Dólar17.75

Cárdenas y los agravios del pensamiento único

Es increíble la falta de cuidado respecto a la información que proporcionan al presidente López Obrador. ¿Qué no había nadie que pudiera hablar con Cárdenas para confirmar si en verdad estaba en Mexicolectivo?

Por Emequis
2 / 02 / 23

CONFIDENTE EMEEQUIS

EMEEQUIS.– Hay personajes que resumen y dan sentido a una época. Cuauhtémoc Cárdenas es uno de ellos. 

En el arduo proceso de democratización del país tuvo un papel central. Logró que se rompiera la hegemonía del PRI y le abrió a la izquierda la posibilidad de acceder al poder.

Cárdenas, conviene recordarlo, quemó sus naves y abandonó al priísmo cuando ello tenía implicaciones personales y políticas que no siempre, o casi nunca, eran agradables. No sólo era parte del sistema, sino que además representaba uno de los legados históricos más consistentes, el Cardenismo. 

Se arriesgó en función de sus convicciones y sí, colaboró en cambiar a México y para bien.  

En 1988, como abanderado presidencial del Frente Democrático Nacional, le inyectó emoción a la contienda, mostrando que se podía ser competitivo y que había amplias franjas de la población dispuestas a apoyar una visión que recobrara principios nacionalistas, pero ubicándose en a la izquierda del cuadrante político. 

La elección de aquel año siempre estuvo cuestionada, pero Cárdenas optó por el largo plazo, por un reformismo que explica, de alguna forma, los cimientos democráticos con los que todavía contamos. 

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

TE RECOMENDAMOS: EL INGENIERO CÁRDENAS SE BAJA DE MEXICOLECTIVO: AMLO LO LLAMÓ “ADVERSARIO”

Lo central en el largo peregrinar político del hijo del general Lázaro Cárdenas, ha sido el insistir en que se requieren proyectos coherentes que permitan la mejoría en la vida de las personas.  

En 2021 publicó Por una democracia progresista, donde reafirma su convicción de que hay que continuar trabajando en aspectos como los de la justicia social y la igualdad. 

Por eso no es extraño que haya acompañado la reflexión y deliberación que cristalizó en la propuesta de Colectivo por México y en el documento un Punto de partida.  

Cárdenas, al mismo tiempo, ha sido reacio a respaldar propuestas políticas específicas desde hace tiempo. No termina de convencerle lo que hay en el panorama de los partidos y tampoco suele mostrarse cercano con la 4T. 

Sonaba extraño que fuera parte del elenco de Colectivo por México, porque el solo planteamiento de juntarse para afirmar que las cosas no van bien es a estas alturas, es colocarse de manera inmediata dentro de la disidencia respecto de quienes ahora gobiernan. 

Quizá no quiso que se le ligara a una apuesta que es de Movimiento Ciudadano, aunque se trate de aparentar que es algo distinto e incluso es factible que algunos de los convocantes lo crean así de buena fe. 

La cartelera, por lo demás, no podía ser más sugerente, ya que se anunciaba la participación también de Francisco Labastida, excandidato presidencial del PRI y, en ese contexto, adversario del propio Cárdenas en el año 2000.  

Pero el nombre de Cárdenas circuló en los días previos e inclusive se le dio relieve en los adelantos de la información. No era para menos, el expresidente del PRD y tres veces candidato presidencial, tiene una fuerza política propia que no le puede regatear nadie. 

Supongo que decidió no aclarar, esperando que la realidad misma del evento y su ejecución, dejaran pistas nítidas de su distancia. 

La ambigüedad sirvió para que lo atacaran desde Palacio Nacional. Es increíble la falta de cuidado que tienen respecto a la información que proporcionan al presidente López Obrador. ¿Qué no había nadie que pudiera hablar con Cárdenas o con sus colaboradores para confirmar lo que eran, hasta ese momento, una suerte de trascendidos?

Aunque lo inconcebible son las malas maneras del presidente López Obrador. Asumió que lo que decían era cierto y descalificó a uno de los políticos a quien más debe en su carrera política, al caracterizarlo como conservador y adversario. Lo primero por supuesto que Cárdenas no lo es, es más, él sí está en la esfera izquierda, el titular del Ejecutivo no, aunque diga que sí.  Lo segundo, en cambio, puede terminar siéndolo, ahora que quedó muy claro que nadie, ni el primer jefe de Gobierno de la Ciudad en democracia, tiene el derecho a apartarse del camino que ya está trazado y que solo conoce, bien a bien, el propio López Obrador.  

Cárdenas ya se deslindó de Colectivo por México y en Palacio Nacional endulzaron los comentarios y hasta admitieron que es un precursor del movimiento de transformación. 

Pero, como suele ocurrir, el daño ya estaba hecho. Será difícil que se restaure lo que se rompió por no tener la templanza y no admitir que se puede pensar distinto, que no es necesaria una visión hegemónica para aspirar a un horizonte común.

@jandradej 

Powered by Froala Editor



Telegram

SOBRE EL AUTOR

Emequis



Las extorsiones de cada día 

La extorsión sólo es posible por las debilidades institucionales. Ocurre cuando no se tiene a quién acudir, porque las policías municipales o estatales están coludidas o son parte del crimen.

Hace 1 hora

Cotija: la victoria del miedo y la alcaldía en vilo

Las amenazas del CJNG, presunto responsable del asesinato de la alcaldesa Yolanda Sánchez, tienen en vilo la posibilidad de que el alcalde electo, Juan Pablo Aguilar, asuma el cargo en septiembre. Recogió sus constancia de mayoría hasta  julio, en completo sigilo. No hay cabildo completo, ni saliente ni electo. #GanarLaMuerte (TERCERA Y ÚLTIMA PARTE)

Hace 2 horas