Dólar16.71

La cifra negra de la viruela símica: sin vacunas ni muestras casos aumentan

Aunque la cifra oficial más reciente es de 2 mil 654 casos confirmados de viruela símica, el número podría ser mucho mayor, debido a la falta de protocolos, estigmatización e incapacidad para detectarla por el sector salud. “No hay absolutamente ninguna estrategia por parte del Estado, ni de la Secretaría de Salud, del IMSS ni del ISSSTE de atención”, denuncia activista.

11 / 02 / 22

EMEEQUIS.– “Cariño, no te preocupes, es varicela, verás que pronto se te pasará”. Fue la respuesta que dió una enfermera del IMSS al tomarle los signos. Le pidió descubrirse las extremidades para medir la presión arterial. Fue en ese momento cuando quedaron expuestas en el brazo izquierdo alrededor de 20 pápulas rojas que dejaban en evidencia el contagio de la viruela símica. 

La enfermera no dio esa respuesta por consideración para el paciente, sino para no alarmar a los demás que esperaban consulta. Le sujetó el brazo usando guantes de plástico y lo hizo esperar más de lo normal para entrar a revisión. El estigma del contagio estaba ahí. 

Al entrar al consultorio lo esperaba la doctora que, al cuestionar sobre su orientación sexual, soltó un “ves” acompañado de una mueca, cuando él le respondió ser homosexual. El estigma seguía ahí; como si por azares del destino, su decisión personal se reflejara en un castigo a su salud. 

“Salí del IMSS más triste, nunca me había sentido tanto rechazo, tan señalado, tan despreciado”, cuenta un denunciante anónimo respecto a su experiencia al solicitar incapacidad en una clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social. “Si bien el Covid deja secuelas graves en el organismo, temo que la viruela del mono deje el estigma en mí”.

En un sistema de salud que suele ser estigmatizante y discriminatorio para las personas de la comunidad LGBTTTI, los contagios de viruela símica han aumentado la segregación, en la que se suma una falta de protocolos para atender los casos y carencia de vacunas para revertirlos.

En el corte del pasado 24 de octubre, en el informe técnico semanal referente a viruela símica, la Secretaría de Salud informó que en todo el país se tenía un registro de 2 mil 654 casos confirmados en las 32 entidades del país, y otros 377 casos en estudio. 

Esta cantidad representa un aumento del 56.3% en consideración con los casos detectados a inicios de octubre, cuando se reportaron mil 968 casos confirmados, 3 mil 564 casos notificados y 446 casos en estudio. 

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

Esta cifra es puesta en duda por activistas y organizaciones que trabajan con población de la comunidad LGBTTTI y personas que viven con VIH; quienes acompañan y dan asesoría a personas con posibles cuadros de contagio. 

Afirman que debido a que no existen protocolos de atención, se carece de un muestreo eficaz para analizar los contagios, se estima un subregistro de más de 12 mil casos de viruela símica en todo el país. 

Protesta en las instalaciones de Cenaprece (Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades).

LA CIFRA NEGRA Y EL SUBREGISTRO DE LA VIRUELA SÍMICA 

El viacrucis por la falta de salud para atender viruela símica comienza en el desconocimiento. A la falta de información institucional sobre la enfermedad y para facilitar maneras para diagnosticarla, se suman una condición de rechazo y tratos discriminatorios por parte del personal de salud. 

“Hay mucho señalamiento cuando se tiene viruela, por las prácticas sexuales, la orientación sexual. Se vuelve a repetir todo el estigma del VIH como desde principios de los 80s”, asegura Alaín Pinzón, Director General de VIHve Libre.

El activista ha dado acompañamiento y asesoría a personas personas que pasan por una condición de contagio ya que, afirma por desinformación y falta de programas de gobierno se desconoce qué institución de salud brinda pruebas o revisiones respecto a la viruela símica. 

En la Ciudad de México es la Clínica Especializada Condesa en las sedes de Cuauhtémoc e Iztapalapa donde han encontrado una forma de atención, en donde incluso han viajado personas de otros países en búsqueda de servicios médicos para esta enfermedad que tiene un lapso de duración de cerca de cuatro semanas. 

De acuerdo con cifras oficiales, la distribución de contagios se concentra principalmente en la Ciudad de México con mil 601 casos confirmados con la tasa de incidencia más alta a nivel nacional, seguido de Jalisco con 301 casos; 272 en el Estado de México y 93 en Yucatán. Sin embargo es un padecimiento que, desde el primer contagio registrado en el mes de julio, se ha expandido hasta tener presencia en todo el país.  

“Han venido personas de otros estados a tomarse la muestra y a que les den una consulta, porque en sus estados no han encontrado esa capacidad de atención”, refiere el activista, sin embargo, asegura que hay una brecha de casos que no se contabilizan y los atribuye a la falta de muestras reactivas disponibles, retrasos e irregularidades en los diagnósticos, además de estigmas y discriminación. 

En algunos casos que han acompañado, los centros de salud no reconocen la viruela símica por falta de muestras. Por el contrario, establecen subdiagnósticos por error de varicela, salmonella, efectos secundarios de medicamentos, problemas cutáneos. 

“El subregistro tiene que ver con la incapacidad de los profesionales de la salud para detectar un problema de salud en torno a la viruela símica… No hay absolutamente ninguna estrategia por parte del Estado, ni de la Secretaría de Salud, del IMSS ni del ISSSTE de atención. No hay protocolos, no existen”, explica el activista. 

Afirma que los datos publicados por la Secretaría de Salud no muestran en su totalidad el problema y que, por el contrario, hay una cifra negra cada vez más constante, la cual contabiliza un subregistro de 12 mil contagios en todo el país.

A esto también atribuyen un desfase y atraso del Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológica InDRE, para informar los resultados de las muestras, al ser el único laboratorio autorizado del país para procesarlas por sospecha de viruela símica.

“Es una cifra mucho más alta y tiene que ver con que la gente no acude a tomarse la muestra… Los servicios médicos son discriminatorios y estigmatizantes que la gente no quiere ir, a qué vas a que te maltraten”, asegura Alaín Pinzón, en referencia a que las clínicas no dan muestra, recetas, ni tratamiento o documentos que aludan al contagio positivo. 

HOMOFOBIA DE AUTORIDADES POR NO COMPRAR VACUNAS

En países como Perú y El Salvador ya se recibió un primer lote de vacunas contra la viruela símica. 

El primero fue El Salvador el pasado 24 de octubre, que recibió un lote con mil 400 dosis, pese a que en la región sólo se han registrado 13 casos.  

En Perú la semana pasada se recibieron 28 mil dosis de vacunas, ya que es uno de los países de América Latina con mayor afectación en número de casos, con más de 3 mil contagios detectados. 

En México, a pesar de llevar un registro de casos posibles y confirmados, la Secretaría de Salud se ha negado a la llegada de la vacuna, así como a la implementación de dosis masivas en la población mayormente afectada.

De acuerdo con los registros oficiales en México y a nivel mundial, los más vulnerables son los hombres que forman parte de poblaciones LGBT.  

La Secretaría de Salud refiere que de los 2 mil 654 casos confirmados en el país, el 98% de la distribución por sexo afecta mayoritariamente a los hombres, lo que lo vuelve un asunto de discriminación por motivos de homofobia y orientación sexual. Como lo afirma el activista Alaín Pinzón en una carta enviada al subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell. 

“Un epidemiólogo como tú que tiene todo el poder de cambiar la vida de miles de homosexuales, de bisexuales, de hombres que tenemos sexo con otros hombres. Un funcionario que está para servir a todos los mexicanos. Me asombra que, ante un problema de salud pública como lo es la viruela símica, no tengas más que silencio y negligencia”.

Mientras que la Organización Mundial de la Salud mantiene alerta máxima por contagios de viruela símica, el funcionario federal no se ha pronunciado sobre la necesidad de una campaña de vacunación. 

“Es una decisión completamente homofóbica no querer adquirir vacunas, porque esta epidemia está concentrada en hombres que tenemos sexo con otros hombres como el VIH”, afirma el activista. 

Al igual que otros activistas, afirma que por la inacción de las autoridades no se cuenta un protocolo de mitigación eficaz de la enfermedad por parte del estado, ya que la única manera de prevenirlo es con la vacuna.

“Es una decisión presupuestal. El gobierno federal no quiere gastar en esto. La Secretaría de Salud y sus secretarios no se han tomado en serio esto y la verdad es que los casos siguen aumentando y van a seguir aumentado”, finaliza.  

@GloriaPE_

Powered by Froala Editor

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Gloria Piña



A una semana de las elecciones, AMLO se lanza contra Xóchitl por caso Emiliano 

“Ayer estaba yo viendo a una señora, que no puedo mencionar, queriendo lucrar por el asesinato de un niño en mi estado”. AMLO habla sobre Xóchitl sin decir su nombre.

Hace 2 horas

Hallan a Orión Hernández. Fue asesinado desde el inicio, dice AMLO

“Hicimos todo para que lo liberaran, para que le salvaran la vida, lamentablemente no se pudo”, dice el presidente López Obrador.

Hace 6 horas