Dólar16.80

PT: las nuevas siglas de La Sosa Nostra

Relegado en la asignación de candidaturas por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el Grupo Universidad o La Sosa Nostra, a cargo de los hermanos Gerardo y Óscar Damián Sosa Castelán, acaparó las nominaciones del Partido del Trabajo (PT) para la senaduría, diputaciones locales y federales en Hidalgo.

4 / 08 / 24

Ahora con las siglas del PT y un amparo en el bolsillo, Damián Sosa busca el Senado. Fotos: Especial.

EMEEQUIS.– Relegado en la asignación de candidaturas por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el Grupo Universidad o La Sosa Nostra, a cargo de los hermanos Gerardo y Óscar Damián Sosa Castelán, acaparó las nominaciones del Partido del Trabajo (PT) para la senaduría, diputaciones locales y federales en Hidalgo.

Con una campaña en la que la imagen de Claudia Sheinbaum y el eslogan “el PT también es 4T” son los ejes en su propaganda, este clan político que surgió del porrismo financiado por el PRI, a través del cual se hizo del control de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) desde finales de la década de 1970, busca el voto de la izquierda inconforme con las nominaciones morenistas.

Su líder Damián Sosa reconoció realizar campaña al Senado amparado ante una posible orden de aprehensión, pues fue referido, por ser el accionista principal de una empresa dispersora de dinero (Inmobiliaria Constructora y Arrendadora Yolo), en el caso de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita por 58.2 millones de pesos que enfrenta su hermano Gerardo, quien se encuentra en prisión domiciliaria desde febrero de 2022, tras una estadía previa de un año cinco meses en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) No.1, el Altiplano. Ambos, además, son ligados a procesos estatales por posible peculado de 132 millones de pesos. En ambos casos, las acciones ocurrieron a través de la universidad hidalguense, según las autoridades que los acusan.

Con el compañero Noroña.

PT, EL SEGUNDO FRENTE

Aliados de Morena desde la elección presidencial de 2018, los hermanos Sosa Castelán accedieron a posiciones políticas para su grupo en las cámaras de diputados federal y estatal, además de controlar un sector local del partido fundado por el ahora mandatario Andrés Manuel López Obrador. A la par, ascendieron en la administración de la franquicia del PT –como en 2016 hicieron con Movimiento Ciudadano–. Ésta se convirtió en su principal activo tras no obtener candidaturas en el último proceso interno.

Los hermanos apoyaron la aspiración del exsecretario de Gobernación Adán Augusto López Hernández de ser nominado a la primera magistratura. Incluso, en un acto proselitista organizado en julio de 2023 por la casa de estudios en el Centro Cultural La Garza, le agradecieron, en voz del rector Octavio Castillo Acosta, haber intervenido para el cambio de medida cautelar que permitió que Gerardo Sosa enfrentara los cargos en su contra en una de sus propiedades en Pachuca.

Descartado López Hernández, se sumaron a la campaña de Claudia Sheinbaum, en cuyos actos públicos en Hidalgo fueron abucheados por su cacicazgo de cuatro décadas en la institución educativa, los posibles casos de corrupción en los que están implicados, a decir de las fiscalías, y la represión mediante un grupo de choque a un movimiento estudiantil que surgió al interior del Instituto de Artes (IDA) en septiembre del año anterior. Las imágenes de una madre de familia con el rostro cortado por los golpes y alumnos agredidos por sindicalizados de la UAEH quedaron como evidencia de aquella reacción violenta.

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

Con la paulatina pérdida de posiciones en Morena –partido en el cual mantienen control de un sector–, lanzaron sus candidaturas vía el PT. Otro antecedente es una confrontación con el grupo del gobernador Julio Menchaca Salazar.

Para la diputación local por el distrito de Pachuca, el abanderado es el exrector Adolfo Pontigo Loyola, cuyas cuentas fueron congeladas en 2019 por presunto lavado de dinero, junto con otros integrantes de la organización política que presiden los Sosa.

Cuando renunció a ese cargo en septiembre de 2022, el académico afirmó: “Jamás ha estado inmerso el nombre de Adolfo Pontigo en lavado de dinero”, en referencia a que, en la causa penal 263/2020 que se sigue contra Gerardo Sosa, no es señalado como coautor de los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero. Asimismo, dijo que la razón por la que sus cuentas fueron inhabilitadas, para entonces ya descongeladas, era por la posición que tenía en la casa de estudios.   

El suplente del exrector es Gerardo Sosa Martínez, sobrino de Gerardo Sosa Castelán.

Por Mineral de la Reforma, el candidato a legislador es Osiris Leines Medécigo, quien busca reelegirse en el Congreso. Antes, de 2015 a 2021 fue director de Educación Media Superior de la UAEH y previamente (2005 a 2015) estuvo a cargo de la Escuela Preparatoria Núm. 4, entre otros cargos en la estructura universitaria.

Por el distrito 11, de Tulancingo, fue postulado el exdiputado local Salvador Sosa Arroyo, hijo de Damián Sosa Castelán, a su vez candidato al Senado. Asimismo, por el 18, con cabecera en Tepeapulco, había sido registrada la alcaldesa con licencia de ese municipio, Marisol Ortega López, también presidenta del Consejo Estatal de Morena, pero renunció a la nominación.

En las postulaciones para presidencias municipales se encuentran, por Pachuca, el exrector Humberto Veras Godoy, cuyas cuentas también fueron congeladas por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) por presunción de lavado de dinero, en 2019. El Grupo Universidad ha afirmado que los bloqueos se debieron a móviles políticos y ha acusado a diferentes actores, como el extitular de la UIF Santiago Nieto Castillo y al exgobernador hidalguense Omar Fayad Meneses, ahora embajador de México en Noruega y aliado del proyecto del presidente López Obrador, la denominada Cuarta Transformación.

Humberto Veras subió esta foto a sus redes viendo el debate.

Otros miembros de esta agrupación que surgió como grupo de choque del PRI a finales de los 70 y cuya cantera fue la extinta Federación de Estudiantes Universitarios de Hidalgo (FEUH), inmersa en averiguaciones previas por lesiones, homicidios, delitos sexuales, robo y extorsión, son Jorge Mayorga Olvera y Noemí Zitle Rivas, ambos exdiputados y ahora candidatos a las alcaldías de Acatlán y Tepeji del Río, respectivamente.

Al ser presentado como candidato, Damián Sosa declaró: “Sí estoy amparado, no me da pena comentarlo. ¿Por qué? Para lo que resulte. Porque afortunadamente hemos sido tema de una cuestión política. Es un tema político que afortunadamente se ha estado desahogando con los tiempos judiciales”. En ese momento, afirmó que su postulación y la de los miembros de su grupo eran apoyados por la exjefa de Gobierno de la Ciudad de México.

“Platicábamos con la doctora Claudia (Sheinbaum) el 7 de febrero, cuando tomó protesta en el Partido del Trabajo como candidata (…) ahí nos comentaba cuál era el compromiso de ella hacia con nosotros, para Hidalgo, y ahí platicábamos algunas necesidades. Con mucha claridad, nos dijo: ‘Damián, tú preocúpate por ganar y yo me preocupo por cumplir’. Son las palabras de la doctora”, aseguró.

Utiliza la figura de Sheinbaum.

Con la renuncia de Gerardo Sosa Castelán al Partido Revolucionario Institucional en febrero de 2018, el Grupo Universidad o La Sosa Nostra dejó de ser una corriente interna del priismo hidalguense, a la que había pertenecido desde 1976. A la par de su militancia en el tricolor, los sosistas habían incursionado en Acción Nacional –Damián Sosa fue diputado local plurinominal por esos colores– y de 2016 a 2018 también estuvieron a cargo de la franquicia emecista en Hidalgo. El PT es el nuevo partido por el cual pretenden mantenerse en el poder local con el voto de la izquierda dividida tras la distribución de candidaturas.

Como antecedente, los Sosa sobrevivieron a la caída del PRI en uno de sus últimos bastiones, además de rotar entre las ideologías que, conforme estatutos, rigen a los partidos con los que se han aliado: derecha, PAN; centro y centro-derecha, PRI, e izquierda, Morena y PT. Durante esas cuatro décadas igualmente han mantenido el cacicazgo en la principal universidad del estado. 

@axelchl 

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Áxel Chávez



Gobierno contabiliza sólo 22 candidatos asesinados y medios más de 30

Las cuentas de Rosa Icela: 8 candidatos registrados, 4 precandidatos y 10 aspirantes asesinados en este proceso electoral. Medios como EMEEQUIS llevan un conteo de 33 o más.

Hace 2 horas

Manuel Buendía, 40 años de un mayo negro

Aún ahora es incierto el móvil del asesinato de Manuel Buendía, pero sabemos que el objetivo evidente consistió en silenciarlo por los diversos temas de los que escribía.

Hace 6 horas