Dólar17.96

CDMX no ha superado su antiguo modelo clientelar extorsivo: Sandra Romandía

“Los arreglos clientelares tienen una relación simbiótica con el poder político, y se sirven uno del otro”, señala Sandra Romandía, coordinadora del libro “Las 7 mafias chilangas”, que se presenta esta tarde.

4 / 28 / 23

EMEEQUIS.– La capital del país vive anclada a un antiguo esquema que comercializa el acceso a servicios y oportunidades de desarrollo, y que se expresa en una serie organizaciones y dinámicas mafiosas con las que interactuamos los ciudadanos diariamente, de acuerdo con la periodista de investigación Sandra Romandía Vega.

“La Ciudad de México no ha podido superar un modelo de reproducción económica extorsivo que coopta las iniciativas sociales y se imbrica en las estructuras políticas y burocráticas, lo que ha impedido un desarrollo institucional capaz de democratizar las oportunidades para los ciudadanos”, expone en entrevista.

Romandía Vega, quien coordinó la antología de investigaciones periodísticas Las 7 mafias chilangas, que Penguin House Mondadori ha puesto en circulación esta primavera bajo el sello de Grijalbo, detalla:  

“Por el contrario, estos arreglos clientelares tienen una relación simbiótica con el poder político, y se sirven uno del otro, pero han entrado a una etapa de peligrosa fusión con las organizaciones delictivas duras que van consolidado una peligrosa presencia política en la capital del país”.

Directora editorial de EMEEQUIS y directora fundadora de la plataforma de voces femeninas Opinión 51, Romandía explica que el libro –que será presentado este viernes 28 de abril en la Ciudad de México–, aborda la manera en que los ciudadanos se enfrentan de manera cotidiana a estas mafias.

Advierte que, aunque no incluye a todas, el libro presenta estas siete mafias que forman el núcleo más rudo: mafiosos del agua, gángsters de los mercados, pandilleros del comercio, líderes del  ambulantaje, transportistas piratas, cárteles inmobiliarios, sindicatos tenebrosos y tratantes de personas.

Sandra Romandía reunió en la antología el talento de siete periodistas con amplia experiencia en sus campos de reporteo y en cobertura de temas capitalinos, entre ellos dos integrantes del equipo de redacción de EMEEQUIS, Frida Mendoza y Áxel Chávez, además de Óscar Balderas, colaborador también de este medio; y de las acuciosas plumas de Nurit Martínez, Sara Pantoja y Alberto Cuenca.

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

Balderas, que además es titular de la sección Nación Criminal en el noticiero de Luis Cárdenas en MVS Radio, explica también en entrevista con EMEEQUIS que el libro confirma las sospechas ciudadanas sobre la existencia de una mafia en cada una de las actividades descritas en líneas precedentes: 

“A partir de un reporteo de calle, revelamos cómo es que operan, el modus operandi, para que la gente pase de la sospecha o la intuición al conocimiento certero de que estas mafias operan en la ciudad, y que lo hacen como un poder paralelo, no porque haya una ausencia del estado o haya una ausencia del gobierno, sino que lo hacen en complicidad con el gobierno, es decir, no son un error del sistema, sino una creación del sistema”.

Será presentado hoy por la tarde en la colonia Roma.

MANUAL PARA INCAUTOS

Sandra Romandía, que ha sido jefa de información de la producción noticiosa Punto de Partida, en Televisa, y editora de reportajes en el periódico El Universal, comparte algunos de los hallazgos del libro: “Descubrimos que estas mafias están de alguna manera tocadas por los grupos de narcotráfico, han crecido por la corrupción, han sido toleradas por el Estado, en este caso jefatura de Gobierno y alcaldías, que las utilizan como instrumentos clientelares, movilizadores de base social”.

Puntualiza que entre los propósitos de esta investigación está el de “explicar cómo la cotidianeidad del chilango está atravesada por grupos de poder oscuros e ilegales que mueven el comercio, el transporte, la vivienda, y demás actividades de la vida diaria”.

Y, en ese sentido, la coordinadora de la antología, que ha sido acreedora de la Beca María Moors Cabot de la Universidad de Columbia, señala que el libro es una especie de guía para el ciudadano “frente a esta formaciones subrepticias pero ubicuas, que comercializan las oportunidades e imponen aduanas en sus cotos de poder”. 

“Lo que queremos revelar –profundiza– es que detrás del franelero, ambulante, sexoservidora, hotel de paso, taxi, Metro, pipa de agua, hay un grupo violento que maneja todo con sus cuotas ilegales”.

PODERES INELUDIBLES QUE RESISTEN ALTERNANCIAS

El periodista Oscar Balderas, especializado en temas de seguridad pública y crimen, quien además es colaborador de Milenio, explica que las mafias capitalinas “no son apéndices del Estado, son parte del Estado, creaciones de los distintos poderes políticos que han ido apareciendo en la ciudad”.

Y pondera: “Si algo hay que reconocer a esta mafias, es que han construido una estructura de poder resistente al paso de los gobiernos, cambian jefes de gobierno y se renuevan alcaldías o se renuevan diputados, y estos poderes siempre permanecen intocables, son inmunes a los cambios partidistas, son poderes permanentes con los cuales además el chilango la chilanga tiene que convivir forzosamente para poder obtener lo mínimo para poder moverse en la ciudad,  son ineludibles”. 

Ejemplifica: “Difícilmente en Iztapalapa alguien que necesita una pipa de agua no va a tener que entrarle de manera indirecta con la mafia del agua, al subirse al Metro, de manera indirecta está financiando a ese sindicato charro que a lo largo de más de 20 años han mantenido el control de los bienes de la ciudad no; si alguna familia quiere ingresar e intentar una suerte de emprendimiento en el mercado, en un tianguis o en la vía pública, tiene forzosamente que entrarle a un moche con estas mafias”.

Balderas dice que el chilango “reconoce o sabe que existen estas mafias, pero no sabe el detalle de cómo operan, y cuando uno conoce el detalle, se da cuenta de lo escabroso que puede ser que estas estructuras de poder sean las que realmente controlan la Ciudad de México”. 

Su investigación dentro de la antología aborda la trata de personas en la Ciudad de México, un mercado ilegal que genera, refiere, 150 mil millones de dólares anuales.     

Explica que la mayoría de los trabajos periodísticos que han explorado el tema,  por lo general se quedan “en estas familias principalmente dentro de Tlaxcala o de Puebla, que manejan el negocio de la prostitución forzada ―los Méndez Rangel, los Hernández Hernández―, que han controlado mucho de este negocio multimillonario, pero sólo son  los rostros visibles del negocio, y lo que me parece novedoso en el libro es que la investigación va un paso más allá”.

Ese paso siguiente consiste en la investigación de los propietarios de los hoteles de paso, que son los verdaderos patrones de los proxenetas: “Si uno sube la mirada, digamos, en la cadena de mando, se encuentra con los padrotes de los padrotes. En esta investigación encontré que se trata de una mafia de empresarios españoles que tiene su origen en los exiliados de  la Guerra Civil Española, llegan a México, son una clase media pujante, y entonces comienzan a edificar hoteles en la zona centro de la ciudad, específicamente en la zona de La Merced”.

El periodista de investigación relata que, “atraídos por esta idea de progreso del momento mexicano”, los incipientes inversionistas tenían la expectativa de que “el centro de la ciudad se iba a convertir como en el gran hub latinoamericano del comercio. Comienzan a erigir hoteles que, además, llevan los nombres de sus comunidades originarias. 

Indica como dato que identifica a la comunidad inversionista los propios nombres de los hoteles: “Llevan el nombre de sus comunidades originarias, el Hotel Oviedo, el Hotel Necaxa, el Hotel Toledo, el Hotel Las Flores; y ahí comienzan a descubrir que hay una que hay redes de explotación sexual y que entonces ellos pueden ganar mucho dinero a partir de ese mercado”.

Balderas expone que es entonces cuando los españoles cambian el modelo de negocio, y sustituyen el cobro por noche a la renta por horas, además de “permitir que haya personas que vayan cobrando una comisión por los servicios sexuales de otros”.

Es tal el poder que adquiere dicha comunidad, dice el periodista, que llegan a a cabildear al más alto nivel: “Esta mafia española comienza a adquirir tanto poder que, de acuerdo con una entrevista que hice con Juana Camila Bautista, que fue fiscal anti trata de la Ciudad de México, logran incluso sentarse con Miguel Ángel Mancera, entonces Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, a plantearle que les blinden de las leyes anti trata de personas para que ellos puedan continuar con sus negocios de explotación sexual”.

Este es apenas un atisbo en Las 7 Mafias Chilangas, que ya se encuentra disponible en todas las librerías del país y en las plataformas digitales.

@estedavid

Powered by Froala Editor

Telegram



Estatua de la Libertad, viva y contenta por liberación de Assange: AMLO

Julian Assange está libre: abandonó la prisión de máxima seguridad de Belmarsh este 24 de junio tras llegar a un acuerdo de culpabilidad.

Hace 8 horas

Cambio de canal

Por @osvaldomonos

Hace 9 horas