Dólar17.05

ASF 2020: el Insabi tuvo desabasto de 40% de medicinas y falta de planes y metas

Fue creado para brindar atención médica de primer mundo a más tardar el 1 de diciembre de 2020, pero justo en ese año la Auditoría Superior de la Federación detectó que no tenía claro su población objetivo y sólo pudo sólo pudo cubrir el 60% de los medicamentos que le solicitaron los estados.

2 / 23 / 22

EMEEQUIS.– En 2020 el Instituto para la Salud y el Bienestar (Insabi) administró más de 105 mil millones de pesos para atender la instrucción del presidente –de enero de ese año– de proporcionar servicios de salud similares a los de Noruega o Dinamarca, pero la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó irregularidades en el ejercicio de esos recursos. 

Destaca que sólo pudo cubrir aproximadamente el 60% de los medicamentos que le solicitaron los estados.   

El Insabi aún no había definido indicadores, estrategias o controles que garanticen que la población a la que debe atender pueda disponer de los servicios para los que fue creado. Se recomendó el establecimiento de indicadores de desempeño y metas que permitan determinar si el instituto está cumpliendo, y en qué medida, el encargo legal que se le asignó.

TE RECOMENDAMOS: LLAMADAS DEL MIEDO: ESTO LE DICEN HUACHICOLEROS A TRABAJADORES DE SEGURIDAD DE PEMEX

De acuerdo con la ASF, el Insabi “no llevó a cabo la implementación de un ambiente de control, administración de riesgos, actividades de control, informar y comunicar, y supervisión y mejora continua respecto de la identificación de riesgos relacionados a la atención a la salud y medicamentos gratuitos para la población sin seguridad social laboral”. 

Es decir, que sus acciones administrativas encaminadas al aseguramiento de que los recursos que utilizó en 2020 se utilizaran para funciones prioritarias, no contaron con un marco que pudiera garantizar que se ejercieron adecuadamente.

En el ejercicio del presupuesto asignado al Insabi, no pudo comprobarse que se haya destinado a la población meta, porque al carecer de elementos que puedan identificar a quienes atendieron, no se conoce si esas personas forman parte de la población que no tiene acceso a otros sistemas de seguridad social.

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

DESABASTO DE 40% DE MEDICINAS

El Insabi sólo pudo cubrir el 59.6% de los medicamentos que las entidades federativas le solicitaron, ejerciendo en 2020 más 5 mil 311 millones de pesos para ello, que significaron casi 131 millones de medicamentos y productos farmacéuticos de los prácticamente 220 millones solicitados.

Es decir: un desabasto de más del 40%.

En cuanto a la adquisición de materiales, accesorios y suministros médicos, el

Insabi registró la entrega de 37 millones 860 mil 152 materiales, accesorios y suministros médicos, el 56.4% de los 67 millones 139 mil 192 solicitados por 23 de las 32 entidades federativas. No registró la entrega para las otras nueve.

Como parte de los resultados de las auditorías que la ASF realizó a la cuenta pública 2020, se revisaron los alcances del Instituto de la Salud para el Bienestar, que, en palabras del presidente (enero 2020), tenía esta finalidad: “Van a contar con atención médica y medicamentos gratuitos, se les va a garantizar ese derecho, por eso se creó el Instituto Nacional para el Bienestar. Esperamos que se convierta en realidad a más tardar el 1 de diciembre de este año. Tenemos presupuesto”.

INCÓGNITA: ¿A CUÁNTAS PERSONAS ATENDIÓ?

Sin embargo, en este 2022 la ASF entregó los análisis a los planes y gasto público de 2020 sin que pudiera encontrar elementos documentales que garanticen que la promesa del presidente de un servicio médico universal para el 1 de diciembre de 2020 pueda cumplirse en el corto plazo.

Hasta la entrega de los resultados de las auditorías “no se habían emitido las disposiciones reglamentarias que permitan proveer, en la esfera administrativa, lo previsto en el Decreto (de la creación del Insabi) , principalmente el Reglamento de la LGS (Ley General de Salud) en la materia, y los reglamentos interiores de la Secretaría de Salud y del Consejo de Salubridad General”.

Significa que, hasta la fecha, no se tiene claro de qué manera el instituto podría cumplir el objetivo para el que fue creado, de hecho, según el reporte, el instituto “no estableció, a partir de la reforma, lo previsto en materia de prestación gratuita de servicios de salud, medicamentos y demás insumos asociados para las personas sin seguridad social.”

Desde el principio hubo detalles de falta de planeación que han impactado directamente en la calidad de los servicios de salud de este instituto, empezando con el universo de derechohabientes, es decir, las personas que no tienen acceso a esquemas de seguridad social como el IMSS y el ISSSTE se estimó en poco más de 67 millones

No obstante, la población sin acceso a los servicios de salud resultó en más de 35 millones de mexicanos, lo que representa el 28.2% de la población, contra el 12% que se estimaba para el 2020, lo que implica un 16.2% arriba de la meta planteada.

El Insabi, de acuerdo con la ASF, no sabe con exactitud a cuántas personas atendió en 2020, ya que no cuenta con un registro de beneficiarios, por lo que el instituto informó que, hasta marzo de 2022, iniciará con las pruebas piloto de un sistema informático que le permita saber si está atendiendo a la población objetivo, es decir, a la que carece de otros servicios médicos. 

Los auditores también encontraron que no existe un programa estratégico del cómo se prestarán los servicios médicos que incluyan “medicamentos y demás insumos asociados” y tampoco existe un modelo de atención para la prestación de los servicios.

Ante esto, el Insabi informó que aún se encuentra trabajando para redactar una estrategia que sirva para garantizar que se cumpla con lo establecido de prestar servicios médicos y medicamentos e insumos de manera progresiva y gratuita para toda la población.

 @salamillab 

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Santiago Alamilla

Pifias, dislates y memes: 6 meses con Hugo López-Gatell

Después de sus peleas con gobernadores, legisladores y periodistas, y más de 60 mil muertos por Covid, López-Gatell sigue dando sus conferencias, que cada vez tienen menos espectadores. Sin embargo, el presidente y un sector de la población lo apoyan.

8 / 29 / 20

“Tengo temor que el fiscal general de la República tome represalias en mi contra”

Un día después de ser liberada por orden de la Suprema Corte, Alejandra Cuevas, acusada por el fiscal Gertz Manero del homicidio de su hermano, cuenta a EMEEQUIS que está preocupada por su madre, hijos y nietos, ante posibles represalias. Narra qué es lo que hará para “reconstruirse”.

3 / 30 / 22