Dólar17.07

Cuando llegue la noche para los jueces

Lo que ocurre en Veracruz contra los jueces es la muestra de lo que podría suceder en otras entidades si no se le pone remedio. Cuitláhuac García es la punta de lanza y AMLO lo respalda.

Por Emequis
6 / 21 / 23

CONFIDENTE EMEEQUIS

EMEEQUIS.– El gobernador Cuitláhuac García es la punta de lanza de la persecución contra los jueces incómodos. ¿Quiénes son ellos? Todos los que no se allanen a las disposiciones del poder político, los que lo contradigan o, peor aún, los que ejerzan el papel de control jurídico. 

El espectro, como es obvio, es muy amplio, porque no responde a malas o buenas conductas, sino a cómo se alinean ante la 4T. 

En realidad, de lo que se trata es de silenciar a los jueces, de hacerlos inoperantes en sus sentencias. Por eso el mandatario veracruzano viajó a la Ciudad de México con féretros para dejarlos en las escalinatas de la Suprema Corte y por ello solicitó, y obtuvo el apoyo, de la Guardia Nacional para detener a Angélica Sánchez Hernández.

La juez Sánchez Hernández está en prisión porque acató la resolución de un juzgado federal y de un tribunal de circuito para dejar en libertad a Itiel Palacios, a quienes las autoridades de Veracruz consideran un peligroso delincuente, aunque hay dudas fundadas de que se trate de la misma persona que ellos dicen perseguir. 

TE RECOMENDAMOS: MONREAL DEFIENDE A JUEZA Y REAVIVA PLEITO CONTRA CUITLÁHUAC

Es decir, la juzgadora está en el penal de Pacho Viejo, donde permanecerá al menos por un año, porque cumplió con la legalidad. 

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

El modo en que fue detenida, violándose una suspensión de amparo y no permitiendo el contacto, por varias horas, con el abogado de oficio, son los rasgos de un comportamiento de las fiscalías y de los poderes ejecutivos más que preocupantes. 

Por desgracia, la actitud del gobernador de Veracruz es respaldada por el presidente López Obrador y eso indica que estamos apenas en el inicio de un despliegue de presiones para los juzgadores que no habíamos visto, porque a la descalificación cotidiana, ahora se le añadirá la posibilidad de la represión en uno de sus grados más elevados, la pérdida de la libertad. 

El gobernador García fue dotado de la bendición del primer mandatario para continuar con sus tropelías y nadie dude que no lo hará. El Senado de la República debería intervenir, pero ahí la mayoría que detenta Morena lo impedirá. 

Es un panorama oscuro, porque cuando la legalidad deja de operar, entramos en el terreno de los más fuertes y en los esbozos de planteamientos contrarios a la pluralidad. 

El presidente López Obrador fue enfático en que seguirá la persecución contra “los corruptos” y desestimó las denuncias de tortura, esgrimidas por Sánchez Hernández, para colocarlas como triquiñuelas de los bandidos. 

Se sabe que en Palacio Nacional tienen una visión nada gratificante sobre jueces, magistrados y ministros, aunque las animadversiones no se sustenten en pruebas, sino en dichos e inclusive en reflejos. 

Por ello, no hay que engañarnos, no estamos ante una cruzada para implantar buenas prácticas o revertir la impunidad, nos encontramos ante un procedimiento que tiene por objeto el amedrentar a los titulares de juzgados y tribunales para que no se atrevan a emitir sentencias que afecten el desarrollo de la 4T, aunque este sea contrario a la Constitución y a sus leyes. 

Hay que observar el problema en dos dimensiones. El gobernador García se está encargando de dar la batalla en el terreno, ante los titulares de los juzgados, que son los que tienen menores herramientas de defensa, y en el gobierno federal la disputa ya escaló, hace tiempo, hacia la propia Suprema Corte, porque no gustan las resoluciones del Pleno.

Lo que ocurre en Veracruz es la muestra de lo que podría trasladarse a otras entidades si no se le pone remedio.

Tendrá que ser la sociedad la que respalde a los jueces en el entendido, no de la solapar impunidad alguna, sino al contrario, de garantizar el Estado de Derecho. 

De igual forma, tendrán que ser los juzgadores los que, con valentía, continúen haciendo su trabajo, más allá de amenazas o presiones, a sabiendas de que, tarde o temprano, tendrá que cambiar la situación.

Deliberado o no –cada vez es más difícil pensar que es solo irresponsabilidad—estamos ante uno de los ataques más consistentes contra la división de poderes pero que, en este caso, puede devenir en problemas de toda índole, en una suerte de parálisis ante las arbitrariedades.

Acaso cayó la noche, pero hay que recordar que siempre terminará por amanecer. 

@jandradej 

Powered by Froala Editor

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Emequis

Testimonios de guerra. En Ivankiv y otras ciudades de Ucrania escasean agua y comida

Mientras las evacuaciones de civiles fracasaron en ciudades grandes como Mariupol, al sur, o Irpin, cerca de la capital, la gente escondida en poblaciones pequeñas pierde la esperanza y se mantiene incomunicada. La historia de Anna en busca de sus padres.

3 / 9 / 22

Las mañaneras y la prensa: entre fans, preguntas a modo y periodistas linchados

La política de comunicación de la Presidencia de AMLO, con su conferencia de prensa mañanera como “cereza del pastel”, ha sido eficaz para desprestigiar a medios y periodistas, pero también ha expuesto la vulnerabilidad de la prensa mexicana. También sirve para difundir propaganda, dice Édgar Morín, autor de "Prensa inmunda".

8 / 13 / 22