Dólar17.96

Acuerdos sin aval: Coahuila no está pactada para el PRI, Guadiana se acerca

La versión de que hay un pacto del PRI con Armando Guadiana, candidato morenista al gobierno de Coahuila, para que deje libre el paso al abanderado tricolor, Manolo Jiménez, se cae ante los hechos. Llega un as bajo la manga que AMLO recuerda muy bien.

Por Emequis
4 / 03 / 23

EMEEQUIS.– La versión de que hay un pacto del PRI con Armando Guadiana, candidato morenista al gobierno de Coahuila, para que deje libre el paso al abanderado tricolor, Manolo Jiménez Salinas, tiene cada vez menos asideros.

Si bien había cobrado credibilidad debido a la conocida cercanía entre las familias del exalcalde tricolor de Saltillo con la del empresario minero obradorista; y en razón del ostensible apoyo del aparato de gobierno estatal para que Guadiana ganara la candidatura de Morena al exsubsecretario de Seguridad, Ricardo Mejía, lo cierto es que dicha especie ha quedado rebasada por los acontecimientos.

Y es que en Morena nadie se manda solo. No es verosímil la idea de que Guadiana estuviese autorizado por Palacio Nacional para que hiciera pactos de esa naturaleza. Menos aún cuando el gurú Antonio Solá ha llegado a Coahuila a desplegar sus talentos para intentar detener el retroceso del candidato priísta a la gubernatura.

La presencia del estratega electoral español en el cuarto de guerra de Manolo Jiménez no ha hecho ninguna gracia a AMLO. Todo el mundo recuerda, pero más que nadie el propio tabasqueño, que fue Solá el que en 2006 puso cuesta arriba la carrera presidencial del entonces candidato perredista con la campaña “López Obrador es un peligro para México”.

Pero ya está en Coahuila. Y es que resulta que, justo en el punto de arranque de las campañas, la cómoda ventaja que presumía el priísta parece desvanecerse, pues esta semana las encuestas lo colocan prácticamente en empate técnico con Guadiana.

Los sondeos difundidos hace unos días dan al empresario minero entre seis y dos puntos por debajo del candidato de la alianza PRI-PAN-PRD, una diferencia que se ajusta al margen de error en este tipo de estudios.

Por eso es difícil sostener por más tiempo la versión de un pacto avalado por el tabasqueño, por más que haya quienes quieran creer en el supuesto convenio.

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

Porque, además, existen antecedentes en los que AMLO ha vetado la relación de Morena y del gobierno federal con mandatarios estatales que han permitido la presencia de Solá en campañas locales. 

PACTOS SIN AVAL

Por otro lado, es claro que un escenario de contienda cerrada, Guadiana buscaría ganar sin importar cualquier pacto previo; sobre todo tomando en cuenta que en Palacio Nacional no están dispuestos a construir ni respetar pactos con la oposición.

Y mucho menos si en los equipos de dichos opositores aparece Antonio Solá, pues AMLO no se olvida de que el español fue clave para su derrota y sus malos recuerdos siguen tan vivos como si fuera la mañana siguiente a la elección de julio de 2006.

De hecho, hay antecedentes de campañas a gobernador de opositores, donde la protesta de Morena por la presencia de Solá ha liquidado relaciones razonables entre los gobernadores locales con AMLO, como ocurrió con Carlos Joaquín en Quintana Roo.

Tampoco fue muy grata la noticia, cuando llegó a las cámaras internas de Palacio, de que la integración de personeros del moreirato en el corazón de la campaña de Jiménez Salinas.

Otro dato a considerar es que, de acuerdo con los headhunters de Guadiana, la tendencia del morenista sólo puede apuntar a un aumento en las preferencias de los electores, pues se había mantenido en espera del banderazo de salida de las campañas, mientras que Manolo Jiménez alcanzó su techo, después de casi un año de actividades proselitistas.

De modo que la elección para nada está definida, y tanto el candidato Manolo Jiménez, como el gobernador Riquelme, se hallan en problemas.

RIQUELME Y SOLÁ, A OPERAR

Dadas las circunstancias, el gobernador Riquelme ha entrado de lleno a la campaña de Jiménez, participando activamente en los eventos proselitistas, con muestras de apoyo que ya no cuidan siquiera la observancia mínima de la normatividad electoral, pues ha llegado incluso a levantarle la mano al candidato tricolor en eventos públicos, e incluso a usar la policía estatal para detener contingentes de candidatos opositores.
 Pero hasta ahora, ninguno de los esfuerzos del mandatario como virtual coordinador de campaña de Manolo Jiménez ha fructificado.

Ello explica de manera diáfana por qué el priísmo decidió, en la entidad donde veían una victoria segura, hacer una inversión más fuerte incluso que la del Estado de México en la asesoría electoral, pues todo el mundo sabe que la tarifa de Antonio Solá es de 4 millones de dólares en este tipo de retos.

@emeequis 

Powered by Froala Editor

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Emequis



Sheinbaum dice que Guardia Nacional en SEDENA no es militarización porque manda el gobierno

“Militarización sería si quien dictara toda la política de seguridad fuera una institución solamente del ejército, y no es así. La política de seguridad la define el Gobierno de la República con la Presidenta de la República”.

Hace 1 hora

Luz verde al aguacate a cambio de seguridad y mejoras ambientales y laborales

Para restablecer completamente las exportaciones de aguacate a Estados Unidos, México no sólo se comprometió a garantizar la seguridad de sus inspectores. En el marco del T-MEC, también realizará mejoras ambientales y laborales.

Hace 3 horas