oficiales, casi todos se trata de personas LGBT de nacionalidad mexicana, excepto una originaria de El Salvador y 2 de nacionalidad estadounidense. 

Sin embargo, estas cifras sólo muestran una parte del problema, ya que no en todos los casos de personas desaparecidas se registra su orientación sexual o identidad de género como parámetro de tipificación. Con ello, las autoridades también las invisibilizan y se obstruyen los procesos de búsqueda.

Para contrastar la información, el Centro de Apoyo de Identidades Trans A.C. (CAIT) realizó un registro de estos crímenes desde hace 12 años, donde se revela que del año 2010 a 2022, al menos 124 personas de la comunidad fueron reportadas como desaparecidas. 

A través de reportes de prensa lograron construir una radiografía de estadística que no es vista por el gobierno.  De los más de 100 desaparecidos, 31 fueron encontradas con vida, y 23 fallecidas. 

MUJERES TRANS LAS MÁS AFECTADAS

Con los datos del CAIT se pudo revelar que dos de cada tres desapariciones de personas LGBT, corresponden a mujeres transgénero. Siendo las más propensas a sufrir una desaparición. Ya que el 66.13% de los casos las víctimas son mujeres trans, 17.74% población gay, 12.10% población lésbica y 2.03% se trata de hombres trans. 

Personas desaparecidas por género e identidad. 

La edad promedio de las personas que desaparecen es de  28 años; mientras que la persona más joven registrada tiene 16 y la de mayor edad 53. 

Además de que los estados con mayor número de reportes por desapariciones de personas LGBT son Jalisco, Veracruz, la Ciudad de México, Baja California, Estado de México, Sinaloa, Guanajuato y Chihuahua.  

SIN PROTOCOLOS ESPECIALIZADOS EN GÉNERO

El reconocimiento y registro de variables de identificación de género es indispensable para una correcta aplicación de los protocolos de búsqueda de personas, de acuerdo con especialistas consultados por EMEEQUIS

El artículo 5 de la Ley General en Materia de Desaparición Forzada establece que como acciones, medidas y procedimientos, deberá realizarse un enfoque diferencial y especializado. 

“Las autoridades deben tener en cuenta la existencia de grupos de población con características particulares o con mayor situación de vulnerabilidad en razón de su origen étnico o nacional, idioma o lengua, religión, edad, género, preferencia u orientación sexual, identidad de género, condición de discapacidad, condición social, económica, histórica y cultural, así como otras circunstancias diferenciadoras y que requieran de una atención especializada”, además de garantizar el acceso a derechos propiciando la igualdad y no discriminación. 

Al hacer un análisis diferenciado, tomando en cuenta la identidad de género y orientación sexual de las y los desaparecidos, será posible “que se identifiquen causas, patrones, para que se ubiquen zonas y con los datos se puedan realizar también acciones de prevención. Hay que hablar también de la necesidad de detener estos hechos”, reconoce Rocío Suárez, coordinadora general del Centro de Apoyo a las Identidades Trans. 

Reconoce que los obstáculos para dar a conocer la desaparición de una persona LGBT comienzan desde la discriminación de los Ministerios Públicos, cuando se niegan a reconocer la identidad de la persona y revictimizar a los familiares. 

“Es importante que en las fechas de búsqueda se contemplen no solamente el nombre legal, también el nombre social, para quien no tiene el reconocimiento de identidad de género, incluso pueda haber fichas que que contemplen la fisionomía de las personas tal cual son”, dice, ya que como en el caso de Michelle España, a quien se le nombra como una persona masculina, pero en su fotografía de búsqueda se perciben rasgos de su identidad como mujer trans. 

Pese a que el enfoque diferencial debe aplicarse en las leyes, no así se hace al momento de registrar una desaparición, que es el resultado de un proceso de acumulación de múltiples violencias que viven las personas de la comunidad LGBT, como explica Ximena Manríquez, Coordinadora del Observatorio Nacional de crímenes de odio contra las personas LGBTI en México.

“Los procesos de búsqueda no tienen este enfoque diferenciado, destacando la cuestión del género pero tampoco en un enfoque que considere la edad o la situación movilidad de la persona,   que permita generar indicios y relacionarlos con el contexto vulnerable de las poblaciones LGBT”, señala Manriquez. 

Algunos de los casos por desaparición de personas LGBT está relacionado con ECOSIG (Esfuerzos por corregir la orientación sexual), mejor conocidas como terapias de conversión; donde se le priva temporalmente de la libertad a las personas para adentrarnos a cursos y talleres que eviden su cambio de orientación o identidad.

Sin embargo, para conocer las causas y motivos por los que desaparece la población LGBT y poder evitarlo, se deben contemplar estadísticas fiables sobre el fenómeno, pues existe una cifra negra sobre la totalidad de desapariciones que ocurren en el país.

@GloriaPE_

Powered by Froala Editor

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Gloria Piña



Mauricio Tabe denuncia campaña de calumnias ante el IECM

Mauricio Tabe denuncia audios falsos con fotos suyas que pretenden afectarlo.

Hace 1 hora

Difieren versiones sobre número de atacantes de Alfredo Cabrera

¿Por qué hubo 14 disparos? ¿Cuál es la identidad del agresor ultimado? ¿Cómo burló la seguridad de la Guardia Nacional? ¿Hay más sospechosos? Siguen las incógnitas en torno al asesinato de Alfredo Cabrera.

Hace 3 horas