Dólar17.07

Riesgo latente en Reynosa por gasoducto en zona urbana: estudio de Sener

Un estudio de la Secretaría de Energía en poder de EMEEQUIS revela que se permitió la construcción de mancha urbana y obras municipales sobre el derecho de vía (DDV) del gasoducto que atraviesa Reynosa. El riesgo de una explosión es latente y cambiar de lugar la tubería de Pemex costaría más de 3 mil millones.

2 / 27 / 23

EMEEQUIS.– Los habitantes del municipio tamaulipeco de Reynosa que están asentados sobre un gasoducto se mantienen en riesgo de una explosión que podría causar daños a la población civil y el colapso de viviendas y edificios en “pleno corazón de la zona urbana”.

Un estudio de la Secretaría de Energía (Sener) y Centro Nacional de Control del Gas Natural (Cenagas) en poder de EMEEQUIS revela que se permitió la construcción sobre el derecho de vía (DDV) del gasoducto que atraviesa Reynosa.

Las actuales obras de equipamiento e infraestructura urbana en el municipio fronterizo representan un riesgo latente de una fractura-perforación en el gasoducto y desatar un accidente de graves consecuencias. 

El crecimiento de la población en Reynosa, sin un control de la autoridad municipal y estatal, provocó que los ciudadanos levantaran casas, escuelas, hospitales, centros comerciales, centros deportivos, entre otros, muy cerca o sobre el derecho de vía del gasoducto.

Actualmente se realizan actividades de sondeo y excavación para la operación, mantenimiento y expansión de los sistemas de alcantarillado y agua potable, entre otros servicios básicos, en áreas aledañas e, inclusive, sobre el derecho de vía, lo que aumenta el riesgo, admiten las autoridades federales.

Asentamientos urbanos y obras del gobierno municipal complican la situación. 

“La ejecución de este tipo de trabajos cerca y/o sobre el DDV, representan una serie de potenciales riesgos al gasoducto actual, que pueden ir desde la modificación de la distribución de esfuerzos del diseño del gasoducto (lo cual ocasionaría abolladuras y/o ruptura del mismo) hasta golpes al ducto por los trabajos de la maquinaria pesada que estén empleando, en ambas situaciones se identifican potenciales riesgos a la población, medio ambiente e infraestructura de la ciudad”, reconocen en el estudio.

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

El 2 de junio de 1999, mediante la resolución número RES/080/99, la Comisión Reguladora de Energía (CRE), otorgó el permiso de transporte por medio de ducto de gas natural G/061/TRA/99 (el Permiso) a Pemex Gas y Petroquímica Básica (PGPB), correspondiente al Sistema Nacional de Gasoductos (SNG).

El crecimiento poblacional de la ciudad de Reynosa, la mancha urbana ha ido aumentando con el paso del tiempo, teniendo como resultado que la trayectoria del gasoducto existente se encuentre hoy en día al centro de la ciudad.

 Las zonas de riesgo de acuerdo con diversos escenarios. 

ESCENARIO DE POSIBLE RUPTURA

Las autoridades federales hicieron una proyección del escenario de ruptura por explosión del gasoducto de 24 pulgadas con un flujo de 250 MMpcd y una presión de 55 Kg/cm2.

Son cuatro escenarios, el primero sería una explosión en un rango de 152 metros con consecuencia de colapso y destrucción de edificios; 305 metros con demolición parcial de casas; a 911 metros la destrucción total de ventanas y marcos; y a mil 686 metros con edificios de acero pierden estabilidad con el suelo.

“La población y el personal presente en el área puede sufrir daños en caso de presentarse un incendio y/o explosión ya que el nivel de radiación térmica en caso de incendio es suficiente para causar daño al personal, sufriendo quemaduras de 2º grado si no se protege de inmediato. En caso de explosión hay daños considerables a la salud e integridad física de las personas. Daño significativo a la población y medio ambiente”, señalan.

Las obras para cambiar de lugar el gasoducto requieren 3 mil millones de pesos y terminarían en 2025. 

EL RIESGO 

Las autoridades federales realizaron un recorrido por la ruta del trazo actual del gasoducto. Constataron las obras del gobierno municipal de Reynosa y se encontraron trabajos que representan un gran riesgo a la población, toda vez que los sondeos, excavaciones y trabajos se están llevando a cabo en área aledañas, e inclusive, inmediatamente arriba del derecho de vía del gasoducto, “lo que podría ocasionar un daño catastrófico al gasoducto existente, a la población, al medio ambiente y a la infraestructura de la ciudad”.

“(…) se evidencia el riesgo potencial de accidente cuando se requieren realizar actividades de operación y mantenimiento de sistemas de alcantarillado y agua potable municipales en la Ciudad, toda vez que el gasoducto se encuentra dentro de la zona urbana de la Ciudad”, señala Cenagas.

La marcha urbana hace inviable establecer medidas de protección, por lo que las autoridades concluyen: “NO ES POSIBLE implementar medidas de seguridad adicionales en la zona metropolitana de Reynosa, esto debido a que el DDV se encuentra invadido y/o rodeado por vialidades, casas, escuelas, centros comerciales, deportivos, entre otros, lo que vuelve imposible el implementar alguna medida de seguridad adicional y/u optimización indicada en esta opción”.

El gobierno federal debe aprobar un presupuesto de más de 3 mil 100 millones de pesos para reubicar el gasoducto y garantizar la seguridad de la población de Reynosa, mientras esto no suceda el riesgo de una explosión es latente. 

El presidente municipal de Reynosa es, desde 2021, el morenista Carlos Peña Ortiz. 

 @Alatriste_III

Powered by Froala Editor

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Alejandro Alatriste

En 2023: calendario de secuestros y asesinatos de jóvenes

Los cinco estudiantes de medicina de Celaya, los ocho muchachos del centro de atención telefónica de Zapopan, los cinco que no volvieron del cine en Lagos de Moreno, los siete chicos arrancados de la cama en un rancho de Malpaso, los cinco de Escobedo. Y los 12 masacrados en Salvatierra.

12 / 18 / 23

La última y nos vamos: UAEH otorga contrato ya cuando Sosa Castelán estaba detenido

Gerardo Sosa Castelán, quien era presidente del patronato de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), llevaba unos días detenido, acusado de lavado de dinero, pero su hermano validó un contrato con una empresa que también estaba siendo investigada por el mismo delito.

12 / 4 / 21