Dólar17.12

¿Y la ley? Casinos al servicio de la industria tabacalera

De acuerdo con las nuevas disposiciones del Reglamento de la Ley General para el Control del Tabaco (LGCT), en todos los espacios cerrados en el país está prohibido fumar, pero en muchos lugares, como casinos, se hace caso omiso. Refleacciona documentó las violaciones a la LGCT en las que incurren las empresas de casinos en la Ciudad de México, con testimonios e imágenes.

7 / 23 / 23

Por Sara Arteaga / Refleacciona 

EMEEQUIS.– Cuando se escribe la palabra “Casinos” en la aplicación Google Maps, aparecen múltiples opciones en los resultados de búsqueda. En las opiniones sobre los servicios estos sitios de entretenimiento se pueden leer comentarios acerca del horario, la dirección del casino, si venden alimentos e incluso, si se permite fumar en ellos. En algunos comentarios, se lee que en dichos lugares se puede fumar incluso dentro de las áreas que se supone son libres de humo de tabaco.

De acuerdo con las nuevas disposiciones del Reglamento de la Ley General para el Control del Tabaco (LGCT), en todos los espacios cerrados en el país está prohibido el consumo de cigarros, vapeadores y otros dispositivos para fumar. Este cambio llegó como parte de las reformas a la legislación aprobadas en 2021 y que derivaron en reformas al reglamento.

Antes de los cambios al reglamento, estaban permitidas las áreas para fumadores en casinos con ciertas restricciones, pero con los cambios la prohibición al consumo de tabaco y vapeadores es total. No hay prórroga: todos los lugares cerrados deben ser sitios libres de humo, y si tenían un área destinada para fumadores es hora de clausurarla. A pesar de la legislación nueva, muchos lugares aún no cumplen con las nuevas indicaciones del gobierno. 

 Captura de pantalla de los comentarios hechos por los usuarios en la pestaña de opiniones de Google Maps que se pueden encontrar en la sección de información sobre los casinos Yak Cuauhtémoc y Yak Patriotismo, respectivamente.

Por ello, Refleacciona documentó las violaciones a la LGCT en las que incurren las empresas de casinos en la Ciudad de México respecto a sus “áreas de fumadores”, ya que en varios de estos sitios dichas zonas no son más que una especie de peceras en donde se concentran todas las personas que fuman mientras juegan en las máquinas de apuestas, con atención directa de meseros y personal que se exponen a las altas cantidades de humo que circula dentro.

De acuerdo con la organización, cada año mueren 9 mil personas que padecieron alguna enfermedad no transmisible relacionada al consumo de humo de segunda mano, es decir, al humo que emana de quienes si fuman o vapean. Entre las víctimas que suelen estar dentro de estos 9 mil decesos están empleados de bares, restaurantes, antros y casinos, quienes están a merced del humo de fumadores en sus sitios de trabajo.

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

Uno de estos lugares es el Yak Plaza La Viga, uno de los pocos casinos que se encuentran en el oriente de la Ciudad de México y donde se puede corroborar, mediante una visita a sus instalaciones, que continúan existiendo las mal llamadas “áreas para fumar”, divididas del resto de la sucursal por vidrios y una puerta que se abre con un sensor de movimiento.

Imagen del Yak Plaza La Viga, ubicado en el Local 12 de la plaza del mismo nombre, sobre Calzada de la Viga 1150 en la colonia Apatlaco en Iztapalapa.

Otros casinos Yak, pertenecientes a la empresa española Codere, cuentan con las mismas características en cuanto a las áreas de fumadores: zonas separadas con vidrios donde los fumadores se concentran para fumar mientras juegan, sin ventilación alguna más que la puerta de vidrio por donde entran y salen, sin importar las condiciones que ahora indica el reglamento actualizado para transformar espacios concurridos en sitios 100% libres de humo.

 Imagen del Yak Patriotismo, ubicado en Avenida Patriotismo 229, Colonia San Pedro de los Pinos.

 Imagen del Play City Casino Oasis Coyoacán, ubicado dentro de Plaza Oasis Coyoacán en Avenida Miguel Ángel de Quevedo 227, colonia Oxtopulco, Coyoacán.

Durante la visita a cada uno de los casinos, prácticamente no se encontró alguno que cumpliera correctamente con la nueva disposición del reglamento recién publicado en el Diario Oficial de la Federación en enero de este año. Aún se pueden encontrar personas consumiendo mientras juegan, con el permiso de las mismas personas del servicio, quienes incluso ayudan a sus clientes a prender sus cigarros y les ofrecen ceniceros para depositar ahí las cenizas y colillas.

Uno de los casinos que más concurrencia tiene en sus instalaciones y donde incluso se puede percibir el olor a cigarro desde la entrada es el Casino Life de Félix Cuevas, ubicado sobre Avenida Insurgentes Sur, justo frente a la estación del Metrobús Félix Cuevas. Es un lugar que cuenta con amplias instalaciones y donde incluso, como en otros casinos de la ciudad, se presentan grupos musicales frecuentemente. La sala para fumar se encuentra en el primer piso y para llegar a ella hay que subir unas escalinatas en caracol. En este mismo piso además se encuentran las mesas de apuestas y otras máquinas de juego. Muchas personas, poca ventilación y un olor penetrante a cigarro que logra escapar de esta zona del casino incluso hasta el área de juegos del sótano.

Imágenes del Casino Life Félix Cuevas, ubicado en Avenida de los Insurgentes Sur 1288, colonia Tlacoquemécatl del Valle, alcaldía Benito Juárez. Una mujer fumando y otro hombre con su cenicero al lado.

 Comentarios hechos por los usuarios en la pestaña de opiniones de Google Maps que se pueden encontrar en la sección de información sobre el Play City Casino Oasis Coyoacán.

Según el Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas 2022 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en México hay 5,524 unidades económicas relacionadas con casinos, loterías y juegos de azar. Cada uno de estos lugares tiene el mismo riesgo de mantener sus instalaciones sin la debida infraestructura para separar a fumadores de no fumadores. Y en realidad, es necesario que todas las cadenas de casinos en México, según las nuevas disposiciones, prohíban el consumo de productos de la industria tabacalera y el uso de dispositivos para fumar.

Miguel Ángel Toscano, presidente fundador de Refleacciona con Responsabilidad A.C., señala que estos lugares de diversión han logrado pasar desapercibidos del cumplimiento de la ley en los últimos meses. “Como organizaciones hemos estado enfocados en la implementación de espacios 100% libres de humo de tabaco en todo el país. Sin embargo, es necesario revisar con lupa el cumplimento en bares, antros, restaurantes y también casinos, principalmente para proteger la salud de quienes no fuman, incluidos de sus empleados y equipos de staff que, a pesar de usar cubrebocas, están expuestos al humo de segunda de mano en las mal llamadas “áreas para fumar” que no son más que espacios cerrados sin ventilación alguna. Incluso si tocas una máquina de cualquiera de estos sitios sin ser fumador y acercas tus dedos a la nariz, ahí vas a encontrar el olor del tabaco”.

POSICIONAMIENTO DE PERMISIONARIOS

En un documento fechado el 7 de julio de 2022 y enviado por Miguel Ángel Ochoa Sánchez, presidente de la Asociación de Permisionarios, Operadores y Proveedores de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuesta en México, A.C. (AIEJA) a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria de la Secretaría de Economía (CONAMER), se mencionan una serie de comentarios hechos por dicha asociación al reglamento, hoy vigente y ya publicado en el Diario Oficial de la Federación, de la LGCT.

Documento membretado enviado a la CONAMER por parte de la AIEJA. Fuente: CONAMER.

Dichos comentarios se enviaron a la CONAMER en el marco de la consulta pública que se realizó para la observación de dicho reglamento que aún no se aprobaba entonces. La AIEJA dejó en claro su descontento al señalar las dificultades que enfrentarían los casinos de aprobarse la publicación del reglamento que conocemos hoy.

La AIEJA, en representación de 54 empresas de juego y apuestas reconocidas por la Secretaría de Gobernación, señalaba entonces que la propuesta de Reglamento “afectará a nuestros Socios, lo que puede repercutir en la estabilidad del empleo de las 50 mil personas que están directamente integradas en las cadenas productivas de nuestra industria, además de afectar a otras 120 mil familias”.

En otro parte del documento se menciona que la propuesta del reglamento no tenía una justificación científica de que los no fumadores obtienen beneficios con los espacios 100% libres de humo. Incluso, menciona que ésta “establece una prohibición indirecta transgrediendo la libertad de comercio, al delimitar que las zonas exclusivas para fumar deben contar con un cerco perimetral de diez metros pues aquellos establecimientos que no puedan cumplir con dicha métrica por contar con un espacio limitado en tamaño se verán orillados a prohibir a sus clientes el consumo de tabaco dentro de sus instalaciones”.

Frente a los comentarios del documento de la AIEJA, Miguel Ángel Toscano señala que sí existen beneficios a la salud resultado de la implementación de los espacios libres de humo para toda la población no fumadora, incluso para quienes fuman y desean abandonar el tabaco. “México tiene la obligación de cumplir con esta disposición, ya que firmamos el Convenio Marco para el Control del Tabaco de la Organización Mundial de la Salud. Esto no es una imposición internacional, es una política salvavidas que busca reducir los daños del humo de cigarro entre quienes han decidido no fumar. ¿Por qué obligarlas a inhalar sustancias que ya han decidido no consumir? Es el respeto fundamental a la salud de la población mexicana”.

“La inhalación de humo de tabaco es el factor de riesgo para 6 de las 8 principales causas de muerte a nivel mundial y de 4 de 6 enfermedades no transmisibles más mortales: enfermedades del corazón y respiratorias, diabetes y cáncer. Dicha posición solo pone en riesgo la salud de sus clientes y sus empleados, principalmente éstos últimos, quienes sí o sí tienen que entrar a atender a los usuarios de las áreas para fumar sin ventilación y no pueden evitar inhalar humo porque en sus empresas no garantizan su derecho a la salud. Es lamentable”. 

LA DENUNCIA, FACTOR DETERMINANTE 

Una vez que Refleacciona visitó dichos establecimientos en la Ciudad de México, puso en marcha una serie de denuncias ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), dependencia que se encarga de vigilar la correcta implementación del reglamento de la LGCT. Con las fotografías y la ubicación de dichos casinos, la asociación levantó la denuncia de incumplimiento para que se vigile el correcto accionar de dichos sitios frente a la ley.

“Instamos a la población a que denuncie los espacios que aún no se han convertido en sitios libres de humo, como los casinos. Ya no hay pretexto para que cumplan la ley, han pasado varios meses ya desde la publicación del reglamento y es necesario que todos los sitios de entretenimiento sean libres de humo. Este reglamento es un triunfo de la sociedad civil organizada quienes defendimos la salud pública de los intereses económicos de industrias como la tabacalera, quien es la más beneficiada con la ilegalidad con la que operan las empresas y cámaras que solo buscan enriquecerse. En este juego, solo hay un ganador y son los casinos al servicio de las tabacaleras”, comentó Toscano.

@Sararteagat

@RefleaccionaAC

Powered by Froala Editor

Telegram

SOBRE EL AUTOR

ESPECIAL EMEEQUIS

Ticketmaster, en la mira de Profeco y legisladores: “Tienen funcionarios corruptos”

De acuerdo con Ricardo Sheffield, titular de Profeco, la empresa se defendió con la supuesta falsificación de boletos para Bad Bunny, pero en realidad hubo una sobreventa ilegal. Legisladores consideran esencial revisar la práctica monopólica de Ticketmaster. ¿Y Bad Bunny? A diferencia de Taylor Swift, no ha defendido a sus fans.

12 / 12 / 22

AMLO VS AMLO: Presumen 35,625 homicidios en 2021, 1,148 menos que en 2020

A pesar de que acumula 109 mil 59 homicidios en la primera mitad de su gestión, el presidente López Obrador y parte de su gabinete se regodean públicamente por el “logro”

7 / 27 / 22