Dólar16.67

“Clase” de negocios: Cristina Pereyra, esposa de García Luna, cierra pasarela de testigos

Durante más de una hora, Linda Cristina Pereyra contó a detalle cómo, supuestamente, a a través de pequeños negocios e inversiones, además de préstamos, su esposo y ella fueron comprando inmuebles y vehículos. Concluye el testimonio de Jesús “El Rey” Zambada con la defensa intentando descalificar sus afirmaciones.

Por Emequis
2 / 14 / 23

EMEEQUIS.– Con una “clase” de negocios cerró la pasarela de testigos en el juicio del exsecretario de Seguridad Genaro García Luna, cuando Linda Cristina Pereyra, esposa del acusado, narró durante más de una hora cómo mediante negocios y préstamos se fueron haciendo de inmuebles y vehículos.

De acuerdo con corresponsales que cubren el juicio, luego de platicar cómo se conocieron, enumeró que tuvieron una papelería, salón de fiestas infantiles, cafetería, restaurante, y que se dedicaron además a la compra y venta de terrenos y casas.

“Aburrido, pero efectivo”, comentó simplemente en Twitter Keegan Hamilton, corresponsal de Vice News.

“El caso es que Cristina Pereira está dando una reseña de cómo compraron y vendieron propiedades con créditos bancarios más los bonos de su esposo.

TE RECOMENDAMOS: “EL REY” ZAMBADA DICE QUE SOBORNÓ CON 5 MDD A GARCÍA LUNA Y AYUDÓ A ESCAPAR AL “CHAPO”

“Así se hicieron de su casa, la de la pecera en Monte Funiar. Dice que la diseñó Genaro García Luna porque se veían los cimientos de la casa de al lado y querían tapar ese hueco. Y dijo que fueron al Mercado de Jamaica a ver cómo podían hacer la pecera”, tuitéo Nadia Sanders.

Este martes también concluyó el testimonio de Jesús “El Rey” Zambada, quien en sus declaraciones previas confirmó sobornos millonarios al exfuncionario de seguridad.

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

El hermano menor de Ismael “El Mayo” Zambada afirmó el lunes que en 2006 vio dos veces a García Luna reunirse con Óscar Paredes, un abogado del Cártel que primero le entregó 3 millones de dólares y luego otros 2 millones para obtener protección institucional.

Este martes, el abogado César de Castro cuestión a Reynaldo Zambada si recordaba sus declaraciones emitidas en julio de 2013, cuando había mencionado a los fiscales estadounidenses que supuestamente le había pagado 7 millones de dólares a Gabriel Regino para una campaña de Andrés Manuel López Obrador en contra de Vicente Fox, aunque no precisó la fecha.

Cristina Pereyra en la Corte de Nueva York. Video: @sandersmx.

“El Rey” Zambada contestó que no pudo haber dicho eso en su momento. Aunque aceptó que dio dinero a Regino, que en aquel entonces trabajaba como funcionario del GDF que encabezaba AMLO.

Ante ello, de Castro intentó mostrarle al testigo la transcripción de su declaración en julio de ese año, pero el juez Brian Cogan intervino y no le permitió hacerlo.

Vicente Fox ganó la elección presidencial de 2000 derrotando a Cuauhtémoc Cárdenas (PRD) y Francisco Labastida (PRI).

Respecto a los sobornos millonarios entregados a García Luna a finales de 2006, César de Castro le preguntó a “El Rey” Zambada si contaba con algún tipo de evidencia que lo comprobara, ante lo cual el testigo respondió negativamente.

¿QUÉ SIGUE?

Una vez que el caso sea terminado de presentar, el juez Brian Cogan podría dar las instrucciones al jurado para que se preparen para deliberar, escucharán los argumentos de cierre de ambas partes y comenzaría el encierro para que el jurado determine si el ex funcionario mexicano es culpable o no de los cuatro cargos que pesan en su contra por tráfico de cocaína y crimen organizado, más un quinto por mentir a autoridades estadunidenses.

De acuerdo con el diario The New York Times, una absolución podría desatar una tormenta en México, poniendo en duda la capacidad de las autoridades estadounidenses para recopilar pruebas convincentes sobre la corrupción mexicana de alto nivel que, tradicionalmente, ha recibido menos escrutinio que los delitos de los líderes de los cárteles.

Pero una condena también podría tener un efecto serio, pero más discreto, porque dejaría sin respuesta una de las grandes incógnitas del juicio: ¿Qué sabían los funcionarios estadounidenses sobre los vínculos de García Luna con el grupo criminal más grande de México, el cártel de Sinaloa, cuando se desempeñó como director del organismo mexicano equivalente al FBI y luego como secretario de seguridad pública del país, un poderoso cargo del gabinete presidencial?

Según diversos medios, de ser declarado culpable, el exfuncionario podría recibir una sentencia mínima de 10 años de prisión y una máxima de cadena perpetua por cuatro delitos: tres de ellos por conspiración y tráfico de drogas y uno por falsear declaraciones.

¿QUIÉNES FUERON LOS TESTIGOS PREVIOS Y QUÉ DIJERON?

El juicio arrancó oficialmente el pasado 17 de enero con la selección del jurado en la Corte de Distrito Este de Nueva York, bajo la conducción del juez Brian Cogan, quien será el encargado de fijar la sentencia, una vez que el jurado emita su veredicto.

SERGIO VILLARREAL, “EL GRANDE”

El narcotraficante Sergio Villarreal Barragán, “El Grande”, fue el primer testigo llamado a declarar el pasado 23 de enero.

“El Grande” reveló que García Luna recibió sobornos del Cártel de Sinaloa. Sostuvo que el narcotraficante Arturo Beltrán Leyva fue el encargado de pagar los sobornos al exfuncionario federal y que entre 2001 y 2004, el monto de los supuestos pagos fue hasta de 1.5 millones de dólares mensuales.

El dinero, según dijo, provenía de una cooperación de los miembros del Cártel de Sinaloa, desde Beltrán hasta Ismael “El Mayo” Zambada y Joaquín “El Chapo” Guzmán.

“El Grande” afirmó que también se entregaron sobornos a militares y otras autoridades del gobierno mexicano, incluyendo a Luis Cárdenas Palomino, exdirector de la extinta Policía Federal.

El narcotraficante, que fue mano derecha del sanguinario jefe del Cártel de los Beltrán Leyva, reveló también que, en 2008, Arturo Beltrán Leyva “mandó a secuestrar” a García Luna para pedirle explicaciones sobre con qué cártel estaba.

TIRSO MARTÍNEZ SÁNCHEZ, ALIAS “EL FUTBOLISTA”

El narcotraficante Tirso Martínez Sánchez, conocido como “El Futbolista”, también fue testigo durante el juicio que se sigue en contra de García Luna, aunque cabe resaltar que parte de su testimonio fue descalificado por el juez Brian Cogan.

A pesar de ello, “El Futbolista” centró su testimonio en los años 2001 a 2003, cuando García Luna era director de la Agencia Federal de Investigación (AFI).

Martínez Sánchez reconoció que nunca personalmente entregó sobornos a García Luna, pero dijo que sí hizo pagos de entre 100,000 a 200,000 dólares a otros policías para proteger cargamentos de cocaína que él importaba en lanchas rápidas desde Colombia a México, para luego traficarla a Estados Unidos.

“El Grande” y Édgar Veytia, dos de los testigos que más datos aportaron. Fotos: Archivo. 

ÓSCAR NAVA VALENCIA, “EL LOBO”

Durante la segunda semana de alegatos que, del lunes 30 de enero, el tercer testigo llamado a declarar ante el jurado fue el narcotraficante Óscar Nava “El Lobo” Valencia, quien aseguró que pagó “más de 10 millones de dólares en efectivo” al exsecretario de Seguridad Pública.

“Le di más de 10 millones en efectivo procedente de la droga”, dijo el testigo de la fiscalía.

Valencia, que admitió además haber enviado a Estados Unidos “más de 100,000 kilos de cocaína”, contó que se reunió personalmente dos veces con García Luna. La última reunión ocurrió cuando el exfuncionario era aún jefe de las fuerzas de seguridad del país, y se llevó a cabo en 2008 en Guadalajara, Jalisco.

“Para poder tener la reunión, tuvimos que pagar 500,000 dólares para verle a través de (Luis) Cárdena Palomino”, dijo.

“El Lobo” reveló además que en varias ocasiones pagó sobornos a “otros funcionarios del gobierno”, así como a autoridades municipales, agentes de la Policía Federal y responsables de los puertos y aeropuertos para que los “dejaran sacar los cargamentos” de droga.

El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, según dijo, era una de las principales puertas de entrada de la droga procedente de Colombia en el país.

ADRIÁN IBÁÑEZ, AGENTE DE LA DEA

El martes 31 de enero, Adrián Ibáñez, agente de inteligencia de la DEA, fue el primer testigo en hablar durante la sesión del juicio en contra de García Luna.

El agente estadounidense relató que cuando estuvo asignado a una oficina en Guadalajara, tuvo acceso a información de inteligencia que compartió con el gobierno mexicano y que permitió el aseguramiento de dos contenedores con más de 10 toneladas de cocaína cada uno en el puerto de Manzanillo, el 30 de octubre de 2007, lo que dijo, ha sido el decomiso más grande de la historia.

Adrián Ibáñez relató además que agentes de la DEA solían acudir a decomisos de fuerzas de seguridad de México para evitar que éstas se corrompan y evitar el pago de sobornos.

RAÚL ARELLANO AGUILERA

El martes 31 de enero también testificó Raúl Arellano Aguilera, un expolicía federal asignado al Aeropuerto de la Ciudad de México, bajo las órdenes del comandante Óscar Moreno Villatoro.

El expolicía federal describió ante el jurado que elementos de la Policía Federal permitieron la entrada de sustancias ilícitas al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) bajo la supervisión de Ramón Pequeño, exjefe antidrogas de dicha corporación, y el entonces jefe de Aeropuertos, Óscar Moreno.

ISRAEL ÁVILA, NARCOTRAFICANTE

El narcotraficante Israel Ávila se presentó como testigo protegido, pero dijo haber sido contador de los hermanos Mario Pineda Villa, alias “El MP” o “El Gordo Malo”, y Alberto Pineda Villa, alias “El Equis” o “Borrado” —quienes formaban parte del círculo cercano del capo Arturo Beltrán Leyva—, y dijo este 31 de enero que desde 2016 confesó a las autoridades de Estados Unidos sobre los sobornos que el Cártel de Sinaloa pagaba al exsecretario de Seguridad Pública del gobierno de Felipe Calderón.

Israel Ávila, quien ante el jurado dijo que fungió como agente de bienes raíces para el Cártel de Sinaloa y que su trabajo consistía en rentar casas a narcos, aseguró que las acciones realizadas en 2008 para lograr la captura de Jesús Reynaldo Zambada García, alias “El Rey” Zambada, hermano de Ismael “El Mayo” Zambada, fue una operación en donde participaron policías reales y miembros de los Beltrán Leyva, vestidos como policías.

Las acciones, según dijo el testigo, fueron coordinadas por los hermanos Pineda Villa y Sergio Villarreal, quien fue el primer testigo del juicio de García Luna.

HAROLD MAURICIO POVEDA ORTEGA, “EL CONEJO”

El 1 de febrero tocó el turno de Harold Mauricio Poveda Ortega, alias “El Conejo”, capo colombiano identificado como uno de los mayores proveedores de cocaína para el Cártel de Sinaloa y la organización de los Beltrán Leyva.

En sus declaraciones, “El Conejo” precisó que su principal función fue “enlazar a los grandes narcos de Colombia con los grandes narcos de México”.

Además, narró que, por temor a ser asesinado por Arturo Beltrán Leyva, ayudado por policías en el AICM pudo huir de México sin siquiera pasar por filtros de seguridad o por control migratorio.

Según reveló, su detención en noviembre de 2010, fue parte de uno de los montajes que la Secretaría de Seguridad Pública a cargo de García Luna realizó.

MIGUEL MADRIGAL, AGENTE DE LA DEA

Este jueves 2 de febrero, Miguel Madrigal, agente de agente de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), se sumó a la lista de testigos en el juicio contra Genaro García Luna.

Madrigal reveló que la DEA comenzó a seguir los pasos de García Luna desde hace más de una década y que incluso, entre 2008 y 2015, cuando estuvo asignado en la oficina de la Agencia en la Ciudad de México obtuvo informes que mencionaban que, en un restaurante, Champses Eylsses, ubicado frente a la Embajada de EU, se reunían narcotraficantes y funcionarios corruptos, quienes recibían sobornos.

Este lujoso restaurante ya había sido mencionado en el juicio en contra de Joaquín “El Chapo” Guzmán, como un sitio donde narcotraficantes presumiblemente repartían sobornos a altos mandos policiacos.

Madrigal habló también ante el jurado que, en una ocasión, a través de un video identificó la camioneta del entonces comandante de la Policía Federal Édgar Bayardo, estacionada afuera de la casa de Jesús Reynaldo “El Rey” Zambada, quien fuera el encargado del Cartel de Sinaloa de dar los sobornos a García Luna, suponiendo que ambos celebraban una reunión.

FRANCISCO CAÑEDO ZAVALETA, EXPOLICÍA FEDERAL MINISTERIAL

Francisco Cañedo Zavaleta, quien fuera agente Federal de Investigación (AFI) y que en noviembre de 2022 se jubiló como agente de la Policía Ministerial, reveló en sus primeras declaraciones que fue testigo de una reunión entre a García Luna y los narcotraficantes Arturo Beltrán Leyva y Édgar Valdez, más conocido como “La Barbie”.

De acuerdo con el relato de Cañedo Zavaleta, el 19 de octubre de 2008, cuando él se trasladaba por carretera de Cuautla hacia Cuernavaca, Morelos, por casualidad vio a los dos capos hablando con el exsecretario de Seguridad Pública.

Cañedo Zavaleta detalló que, en esa ocasión, “La Barbie” portaba una arma larga. Según el periodista Arturo Ángel, Cañedo Zavaleta habría contado además que, tras este hecho, el agente comentó lo que había sucedido a Oscar Granados, un compañero suyo, quienes luego, mediante un escrito y de manera conjunta, decidieron denunciar el hecho ante el Congreso de la Unión.

El expolicía reveló también que la entonces diputada federal y hoy gobernadora de Campeche, Layda Sansores tuvo conocimiento de lo sucedido, quien les recomendó denunciar en esta reunión en un escrito anónimo a un periodista.

HÉCTOR VILLARREAL HERNÁNDEZ, EXTESORERO DE COAHUILA

La tercera semana de alegatos inició el lunes 6 de febrero con el testimonio de Héctor Javier Villarreal Hernández, extesorero de Coahuila en la administración de Humberto Moreira.

Villarreal Hernández reveló que mientras él fue tesorero de Coahuila se cobraron cuotas ilegales a contratistas del gobierno estatal y que el dinero se utilizó para la compra de propiedades en la entidad, en Morelos y en la Ciudad de México. También se destinó a sobornos para medios de comunicación y para desviarlo a campañas políticas.

Villarreal Hernández relató cómo él y el exgobernador Humberto Moreira lavaron más de 200 millones de dólares de fondos público, de los cuales al menos 40 millones fueron destinados al exgobernador priista.

EDGAR VEYTIA, EXFISCAL DE NAYARIT

El exfiscal Edgar Veytia, condenado en Estados Unidos por narcotráfico, reveló el miércoles 7 de febrero que el expresidente Felipe Calderón Hinojosa pidió a autoridades que respaldaran a Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo” Guzmán, en la guerra que tenía contra integrantes del Cártel de los Beltrán Leyva.

Veytia, alias “El Diablo”, declaró ante la Corte de EU que la orden que recibió de las autoridades superiores era proteger a Joaquín “El Chapo” Guzmán y su cartel de Sinaloa frente a sus antiguos aliados del clan de los Beltrán Leyva, como venían haciendo.

Según su testimonio, la instrucción se la dio en 2011 el entonces gobernador de Nayarit, Ney González, quien le dijo que acababa de reunirse en Ciudad de México con el presidente Calderón y García Luna.

Edgar Veytia detalló que García Luna y Calderón Hinojosa le pidieron al exgobernador Ney González que apoyara a “El Chapo”, en la disputa que sostenía con los Beltrán Leyva.

@emeequis 

Powered by Froala Editor

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Emequis



Se acerca cierre de Sheinbaum y la CNTE sigue en el Zócalo

Los maestros de la CNTE siguen ocupando el Zócalo a dos días del cierre de Claudia Sheinbaum, quien sigue con sus planes como si nada. ¿Se quedarán ahí como sucedió con la Marea Rosa?

Hace 2 horas

Xóchitl y Alito afirman que salida de Alejandra Del Moral no afecta

"Ella decide apoyar un proyecto autoritario”, dice Xóchitl Gálvez sobre Alejandra del Moral y su adhesión a Claudia Sheinbaum. “No nos afecta en nada porque la militancia priista está sólida”, afirma Alejandro Moreno.

Hace 6 horas