Dólar16.56

Accesibilidad, deuda de México con las personas con discapacidad

Edgar Lacolz, escritor, artista y ganador del Concurso Nacional de Crónica de la Cátedra Carlos Monsiváis (2020), ha dedicado varios de sus libros a reflexionar sobre los espacios y las vivencias desde la discapacidad. En esta entrevista compara cómo es moverse en silla de ruedas en Torreón y Ciudad de México, en un país en el que no abundan las rampas.

1 / 30 / 23

EMEEQUIS.– Desde congresos locales, desde tribunas nacionales, incluso desde Palacio Nacional, el tema de las personas con discapacidad se toca, pero ¿se reflexiona? ¿Las políticas públicas están en sintonía con lo que vive, piensa y teoriza este sector de la población? ¿Las ciudades del país están adaptadas a sus necesidades? 

Edgar Lacolz, escritor, artista y ganador del Concurso Nacional de Crónica de la Cátedra Carlos Monsiváis (2020), ha dedicado varios de sus libros a reflexionar sobre los espacios y las vivencias desde la discapacidad. Su vida se ha desarrollado principalmente entre la Comarca Lagunera y la Ciudad de México, entre narraciones en primera persona que describen, entre muchas otras cosas, cómo es ser una persona con discapacidad en el país. 

“La experiencia de un ensillado, en este caso mío, ¿qué tan accesible e inaccesible es? Depende de si estoy en Torreón o en la CDMX. Llevo más de 30 años rodando en la silla de ruedas y 25 años en Torreón y como 6 o 7 años en la CDMX”, dice en entrevista para EMEEQUIS

Para él “influye un montón” la infraestructura arquitectónica en la accesibilidad que actualmente existe en los espacios para discapacitados: “Pero también me he dado cuenta que el clima influye. En la Ciudad de México el clima es muy amigable, te permite ‘hacerla de a peatón’, de caminar la ciudad ya sea por necesidad laboral, de la escuela o hasta por puro gusto salir a caminar por la calle”. 

Sin embargo, la experiencia fuera del centralismo mexicano es muy distinta: “El clima de Torreón es muy rudo, muy extremo, (porque hace) o muchísimo calor o un chinguísimo de calor o muchísimo frío”. Explica que en esas condiciones, la gente casi no transita por las aceras, lo que se refleja en entornos urbanos descuidados. Es evidente que, además, hay un abandono gubernamental que cultiva estas condiciones. 

Sobre la cultura de la accesibilidad universal, Lacolz detalla que “en Torreón yo tengo la impresión, cuando salgo a rondar, de que regreso al siglo pasado, hay un montón de banquetas y esquinas sin rampas. No hay una cultura de plantar árboles adecuados en la región, entonces (los árboles plantados) levantan la banqueta”. 

En la Ciudad de México también ocurre, “pero hay otras inquietudes y otros tinos, otros aciertos. En la Ciudad de México se complejiza todo, para mal o para bien”. 

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

Comenta que cuando platica con otras personas en sillas de ruedas, que llevan dos, cuatro o seis años con una lesión medular y usando silla, “reniegan un montón” de lo inaccesible que es la CDMX: “Les (digo) que esta inaccesibilidad de la CDMX es muchísimo más, y me atrevo a decirlo, muchísimo más accesible que lo que hay en ciudades fuera de la capital, provincianas, no sé si es la palabra correcta, fuera del ombligo de México”. 

Cuenta que en otros estados la accesibilidad “se desnutre, inclusive casi llega a desaparecer”. Recuerda que hace años, hubo un programa de micros en Torreón con rampa, “pero eran pocas paradas y además el sol, tenías que estar esperando el camión un montón de tiempo mientras pasaban camiones normales; tú tenías que esperar el camión con rampa, la micro con rampa para poder hacer valer ese programa”. Era una tortura, porque era esperar bajo 40 grados en el sol. 

Las posibilidades de movilidad para las personas con discapacidad en la CDMX no son óptimas, “en eso estamos todos de acuerdo, pero hay un poco más de opciones”. Relata que hay particularidades en en “el ensillado chilango y, sobre todo, el del Estado de México, por ejemplo de Ciudad Neza; me he topado con compañeros ensillados que son totalmente todo terreno y suben y bajan escaleras y se trepan a la combi desarmando rápido la silla, por eso es importante tener una silla de ruedas adecuada”. 

En ese sentido, explica que no siempre la silla ortopédica es funcional. Dice que sirve para una lesión de 15, 20 días, un mes, “para transportarte de la cama al baño, o en el hospital, pero ya para una vida con una lesión permanente, es muy importante tener una silla de ruedas adecuada”.  

Lacolz narra la vida sobre ruedas.

POLÍTICA DE AMLO, MERAMENTE ASISTENCIAL 

Lejos de que exista un plan urbano nacional para actualizar las ciudades del país a las necesidades de las personas con discapacidad, el enfoque del gobierno actual se vincula a la ayuda asistencial. Un artículo de la periodista Katia D’Artigues para “Yo También”, plataforma enfocada la difusión de contenidos sobre la discapacidad, señala: “La visión del Presidente AMLO sobre la discapacidad (y que se puede documentar en sus acciones y programas) es netamente asistencialista, médica e infantiliza a las personas con discapacidad quienes, sin importar su edad, son todos ‘niños’”. 

El texto destaca que durante el cuarto informe del presidente, este 2022, se reportan “acciones de mejora en infraestructura médica, algunas incluyen lo mismo bardas perimetrales que sanitarios diferenciados, salas de espera, áreas de estimulación temprana y ‘rampas para pcd’. ¿No hay una Norma Oficial Mexicana para que todas las instalaciones de salud sean ya obligatoriamente accesibles?”.

En redes sociales, también se ha hablado de la incongruencia de Andrés Manuel López Obrador respecto al apoyo hacia el Teletón, de la empresa Televisa. Apenas en 2014, el presidente escribió una dura crítica en su cuenta de Twitter: “Ni con todos los Teletones del mundo podría Televisa compensar el grave daño causado al pueblo de México como parte de la mafia del poder”. 

Sin embargo, una vez en Palacio Nacional, AMLO se acercó al Teletón con todo y una firma de colaboración. 

“Por eso es con la única institución de la sociedad civil que tenemos acuerdo, es la única, para quienes reciben la pensión que se entrega a personas con discapacidad, puedan ser atendidos en estos centros de rehabilitación y reciban terapias”, dijo en 2022 al hacer un recuento del apoyo a este sector en su administración. 

Según cifras del gobierno federal, a partir del convenio de 2021, se ha “beneficiado a 21 mil 536 niñas y niños con discapacidad en 19 estados y 21 centros de rehabilitación. Además, se realizaron 584 mil 796 terapias gratuitas”. Pero sobre la inclusión de este sector de la población en ciudades, espacios y otros ámbitos de la pública, se dedicaron muchas menos palabras. 

DEPENDE DE LA ZONA EN LA CDMX

Lacolz explica que al platicar con mexicanos con movilidad limitada que han ido a otros países o al conversar con extranjeros, escucha que “en Reino Unido, Canadá, Bélgica, en ciudades muy accesibles, ‘a un grado ridículo de accesibilidad’, para nosotros, que estamos acostumbrados a lo inaccesible, resulta hasta absurdo”. 

Concluye sobre la CDMX que “si te quedas esperando a que la ciudad sea accesible, pues te vas a quedar esperando no sé cuántas décadas más, y (eso) depende de la alcaldía, porque se vuelve más o menos o casi imposible o imposible el rodar”. Dice que en las calles de las alcaldías céntricas las banquetas son anchas, por lo que “sí puede pasar una silla de ruedas”. 

En lo personal, le genera interés un lugar como Iztapalapa, “estas colonias que están montadas en el cerro y que se encuentran verticalizadas o diagonalizadas, a mí me da mucha curiosidad ir a buscar gente en silla de ruedas de allá. ¿Cómo lo hacen en su día a día? Esto que son muchas escaleras o calles súper empinadas que al peatón bipedo le resulta difícil”. 

Su duda se amplía ante esas condiciones adversas: “Para el ensillado (que vive en esas zonas), o no saldrán o estarán con una resistencia física muy notoria para estar rodando, subiendo y bajando”, por los desniveles, curvas y verticales por donde tienen que pasar las sillas de ruedas del país. 

@Ciudadelblues 

Powered by Froala Editor

Telegram



¿Qué pasa con los monos saraguatos en Tabasco y Chiapas? 

Ejidatarios se unen para salvar a los monos saraguatos que están cayendo muertos por el calor: van hasta el momento 83 que pierden la vida y ni Semarnat, Profepa o gobiernos estatales prestan ayuda.

Hace 4 horas

Aprueba Cabildo de Hermosillo cambios en reglamentaciones municipales

El Cabildo de Hermosillo aprobó diversas reformas a reglamentos municipales que impactarán el quehacer de la ciudadanía en general,

Hace 6 horas