Dólar17.12

Abasto 4T. Funcionarios venden 57 millones en medicamentos al IMSS y sin garantía de preservación

Eduardo Daniel Jasso Sánchez y Daniel Alberto Castro Ortega, funcionarios de Américo Villarreal en Tamaulipas, fundaron Grupo Osherx, que consiguió un contrato con el IMSS por un monto de 57 millones de pesos. Supuestamente enviaron biotecnológicos de Ciudad Victoria a Acapulco, sin saber explicar la logística y la cadena de frío.

2 / 6 / 23

EMEEQUIS.– El gobierno de Andrés Manuel López Obrador está limpiando la corrupción en el abasto de medicamentos del sector público de salud con un método peculiar: la asignación de contratos a empresas de funcionarios de gobiernos morenistas.

En febrero del año pasado, Eduardo Daniel Jasso Sánchez y Daniel Alberto Castro Ortega, funcionarios financieros del gobierno morenista de Américo Villarreal, se asociaron con un proveedor de servicios de cómputo y circuito cerrado de televisión de la propia administración pública tamaulipeca, Carlos Alberto Saldaña Nieto, y fundaron una empresa dedicada a la venta de medicamentos: Grupo Osherx.

Aparentemente sin nociones de los requerimientos técnicos y logísticos para la preservación y traslado de algunos medicamentos, nueves meses después de registrar el acta de la empresa, el grupo empresarial consiguió un contrato con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) por un monto de 57 millones de pesos, por el surtido de varios lotes de loperamida, benzonatato, fluoxetina, y de eritropoyetina.

Esta última es una hormona que requiere un tratamiento especial en cadena de frío, por tratarse de un biotecnológico. Tres de las marcas solicitadas se producen en el Valle de México y otra en Guadalajara. Pero al IMSS le pareció bien asignar el contrato a la empresa de Tamaulipas.

El producto habría sido enviado de Ciudad Victoria al puerto de Acapulco, Guerrero, dos regiones con elevadas temperaturas. Pero los socios principales parecen desconocer la infraestructura requerida para la distribución de este tipo de medicamentos.

EMEEQUIS preguntó al empresario y servidor público, Eduardo Daniel Jasso, socio de Grupo Osherx, sobre la infraestructura con que cuenta su compañía, y sobre la logística que su empresa implementó para la entrega del pedido de la eritropoyetina:

–Tratándose en este último caso de un biotecnológico, y de las temperaturas que hay tanto en Ciudad Victoria como en el estado de Guerrero… ¿Cómo lo enviaron?

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

–Bueno, en esa cuestión, yo tengo un equipo de logística, la verdad en esa cuestión yo no me encargo de este tema, ¿verdad?, cuál fue la operatividad, yo me encargo más que nada de la cuestión financiera; (la) operación logística la encargo a alguien más, que es una de las partes que está dentro de la empresa, y la verdad ya no está ahorita (…).

–De la cuestión logística me dice que no sabe, por tanto no sabe si manejan cadena de frío, qué superficie tiene ésta, cuántos vehículos especializados para transportar un biotecnológico tan delicado como esta hormona…

–Sí, la persona que se encarga de eso es el ingeniero, ahorita no se encuentra… Ahora, si quiere yo le comento para que se comunique con usted…

En cuanto a su condición de funcionario y la del comisario de su consejo de administración, y su simultánea actividad como proveedores del gobierno, así como de su sociedad con un excontratista de una institución en la que fungió como encargado de finanzas, Daniel Jasso niega que incurran en conflicto de interés o que violaran la ley: 

“Nosotros no tenemos nada qué ver con la cuestión de este tipo. O sea, no tenemos relación. En lo que es la venta es aparte, es otro tipo de gobierno”.

No obstante, la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público prohíbe expresamente a las dependencias y entidades adjudicar contratos a quienes “desempeñen un empleo, cargo o comisión en el servicio público, o bien, las sociedades de las que dichas personas formen parte”.

Sólo puede exceptuarse con un permiso especial de la Secretaría de la Función Pública (SFP). Pero el empresario también negó contar con dicho salvoconducto.

Grupo Osherx forma parte de las empresas que fueron creadas y entraron al mercado de medicinas durante la actual administración.

EMEEQUIS contabilizó 163 empresas creadas entre 2018 y 2022 que han facturado por suministro de medicinas y productos clínicos al gobierno en funciones más de 8 mil millones de pesos en el último ejercicio. 

Son las sustitutas de las antiguas empresas proveedoras de productos y servicios médicos, tras el desmantelamiento de la cadena de abasto de medicinas implementada por el gobierno de AMLO, y forman parte de su presunta cruzada contra empresas corruptas en el sector.

Apenas el 19 de enero, el tabasqueño dijo que el desabasto ya había sido resuelto, y agregó: “Ya puedo informar que tenemos medicamentos adquiridos para este año y 2024, era un problema complejo y además con muchos intereses, muy afectado por la corrupción, eso ya lo hemos resuelto”.

El contrato por 57 millones con el IMSS. 

Los socios de la empresa.
 

LO NUESTRO ES El SUMINISTRO RÁPIDO: GRUPO OSHERX

A principios del año pasado, Eduardo Daniel Jasso Sánchez, entonces encargado de la Dirección de Asuntos Financieros del Instituto Tamaulipeco para la Cultura y las Artes (ITCA), se asoció con un proveedor de esa misma institución, Carlos Alberto Saldaña Nieto, y fundaron una empresa dedicada a la venta de medicamentos: Grupo Osherx. 

Cada uno puso 25 mil pesos para formar el capital social de la firma, y nombraron como comisario a Daniel Alberto Castro Ortega, que hasta entonces aparecía en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT) como coordinador de área en la Subsecretaría de Ingresos de la Secretaría de Administración del gobierno de Tamaulipas.

Eduardo Daniel Jasso Sánchez es contador. Entre 2018 y 2020 se desempeñó como jefe de la Unidad de Recursos Didácticos del Museo de Historia Natural de Tamaulipas, donde percibía 7 mil 462 pesos quincenales. según la PNT.

En enero de 2021 ya figuraba en la nómina del Instituto Tamaulipeco para la Cultura y las Artes (ITCA), primero como coordinador y después como director administrativo, aunque en documentos administrativos aparece a cargo del Departamento de Recursos Financieros de la institución, donde permaneció hasta julio de 2022, según la PNT.

El 24 de octubre de 2022, Eduardo Daniel Jasso Sánchez fue designado jefe del Departamento de Control Presupuestal de la Dirección Administrativa de la Coordinación de Fortalecimiento Institucional de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma) del gobierno de Tamaulipas, por la titular de esa dependencia, Karina Lizeth Saldívar Lartigue.

El socio de Jasso en Grupo Osherx, César Alberto Saldaña Nieto, era proveedor del propio ITCA. En el padrón de proveedores del instituto aparece como representante legal de la empresa Comunicaciones y Tecnologías de Victoria, dedicada “instalación sistemas CCTV (circuito cerrado de televisión), equipo de cómputo, equipo de radiocomunicación, accesorios, refacciones, papelería”.

El comisario de la sociedad anónima es Daniel Alberto Castro Ortega, coordinador de área en la Subsecretaría de Ingresos de la Secretaría de Administración, al menos hasta el año pasado.

El 17 de febrero de 2022 protocolizaron notarialmente la fundación de la empresa, en ciudad Victoria Tamaulipas, ante el notario N° 222, Diego Armando Villanueva Morales. Asentaron como objeto de la empresa: 

 “Toda clase de productos farmacéuticos, material de curación, prótesis, órtesis, ayudas funcionales, agentes de diagnóstico e insumos para la salud en general;(…) Comprar, vender, importar, exportar y preparar especialidades farmacéuticas, medicamentos magistrales, oficinales, material de curación y equipo médico en general.

“(…) Fabricar, acondicionar, distribuir, importar, exportar y maquilar productos químicos farmacéuticos, equipo médico y material de uso veterinario; (…) Obtener, elaborar, fabricar, preparar, conservar, mezclar, acondicionar, envasar, manipular, distribuir, almacenar y comercializar medicamentos alopáticos, herbolarios, homeopáticos, y productos biotecnológicos para uso animal y humano; 

“(…) Adquirir, poseer, arrendar, transmitir, gravar, disponer, administrar y vender toda clase de bienes muebles e inmuebles que sean necesarios para la realización de sus fines sociales (…)”.

Y, entre otros, “la promoción, constitución, organización, adquisición, construcción, explotación, de toda clase de hospitales, centros de atención médica, clínicas de la salud, sanatorios, clínicas de maternidad, así como departamentos paraclínicos o de diagnóstico, incluyendo en forma enunciativa y no limitativa: urgencias, laboratorios para realizar todo tipo de análisis clínicos en las especialidades de hematología, bioquímica, microbiología, check-up, odontología, departamentos de rayos X, quimioterapia, oncología, endoscopia, laparoscopia, oftalmología, perinatología, cardiología, psicología, rehabilitación, farmacia, así como los demás departamentos relacionados con establecimientos hospitalarios, tales como de manera ilustrativa y no limitativa, tiendas de regalos, estacionamientos y cafetería del hospital, así como participar en la administración o liquidación de los mismos”.    

No se les ocurrió nada más así ese modelo de negocio. Daniel Jasso tiene una maestría en dirección empresarial por la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), y cuenta a EMEEQUIS que antes de ingresar al mercado público de medicamentos efectuaron un amplio estudio, del que sacaron en claro que tendrían que concentrarse en el desarrollo de la velocidad en la distribución de los productos como ventaja competitiva.

–¿Cómo es que ustedes ingresaron al mercado y cuál es la estructura logística que manejan?

–Bueno –explica Jasso–, entrar al mercado fue una estrategia que habíamos tomado en cuenta respecto a las necesidades que se tenían en base al suministro de medicamentos. Entonces tomamos la decisión de ingresar en ese tipo de mercado, primero realizando un estudio, ¿verdad? de las necesidades y todas las adecuaciones y estrategias que teníamos que tomar para poder ingresar en ese tipo de comercio. Al principio sí fue difícil, porque también hay muchos competidores ¿verdad? en ese aspecto. Pero también identificamos lo que vienen siendo las debilidades de cada una de las empresas en el aspecto de suministro, de la falta o la rapidez de proveer de medicamentos a las empresas que nos lo piden, y fue como que un fuerte para nosotros, porque nos hemos dedicado más que nada a suministrar lo más rápido posible, ¿verdad?… Y bueno, en este caso, no tan grandes cantidades, pero sí   enfocándonos en este tipo de cosas, ¿verdad?, a la rapidez”.

Daniel Jasso recibiendo su nombramiento de parte de Karina  Saldívar. Foto: Especial. 

UNA HORMONA, DE TAMAULIPAS A GUERRERO

Lo que llegó con gran rapidez fue un contrato por adjudicación directa. El 16 de noviembre de 2022, el Departamento de Adquisición de Bienes y Contratación de Servicios del IMSS, a cargo de Eduardo Rodríguez Mendoza, dio con Grupo Osherx, a pesar de la empresa no se encontraba, ni encuentra hasta la fecha, inscrita en el Registro Único de Proveedores y Contratistas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

No obstante, la dependencia envió en esa fecha a la compañía tamaulipeca “una cordial invitación para que participe en el procedimiento para la Adjudicación directa Número de Compranet AA-050GYR001-E409-2022 (…) para la adquisición de medicamentos sustantivos y alta especialidad (compra regional)”.

El pedido consistió en 50 mil envases con 20 cápsulas de benzonatato cada uno (marca Pharben); 100 mil envases con 12 grageas de loperamida cada uno (marca Nodiamex), 200 mil envases con 14 cápsulas o tabletas de fluoxetina (marca Fluoxac), y 40 mil envases con seis frascos de solución inyectable de eritropoyetina (marca Alveritin).

El benzonatato es un antigripal, y la marca Pharben pertenece a Gelpharma de Vitae Laboratorios, con planta en Guadalajara; la loperamida es un antidiarreico y la marca Nodiamex pertenece a Industrias Químico Farmacéuticas Americanas, que tiene plantas en la Ciudad de México y en Toluca, estado de México; la eritropoyetina es una hormona producida principalmente por los riñones, que se utiliza para el tratamiento de la anemia en pacientes con enfermedad renal crónica, como complemento en diálisis, en trastornos de médula ósea y tras quimioterapias. La marca Alveritin es una marca que pertenece a Alvartis Pharma, con laboratorios en la Ciudad de México.

El pedido comprado a Grupo Osherx estaba destinado a la Delegación Guerrero del IMSS, e inopinadamente, la dependencia decidió asignar el contrato a la empresa victorense. La invitación al procedimiento de contratación especificaba: “El participante deberá hacer la entrega de los bienes en el Almacén Delegacional del IMSS en Guerrero”. 

El domicilio de Grupo Osherx, reportado en padrones de proveedores, es el número 29 de la calle de Nardo, en la Colonia Miguel Alemán de Ciudad Victoria. En ese domicilio hay una casa particular de dos plantas, entre varios terrenos baldíos. Según Daniel Jasso, la compañía tiene sus bodegas en esa ciudad.

–Ustedes están en Ciudad Victoria, ¿no es así?

–Así es…

–Y el surtido que ustedes manejaron llegó a la delegación del IMSS Guerrero, ¿es correcto?

–Así es…

–Entonces, ¿ustedes tienen bodega en Ciudad Victoria o en Ciudad de México? ¿Cuál es la cadena logística que manejan? ¿Todo está en Ciudad Victoria?

–Tenemos todo en Victoria…

–Ustedes surtieron benzonatato, loperamida, fluoxetina, y eritropoyetina… Entonces, tratándose en este último caso de un biotecnológico, y de las temperaturas que hay tanto en Ciudad Victoria como el estado de Guerrero… ¿Cómo la enviaron a Guerrero?

–Bueno, en esa cuestión, yo tengo un equipo de logística, la verdad en esa cuestión yo no me encargo de este tema, ¿verdad?, (de) cuál fue la operatividad. Yo me encargo más que nada de la cuestión financiera; ahí sí le quedaría un poquito mal, ¿verdad?, porque la verdad operación logística la encargo a alguien más, que es una de las partes que está dentro de la empresa y la verdad ya no está ahorita aquí en la oficina, si no, se lo pasaría…   

 Una casa particular de dos plantas, entre varios terrenos baldíos, aparece como domicilio de Grupo Osherx. Foto: Especial.

PRESERVACIÓN EN DUDA

En 1977 fue lograda la purificación de la molécula de eritropoyetina, posibilitando la clonación del gen y el posterior desarrollo de la versión recombinante. En épocas anteriores, era extraída de la orina humana, lo que complicaba su obtención en volumen. La biotecnología lo hizo posible. 

Hay medicamentos que son de origen de síntesis química. Y hay otros de síntesis biotecnológica. En los de origen de síntesis biotecnológica se ponen a trabajar tejidos, o bacterias o productos que van a ser productos farmacéuticos.

Por eso, la norma sanitaria NOM-059-SSA1-2015 establece los requerimientos que deben cumplir las empresas distribuidoras de medicamentos. Además deben acreditar una red logística y un completo sistema de Gestión de Calidad (NOM-059SSA, Capitulo XVI), para garantizar la integridad de los medicamentos en instituciones de salud del país.

Los distribuidores deben contar documentalmente con personal capacitado, procedimientos de higiene y seguridad, instalaciones con almacenes y equipos adecuados, áreas especializadas para productos controlados y red fría. Sistema de validación de procesos, sistema de validación de proveedores, sistema de validación de transporte, control de inventarios, estrategias de planeación y control de procesos logísticos. Sistemas de picking y packing para atender las entregas requeridas, rastreo y control del suministro, entre otros.

Expertos en la distribución de medicamentos explicaron, tras el desmantelamiento de la cadena de abasto de 2019, que los fármacos de origen biotecnológico, como las vacunas, hemoderivados, anticuerpos monoclonales, algunos tipos de insulina, factores anticoagulantes muy específicos y algunos retrovirales, requieren de red fría:

“La red fría farmacéutica tiene varias características.  Hay temperatura controlada de 2 a 8 grados. Hay productos que deben ir hasta 25 o 30 grados. La unidad móvil debe tener aislante y estar validada. Si va por ejemplo de aquí a Hermosillo, a Nogales, Sonora, atraviesa el desierto de Altar,  e inclusive no tan lejos, en Sinaloa, hemos registrado en la cabina del conductor temperaturas hasta de 50 grados. Y atrás, en la caja de los medicamentos, la temperatura va estable. Sin incursión ni decursión. Eso es muy importante. No puedes permitir que un medicamento se transporte en caja seca, y no puedes funcionar a más de 25-30 grados adentro en productos dentro de la unidad. No va congelada, no va desintegrada, pero no puedes subir de 25 grados”.

Pero Daniel Jasso, que afirma que Grupo Osherx se concentra en la velocidad de distribución como ventaja competitiva, desconoce los detalles de cómo se implementa ésta en su empresa.

-De la cuestión logística me dice usted –le insistió EMEEQUIS que no sabe, por tanto no sabe tampoco si manejan cadena de frío, qué superficie tiene esta, cuántos vehículos para transportar un biotecnológico tan delicado como esta hormona…

–Sí, la persona que se encarga de eso es el ingeniero –respondió Jasso–, ahorita no se encuentra… Ahora, si quiere yo le comento para que se comunique con usted…

Pero “el ingeniero” nunca se comunicó.

De hecho, en la base de datos de Licencias Sanitarias de Almacenes de Depósito y Distribución de Medicamento de la Comisión Federal contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y la Secretaría de Salud, actualizada al mes de noviemebre de 2022, no obran registros relacionados con Grupo Osherx. 

SIN PROBLEMAS CON LA LEY

A las aparentes lagunas técnicas y de infraestructura de Grupo Osher, se suman probables violaciones a la normatividad de contrataciones públicas del país.

La fracción II del Artículo 50 de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios Públicos, establece que “las dependencias y entidades se abstendrán de recibir proposiciones o adjudicar contrato alguno” a las personas “que desempeñen un empleo, cargo o comisión en el servicio público, o bien, las sociedades de las que dichas personas formen parte, sin la autorización previa y específica de la Secretaría de la Función Pública”.

Los socios de Grupo Osherx parecen no tener problema con eso. Daniel Jasso dice que son gobiernos diferentes el federal el de Tamaulipas, donde es servidor público:

–Tratándose de usted y el comisario de la sociedad –se le inquirió–, funcionarios públicos, y de su socio, proveedor de una institución en la que usted trabajó como funcionario, ¿no considera que hubo un conflicto de interés ahí? ¿O tuvieron alguna especie de salvoconducto de la Secretaría de la Función Pública o un permiso?

–Es que no sé a qué se refiere con eso.

–Pues me refiero a que ustedes son funcionarios públicos. Usted trabaja en la Secretaría de Medio Ambiente. Y su comisario también trabaja en el gobierno. Entonces, la Ley de Adquisiciones prohíbe expresamente que funcionarios públicos reciban contratos o las empresas en las que ellos participen…

–Sí, pero nosotros no tenemos nada qué ver con la cuestión de este tipo. O sea, no tenemos relación. En lo que la venta es aparte, es otro tipo de gobierno.

–¿Lo que me está diciendo es que no tiene relación con el IMSS, con su cliente?

–No, no tengo ninguna relación, no.

Grupo Osherx ya está registrado en el Padrón de de Proveedores del Gobierno de Tamaulipas, desde el 23 de enero, según el Periódico Oficial de esa entidad. Le va a vender “equipo de cómputo, equipo instrumental médico, equipo de oficina”.

@estedavid

Powered by Froala Editor

Telegram

¿Qué andaba haciendo Noroña en Nueva York? ¿Voló en primera clase?

Fernández Noroña niega haber viajado en primera clase a Nueva York, además de calificar como falso el video que circula en redes sociales. Estuvo dos días en la “Gran Manzana”, donde sostuvo asambleas informativas y recibió aportaciones económicas de los migrantes para su causa. Uno de ellos cooperó con “un montón” de dinero, dice.

7 / 29 / 23

Busca gobierno de Durazo en Sonora documentar quebranto millonario de Pavlovich

El equipo del nuevo gobernador morenista enfoca sus baterías en evidenciar presunto quebranto financiero en las secretarias de Seguridad Pública y de Desarrollo Urbano, así como en el ISSSTESON. El posible daño al erario alcanzaría la cifra de 4 mil millones de pesos.

10 / 26 / 21