Dólar17.12

Yucatán, vecino dispar en el violento sureste mexicano

Yucatán es un extraño fenómeno en materia de seguridad y economía en el sureste mexicano. Mientras crece la violencia en Chiapas, Campeche, Tabasco y otras entidades, en Yucatán los índices de criminalidad son los más bajos de la República y la economía repunta. ¿Cuál es la receta?

1 / 10 / 24

EMEEQUIS.– Por las calles céntricas de Mérida, la capital yucateca, todavía pueden hallarse transeúntes despreocupados en altas horas de la noche, o niños jugando en las colonias de los suburbios. Y si los muchachos fueron a alguna fiesta, con toda probabilidad aparecerán tras la ventana en la enésima oportunidad en que sus padres levanten la cortina.

Pero a muy poca distancia, fuera de los límites estatales, aunque dentro de la misma península, la realidad es diferente. Apenas cruzando esa línea divisoria al este, se encuentra el municipio quintanarroense de Solidaridad, donde Playa del Carmen es eje económico y epicentro del crimen: el pasado 14 de diciembre, Nicolás de Dios Pérez, de 33 años, fue “levantado”, como se le denomina a los secuestros en la jerga criminal, en un vehículo conducido por hombres armados.

La familia presentó la denuncia ante la Fiscalía Estatal, un trámite que cada vez se parece más a un acto de fe. No queda mucho margen para otro tipo de sensación ante las instituciones cuando ni los funcionarios escapan de los ajustamientos criminales. Apenas en febrero del año pasado, asesinaron a cuatro inspectores fiscales del ayuntamiento. Aparecieron degollados y con huellas de tortura.

El cuerpo de Nicolás de Dios también apareció con las marcas de sus torturadores, el 30 de diciembre, tirado en un paraje arbolado a las afueras de la cabecera municipal. Hasta noviembre de 2023, se acumulaban 79 asesinatos en Playa del Carmen. Nicolás de Dios fue el número 80.

No es muy distinto en Cancún ―cabecera municipal de Benito Juárez, también en Quintana Roo―, mayor destino turístico del sureste, ubicado a unos 70 kilómetros del territorio yucateco. En 2022, dicho puerto ocupó el tercer lugar entre las ciudades mexicanas con más homicidios. Y en 2023, según el Semáforo Delictivo, sumó 576. 

Al oeste de Yucatán tampoco hay sosiego: de acuerdo con Índice de Incidencia Delictiva del Fuero Común que elabora el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), el estado de Campeche acumuló, de enero a noviembre de 2023, más de 9 mil delitos de alto impacto.

Pero incluso si se amplía el foco al panorama regional del sureste, Yucatán es un extraño fenómeno en materia de seguridad. Al suroriente, cruzando Campeche, se encuentra Frontera Comalapa, el municipio chiapaneco donde los pobladores, en su desesperación ante el vacío institucional, recibieron con aplausos y vivas a miembros del grupo delincuencial conocido como Cártel de Sinaloa, en septiembre.

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

Paseo ciclista en Mérida, Yucatán. Foto: Cuartoscuro.com.

Ahora los tiroteos paralizan la región casi todas las semanas. El 3 de enero, en la carretera de el Tejocote a La Mesilla, en el municipio mencionado, los criminales atravesaron vehículos que impidieron la circulación, mientras se vigilaban mutuamente en posición de ataque.

Tierra adentro de la geografía chiapaneca, otros grupos criminales dominan, como  “Los Motonetos”,  que han sometido ya por años a la región de San Cristóbal de las Casas. 

Más grave aún es el estado de la criminalidad en Tabasco, donde la mismísima capital, Villahermosa, es rehén del crimen. Nada menos, la semana de las fiestas navideñas se multiplicaron los asaltos a negocios y automovilistas, y las carreteras fueron “ordeñadas” por quien realmente manda en la entidad: la mafia. Mientras, absurdamente, las autoridades señalaban que las noticias al respecto eran fruto de propaganda de adversarios.

En cuanto a Oaxaca, cada vez se parece más a guerrero: únicamente en la región del Istmo de Tehuantepec, y sólo en la primera mitad del año, fueron consumados 559 homicidios dolosos, según las autoridades de la entidad.

Los indicadores de seguridad pública de Yucatán parecen un misterio para la zona del sureste, y de hecho para la mayor parte del resto de entidades del país. Pero también marca un alto contraste en cuanto a indicadores económicos.

A diferencia de Quintana Roo, Campeche, Tabasco, Chiapas y Oaxaca, a Yucatán no ha llegado la oleada de violencia. 

 Protesta por la violencia en Oaxaca. Foto: Cuartoscuro.com.

LEJOS DE LA 4T

A Yucatán no ha llegado el dominio de la “cuarta transformación”. Hay quienes dan gracias al cielo. Hasta 2018, la entidad había tenido gobernadores priístas. Y en ese año, cuando la ola morenista se apoderó de la Presidencia de México, de la mayoría en las cámaras del Congreso de la Unión, y de varias gubernaturas, en Yucatán ganó el PAN.

El candidato panista fue Mauricio Vila, un abogado marista con maestría en administración por la Universidad de Phoenix, hasta entonces alcalde de Mérida, capital del estado, que ya presentaba buenas notas en materia de seguridad y otros indicadores.

La expectativa de que en 2021, con las elecciones intermedias, la ola obradorista, ahora fortalecida por su condición de partido en el poder a nivel federal, se hiciera del control de la legislatura local yucateca, y de los ayuntamientos, se frustró. Entre PVEM y Morena apenas juntan 5 de las 25 curules que conforman el Congreso local.

En cuanto a los ayuntamientos, los partidos obradoristas ―Morena, PT, PVEM y PES― gobiernan únicamente en 16 municipios; una está manos de MC, otra es de Nueva Alianza. Los restantes 88 palacios municipales ―de los 106 que en total conforman la geografía yucateca― están en manos del PAN (mayoritariamente), PRI y PRD.

RÉCORD EN SEGURIDAD

El buen desempeño de los indicadores de seguridad pública en Yucatán no es materia de discusión. En 2023, la entidad ocupó el primer lugar en el Índice de la Paz, que mide las tendencias y estimaciones del “impacto de la violencia en la economía” del país. Según el informe, “Yucatán volvió a ser el estado más pacífico de México (…)”.

También subraya que “el impacto económico de la violencia en México fue de 4.6 billones de pesos (USD 230 mil millones) en 2022, lo que equivale al 18.3 % del PIB nacional”.

Destaca el hecho de que “el impacto económico per cápita varió significativamente entre los estados, desde 11,377 pesos en Yucatán hasta 102,659 pesos en Colima”.

Uno de los aspectos que subraya el estudio es el de los cinco estados donde es más clara la tendencia de deterioro de la seguridad pública: Colima, Nuevo León, Campeche, Hidalgo y el Estado de México.

Campeche es un caso especial: sólo entre la última semana de 2023 y la primera de 2024 se registraron tres ejecuciones: en Champotón fue asesinado un hombre de un tiro en la cabeza, en calles de Campeche capital, y en Ciudad del Carmen. Si había un operativo policíaco de fin de año, nadie se enteró. 

Mientras tanto, Marcela Muñoz, secretaria de Seguridad Pública del gobierno de Layda Sansores, apareció en fotografías difundidas en redes digitales celebrando a todo lujo las fiestas de fin de año a bordo de un crucero. Campeche registró una caída de seis posiciones en el Índice de Paz.

Por su parte, la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de la Seguridad Pública (ENVIPE) 2023 que elabora el INEGI, Yucatán se ubicó en el penúltimo lugar de la tabla de posiciones, con 38.7%  de la población con la sensación de inseguridad, mientras que la media nacional se ubicó en el 74.6%.

En el resto de los estados del sureste, las posiciones fueron las siguientes: Tabasco, 78.2%; Quintana Roo, 78.1%; Oaxaca, 74.4%; Chiapas, 68.1%; Campeche, 61.6%.

SHEINBAUM ADELANTA VÍSPERAS: ¿FUERA SAIDÉN?

El propio presidente Andrés Manuel López Obrador se vio a reconocer, en pleno arranque del año electoral, la situación excepcional de Yucatán en materia de seguridad.

En su presentación matutina del martes 3 de enero, López Obrador dijo en Mérida: “Este es un estado ejemplar, modelo en cuanto a la seguridad; es el estado de la república con menos delitos, el más seguro del país”.

El tabasqueño buscó ponderar los programas sociales de su gobierno como parte de las razones de las buenas condiciones de seguridad en Yucatán. 

El gobernador Mauricio Vila también intervino, y explicó:

“En el año 2018, cuando llegamos al gobierno, el presupuesto de la Secretaría de Seguridad Pública era de mil 549 millones de pesos; hoy, al año 2024, hemos incrementado este presupuesto un 138 por ciento, pasando de mil 549 millones a tres mil 687 millones.

“Además de eso, hemos creado el programa Yucatán Seguro, donde hemos pasado de tener 2 mil 200 cámaras de seguridad a casi 7 mil, de 100 arcos lectores de placas a 219, donde hemos adquirido drones, helicópteros, botones de pánico, un nuevo centro de monitoreo C5i, lanchas rápidas para la policía costera, semáforos inteligentes y también la ampliación y modernización de los centros de monitoreo del interior del estado”. 

Habló del  nuevo centro de monitoreo C5: “Tenemos capacidad para poder seguir aumentando el número de cámaras, podemos llegar tranquilamente a 20, 25 mil cámaras. El software que tenemos es muy bueno. Y, por otro lado, también hemos estado haciendo un esfuerzo muy importante para seguir entregando equipamiento y personal de seguridad. Hemos entregado en lo que va de la administración más de dos mil vehículos de seguridad y protección civil. Estamos hablando de patrullas para la Secretaría de Seguridad Pública estatal, vehículos para la fiscalía, para bomberos, para las policías municipales, las embarcaciones que comenté, motocicletas, entre muchas otras cosas. Hemos estado enfocados en poder mejorar las condiciones de nuestros policías. Hoy estamos muy contentos porque somos la única policía de todo el país que brinda a sus elementos las siguientes prestaciones: Primero, un salario por encima del promedio a nivel nacional que en 2023 aumentó 10 por ciento, en 2024 aumenta otro 10 por ciento”.

Autodefensas en Tapachula, Chiapas. Foto: Cuartoscuro.com.

No obstante, la precandidata única del obradorismo a la presidencia, Claudia Sheinbaum, ya vislumbra cambios si Morena triunfa en Yucatán. Durante un acto proselitista en el municipio de Progreso, dijo: “Está aquí una yucateca, se llama Maricela Figueroa. Ella es la que capacitó a todos los policías de la Ciudad de México. Más de 80 mil policías (…). Que no les vayan a decir que se va acabar la seguridad en Yucatán si gana Morena. No es cierto, es mentira”.

Pidió entonces a los asistentes un aplauso para Maricela Figueroa, y agregó: “Se requiere honestidad, se requiere un buen equipo. No lo voy a decir en el mitin (…), pero yo estoy segura que Huacho (Joaquín Díaz Mena, precandidato de Morena a la gubernatura) se va encargar junto conmigo de la seguridad aquí en Yucatán. Tenemos buen equipo”.

La declaración fue interpretada en medios locales como la intención de remover al comandante Luis Felipe Saidén Ojeda, secretario de Seguridad Pública del gobierno estatal y activo principal en la operación de la estrategia de seguridad en la gestión de Mauricio Vila.

YO YUCATANIZO, TÚ YUCATANIZAS, VOSOTROS YUCATANIZAIS 

Mientras tanto, otras voces ponderan el positivo impacto económico de la actual política de seguridad en Yucatán. Y no sólo la precandidata presidencial opositora Xóchitl Gálvez, que ha propuesto “yucatanizar” a México.

En noviembre, durante la Cumbre Empresarial de Líderes Comercio, celebrada en Mérida, se ponderaron las capacidades de Yucatán en materia turística.

Al tiempo que otros estados, como Quintana Roo, ven el repliegue de su actividad turística debido a la violencia, Yucatán ha mantenido una tendencia de crecimiento en ese sector. En comparación con 2019, en 2023 se registraron 19% más visitantes, la oferta hotelera creció 20% y la ocupación, 8.6%.

Según publicó el diario El Economista, la secretaria de Turismo de Yucatán, Michelle Fridman, explicó en una entrevista que desde 2019, el turismo es el principal componente del Producto Interno Bruto (PIB) de la entidad. Dijo que la inversión turística creció 147.1% de 2019 a 2023, alcanzando los 35 mil 592 millones de pesos.

Pero Claudia Sheinbaum ya tiene planes para el estado.

@estedavid

Powered by Froala Editor

Telegram

La venganza (y karma) del Hotel Sagitario, foco de contagios de Covid-19

Después que Paloma denunció ante EMEEQUIS un prostíbulo de Tlaxcala, que además es posible foco de Covid, las autoridades intervinieron. Pero ahora todo empeoró, pues la golpearon salvajemente. Mientras, el virus sigue avanzando.

7 / 14 / 20

Militarización normalizada en el Sureste: 27 mil soldados caminan la selva

En el Sureste ya inició la normalización de la militarización. Más de 27 mil elementos de la Sedena patrullan las calles de Quintana Roo, Yucatán y Campeche, asignados a tareas inusuales: cuidar zonas arqueológicas o playas o hasta vigilar las sucursales del Banco del Bienestar.

11 / 9 / 22