Logo MX

Precio
dólar

Secretos

Y se quedó esperando Silvano… ¿por qué lo detesta AMLO?

Silvano Aureoles pasó 4 horas afuera de Palacio Nacional con supuestas pruebas de vínculos de Morena con el narco. El presidente no lo recibió por cuidar “la investidura presidencial”. Pero hay razones más profundas.

Por Redacción EMEEQUIS
2 jul 2021

elecciones 2021
El martes Silvano Aureoles se quedó 4 horas esperando en Palacio Nacional. Foto: Moisés Pablo / Cuartoscuro.com.

EMEEQUIS.– Nunca fue de la confianza ni del agrado de Andrés Manuel López Obrador, ni siquiera cuando el tabasqueño militó en el PRD. 

Para el hoy presidente de México, Silvano Aureoles Conejo, gobernador saliente de Michoacán, es uno de los muchos perredistas que llegaron a sus cargos –ya sea legislativos o de gobierno– y que creyeron, o les hicieron creer, que llegaron hasta esas alturas por sí solos.

Para AMLO –nos cuentan a EMEEQUIS personas cercanas al primer mandatario desde hace ya tres décadas– no hay otra manera de describir a esos políticos, y nos dicen que no tiene empacho en decirlo con todas sus letras: “mal agradecidos”, “mareados de poder”, “vividores”, “arribistas”, “trepadores”.

“El candidato predilecto del priísta (Enrique) Peña Nieto para el gobierno de Michoacán es el perredista Silvano Aureoles, quien es un corrupto y está apoyado por el PRI”, lanzó molesto López Obrador el 1 de mayo de 2015, durante un mitin en Jiquilpan, Michoacán, en el marco de la campaña electoral de hace seis años para el gobierno de esa entidad.

Alentados por los líderes partidistas que se han quedado con lo que queda del Partido de la Revolución Democrática, es decir, los llamados Chuchos, Jesús Ortega y Jesús Zambrano, estos personajes forman parte de la amplia colección de políticos que están muy lejos de caer en la gracia del jefe del Ejecutivo federal. 

TE RECOMENDAMOS: AMLO AFINA CONTRAATAQUE POR SI LA OPOSICIÓN INSISTE EN EL “NARCOPARTIDO”

De ahí –nos dicen– el trato dado a Silvano Aureoles por Andrés Manuel López Obrador, específicamente el desaire de este martes al michoacano, quien se quedó más de cuatro horas afuera de Palacio Nacional a la espera de ser recibido por el tabasqueño para entregarle supuestas pruebas de la presunta participación de grupos criminales en la pasada elección de Michoacán para supuestamente favorecer a Morena y a sus candidatos. AMLO argumentó respeto a “la investidura presidencial” para no recibirlo. Pero hay más.  

OTROS PERREDISTAS QUE DETESTA AMLO

Y es que en ese arcón de chucherías, AMLO ha guardado a perredistas como Graco Ramírez, exgobernador de Morelos; Arturo Núñez, exmandatario de Tabasco; Miguel Ángel Mancera, exjefe de Gobierno de la Ciudad de México; Armando Ríos Piter, exsenador del PRD, e incluso en algún momento, cuando fue presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República (2014-2015), al hoy gobernador de Puebla por Morena, Miguel Barbosa Huerta.

Y sí, también del titular de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) en el sexenio de Enrique Peña Nieto, el economista Mario Di Costanzo Armenta, quien pasó de ser el “secretario de Hacienda del gobierno legítimo” de López Obrador, a uno de los más férreos críticos en Twitter del presidente de la República.

Todos ellos, en algún momento, presumieron –y eso AMLO lo tiene muy presente– que llegaron a sus respectivos cargos por méritos propios, y que nada tuvo que ver el arrastre electoral de López Obrador en las elecciones presidenciales de 2006 y 2012 para que su carrera política se haya catapultado bajo la sombra del tabasqueño.

Lo mismo ocurrió con Polimnia Romana Sierra, jefa de seguridad de López Obrador cuando fue jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal y en la primera campaña presidencial del tabasqueño, para luego irse al PRD y obtener una diputación local en la otrora Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF).

También es el caso de Ruth Zavaleta, quien fungió como presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados (2007-2008). Desde ese cargo denunció que diputados perredistas tenían un plan, el 1 de diciembre de 2006, para “lanzar bombas molotov” a la máxima tribuna del país en el momento que Felipe Calderón Hinojosa estuviera rindiendo protesta como presidente de la República.

ASÍ SE ENFRIÓ LA RELACIÓN

Pero López Obrador –nos comentan– ya tenía “atravesado” a Silvano Aureoles desde hace tiempo, sobre todo porque “subió peldaños a su costa, se mareó muy rápidamente, apoyó el Pacto por México desde su posición como presidente de la Cámara de Diputados y, finalmente, se entregó por completo a los brazos del PRI y del PAN”.

Todavía hace diez años, AMLO jugó a favor de Aureoles Conejo como candidato de la alianza PRD-PT-Movimiento Ciudadano a la gubernatura de Michoacán, en donde se enfrentó a la hermana del entonces presidente Felipe Calderón, Luisa María Calderón Hinojosa, y al abanderado del PRI-PVEM, Fausto Vallejo Figueroa, quien finalmente se impuso en esa elección.

“Aureoles es la mejor opción de gobierno. Fausto Vallejo representa al régimen de corrupción, de mentiras y de engaños, mientras que la consanguínea de Calderón encarna la inmoralidad”, advirtió López Obrador el 9 de noviembre de 2011, en Zamora, Michoacán, durante el cierre de campaña de Silvano Aureoles como candidato al gobierno de la entidad.

Pasó una campaña presidencial (la de 2012), su separación del PRD (septiembre de ese año), la firma del Pacto por México por parte de la dirigencia nacional perredista (enero de 2013), diversas reformas estructurales (entre diciembre de 2013 y abril de 2015), un infarto del tabasqueño (en diciembre de 2013), el registro de Morena como partido político nacional (julio de 2014), una elección federal intermedia (julio de 2015) y la renovación de la gubernatura en Michoacán (también en julio de 2015), para que AMLO cambiara radicalmente de opinión sobre el de Carácuaro. 

TE RECOMENDAMOS: PRI PAGA CON DINERO DEL ERARIO OFICINAS DE LUJO DE ALITO MORENO Y SUS AMIGOS

“Para ser objetivos, la ‘mafia del poder’ tiene tres candidatos (a la gubernatura de Michoacán): al del PRI, Ascención Orihuela Bárcenas; a la del PAN, Luisa María Calderón Hinojosa, y a Silvano Aureoles Conejo, porque no le importa que los ciudadanos voten por el PRI, por el PAN o por el PRD, porque son lo mismo”, señaló López Obrador el 18 de abril de 2015, en Morelia, quien en ese tiempo fungía como presidente del Consejo Nacional de Morena, durante un mitin de apoyo a la candidata de ese partido al gobierno del estado, María de la Luz Núñez, 

Para los comicios presidenciales de 2018, Aureoles jugó para el candidato de la alianza PAN-PRD-MC, Ricardo Anaya Cortés, aunque los resultados electorales en esa entidad fueron contundentes: AMLO ganó los comicios presidenciales con el 50.03 por ciento de los votos en esa entidad, las dos senadurías de mayoría relativa, así como 17 de los 21 diputados federales de mayoría relativa por ese estado, 14 de Morena y tres del PT.

Ya como presidente de la República, López Obrador sólo mantuvo una relación de mero protocolo republicano con el gobernador saliente de Michoacán.

EL PUNTO FINAL

Pero nos dicen que lo que sí le “llenó el buche de piedritas” al tabasqueño fue el protagonismo de Silvano Aureoles en lo que se hizo llamar (o se llama), Alianza Federalista, que integran diez gobernadores de oposición, quienes incluso en alguna ocasión amagaron con romper el Pacto Federal.

Más allá de las supuestas pruebas que dice tener el góber michoacano, nos dicen que lo cierto es que el presidente de la República ya no considera a Silvano Aureoles como interlocutor válido, especialmente porque “ya va de salida”.

Pero además por quiénes están detrás de él (Jesús Zambrano, Jesús Ortega y Miguel Ángel Mancera), por lo que al final terminó representando para aquella entidad, y porque le tiene especial aprecio a los exmandatarios michoacanos que, al final, sí jalaron con su proyecto: Lázaro Cárdenas Batel y Leonel Godoy Rangel.

Y sí. Seguramente estemos ante el último gobernador emanado de las filas del Partido de la Revolución Democrática (PRD), la fuerza política que conjugó a casi todos los partidos y movimientos sociales de izquierda en el país, allá por 1988, que se fundó en 1991 en Oaxtepec, Morelos, y que luego de una larga lucha democrática colocó a su primer gobernante en 1997 en la Ciudad de México, al ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.

 

@emeequis



logo mx
Más contenido
El grito de Clara Brugada: Yo soy la candidata de Claudia Sheinbaum

El grito de Clara Brugada: Yo soy la candidata de Claudia Sheinbaum

Una arenga en el discurso de la alcaldesa de Iztapalapa este 15 de septiembre abrió la temporada de “destapados” para la jefatura de Gobierno. Es la manera de gritar a los cuatro vientos quién es la preferida en el Palacio del Ayuntamiento para quedarse con la silla.

19 / 09 / 2021

Cabeza de Vaca busca vuelo: se aproxima su inminente salida del país

Cabeza de Vaca busca vuelo: se aproxima su inminente salida del país

El gobernador de Tamaulipas está preparando sus maletas. El 1 de octubre arranca una nueva legislatura con mayoría morenista en el Congreso estatal y su fuero peligra sin una bancada a modo. En el gobierno ya tienen identificado el estado de EU donde podría aterrizar.

20 / 09 / 2021