Dólar16.80

Xóchitl Gálvez, la necesidad de los partidos

Para nada tiene que sudar calenturas ajenas, pero Xóchitl Gálvez debería defender a los partidos que la postulan, como ellos hacen con ella ante los ataques que recibe cotidianamente.

4 / 10 / 24

EMEEQUIS.– Xóchitl Gálvez tiene que acercarse más a los tres partidos que la postularon. Jugar a la ambigüedad de la independencia es un riesgo y poco redituable.

Para nada tiene que asumir culpas o sudar calenturas ajenas, pero sí debería defender a sus aliados, como ellos hacen ante los ataques que recibe cotidianamente.

Lo que está en juego es el futuro de la democracia y quienes han evitado la destrucción del INE, el Tribunal Electoral y los órganos autónomos son precisamente el PRI, PAN y PRD, junto con miles y miles de ciudadanos comprometidos con el mantenimiento de las libertades.

Alejandro Moreno, Marko Cortés y Jesús Zambrano pueden ser criticados por diversos motivos, como cualquier personaje público, pero hay que reconocerles que nunca escucharon el canto de las sirenas y que se han mantenido firmes en los aspectos más relevantes de la defensa democrática.

Gálvez es la abanderada presidencial de Fuerza y Corazón por México, porque se sometió a un procedimiento democrático pactado entre los propios partidos y organizaciones de la sociedad civil, bajo el paraguas del Frente Amplio.

La selección, además, contrastó con la imposición con la que se condujeron en Morena, donde se impidieron las discusiones entre los aspirantes y el derroche de recursos fue escandaloso.

https://m-x.com.mx/urna-2024/basta-de-medidas-cautelares-suspendan-la-mananera-xochitl-al-ine

Gálvez se tuvo que medir con Enrique de la Madrid, Santiago Creel y Beatriz Paredes Rangel, quienes lograron el número de firmas que se requerían para participar en la fase de los foros.

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

La historia es conocida, pero no estuvo exenta de emoción, porque en las mediciones demoscópicas que se hicieron en vivienda, Gálvez estaba prácticamente empatada con Paredes.

Por eso declinó Creel y dio el margen necesario, medido de modo riguroso en estudios de opinión en vivienda y telefónicos, para que se perfilara la victoria de la actual candidata a la presidencia de la República sin necesidad de realizar la consulta directa que se había planificado.

Quizá esto hizo perder de vista un aspecto fundamental y es que en la disputa de las campañas formales lo que iba estar en el tablero eran los votantes que aún no decidían y que muchos de ellos están dispuestos a sufragar por opciones de centro y de izquierda, pero no necesariamente por Morena.

Es en esa franja en la que la identidad partidista cuenta y mucho. Parte de esos probables votantes, son priistas que en algún momento se desencantaron con el gobierno de Peña Nieto, pero no son el voto duro de quienes ahora tienen el poder político.

Gálvez y su equipo, deberían de concentrarse, por eso, en los militantes partidistas que apoyan al proyecto de cambio. Son ellos los que hacen campaña en las calles y a quienes les cae como balde de agua fría cada vez que sienten que su candidata no apoya a sus organizaciones.

Esa fue una de las fallas en la estrategia de José Antonio Meade hace seis años, y no porque no lo supiera, sino porque no le dio tiempo para que los sectores y grupos del priismo lo vieran como uno de los suyos.

Pero en la actual coyuntura, se suman voces que de modo irresponsable animan a la candidata presidencial a practicar deslindes cotidianos, uno sutiles y otros no tanto. Gálvez no debe escucharlos, porque es temerario lo que intentan y un error de proporciones mayores.

Además, se hace esto sin tener en cuenta que la principal adversaria sí tiene identidad partidista y que su movimiento está muy lejos de ser perfecto.

Vladimir de la Torre, que sabe de estos temas, escribió con pertinencia en su cuenta de X: “cada quien es libre de votar por quien considere y sus preferencias políticas así lo determinen. Lo que a esta altura parece poco oportuno, es que se quiera promover la candidatura de Gálvez y a la misma vez denigrar a los partidos que la postulan. Aunque no milite en un partido político no es una candidata independiente, su nombre aparecerá en la boleta con los logotipos de los tres partidos políticos, guste o no, eso ya no se puede cambiar”.

LAS VÍSPERAS DEL 2024

A los consejeros del INE les dan igual las críticas al formato de los debates. Van por la segunda vuelta y es probable que logren que sea todavía más aburrida y con bombardeos de preguntas que al final ni se contestarán y evitarán el careo entre candidaturas.

@jandradej

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Julián Andrade



Gobierno contabiliza sólo 22 candidatos asesinados y medios más de 30

Las cuentas de Rosa Icela: 8 candidatos registrados, 4 precandidatos y 10 aspirantes asesinados en este proceso electoral. Medios como EMEEQUIS llevan un conteo de 33 o más.

Hace 2 horas

Manuel Buendía, 40 años de un mayo negro

Aún ahora es incierto el móvil del asesinato de Manuel Buendía, pero sabemos que el objetivo evidente consistió en silenciarlo por los diversos temas de los que escribía.

Hace 6 horas