Dólar17.10

¿Cuál arroz cocido? Históricamente elecciones se cierran al final: Ugalde

Luis Carlos Ugalde dijo que la evidencia de los últimos 24 años muestra que durante los tres meses previos a la jornada electoral, los candidatos punteros tienen movimientos importantes. El rango de variación en estos últimos 24 años ha ido de los 10 a 21 puntos.

3 / 29 / 24

EMEEQUIS.— A poco más de dos meses para las elecciones presidenciales, tanto a las candidatas punteras, Xóchitl Gálvez y Claudia Sheinbaum, como a los líderes de opinión, se les ha cuestionado si “el arroz ya se coció” y si existe una candidata definitiva para ganar el puesto, o si aún hay margen para que los números cambien.

El tema gira en torno a las encuestas y la notable disparidad en los resultados. El pasado 19 de marzo, la encuesta realizada por el medio Reforma mostró una ventaja considerable para la candidata de Morena, Claudia Sheinbaum, con una brecha de 24 puntos respecto a Gálvez, en comparación con otras encuestas que cerraban más la contienda y sólo mostraban una diferencia de 8 puntos, como el caso de México Elige.

EMEEQUIS conversó al respecto con Luis Carlos Ugalde, director general de Integralia Consultores y exconsejero presidente  del INE, sobre si en realidad ya se puede hablar de un resultado claro para las elecciones presidenciales. Para el especialista, comenzar con este tipo de discusiones a más de dos meses de la elección resulta en “un debate irrelevante”, debido a que aún es “prematuro”.

“La candidata Claudia Sheinbaum es puntera, pero eso no significa que ya haya ganado”, menciona el especialista. 

Según los resultados de Reforma, Sheinbaum cuenta con un 58% de las preferencias electorales, mientras que Gálvez tiene un 34% y el candidato de Movimiento Ciudadano, Jorge Álvarez Máynez, apenas alcanza un 8%. Mientras, la encuesta realizada por México Elige arrojó que Claudia Sheinbaum tiene una preferencia del 51.6%; Xóchitl Gálvez acumula un 43.6 % de las preferencias.

El especialista opina que “la evidencia de los últimos 24 años muestra que durante los tres meses previos a la jornada electoral, los candidatos punteros tienen movimientos importantes”. Ugalde señala que el rango de variación en estos últimos 24 años ha ido de los 10 a 21 puntos.

Pone como ejemplo lo ocurrido en las últimas cuatro elecciones: “Si tú esta pregunta la hubieras hecho en 2000, hubieras concluido que Labastida iba a ser presidente, no lo fue. En 2006, pues ibas a decir que ganaba López Obrador y no ganó. Si esta pregunta la hubieras hecho en 2012, hubieras dicho que Peña Nieto iba a ganar por 20 puntos, y sí ganó, pero ganó por siete puntos. Entonces, si tú esta pregunta la hubieras hecho en 2018, hubieras dicho que López Obrador iba a ganar por cuatro o cinco puntos y ganó por 25 puntos”.

HISTÓRICAMENTE LAS ELECCIONES TIENDEN A CERRARSE  

En marzo del 2000 Labastida tenía una preferencia de 47 puntos, mientras que Vicente Fox alcanzaba los 38.6, sin embargo, para el día de las elecciones, Fox ganó con siete puntos de diferencia.

En marzo de 2006, las encuestas proyectaban que López Obrador contaría con un 41% de apoyo, sin embargo, finalmente obtuvo el 35.3% del voto. Por otro lado, Calderón, quien se perfilaba con un 31% en las encuestas, terminó ganando con un 35.89%. Esta discrepancia representó una variación de 10.58 puntos porcentuales.

Para marzo del 2012, las encuestas otorgaban a Peña Nieto un 45% de intención de voto, sin embargo, las elecciones se volvieron a estrecharse y el resultado culminó con un 38.15% en las elecciones. Por su parte, López Obrador partía con un 22% en las encuestas, experimentando un incremento de casi 10 puntos para finalizar con un 31.6%.

En las últimas elecciones presidenciales, las encuestas proyectaban que Ricardo Anaya del PAN obtendría el 32% del voto, sin embargo, cayó 10 puntos porcentuales y López Obrador pasó del 42%  al 53.2%. Esta disparidad representó una variación de 21 puntos porcentuales.

 Ugalde agrega que aún  “faltan movimientos” de las candidatas. “No sabemos qué tan importantes, no sabemos en qué sentido, no sabemos si serían o no suficientes para que se crucen las líneas” que seguro llevarán a una elección cerrada. “Si nos atenemos a las tendencias históricas de México, hay más probabilidades de que la elección se cierre, de que se mantenga igual”.

“Los números dicen que hoy ganaría Sheinbaum, (si) esa ventaja se mantendrá o no se mantendrá depende de varios factores”

Para el especialista hay tres cosas que están reflejando las encuestas actuales:

1)  Están tomando una fotografía dos meses y medio antes de la elección.

2)  Dos de las encuestas muestran una dispersión de datos que llama la atención y que significa que algunas están muy equivocadas.  ¿Cuáles?  No lo sé (…) Eso habla de que hay un problema estructural en la industria o en la metodología. 

3)  Hay algo que es claro: que hay una candidata puntera hoy. Que se llama Sheinbaum, eso, pues lo único que significa es que la puntera es, (no) significa que ella va a ganar.”

ENCUESTAS PUEDEN INDUCIR COMPORTAMIENTO DE VOTANTES

Ugalde menciona que los resultados de estas encuestas pueden inducir o modificar el comportamiento de los votantes: “Por una parte, puede hacer que la oposición se desaliente y diga: ‘Ya no hay nada que hacer’. Y por otra parte, puedes alentar a los votantes de Morena que digan: ‘Si ya ganamos, ¿para qué voto?’”.

Ugalde explica que estas encuestas también mantienen una serie de sesgos, que no necesariamente está tomando en cuenta el partido hegemónico, o dan un reflejo de lo que podría pasar en las elecciones del próximo 2 de junio: “Las encuestas seguramente tienen un sesgo que sobreestima a Morena y eso lo han dicho los encuestadoras durante los últimos tres o cuatro años”.

1)  Acceso a zonas restringidas en diversas ciudades del país en donde no se está entrevistando a gente que probablemente sea más opositora que oficialista.

2)  Autocensura de beneficiarios de programas sociales, que por temor si quieren votar por la oposición, dicen que votan por Morena.

3)  El sesgo que probablemente te genera el crimen organizado de que no puedes acceder a algunas zonas a entrevistar.

4)  El sesgo de quién paga las encuestas y es claro que ese es un sesgo que a veces es explícito o a veces es implícito.

5)   La no respuesta y pone como ejemplo la encuesta de Reforma, donde el  47% no respondió. 

Agrega que en Integrar a consultores, “hemos dado seguimiento a esto y pensamos que hay una sobreestimación, pero también pensamos que es claro que hoy la fotografía dice que se mantiene una ventaja significativa; eso es todo lo que se puede decir: querer dar conclusiones más allá de eso creo que es innecesario, es irrelevante, es inoportuno”. 

@marrome1259

Telegram



“Superfarmacia” de AMLO no estará lista en diciembre de 2023

Documentos de Birmex revelan que Andrés Manuel López Obrador no cumplirá su palabra de tener la “superfarmacia” con todos los medicamentos del mundo operando en el mes de diciembre de 2023 como prometió, puesto que el proyecto (CEFEDIS) contempla 2 años para su ejecución.

11 / 14 / 23

Ecocidios del bienestar, un recuento de los daños ecológicos de la 4T

La tala de árboles en la selva de Quintana Roo para abrirle paso a la construcción del Tren Maya, el abandono de los zoológicos en la CDMX con la muerte de 1,318 de 2019 a 2022 y la falta de apoyo hacia El Nido, un gigantesco aviario clausurado por la autoridad ante la falta de apoyo, son algunas de las catástrofes ocurridas recientemente

12 / 23 / 22