Dólar17.75

Alcaldesa de Acapulco encuentra la solución a la violencia: ocultarla

Pone a la gente en contra de la prensa y pide a reporteros callar ante hechos de violencia. Periodistas de Acapulco se quejan del trato hostil de Abelina López Rodríguez. “La señora está criminalizando la actividad periodística”.

12 / 19 / 21

EMEEQUIS.– La madrugada del viernes 29 de octubre un grupo de hombres armados llegó a la casa del reportero y fotógrafo Alfredo Cardoso Echeverría, en Acapulco. Amparados en sus armas, entraron por la fuerza a la vivienda y se lo llevaron.

La esposa del periodista pidió por teléfono el auxilio de la policía, pero la noche avanzó sin ninguna señal alentadora para ella y sus hijos. 

Cuando la luz del día comenzaba a delinear los perfiles del puerto, Alfredo fue hallado afuera de su vivienda, en la colonia Loma Bonita, al norte de la ciudad. Estaba en el suelo, apenas apoyado de costado. Tenía cuatro balas metidas en el cuerpo: en el cuello, en una pierna, en uno de los hombros, en un brazo. Y el flamazo de un rozón en la cabeza. Pero aún retenía la conciencia y un débil aliento de vida.

TE RECOMENDAMOS: COMPARECENCIA EN LO OSCURITO. SAN LÁZARO CONSIENTE A LÓPEZ-GATELL CON “BOLSA DE PROTECCIÓN”

Fue llevado al hospital regional del IMSS “Vicente Guerrero”, donde luchó por sobrevivir. Le practicaron una cirugía para extraerle los proyectiles y después quedó conectado a un respirador. El domingo 31 ya no tuvo fuerzas para resistir. Falleció alrededor de la una de la tarde.

Alfredo estaba en su quinta década y gestionaba la página informativa Dos Costas de Guerrero. Sus compañeros del gremio se manifestaban en ese momento para protestar por la agresión. Hacían cortes intermitentes en la Costera Miguel Alemán. Hasta ahí les llegó la noticia del fallecimiento. 

Abelina López con la gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado. Foto: Facebook.  

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

ALCALDESA: LA ALARMA LA PONEN LOS MEDIOS

El mismo viernes en que los criminales sacaron a Alfredo Cardoso del frágil resguardo de su domicilio, la alcaldesa morenista de Acapulco, Abelina López Rodríguez, culpó a los medios de comunicación de la violencia criminal desatada en el municipio que gobierna, y de conocer rutas y movimientos de los grupos delictivos.

El convoy de la alcaldesa fue detenido por  un grupo de colonos de la Unidad Habitacional Infonavit Cuauhtémoc, que protestaban por la falta de suministro de agua potable. 

En entrevista banquetera con reporteros que daban cobertura a la protesta vecinal, Abelina López montó en cólera, preguntaron sobre la violencia de los días recientes en el municipio. Se habían registrado ataques armados, quema de autobuses urbanos, y el día anterior un grupo criminal había incendiado la Central de Abastos: 

“El incendio no lo provoqué  yo ―arrancó Abelina López―, ni lo provocaron los ciudadanos. Son lugares que ustedes saben. Ustedes son periodistas e investigan todo, me extraña que hoy no investiguen que son zonas álgidas. Estas son rutas focalizadas. Hablar de transporte, ustedes lo saben, hablar de la zona de ahí de la Central de Abastos, ustedes también lo saben. Díganme, ¿dónde está la alarma de la violencia? La alarma la ponen los medios. Si no cuidamos lo que aquí comemos, no sé de qué vamos a comer. ¿Por qué Cancún se mantiene callado? Porque todos entendemos que hay que comer algo…”.

Así les “aconsejó” guardar silencio.

–Entonces, ¿usted está diciendo que hay que callar? ¿Hay que callar, alcaldesa? –cuestionaron los reporteros.

Pero Abelina López no respondió a los periodistas, sino que preguntó a los demandantes de suministro de agua: 

–A ver, ¿ustedes están callando, ciudadanos? 

–¡No, claro que no! ―respondieron los manifestantes.

La presidenta municipal insistió:

–Digo, aquí está…―dijo triunfante Abelina López― . Yo pregunto a ustedes: ¿están callando, ciudadanos? 

–¡Noooo! ―respondió el coro de quejosos, ahora del lado de la funcionaria municipal. 

La morenista parecía estimulada por la reacción, e insistió:

–¿Qué concepto tienen de los medios? 

El grupo de vecinos, de por sí molesto por las horas de espera y la carencia del servicio, reaccionó agresivo, alzaron los brazos, y respondió entre gritos

–¡Están en la nómina! ¡Chayoteros!

Los reporteros protestaron a su vez:

–A ver, alcaldesa, no ponga en contra a los ciudadanos… Nos está poniendo en medio…

Ella se encogió de hombros y repuso:

–¡Bueno! ¿Entonces? ¿Yo debo callar? 

–¡Los medios, los medios! ¡Responda como autoridad! ¡Esta es una conferencia de prensa! ―dijeron los reporteros, acallados por insultos. 

Quien había pedido a la representante popular que no confrontara a los colonos con los periodistas era Enrique Guzmán, reportero del noticiero de televisión Al Momento. cuenta a EMEEQUIS algunos detalles que no se vieron en los múltiples videos que se han difundido. 

Se dice sorprendido por la actitud asumida esa tarde por la alcaldesa, y destaca sobre todo que la situación con el grupo de vecinos, que en su mayoría estaba compuesto por personas de la tercera edad, pudo terminar peor, pues estaban demasiado agresivos:

 “Sí me sorprendió la actitud de la alcaldesa de bruscamente gritar o contrapuntear a los colonos. La alcaldesa en una forma de ya evadirnos como reporteros, empieza a azuzar, de alguna forma, a las personas. Tú sabes que estamos viviendo desgraciadamente un clima en donde hay demasiado fanatismo hacia un  partido político, hacia gobernantes de ese partido, un fanatismo que en 20 años de reportero yo no lo había visto, un fanatismo que a veces es ciego porque el gobierno anterior de Morena dejó devastado Acapulco, ¡y volvieron a votar por el mismos partido!”.

Relata que les siguieron gritando: “Bola de  chayoteros, bola de vendidos, como ya no están en la nómina ahora sí critican”.

Antes de la trifulca, relata, “todo estaba tranquilo, habíamos tomado algunas impresiones de los vecinos sobre la falta el agua, pero cuando ya empieza la entrevista con la primera autoridad, empieza un poco a subir más de tono cuando los compañeros, en una lógica profesional, pues preguntamos sobre el tema de seguridad”.

La reportera Karina Contreras, de El Sur, fue golpeada de un puñetazo en la espalda, al parecer por una mujer de unos 35 años , delgada, de aproximadamente 1.60 metros de estatura.  

Al propio Enrique Guzmpan una mujer lo tomó del brazo y le dijo que “antes” no era así, cuando estaba en Televisa ―donde en efecto laboró por 17 años―, pero el reportero repuso que siempre había sido el mismo, y siempre había cuestionado a los alcaldes de Acapulco, de Zeferino Torreblanca en adelante. 

Al final, los colonos dijeron a los periodistas, quienes de hecho ya se hallaban replegados fuera del foco de la ira: “A ustedes no los mandamos traer, no necesitamos de la prensa”.

Los reporteros acordaron no dar cobertura, en adelante, a la problemática de esa colonia.

Ante los hechos de violencia, López Rodríguez pide callar para cuidar el turismo. Fotos: Cuartoscuro.com.

TERRITORIO HOSTIL

Alfredo Cardoso fue el primer periodista víctima de homicidio bajo la gestión de Evelyn Salgado. En la administración de su predecesor, Héctor Astudillo Flores, fueron asesinados ocho periodistas:

Francisco Pacheco Beltrán, balaceado; Cecilio Pineda Brito, tiroteado desde una motocicleta en Ciudad Altamirano; Pamela Montenegro, acribillada a tiros; Gabriel Soriano Kuri, rafagueado; Édgar Alberto Nava López, balaceado; Erick Castillo Sánchez Kuri, secuestrado y hallado después con varias heridas de bala (como Cardoso); y Pablo Morrugares Parraguirre, rafagueado; y Víctor Fernández Álvarez Chávez, secuestrado y decapitado.

Guerrero es un territorio hostil para el periodismo. Sólo entre el 18 de octubre y el 2 de noviembre pasados, la organización Artículo 19 documentó numerosas agresiones contra la prensa en la entidad: bloqueos informativos, campañas de desprestigio, privaciones de la libertad y asesinatos contra periodistas.

Las expresiones de la alcaldesa de Acapulco tiene un sitio especial en el ominoso repertorio.

El colectivo lamentó que tras el asesinato de Alfredo Cardoso, “sea el propio gobierno municipal el que estigmatice e incluso agreda a los medios de comunicación por cubrir la situación de inseguridad en el estado”.

Artículo 19 también denunció que el 30 de octubre, en una visita de la alcaldesa a los panteones de la ciudad, en conmemoración del Día de Muertos, un joven reportero, cuya identidad se desconoce, pidió entrevistarla, y ella se negó.

Pero lo más grave fue que dos de sus elementos de seguridad personal golpearon al reportero. Según las notas informativas, Raúl Sendic García Estrada, periodista independiente, también fue víctima de la violencia los escoltas de Abelina López, al pedir que dejaran de golpear al compañero. Como respuesta fue jaloneado y recibió un golpe en la cabeza.

EL ALCALDE QUE ABOFETEÓ A UN REPORTERO

El periodista Enrique Guzmán no recuerda, en sus dos décadas cubriendo la problemática del puerto, a un presidente municipal que hubiese culpado e inculpado a la prensa, pero sobre todo, que haya azuzado a colonos contra los periodistas. 

“Es más ―recalca―, ningún alcalde, ningún diputado, ningún senador, ningún gobernador había puesto contra la prensa a un grupo de civiles”.

El que sí recuerda un caso es el periodista Carlos Ortiz Moreno, director de Expresiones de Guerrero y decano corresponsal de medios capitalinos. Pero es un caso de hace cuarenta años, que Ortiz Moreno rememora, en charla con EMEEQUIS.

El alcalde de del puerto era el almirante Alfonso Argudín Alcaraz (1984-86), y el gobernador era ya Alejandro Cervantes Delagado (1981-87), quien había recibido la administración estatal nada menos de que del temible cacique Rubén Figueroa Figueroa, llamado “El Tigre de Huitzuco”, quien todavía conservaba influencia sobre la política de la entidad.

El almirante Argudín Alcaraz, relata Carlos Ortiz, “era un poste, un señor alto, un señor alto y calvo”, a quien Rubén Figueroa se refería como ‘la papa sin pelos’. Argudín le respondía, y era el trato que llevaban:

“En ese entonces, había un reportero, del que no recuerdo su nombre, corresponsal de El Universal, ¡imagínate!, que editaba además un periodiquito aquí, y publicó en éste la manera en que se refirió Figuero de Argudín.   Y un día, en un evento ahí en el zócalo de aquí de Acapulco, el almirante vio al periodista, bajó de su coche, sorrajó la portezuela, y sin más se fue hacia él, y sin decirle nada le plantó un cachetadón que la de buenas que está chaparrito, porque le tocó en la cabeza”.

De modo que Argudín fue el primero, arguye Ortiz, “y Abelina Rodríguez es la segunda” que agrede a la prensa directamente.

Carlos Ortiz, junto con Jesús Sotelo Salgado, Miguel Ángel Mata Mata, Florencio César Felipe Leyva, y Julio Zenón Flores Salgado, que conforman la Asociación de Medios Digitales; así como “Joseph Pulitzer”, del Club de Periodistas de Guerrero; y Juan R. Escudero, de la delegación Guerrero de la Asociación Nacional de Locutores y del Frente de Periodistas, presentaron sendas quejas ante las comisiones estatal y nacional de derechos humanos.

Carlos Ortiz subraya que no presentaron las denuncias en representación de los periodistas de Guerrero, sino simplemente como periodistas indignados por la conducta ofensiva de la alcaldesa de Acapulco hacia el gremio en general:

“La señora está criminalizando la actividad periodística, claro, y eso es una situación muy seria, entonces, la denunciamos ante las instancias de derechos humanos. Antier (miércoles ocho) tuvimos ya una un acercamiento con la comisión estatal. Le está dando seguimiento y ya platicó con la señora presidenta municipal, y le planteó que lo que sigue del procedimiento es tener una reunión (con nosotros) para ver si se si se intenta conciliar. Nosotros lo que estamos pidiendo es que la señora se disculpe públicamente”. 

EL MENSAJE: “HAY PERMISO DE AGREDIR A LOS REPORTEROS”

Arturo de Dios, corresponsal de El Universal en Guerrero, comenta a EMEEQUIS que el precedente establecido por la alcaldesa de Acapulco es sumamente grave, pues “estigmatiza la labor periodística, nos responsabiliza de la imagen que se le da al puerto a partir de la violencia, nos vulnera en una situación ya de por sí preocupante que viven que vivimos los compañeros de los medios, y sobre todo los compañeros de Acapulco.

“Esta violencia ―señala el periodista― también influye en nuestra seguridad, crea un ambiente. Echar a la gente contra los reporteros me parece que es permisividad, hay permiso para agredir al reportero”.

Considera que la manifestación de la alcaldesa es sumamente extraña, pues “la violencia en Acapulco no es reciente, es un proceso que lleva mínimo unos 12 o 13 años, no creo que un alcalde por muy nuevo que llegue lo desconozca”.

Carlos Ortiz recuerda que no es la primera vez que Abelina López agrede a reporteros. Rememora que la actual alcaldesa surgió de la gestión clientelar dentro del PRD. Representaba grupos de vendedores ambulantes y de colonos. Pero también medraba con la invasión de terrenos, al lado de Rosario Merlín García, hoy diputada federal.

“Ellas formaron un grupo cuando el PRD obtuvo por primera vez la alcaldía de Acapulco, y luego cuando Zeferino Torreblanca obtuvo la gubernatura. Ellas pelearon terrenos a los hijos de Alfredo López Cisneros, aquel viejo líder de los basureros, conocido como ‘Rey Lopitos’ (o ‘El rey de la basura’), fundador de la histórica colonia La Laja en Acapulco”, relata el periodista.

Refiere que en uno de los constantes enfrentamientos, llegaron a hacer la cobertura de prensa “unos reporteros de Novedades de Acapulco, que era un periódico de alcurnia, pero Abelina los corrió a punta de pistola… Los hijos de López Cisneros que andaban en ese pleito eran Marco Antonio López García y Marco Antonio López Rosas. Bueno, pues ahora todos ellos son ‘fundadores de Morena’, todos, sin excepción.  

@estedavid



Telegram



AMLO elogia libro de “despedida” de su esposa Beatriz Gutiérrez Müller

López Obrador opinó que el nuevo libro de Gutiérrez Müller "es bueno" e incluso él ya lo está leyendo. Además, adelantó que la presentación oficial será en el Zócalo y que él asistirá al evento.

Hace 1 hora

Luis Donaldo Colosio en el río revuelto

En Palacio Nacional les da igual lo que ocurrió en Tijuana hace 30 años, y más bien lo que pretenden es involucrar a Genaro García Luna en ese entuerto.

Hace 4 horas