Dólar18.11

No hay justicia por Luz Raquel Padilla, a 8 meses de su feminicidio

El caso de Luz Raquel Padilla está lleno de incongruencias. “Me da mucho coraje que la revictimicen, cuando prácticamente no quedó nada de ella”, cuenta en entrevista con EMEEQUIS su hermana, Luz Aurora Padilla, quien asegura que fue asesinada.

3 / 20 / 23

EMEEQUIS.– “Vamos a ver a mamá” le dice Bruno a su tía Aurora cada que pasan por donde fue su casa. No puede evitar recordarla cada que caminan por las tiendas, fondas y lugares que frecuentaba con su madre en la colonia Arcos en Zapopan, Jalisco. El mismo lugar donde ella fue asesinada. 

El ataque ocurrió el 16 julio del año pasado, pero ella falleció tres días después. La madre cuidadora, Luz Raquel Padilla Gutiérrez, murió el 19 de julio de 2022: fue quemada viva. El parque de la colonia donde vivía con su madre y su hijo, diagnosticado con epilepsia y espectro autista, fue la escena del crímen donde, de acuerdo con testigos, un grupo de cuatro personas le prendió fuego. 

El caso aún es un enigma sin resolver. Los últimos avances de la investigación en la Fiscalía de Jalisco determinaron que ella misma se había ocasionado las lesiones. Compartieron la hipótesis de que Luz Raquel se había autoagredido con un encendedor y alcohol que, supuestamente habría comprado momentos previos a su muerte. 

La familia no acepta esa versión. “Llegó sin agua, sin sangre al hospital. Le hicieron muchas transfusiones. Hay muchos detalles que han omitido las autoridades, que no han dicho. Estaba golpeada. (…) Me da mucho coraje que la revictimicen, cuando prácticamente no quedó nada de ella”, cuenta en entrevista con EMEEQUIS su hermana, Luz Aurora Padilla, quien asegura que fue asesinada. 

Meses antes, Luz Raquel denunció constantes agresiones y amenazas por parte de su vecino. “Te vas a morir machorra”, “te voy a quemar viva” escribió su agresor en las paredes de su departamento. La amenazaba, le rociaban cloro, insultaba a su hijo, le aventaban tierra. El peligro que vivió en su propia casa fue insostenible. 

“Ayuda mi agresor me atacó con cloro industrial y mi seno izquierdo está mal y las amenazas de muerte son a diario, porque es mi vecino mi agresor. Ya levanté mi denuncia pero no hacen nada por protegerme, tengo miedo por mi vida y la de mi familia”, escribió Luz Raquel en redes sociales dos meses antes de su muerte. 

Ahora, a ocho meses del feminicidio, el caso sigue en la impunidad. No hay agresores detenidos, tampoco investigaciones que delinean quiénes son los responsables. Los señalamientos en contra del vecino prácticamente fueron cerrados por las autoridades. 

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

La tranquilidad no alcanza para la familia Padilla Gutiérrez. Siguen en búsqueda de justicia, pero también en darle atención y cuidados a Bruno, el menor de 13 años que quedó huérfano tras el feminicidio de su madre. 

“Él ha llevado toda la carga. Le quitaron su mamá, su casa, su rutina”, cuenta su tía Aurora quien asumió su custodia y cuidados. 

EN VILO, LA SALUD DE BRUNO

“Nos da miedo que él se pegue fuerte en la cabeza, o a nosotros en un aventón. Nos da miedo porque en sus crisis, ya se abrió el brazo. Luego se pega muy fuerte contra la cabeza. Avienta las sillas. Es una fuerza muy fuerte. Ya está alto porque es adolescente”, relata Aurora sobre el reto que ha sido asumir los cuidados de su sobrino.

La impulsividad de Bruno, de 13 años, aumentó tras la muerte de su madre. Se ha hecho resistente a los medicamentos y la cuenta de los especialistas resulta incosteable para su familia. 

El menor tampoco cuenta con seguridad social. Pese a que necesita una cirugía de especialidad, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) le ha negado la atención argumentando que ningún esquema de cobro puede cubrir la atención de tercer grado que necesita. 

“Con esta operación podríamos evitar que se autoagrediera o éstas disminuyeran de manera considerable, además de que pudiese desenvolverse para tomar otras terapias”, refiere Aurora, pues Bruno se niega a cada intento por tomar tratamientos complementarios.

Pide a las autoridades que no se olviden del menor que quedó en orfandad tras el feminicidio de su madre.

El hijo de Luz Raquel requiere de una neurocirugía con esterotaxia, en donde se lesionan componentes de su cerebro para disminuir sus estímulos de impulsividad; pero en el sector público le ha sido negada la atención. Es por ello que a través de redes sociales, la familia comenzó una colecta para juntar 300 mil pesos.

Los estudios y tratamientos superan los 40 mil pesos mensuales. Mientras que la cuenta y deudas aumentan para la familia, también la resistencia de mejora en la salud de Bruno. 

MATERNAR A UN HUÉRFANO DE FEMINICIDIO

Tomar una decisión sobre la salud de Bruno siempre pone a pensar a Aurora lo que hubiera querido su hermana. Evoca su instinto maternal cuando se trata de proteger a su sobrino o tomar los cuidados necesarios sobre sus medicamentos y estado de salud. “Luz ya no está, ahora la decisión está en nosotros”, le responde su madre y abuela del menor. 

“Soy cuidadora 24/7 de Bruno, su hijo. Una vez que ella murió se quedó a cargo mío y de mi mamá”, refiere Aurora. “El cuidado es muy pesado y especializado. Tienes que estar bien siempre, ya no puedes ni sentirte mal”.

Su realidad ahora es un escenario de impacto y conmoción. Busca justicia para su hermana y vela por los cuidados de su sobrino. “Fue una impresión muy grande. Yo la vi el sábado contenta conmigo y a las horas pasó esto. Todavía siento que es un shock para mí”, relata para EMEEQUIS.

Leer la carpeta de investigación que relataba las lesiones que le provocaron a su hermana. Reconocer su cuerpo. Escuchar a las autoridades culparla de su propia muerte. Ver pasar los meses sin justicia. Temer de los agresores. Aún así tuvo que reponerse y maternar al hijo de su hermana fallecida que quedó en orfandad. 

“Ha sido muy duro sobre todo verlo a él, cómo la extraña y la quiere ver. Te da impotencia, ha sido muy difícil y duro”, cuenta. 

Hasta este momento ella, su madre y Bruno mantienen las medidas de protección del Programa Pulso de Vida; sin embargo temen nuevas agresiones contra ellas mientras que el feminicidio de Luz Raquel siga impune. 

Bruno necesita cuidados constantes. Foto: Cortesía. 

SIN AVANCE TRAS REVICTIMIZACIÓN 

La familia de Luz Raquel tiene miedo de confrontar su muerte y también a sus presuntos agresores. Tuvieron que mudarse tras el feminicidio por miedo a su vecino, quien fue detenido al vincularse con la muerte los conflictos vecinales 

Sergio Ismael “N” había sido vinculado a proceso por los delitos contra la dignidad de las personas y lesiones por agresiones previo a la muerte de Luz Raquel. Pagó una multa de 15 mil pesos por reparación de daños y salió en libertad. 

El caso se mantiene olvidado en la Fiscalía de Jalisco. Después de que las autoridades hicieran públicos videos e imágenes revictimizantes al asegurar que ella intencionalmente se prendió en llamas, el caso dio un revés al culparla de su propia muerte y darle carpetazo. 

En la investigación por femicidio no hay señalamiento contra responsables. La otra denuncia por amenazas y agresiones contra el vecino quedó prácticamente cerrada.

Se comprobó que el vecino la agredió y amenazó previamente, pero logró eludirse de la prisión. En ningún momento se le procesó como presunto responsable del feminicidio.

 “Quedó acreditado que sí la violentó en más de una ocasión y muy próximo a la fecha (de su asesinato), y que las amenazas quedaron acreditadas y también el daño psicológico, ¿por qué no está cómo sospechoso?”, cuestiona la hermana de la fallecida si días antes la había amenazado. 

“El jueves me llamó porque las habían amenazado muy fuerte. Ella estaba llorando y mi mamá en una crisis nerviosa. Tuvo amenazas y no mencionan nada en las declaraciones. Fue la más cercana a los hechos”.

Por la falta y revictimización de las autoridades, la familia Padilla ha desistido de continuar con el proceso, pero buscan retomarlo para darle justicia a la memoria de Luz Raquel y una atención médica digna a su hijo.

“Mi mamá se desilusionó mucho y ya no ha querido trabajar esa carpeta de investigación. Apeló pero la perdieron. Mi mamá ya no quiso seguir por miedo”.

@GloriaPE_

Powered by Froala Editor

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Gloria Piña



CDMX: tambaleante presupuesto en comedores comunitarios y mala higiene en albergues

EMEEQUIS obtuvo fotos de uno de los albergues de Iztacalco, alcaldía gobernada por Morena, en la que se aprecia la mala higiene de los espacios en los que conviven todos los días personas en situación de vulnerabilidad.

Hace 5 horas

Tribunal da golpe a FGR, “Don Rodo”, hermano de “El Mencho”, no será procesado

La decisión se da después que un juez de control determinara que existieron irregularidades en la detención de “Don Rodo” y su decisión fuera ratificada de manera unánime por un grupo colegiado de magistrados.

Hace 7 horas