Dólar17.72

La escasez de refugios temporales en Guerrero ante Otis

A través de documentos oficiales, EMEEQUIS pudo visibilizar cómo algunas de las zonas más pobres afectadas por el Huracán Otis carecen de suficientes refugios temporales. Pero también en Acapulco su cantidad es poca comparada con la densidad poblacional.

11 / 07 / 23

EMEEQUIS.– Como un disparo, como un choque automovilístico, como un infarto. El acelerado crecimiento de Otis y su descontrolada destrucción dejó la misma sensación que cuando una muerte es repentina, incluso instantánea. 

El foco de esta furia cayó principalmente en Guerrero, en Acapulco sobre todo, donde las playas devastadas fueron la imagen que dio la vuelta al mundo. 

Pero ¿esta desaforada destrucción pudo reducirse? Sobre todo hablando de los sectores más vulnerables de la sociedad guerrerense. La analista Viri Ríos mostró dos mapas para responder esta cuestión: uno, de las zonas más marginadas de Acapulco (hecho por el CONEVAL), y otro, con los puntos más devastados del puerto (hecho por Reforma). 

El resultado fue que, sobre la pobreza, habían caído los peores daños del huracán: “No, no matan los huracanes, mata la pobreza. No es coincidencia que estos mapas se parezcan”, comentó en un post en X (Twitter)

Comparativo de los mapas del CONEVAL y el de Reforma. 

Sumado a esto, en algunas de las zonas más pobres de Acapulco hacen falta refugios temporales en caso de este tipo de desastres, de esos en los que la gente se resguarda para no morir en casas colapsadas por el agua y el viento. 

A través de documentos oficiales, EMEEQUIS pudo visibilizar cómo algunas de las zonas más pobres afectadas por el Huracán Otis carecen de suficientes refugios temporales. Pues algunos de estos municipios tienen menos de 30 de estos inmuebles, mal ubicados y preparados para recibir apenas unas cientos de personas, como lo indica Protección Civil del estado de Guerrero, frente a una proporción poblacional mucho mayor. 

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

Dos municipios están en esta condición: San Miguel Totolapan y Ajuchitlán, los cuales fueron afectados por el huracán cuando llegó a categoría 5, como lo mostró uno de los mapas de la Conagua sobre el avance del huracán. 

CONEVAL, municipios en rango de pobreza extrema. 

Mapa de CONAGUA y la Secretaría de Medio Ambiente sobre la trayectoria de Otis con Categoría 5. 

El 25 de octubre, a las 6 horas, la Conagua y la Secretaría de Medio Ambiente dijeron que Otis cruzó por esa zona: “Su centro se localiza en tierra, a 50 km al sur-sureste de San Miguel Totolapan, y a 100 km al nor-noreste de Acapulco, Gro., sus cuadrantes peligrosos están en San Miguel Totolapan”, cuando Otis se encontraba en categoría 2. 

En el caso de Ajuchitlán, según el catálogo de refugios temporales de Guerrero (2023), sólo hay 21 refugios temporales para 37,655 habitantes, es decir, un refugio para 1,794 personas. Totolapan sólo cuenta con siete para 24,139 personas, lo que representa un refugio para 3,448.43 personas. Estos edificios están en las fronteras del municipio, lejos del centro, como así lo muestra el mapa estatal de refugios habilitados en 2023. 

Mapa de refugios temporales del estado de Guerrero. 

Los números sobre los refugios indican la cantidad de personas que pueden albergar en caso de un desastre natural. 

El 1 de noviembre, una cuenta en Twitter (X) pedía ayuda para Ajuchitlán, señalando que no tenía agua ni luz ni alimento. En entrevista con Azucena Uresti, Dante Nulp Bernabé, secretario general del municipio, detalló el alcance de los daños:

“(El huracán) sí dejó varios daños en el municipio de Ajuchitlán, en lo que es la parte de la sierra y el municipio y las localidades”. Detalló que en la parte alta de la sierra había personas que apenas empezaban a comunicarse “pues las brechas, las carreteras, los accesos están en mal estado”. 

Narró que se les estaba intentando llevar víveres a las personas de esa parte del municipio, pero que hasta ese momento, no había recibido apoyo estatal o federal. “Estamos esperando, están sobre Acapulco; entendemos que la situación allá es grande, pero también acá, en el municipio, aunque es mucho más pequeño, tenemos necesidad”. 

Faltan víveres, colchonetas, agua, alimento, ropa e incluso útiles escolares: “Estamos esperando que el gobierno federal nos mande la ayuda”. 

Según el medio Interacción Sistema de Noticias, Otis destruyó 254 casas en la comunidad de Ajuchitlán, acabando además con cultivos de  “maíz, sorgo, cacahuate, ajonjolí, comba, huertas de mango.” 

A decir de la usuaria @Maribifenix1: “En la comunidad de Ajuchitlan del progreso tras crecida del río las truchas son rescatadas 4 personas    que eran arrastradas por la corriente, 35 Familias fueron evacuadas a refugios temporales en secundaria Gabino Barrera y preparatoria 39″. 

Pescadores reinician actividades. Foto: Galo Cañas / Cuartoscuro.com.

Por su parte, en el municipio de Totolapan se derrumbó el puente que conectaba con Ajuchitlán. Según información de Milenio, los habitantes de las comunidades tuvieron que caminar hasta 10 kilómetros para llegar a sus destinos, sin la ayuda de esa construcción. 

Como lo informó el usuario @RamiroVargas16, para el 28 de octubre, Totolapan seguía sin energía eléctrica. Este mismo usuario señala que en ese pueblo y en Ajuchitlán “Pueblos serranos de Ajuchitlán del Progreso y San Miguel Totolapan perdieron sus cosechas por la inundación causada por Otis; ellos también necesitan el apoyo estatal y federal.”

Además, según su reporte, “dejó carreteras destrozadas y localidades incomunicadas en municipios de Ajuchitlán del Progreso y San Miguel Totolapan”. 

CHILPANCINGO Y ACAPULCO, CON POCOS REFUGIOS PARA SU POBLACIÓN

Otro de los lugares más desprotegidos es Chilpancingo, la capital del estado. Ahí sólo hay 12 refugios, pese a encontrarse relativamente cerca de la costa. Ese municipio, densamente poblado, tiene cerca de 283,354 (según cifras del INEGI y la Secretaría de Economía), es decir, un refugio para 23,613 personas. 

Otro de los casos se encuentra en Tecpan de Galeana, que pese a ser un municipio costero con una población aproximadamente de 65,237, según cifras del INEGI, sólo cuenta con 15 refugios, los cuales no están distribuidos por toda la zona costera, como lo muestra el mapa de refugios del gobierno de Guerrero.  En este caso, en cada refugio tendrían que guarecerse 4,349 personas. 

Partes de la costa de Guerrero, carentes de refugios temporales para la población civil. Los números responden a la “capacidad de personas” que puede albergar cada inmueble. 

En Petatlán sólo hay 11 refugios para una población de 44,583 mil habitantes. Otro ejemplo es el municipio de la Unión de Isidoro Montes de Oca, que con una población de cerca de 26,349 sólo tiene 12 refugios. 

Incluso Acapulco tiene un problema con la cantidad de refugios temporales. Acapulco posee un total de 80 refugios para una población de 779,566 habitantes. Es decir, hay un refugio para cada 9,744 personas.

La distribución de los refugios, su cantidad y resistencia son claves para la supervivencia de la población civil que, en teoría, debe tener un lugar asegurado para mantenerse segura frente a huracanes, terremotos y otros desastres naturales.

@Ciudadelblues 

Powered by Froala Editor



Telegram



Explicación de Luisa María Alcalde genera enfrentamiento con Kenia López

El PAN se opone a la sobrerrepresentación de Morena en el Congreso y PT contesta “lávense la boca”.

Hace 8 horas

Sheinbaum tomará en cuenta “recomendaciones” de AMLO en nombramientos

Luego de que AMLO se adelantara ayer al informar de la continuidad de los titulares del IMSS, Cofepris y Subsecretaría de Salud, Claudia Sheinbaum dijo que siempre toma en cuenta recomendaciones.

Hace 14 horas