Dólar18.41

Empleados de Interjet y Aeromar ven volar su IMSS, Infonavit… y hasta caja de ahorros

Mario Di Costanzo y Fernando Gómez Suárez, especialistas en el tema, coinciden en que hay una tolerancia excesiva de las autoridades con las aerolíneas, y un trato asimétrico con respecto a los demás contribuyentes, por lo que urgen a reformar la ley para que casos como estos se diriman bajo la Ley de Concursos Mercantiles y no discrecionalmente como hasta ahora

4 / 06 / 23

EMEEQUISDurante años, Interjet y Aeromar, dos de las aerolíneas de reciente quiebra, no sólo contrajeron adeudos millonarios por turbosina y el TUA de los usuarios con el AICM o Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASSA), sino que además malversaron las contribuciones de ISR, Infonavit e IMSS de sus trabajadores bajo la tolerancia de las autoridades federales, en aras de “conservar las fuentes de trabajo”.

Ambas aerolíneas se manejaron siempre con total opacidad en sus finanzas, lejos de las mejores prácticas de cualquier empresa que se precie de contar con prestigio, generando impagos tanto a proveedores como empleados, a quienes primero se les redujo ilegalmente el salario y posteriormente se les dejó prácticamente en la calle, pues tanto Aeromar como Interjet no les pagaron durante meses, y se quedaron con su Fondo de Ahorro.

Un extrabajador de Interjet, cuya identidad se resguarda, confirma que la empresa adeuda salario a todos los trabajadores, incluyendo el fondo de ahorro.

TE RECOMENDAMOS LEER: MARINA COZUMEL: UN NEGOCIO MILLONARIO CASI REGALADO POR FONATUR A EXDIRECTOR DE MOTA-ENGIL

“Además nos retuvieron impuestos y prestaciones que nunca se reportaron, e incluso hubo problemas con el Infonavit porque dejaron de pagar las aportaciones, y unos compañeros tuvieron que pedir prórrogas para que no les quitaran sus casas”, dijo en entrevista con EMEEQUIS.

Consultado al respecto, el especialista en finanzas Mario Di Costanzo, dijo que la responsabilidad del gobierno debe verse dependiendo del caso.

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

“Si hablamos de postpandemia no podemos decir que fue en exceso tolerante, si se generaron los adeudos por la pandemia. Dos, si los adeudos eran expandemia, yo creo que sí el gobierno a veces se vuelve corresponsable de este tipo de perdones o facilidades.

“Una cosa es una facilidad fiscal y otra es de plano corrupción. A mí sí me parece que siempre ha habido un trato totalmente asimétrico entre los causantes cautivos y estas empresas. Uno no se explica por qué por ejemplo a veces ASSA o el aeropuerto les tolera las deudas del TUA o el pago de turbosina, pues una cosa es que trates de mantener tu planta productiva, y otra cosa es cuando estos señores, o quienes hacen estas prácticas, evidentemente empiezan a abusar de estas facilidades del gobierno y vienen los actos discrecionales”, explicó. 

Consideró que se debe perfeccionar para no caer en estas cosas la ley de quiebras o Ley de Concursos Mercantiles, para que las cosas sean transparentes, pues “si una empresa no tiene capital suficiente o están pasando por una crisis, que operen los mecanismos que establece la ley para que todo sea claro y conforme lo marca la ley, pues son este tipo de tolerancias o eventos vuelven todo discrecional”.

Fernando Gómez Suárez, especialista en aeropuertos y profesor invitado de la maestría de la Universidad Panamericana, aclaró que tanto Aeromar como Interjet todavía no están en quiebra, sólo cerraron operaciones.

“La quiebra la tendrá que definir un juez en su oportunidad, pero hasta ahora ninguna ha iniciado el procedimiento. Sea por parte de un proveedor, de un denunciante, o de la misma empresa. Primero tiene que acogerse a la Ley de Concursos Mercantiles, dictaminarse si se va a quiebra o no, si logra salvar la situación cualquiera de las aerolíneas es porque tiene recursos suficientes, para liquidar a trabajadores, a proveedores y al gobierno, hasta ahí vamos.

“Lo que sí pasa es que Interjet está en huelga, Aeromar también, y hay muchas denuncias de los trabajadores, que no me constan, que es que dejaron de pagarles, por eso las huelgas. Ya lo de las cajas de ahorro ya cada organización sindical tendrá los elementos de sus cuestiones. Las empresas tendrán que enterar el IMSS, el Infonavit, si no lo hace entrega será por cuestión administrativa de ellos, hay una cierta tolerancia para cumplir con la ley, hasta ahora no se si lo hayan hecho, no creo, porque es precisamente por lo que hay una cierta situación caótica en esas dos empresas es la falta de liquidez. Y luego, si no hay liquidez no se pagaron a los empleados, a los pilotos, personal de tierra, y mucho menos a proveedores, y no pueden reclamar tampoco el cobro de intereses. Todavía no se acogen a esa Ley de Concursos Mercantiles y tendría que dictaminarse esa quiebra.

Agregó que en cierta forma sí, las autoridades han sido permisivas, porque aunque se está cumpliendo con la ley, ésta podría modificarse precisamente para evitar este tipo de problemas, en las cuales empresas de cualquier índole cierren operaciones se fuguen y ni a los empleados, ni a los proveedores terminan pagándoles, y sobre todo al gobierno, donde le crean un boquete financiero, porque deja de cobrar el gobierno la recuperación del TUA, pero sobre todo el pago de combustible que es de Pemex, el Seguro Social, el Infonavit, el SAT, por los impuestos.

“Creo que sí la Secretaría del Trabajo pudiera ejercer acciones preventivas para evitar que de repente sucedan estas cosas”.

EL PROCESO DE AEROMAR

El 15 de febrero, Aeromar anunció el cese definitivo de sus operaciones por problemas financieros. Este 16 de febrero, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador rechazó la posibilidad de rescatar el “hundimiento” de la empresa.

Y es que, según las declaraciones del mandatario federal, resultaría inviable emprender medidas para salvar a la aerolínea, ya que “deben hasta la reta de los aviones”.

“Es totalmente inviable en lo económico, en lo comercial.  No es posible rescatar algo que tiene un pasivo altísimo, deben hasta la renta de los aviones, no tienen bienes, deben combustible”, atajó.

En este contexto, el mandatario detalló que, previo al quiebre de la empresa, el Gobierno de México impulsó diversas medidas para frenar el cierre de la misma, como evitar el cobro de diversas deudas.

“Mantuvimos sin cobrarles (lo que debían) al aeropuerto, al SAT (Servicio de Administración Tributaria), al Infonavit, a distintas dependencias. Al final dijeron: ‘Cerramos, no podemos”, explicó.

En enero de 2022, la todavía jefa del SAT, Raquel Buenrostro, dijo que se reunió con todas las aerolíneas para evaluar diferentes esquemas de pagos sobre sus adeudos fiscales y aseguró que la intención de la autoridad fiscal no es que quiebren, pero sí que se pongan al corriente. 

“Nosotros no queremos quebrar a ninguna empresa, hacemos todo lo posible para que dentro del margen de la ley, las empresas se pongan al corriente y tengan todo el apoyo administrativo y burocrático para esquemar sus pagos. Esperamos que ninguna corra con la suerte de Interjet”, dijo en ese entonces.

LOS LÍDERES SINDICALES HABLAN

En febrero pasado, Ada Salazar, secretaria general de la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación de México (ASSA), dijo que abogados laborales llevaban el conteo de bienes de la desaparecida Aeromar, por lo que se esperaba conocer el capital de la empresa. 

 Ada Salazar y Sandra Castillo, secretarias general y del trabajo de ASSA. (Cuartoscuro)

Ha trascendido que la empresa tiene deudas estimadas en los siete mil millones de pesos; tan sólo con el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) el adeudo es de 522 millones de pesos.

Entre los pagos pendientes están 105 millones de pesos para los pilotos; a los sobrecargos poco más de 30 millones de pesos, así como diversos pagos al IMSS, Infonavit y al propio Servicio de Administración Tributaria (SAT), donde no se pagaban el Impuesto Sobre la Renta (ISR), así como las cuotas sindicales.

Además, cabe señalar que algunos aviones podrían regresar a sus dueños, pues la mayor parte eran arrendados, según dijo Ada Salazar, quien agregó que lamentablemente muchas de las empresas de aviación entre 80% y 90% cuentan con activos arrendados, y en el caso de Aeromar.

“Cuando se hizo el embargo precautorio nos enteramos que, muy pocas cosas pertenecían realmente a la empresa Transportes Aeromar, prácticamente todo era arrendado” pero, insistió, en que los abogados serán los responsables de dar a conocer los bienes existentes de la compañía.

Lamentó que desde hace seis meses, autoridades como la Secretaría de Hacienda, tenían conocimiento de los problemas financieros de la compañía, pero a pesar de ello los dejó continuar con sus labores.

En octubre de 2022, José Humberto Gual, secretario de ASPA dijo que en Impuesto Sobre la Renta (ISR), la aerolínea debía 3 mil 500 millones de pesos al Servicio de Administración Tributaria (SAT) y a los pilotos les adeudaba un total de 100 millones de pesos.

“Si no estuviera en una quiebra estaría enfrentando sus obligaciones patronales, fiscales y hacendarias. El empresario (Zvi Katz) me lo dijo, palabras textuales Aeromar fue un buen negocio cuando le dejó dinero, pero últimamente ha dejado de dar dinero y no sé quién se va a hacer cargo”, dijo a Telediario Gual.

El vocero de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA), José Alonso Torres, recuerda que los problemas de Aeromar comenzaron en 2016, cuando falleció su fundador, Marcos Katz Halpern, empresario de ascendencia judía, quien fue presidente del Consejo de Hipotecaria Nacional.

El vocero de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA), José Alonso Torres. (Cuartoscuro)

Tras la muerte de Katz Halpern la empresa quedó en manos de su hijo Zvi Katz Kenner, quien “empieza a sacarle dinero (a la aerolínea), no invierte, no paga; tiene deudas con el SAT, con el gobierno, con los trabajadores”, relata Alonso Torres.

“Fue un desastre la administración de la aerolínea. Con el dueño original lo hacía muy bien, quería mucho a la aerolínea, pero a los hijos no les interesó y sólo le sacaron dinero. Luego viene la crisis de la pandemia, se recrudecen las finanzas, empeora… Los pilotos y trabajadores apoyamos en los tiempos difíciles; se bajaron los salarios, prestaciones, tratamos de darle viabilidad, pero aun así seguían con sus malos manejos”, denuncia.

Otras cifras refieren que, al cierre de sus operaciones, adeudaba 522 millones de pesos al Aeropuerto Benito Juárez y 74 millones más a Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) por el impago de turbosina, rentas y la Tarifa de Uso de Aeropuerto (TUA). Mientras que a los pilotos, 103 millones de pesos.

Aunado a los adeudos, el AICM detectó irregularidades graves en el uso de las Tarjetas de Identificación Aeroportuaria que ameritaban la cancelación de las operaciones de Aeromar.

“Hasta el TUA se lo robaban. El fondo de ahorro en el que el trabajador ahorra una cantidad y el patrón una equivalente, pues ese se lo robaron también”, explica el vocero de ASPA.

En tanto, la empresa de la familia Katz nunca tuvo interés y no dio respuesta a las diversas notificaciones para liquidar sus respectivos adeudos, de acuerdo con la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes.

LO MISMO CON INTERJET

Al igual que con Interjet, con Aeromar las cifras exactas de los adeudos, además de las fechas y periodos de impago también son confusos, dada nuevamente la opacidad con la que este tipo de negocios son operados en perjuicio de los usuarios y los trabajadores.

El empresario Alejandro del Valle obtuvo luz de los reflectores cuando a mediados de 2020 cuando anunció, junto con Carlos Cabal Peniche (exbanquero que estuvo preso por fraude), una inyección de 150 millones de dólares en Interjet, la aerolínea encabezada por el empresario Miguel Alemán Magnani y que arrastraba ya algunos años de dificultades financieras y operativas que se agravaron con la pandemia de covid-19.

Días después, la empresa suspendió la totalidad de sus operaciones y posteriormente sus más de cinco mil empleados iniciaron una huelga que se extiende hasta hoy.

¿De qué tamaño es el problema de Interjet? A mediados de 2019, la aerolínea tenía pérdidas por 516 millones de pesos, pero para finales de 2021 acumulaba un adeudo de alrededor de 40,000 millones de pesos, según datos de la nueva administración de la empresa, adquirida por la familia Del Valle de manos de la familia Alemán.

En agosto de 2022, Interjet fue declarada en concurso mercantil por un juez federal, y en octubre la a Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), determinó improcedente un recurso de revisión del laudo que la obliga a pagar los adeudos que mantiene con sus más de cinco mil empleados y que ascienden a más de dos mil millones de pesos (109 millones de dólares).

@jose_guaderrama

Powered by Froala Editor

Telegram

SOBRE EL AUTOR

José Guaderrama



Sheinbaum presume poder legislativo: añade pueblos indígenas como prioridad

En reunión con legisladores, Sheinbaum ratifica las prioridades legislativas para septiembre, entre ellas, la reforma al Poder Judicial, pero añade el reconocimiento a pueblos indígenas y afroamericanos. Hubo una pasarela de suspirantes al gabinete.

Hace 1 hora

AMLO se congratula de encuestas a favor de  reforma judicial y oposición las descalifica 

“Es lo que opina la gente, son los sentimientos del pueblo”, dice AMLO sobre las encuestas que avalan la reforma judicial. “Legitiman de manera exprés una decisión ya tomada”, dice la oposición

Hace 5 horas