Dólar16.97

Santiago Creel y las maneras democráticas

La llegada del panista a la presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados muestra la urgencia que se sentía en el ámbito legislativo por construir puentes, debatir libremente e incluso lograr acuerdos, y no al revés, como ocurrió con Sergio Gutiérrez Luna

Por Emequis
9 / 02 / 22

CONFIDENTE EMEEQUIS

EMEEQUIS. Santiago Creel Miranda es el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados. Lo respaldaron, para encabezar esa posición, la absoluta mayoría de los legisladores y todas las fuerzas políticas. Eso lo compromete, pero a la vez muestra la urgencia que ya se sentía en el ámbito legislativo para construir un ambiente que propicie la construcción de puentes, el debate libre de los asuntos, y eventualmente los acuerdos. 

El periodo legislativo que concluye no fue sencillo. El anterior presidente de la Cámara, Sergio Gutiérrez Luna, inclusive presentó una denuncia de carácter penal, por traición a la patria, en contra de los diputados de oposición que no respaldaron la iniciativa de Reforma Eléctrica que envío el titular del Ejecutivo. 

Era un despropósito, por supuesto, al que no le hicieron mayor caso en la FGR, pero fue utilizado por Mario Delgado, el líder de Morena, para desatar una campaña en la que calificaba a los opositores de traidores a la patria. El Tribunal Electoral ya señaló que se trató de una conducta de calumnia y falta del debido cuidado. 

TE RECOMENDAMOS LEER: ABARCA Y SU FIESTA: SECUESTROS Y GOMA DE OPIO

El diputado Creel Miranda, es la antítesis de esas conductas. Su biografía lo coloca en el tablero de los constructores de acuerdos, y de quienes, desde hace ya décadas, han trabajado en la consolidación de la democracia, desde diversas trincheras.

Es justo eso, su institucionalidad, la Creel Miranda, la que se requería en San Lázaro, inclusive para los propios integrantes de Morena, quienes se sentirán más cómodos bajo el seguimiento de las normas y las leyes, que de los caprichos y los arrebatos. 

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

Pero lo será sencillo. Es más, ya no lo es. Horas antes de que asumiera la presidencia de la Mesa Directiva, en la oficialía de partes de la Cámara de Diputados se estaba recibiendo la iniciativa que pretende convertir a la Guardia Nacional en una de las estructuras de operación de la Secretaría de la Defensa.

No tiene el carácter de iniciativa preferente, pero a la 4T le urge aprobarla cuanto antes. Lo pueden hacer, porque para solicitar que se discuta de inmediato y para aprobarla en el Pleno se requiere de solo una mayoría simple, con la que cuentan.

La exposición de motivos es un galimatías muy a tono con el momento, donde lo militar no es militar y vuelve a serlo en una especie de remolino de incoherencias jurídicas. Así quedará la ley secundaría, contraria a la Constitución, hasta que se le pueda declarar inválida.

Con ese y otros asuntos tendrá que lidiar Creel Miranda, buscando que las algideces del debate y sus posiciones no rompan con la unidad del Congreso. Eso es lo que hace un presidente de parlamento y él seguramente lo hará.

Al mismo tiempo, es una oportunidad de mostrar que las cosas pueden ser distintas, que no se ha perdido la cordura y que existe una tradición democrática poderosa. Eso, desde ya, es una buena noticia.

EL TORBELLINO EN EL SENADO Y LA HABILIDAD DE ERUVIEL

En el Senado todo fue distinto. La elección de la Mesa Directiva se demoró por un estira y afloja entre Ricardo Monreal y los que  todavía son sus compañeros de bancada. Sus críticos impulsaron a Higinio Martínez, pero el zacatecano siempre sostuvo a Alejandro Armenta, quien al final resulto designado en la presidencia. En ese torbellino, dejaron embarcada a la oposición, que buscaba generar una mayoría distinta, con Monreal a la cabeza.

De todas formas, algo se partió en la bancada mayoritaria y pronto se verán sus consecuencias. Los opositores se quedaron en medio del de las aguas revueltas del oficialismo. 

Por eso hay que destacar la llegada de Eruviel Ávila a una de las vicepresidencias, ya que el ex gobernador del Estado de México lo hizo con el apoyo de 114 senadores. Es quien más respaldo obtuvo en la integración de la Mesa Directiva. Un mensaje para analizarse. 

Ávila, después de todo, ha mostrado una enorme habilidad que se sustenta por su constante trabajo político, del que proviene de la tenacidad que lo caracteriza. Un activo, y nada despreciable, ante las turbulencias que enfrenta el propio PRI.

@jandradej

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Emequis



Contrariar la ley, hasta en las vísperas 

A pesar de 50 medidas cautelares contra el presidente advirtiendo que se está violando la legalidad, estas advertencias son como llamados a misa y no le quitan el sueño a nadie en Palacio Nacional.

Hace 2 horas

A la mera hora: gobierno de AMLO quiere tumbar hospital abandonado y construir otro

En la recta final de esta administración, documentos oficiales revelan que el gobierno quiere gastar 36.5 millones de pesos en estudios para ver si se puede derribar el Hospital General Dr. Gonzalo Castañeda Escobar del ISSSTE en Tlatelolco, abandonado desde 2011, y construir otro en su lugar.

Hace 3 horas