Dólar16.77

El movimiento estudiantil que hizo trastabillar a la Sosa Nostra

Surgido en el Instituto de Artes de la UAEH, se convirtió en el movimiento estudiantil más significativo en la última década en Hidalgo, que en su escala de demandas exigió el fin del cacicazgo de la Sosa Nostra, que ahora intenta alianzas políticas con Morena para recuperar su poder.

12 / 29 / 23

EMEEQUIS.– Surgió en el Instituto de Artes (IDA) –el más pequeño entre los centros educativos de la universidad–, para exigir la destitución de la entonces recién electa directora María Teresa Paulín Ríos, a quien acusaban de violencia verbal, hostigamiento, malos tratos y posible protección a agresores, pero se convirtió en el movimiento estudiantil más significativo en la última década en Hidalgo, que en su escala de demandas exigió el fin del cacicazgo de la Sosa Nostra, como se conoce al grupo que acumula cuarenta años de control sobre la Autónoma del Estado (UAEH).

Gerardo Sosa Castelán es el líder de esta corriente política, desde 2018 ligada al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), que mandata la principal institución educativa hidalguense desde finales de la década de 1970. 

Exdiputado federal, expresidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la entidad y exrector, Sosa surgió en la escena pública estatal del porrismo de la extinta Federación de Estudiantes Universitarios de Hidalgo (FEUH), agrupación que lideró y estuvo inmersa en secuestros, robos, violaciones y homicidios impunes por la protección política que recibió desde el gobierno de Jorge Rojo Lugo, que inicialmente usó a los feuhistas como bando de choque contra sus rivales políticos, pero con las posiciones recibidas en alcaldías, Cámara de Diputados y Poder Ejecutivo estatal se convirtieron en uno de los principales clanes de la política local.

Al frente de lo que se conocería como el Grupo Universidad o la Sosa Nostra, Gerardo se hizo del mando de la UAEH, institución pública cuyo control mantuvo tras ser detenido el 31 de agosto de 2020 en la Ciudad de México, acusado de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita por 58.2 millones de pesos. 

Durante el lapso en reclusión –está en prisión domiciliaria desde el 3 de febrero de 2022–, Sosa Castelán avanzó en un proyecto que inició en 2018, cuando se sumaron al entonces candidato Andrés Manuel López Obrador previo a la elección presidencial: convertir al Grupo Universidad en la principal corriente al interior del morenismo hidalguense, además de ampliar sus posiciones en los poderes legislativos federal y estatal.  

En la imputación inicial, la Fiscalía General de la República (FGR) –que se basó en una indagatoria iniciada en 2017 por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda (SHCP)– acusó al mayor de los Sosa de operar un mecanismo de saqueo del erario universitario mediante triangulaciones a una empresa fachada, Contabilidad del Siglo XXI, cuando despachos contables afines controlados por quien el ministerio público denominó su operador financiero –y prófugo–, Francisco Natalio Zamudio Isbaile, para que el dinero, según el rastreo de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), presuntamente terminara en cuentas del líder político, sus hijas Ana Carmen y Adriana Sosa Cravioto –contra quienes también se libró orden de aprehensión– y personas afines.      

A este clan se contrapuso un movimiento estudiantil que estaba focalizado en el Instituto de Artes con una demanda no atendida por las autoridades universitarios, quienes en voz del rector Octavio Acosta Castillo fueron señalados por “dañar el prestigio” de la casa de estudios, cuando con pancartas protestaron la noche del 3 de septiembre en el concierto de clausura de la Feria Universitaria del Libro (FUL), pero cuyo alcance creció cuando el 19 de ese mes, tras irrumpir en la antigua sede de rectoría después de dar un portazo y cerrar la calle Mariano Abasolo de Pachuca con un autobús de la UAEH del que se apoderaron, fueron reprimidos por un grupo de choque en el que fueron identificados por videograbaciones miembros del Consejo Estudiantil Universitario –cuyo antecedente es la FEUH– y trabajadores de la Autónoma.

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

Las imágenes de alumnos golpeados, una madre de familia con el rostro cortado, uso de gases, palos, vallas y tubos para agredir fueron vistas por la comunidad de los Institutos de Ciencias Sociales y Humanidades (Icshu), de Ciencias de la Salud (Icsa), de Ciencias Económico Administrativas (Icbi) y las escuelas superiores de Actopan, Apan y Tlahuelilpan, que se sumaron al paro, como una regresión al porrismo más brutal de la década de 1980, del cual emanaron los ahora mandos del Grupo Universidad. 

SE SUMAN AL FAVORITO… O FAVORITA

El rector, en una conferencia de prensa al día siguiente para dar su versión de los hechos, acusó a los jóvenes del IDA de intentar secuestrar a María Teresa Paulín, además de acusarlos de los actos violentos. Tras lo que consideraron una criminalización de la protesta y un contrasentido ante la evidencia gráfica que mostraba, entre otros, a José Esteban Rodríguez Dávila, presidente del Consejo Estudiantil, en acciones violentas, el nuevo movimiento, con la adhesión del resto de escuela, escaló se demanda al control político de los Sosa Castelán –además de Gerardo, Agustín Sosa es dirigente del sindicato de personal académico, después de pasar por la secretaría general de la UAEH, y Damián Sosa, exdiputado local por el PRI y después por el PAN, es exaspirante a la gubernatura, además de que sus hijos también aspiran a cargos públicos, con promoción desde el canal institucional de la universidad: SumaTV–.

Tras primeros intentos fallidos en mesas generales, la estrategia de la cúpula de la Autónoma fue la negociación individual por escuelas, con el relego al IDA. De esta forma, el resto de centros educativos regresaron a las aulas ante la advertencia de posible pérdida de semestre entre septiembre y octubre, en tanto que el Instituto de Artes se mantuvo en paro hasta el 22 de diciembre, cuando, por mayoría en votación, acordaron no continuar con esta medida de protesta, aunque el regreso del inmueble bajo su resguardo, con sede en el pueblo mágico de Mineral del Monte, sería efectuado el día 28, cuando se cumplían cuatro meses de iniciado el movimiento.

“La comunidad merece una educación al alcance de todas y todos los estudiantes, en donde sus situaciones económicas no sean determinantes en su desarrollo estudiantil, donde cada uno de nosotros pueda ser partícipes de los procesos de selección de autoridades estudiantiles y destino de los recursos de la universidad. Merecemos espacios libres de violencia; sexual, física, psicológica o de cualquier otro tipo, y también merecemos una escuela en donde el pensamiento crítico sea el ideal y de la cual podamos sentirnos orgullos de egresar, y al hacerlo poder ser partícipes en beneficio de la vida social de nuestras comunidades”, expuso en un comunicado Rebel-Arte, agrupación que, además de la protesta, agrupó a un colectivo de estudiantes que ligó el paro con teatro itinerante y danza, en cuyas tramas estaba la demanda de democratización de la UAEH. 

Gerardo Sosa Castelán, actualmente en prisión domiciliaria. Foto: Especial.

Asimismo, al igual que los demás institutos cuando retornaron a sus actividades, indicaron que el movimiento continuará desde dentro con la exigencia de fin del cacicazgo, procesos democráticos para elección de autoridades y representantes estudiantiles, más uso efectivo de los recursos, ante el caso de posible corrupción en el que presuntamente está involucrado Sosa Castelán con base en la causa penal 263/2020, y la serie de bloqueos a cuentas que hizo la UIF por presuntos movimientos indebidos en el extranjero que derivó de una alerta del sistema bancario internacional.

En la víspera de 2024, el Grupo Universidad se sumó a la candidatura a la presidencia de la exjefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo –aunque inicialmente apoyaron al exsecretario de Gobernación Adán Augusto López, a quien en un evento proselitista el 12 de julio en el Centro Cultural la Garza de la UAEH el rector Castillo Acosta agradeció haber intervenido para cambiar la medida cautelar de Gerardo Sosa Castelán, con lo que dejó el penal federal de El Altiplano para seguir su proceso en una de sus propiedades en Pachuca–. Igualmente, como corriente interna, esperan designaciones de candidaturas para diputaciones federales y locales, en los que actualmente son mayoría al interior de Morena.

EL PODER DEL AUTOELOGIO

La Sosa Nostra o Grupo Universidad se autodefinió como una organización que por más de 30 años se ha mantenido vigente, “abrazados al valor de la unidad y al poder de la resiliencia frente a la avasallante embestida de los opositores”.

A través del canal de televisión de la Autónoma del Estado, SumaTV, presentó una pieza con motivo de las fiestas decembrinas en la que se resaltó que la organización al mando de los Sosa estaba integrada por líderes comprometidos con desarrollo de la entidad, “actores estoicos ante las argucias de aquellos que hoy embarcan a un exilio dorado y otros a quienes se les acabó el efímero poder”.

“El Grupo Universidad se enfila al 2024 con una posición fortalecida, resiliente y decidida (…). El Grupo Universidad se presenta como un actor clave en el actual proceso electoral consolidándose como una fuerza a considerar”, dice la pieza producida por el canal oficial, en la que en el guión se advierte que la fuente de poder de la agrupación de La Sosa Nostra “no sólo está intacta, sino que se extiende desafiando expectativas de analistas de la comentocracia”, y que sus activos “son perfiles jóvenes con experiencia probada”.

Asimismo, se autoconsideraron como quienes “redefinen las reglas del juego” en la política local.

@axelchl 

Powered by Froala Editor

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Áxel Chávez



Asesinan a candidato suplente de Cuautla: estaba preocupado por seguridad

Horas antes de ser asesinado, Ricardo Arizmendi Reynoso, candidato suplente a la Presidencia de Cuautla, subió un video a sus redes sociales en el que manifestaba su preocupación por la seguridad. Lucy Meza responsabiliza a Cuauhtémoc Blanco.

Hace 6 horas

Xóchitl cumplirá sueño de cerrar en Tepatepec: CNTE despeja Zócalo para Claudia

Se avecinan los cierres de las candidatas, una en su pueblo natal y otra en el Zócalo. Máynez tendrá festival de rock.

Hace 7 horas