Dólar17.06

El PRI y el anzuelo de Adán

En el acercamiento de la 4T con la dirigencia priísta está detrás la intención de complicar la posibilidad de que se pacte una alianza en el Edomex, pues en la Segob hay datos de encuestas que señalan que PRI, PAN y PRD juntos son altamente competitivos contra Delfina Gómez

Por Emequis
10 / 14 / 22

CONFIDENTE EMEEQUIS

EMEEQUIS. Uno de los propósitos de revelar los acercamientos de la dirigencia del PRI con la 4T puede tener el objetivo de complicar las posibilidades de que se pacte una alianza en el Estado de México.

Es una estrategia de minar la confianza entre quienes fueron aliados y así profundizar las diferencias. 

El secretario de Gobernación, Adán López Hernández, tiene en su escritorio las encuestas y las mediciones que señalan que un acuerdo entre el PRI, PAN y PRD los hace altamente competitivos. 

TE RECOMENDAMOS: LA TRAICIÓN DE ALITO SE COCINÓ A FUEGO LENTO

Es más, muchos análisis le advierten que en Morena pueden no ganar una contienda que es central, porque de obtener el triunfo debilitarían a la oposición de un modo casi definitivo. 

Por ello, el principal apoyo que puede recibir Delfina Gómez, la ya designada candidata de Morena, del gobierno federal, es justamente el de lograr que los panistas y los priistas postulen candidato y candidata, cada uno por su lado. 

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

Es el juego de divide y vencerás y desde Bucareli lo están planteando del modo adecuado. Lo que lograron en apenas unos días, es presentar al PRI como un partido poco confiable y que no cumple lo que acuerda, pero lo hicieron, ahí está lo relevante, sumándolos a sus propias conveniencias. Ganar-ganar, le llaman. 

Tarde o temprano se iban a conocer los manejos de Alejandro Moreno Cárdenas y sus ofrecimientos a Palacio Nacional, pero el momento en que se dan a conocer no es casual. El secretario de Gobernación quería decir lo que dijo y ello fue meditado con anterioridad. Sabía que haría daño. 

Los priistas están en una suerte de negación. Esto es así porque el costo que están pagando en sectores que los respaldaron, es muy alto. 

De ahí que el control de daños se vuelva tóxico. El propio diputado Moreno Cárdenas señaló que no hay nada extraño en dialogar con el gobierno, e inclusive deslizó una crítica al señalar que el presidente de la Mesa Directiva, Santiago Creel Miranda, “ha pedido diálogo con el gobierno”. 

El líder del PRI sabe que hay una diferencia notoria, porque no es lo mismo solicitar un encuentro con el presidente López Obrador para manifestar que hay una ruta para la seguridad pública que no es militar y para recordarle que en el pasado sí se dieron resultados en esa materia, como hizo Creel Miranda, que ofrecerle a la 4T una cortada legal para continuar con la militarización del país. Y sí, la valoración es distinta, porque no es igual y el ex gobernador de Campeche lo sabe. 

El dialogo entre fuerzas políticas es indispensable en una democracia, pero los acuerdos a los que se llega, son responsabilidad de cada uno de los actores involucrados y es ahí donde el juicio ciudadano suele ser implacable.

Es más, con su salida a medios para justificarse, lo que mostró es que picó el anzuelo que le lanzó el secretario López Hernández, y que, en lugar de buscar reparar la alianza en lo posible para el 2023, está complicándola aún más.

Por supuesto que las dirigencias locales tienen una importancia indudable en lo que puede ocurrir en el Estado de México y el propio gobernador, Alfredo del Mazo cuenta con un peso específico, pero el contexto se está complicando.  

La circunstancia electoral indica que el diputado panista Enrique Vargas es un buen prospecto, pero la secretaria de Desarrollo Social, Alejandra del Moral o la legisladora Ana Lilia Herrera también lo son. Es decir, tienen la capacidad de anularse si contienden entre ellos. 

Aunado a ello, a estas alturas ya se dibuja un escenario en el que la coherencia y los propios proyectos pueden inclinar la balanza. Va por México funcionó porque el paraguas que lo cubría era de algún modo sencillo: defender la Constitución, era el compromiso. El PRI, al romperlo, aunque insistan en que no lo hicieron, dejó poco margen para amasar otra estructura que permita competir en unidad. 

Veremos que ocurre en las próximas semanas, donde se tendrán que poner el la balanza muchas cosas, pero de modo fundamental qué puede ofrecer una alianza después de las últimas semanas.

Si todo se quebró, o aún hay forma de repararlo, lo sabremos muy pronto. 

@jandradej

Powered by Froala Editor

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Emequis

Murió Porfirio Muñoz Ledo a los 89 años de edad. Formó parte de la historia política de México

Incansable político que militó en diversos partidos, desde el PRI, del que fue presidente y después encabezó la ruptura para apoyar a Cuauhtémoc Cárdenas en 1988. Acompañó a López Obrador en Morena, pero últimamente se volvió su crítico.

7 / 9 / 23

El otro año de Hidalgo (2): los eslabones perdidos de la red Autica

De estar inscrito en IMSS-Prospera, programa que dota de salud a la población marginada, Migail Ponce Rubio se convirtió en uno de los proveedores favoritos para eventos y espectáculos del gobierno de Omar Fayad en Hidalgo, en una trama de asignaciones directas, domicilios compartidos y posible competencia simulada. En la segunda parte de “El otro año de Hidalgo” se aborda “la red Autica”.

7 / 10 / 23