Dólar17.01

Morena se queda con el mayor padrón del país. PRI arrasa en Coahuila

Contrario a lo que se esperaba, la votación mexiquense apenas arañó el 50% del padrón. La estructura electoral de Alejandra del Moral había estimado que, de alcanzar una participación ciudadana del 55%, sus oportunidades de ganar eran mayores. En Coahuila la participación fue mayor y Jiménez navegó aguas tranquilas.

6 / 5 / 23

EMEEQUIS.– El Estado de México, reserva electoral histórica del priísmo y padrón mayor de las entidades de la República, fue arrebatado este domingo 4 de junio por Morena, con una ventaja de ocho puntos porcentuales. Mientras tanto, en Coahuila, el PRI arrasó en prácticamente todos los distritos electorales de la entidad, con una ventaja de más de 25 puntos.

En el Estado de México, la narrativa de la votación cerrada que la campaña de la aliancista Alejandra del Moral mantuvo en la recta final de la etapa proselitista y hasta la tarde de la jornada electoral, cedió al anochecer cuando la candidata admitió su derrota.

En cambio, en Coahuila, el candidato morenista a la gubernatura, Armando Guadiana, mantuvo hasta el final su condena a la presunta intervención del gobernador, Miguel Riquelme, en el proceso electoral, argumento con el que justificó su derrota.

Quien sí abandonó su postura contra el candidato de Morena, que mantuvo desde el arranque de la campaña, fue Ricardo Mejía Berdeja, quien cosechó el 13.5% de los sufragios. Al reconocer su derrota, como Guadiana, culpó al gobernador coahuilense.

Contrario a lo que se esperaba, la votación mexiquense apenas alcanzó el 50% del padrón. La estructura electoral de Alejandra del Moral había estimado que de alcanzar una participación ciudadana del 55%, sus oportunidades de ganar eran mayores. En Coahuila, donde ganó el priísta Manolo Jiménez, la participación rebasó el 56%.

Otro saldo de la jornada electoral, en especial en los comicios mexiquenses, fue la sobreestimación en que incurrieron la mayoría de los encuestadores, que daban a Morena una ventaja de entre 15 y 20 puntos porcentuales, incluso en las encuestas de salida de la jornada comicial.

 El festejo del lado de Morena. Foto: Galo Cañas / Cuartoscuro.com.

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

EDOMEX, FIN DE UN LARGO CICLO 

En una jornada electoral que quedó marcada por la detención de militares, funcionarios y exalcaldes foráneos morenistas por actividades prohibidas por la legislación, terminó la hegemonía que el PRI había detentado desde que fuera fundado como Partido Nacional Nacional Revolucionario (PNR) en 1929.

Desde entonces, a pesar de diferentes vaivénes electorales que, en especial después de 1996, lo llevaron a verse amenazado en su control electoral de la entidad, el tricolor logró ganar 19 elecciones consecutivas de gobernador.

Tal historia ayer quedó atrás. La reserva de 12.5 millones de electores cambió de manos. En la madrugada, y con el 90% de las actas electorales computadas, la morenista Delfina Gómez consolidaba su triunfo con el 52.6% de los sufragios, con 8.3% de ventaja sobre la aliancista Alejandra del Moral, quien había captado hasta entonces el 44.3% de los votos.

En número de sufragios, Delfina obtenía hasta ese momento 3 millones 45 mil 156 votos, contra 2 millones 564 mil 513 votos, una diferencia de 480 mil 643 votos. 

Cabe señalar que, dados los resultados, las empresas encuestadoras no pasaron la prueba, pues la diferencia quedó muy lejos de los 15 y 20 puntos porcentuales que los estudios de opinión daban de ventaja a la morenista. El pronóstico más aproximado al resultado fue el último que publicó el diario Reforma antes de la veda electoral.

Pero hubo otras encuestas que sostuvieron su apuesta hasta el final, como el periódico El Financiero, que difundió una encuesta de salida que daba 18 puntos de ventaja a Delfina Gómez la tarde misma de la elección.

La participación ciudadana se reportó en 49.8%. La alta afluencia en casillas especiales fue engañosa. Por ejemplo, en la capital mexiquense, la casilla especial de Patio Toluca presentó una elevada participación. Pero la casilla ordinaria instalada en la misma plaza lucía desierta.

La jornada electoral mexiquense no fue precisamente un ejemplo de apego a la legalidad. Desde muy temprano comenzaron los incidentes y las detenciones, principalmente de operadores de Morena, en diferentes  municipios de la entidad, por coaccionar a sufragantes y compra de votos.

Se registraron actos de semejantes, en Cuautitlán, Cuautitlán Izcalli, Tlalnepantla, Toluca, Ecatepec, Tecámac, Los Reyes La Paz, Tultepec, Chimalhuacán, y Jocotitlán, entre otros.

Destaca la detención de elementos de la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) en Cuautitlán al intentar coaccionar el voto de personas en favor de Morena. 

Hacia el cierre de la jornada electoral la incertidumbre sobre el resultado se mantenía incierta. Con diferencia de uno o dos minutos las candidatas salieron a proclamar sus triunfos.

La candidata morenista, Delfina Gómez, apareció para anunciar su victoria pero todavía con una evidente tensión que restó credibilidad a su mensaje. En la otra esquina, Alejandra del Moral también apareció para proclamar su triunfo con base en los reportes de su estructura electoral.

No obstante, dos horas más tarde las posturas cambiaron. La morenista Gómez apareció más confiada a ratificar su delantera y, alrededor de las nueve de la noche, Alejandra del Moral admitió su derrota.

 Del Moral primero anunció victoria y luego rectificó. Foto: Galo Cañas / Cuartoscuro.com.

COAHUILA, COHESIÓN TRICOLOR Y DISPERSIÓN OBRADORISTA

En la elección coahuilense prevaleció la cohesión del grupo en el poder, mientras la dispersión de las fuerzas obradoristas fue insalvable.

Como resultado, el priísta Manolo Jiménez obtuvo un 58.8% de la votación, más de 32 puntos porcentuales por encima de su más cercano competidor, el morenista Armando Guadiana, que sólo captó el 26.4% de los sufragios. 

Y, de la misma forma, se registraron numerosos incidentes desde las primeras horas de la jornada comicial: compra venta de votos a favor del PRI y detenciones de morenistas.

Destacó el hecho de que, a diferencia del resto de la campaña y precampaña, el morenista Armando Guadiana y Ricardo Mejía Berdeja, postulado por el PT, que le retiró su apoyo, dejaron en la hora de la derrota sus divergencias.

Por el contrario, coincidieron en que la intervención del gobernador priísta de Coahuila, Miguel Riquelme, favoreció a Manolo Jiménez, que arrasó en los 16 distritos electorales.

Por tanto, su partido contará con mayoría en la siguiente legislatura, primera de su periodo de gobierno. 

Los líderes de la oposición corrieron a felicitar a Manolo Jiménez. Foto: Alejandro Rodríguez / Cuartoscuro.com.

ALIANZA, BAJO PRESIÓN

El resultado de la jornada electoral mexiquense parece haber sometido desde ya a la alianza opositora formada por el PRI, PAN y PRD a una fuerte presión y al cuestionamiento de su viabilidad.

Por lo pronto, los dirigentes de los partidos aliados se fueron a celebrar a Coahuila con Manolo Jiménez y dejaron a la priísta mexiquense, Alejandra del Moral, quien apareció acompañada solamente del diputado Santiago Creel.

Marko Cortés (PAN), Alejandro Moreno (PRI) y Jesús Zambrano (PRD) presumieron en su cuentas de Twitter el triunfo en Coahuila, y evitaron comentarios mayores sobre el resultado del Estado de México.

Cortés posteó sobre los comicios coahuilenses: “¡Muchas felicidades Manolo Jiménez por este triunfo y formar el mejor proyecto para Coahuila! Estoy seguro que vienen grandes cosas para el estado. Gracias a todos por el equipo, por sabernos sumar en los hechos y lograr juntos este resultado”.

A la candidata mexiquense le destinó un mensaje condescendiente: “Gracias Alejandra del Moral por tu entrega y valentía, te felicito por una gran campaña con buenas propuestas. Juntos, superamos la media de todos los pronósticos. Ahora, nos toca seguir trabajando para despertar a la ciudadanía, lograr una mayor participación y cambiar México”.

Por el estilo, Alejandro Moreno “Alito”, que fue el primero en salir prácticamente corriendo de la sede aliancista en Toluca, comentó más tarde: “¡Coahuila sigue pa’delante con Manolo Jiménez. ¡Estoy convencido de que serás un gran gobernador, comprometido y de buenos resultados para las familias coahuilenses!”.

A la izcallense le dio un austero diploma: “Reconozco la entereza de nuestra candidata Alejandra del Moral, una mexiquense valiente, comprometida con la democracia, respetuosa de las instituciones, una mujer que pone por delante el bien de su entidad. A los millones de mujeres y hombres que son parte del ejército priista, mi reconocimiento siempre por su entrega y trabajo incansable”.

El perredista Jesús Zambrano posteó una foto saludando al candidato aliancista triunfador, que acompañó con una apelación al destino: “En Coahuila quedó claro que la alianza “Va por México” es competitiva y funciona. Hoy junto con Manolo Jimpenez celebramos que será el próximo gobernador de coalición. La ciudadanía le dio su confianza, ganó contundentemente. La alianza PRI, PAN, PRD está firme rumbo al 2024”.

De Alejandra del Moral… Ya no comentó nada, al menos no en redes sociales.

@estedavid

Powered by Froala Editor

Telegram

Samuel García baja 50% presupuesto para búsqueda de personas desaparecidas

Samuel García se dice consternado por el caso Debanhi, sin embargo, durante su gestión, el presupuesto destinado para la búsqueda de personas desaparecidas disminuyó 50% a diferencia del “Bronco” y además eliminó un programa de apoyo a hijos de personas sin encontrar asignado para 2022.

4 / 22 / 22

FGR apelará orden de jueza de devolver casa a Lozoya: “Es inaceptable”

En respuesta a la información revelada el pasado 23 de noviembre por EMEEQUIS, respecto a la decisión de la jueza federal Ana Lilia Osorno Arroyo de considerar improcedente el recurso de extinción de dominio de una casa de Lozoya valuada en 38 millones de pesos, la FGR informa que apelará dicha determinación.

11 / 26 / 23