Logo MX

Precio
dólar

Secretos

Monreal apuesta a sucesión por descarte en 2024 y espera desgaste total de Sheinbaum y Ebrard

Una larga cadena de eventos llevó al líder de Morena en el Senado a jugar como el aspirante antisistémico del obradorismo, mientras la sumisión de Marcelo Ebrard y Sheinbaum hacia AMLO, junto con otros factores, parecen debilitarlos

Por REDACCIÓN EMEEQUIS
13 may 2022

Claudia Sheinbaum Marcelo Ebrard Adán Augusto López Ricardo Monreal
Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard y Adán Augusto López, tres de los presidenciables.

EMEEQUIS.― A pesar de su elaborada máscara de serenidad, al líder nominal de Morena en el Senado de la República, Ricardo Monreal Ávila, no lo calienta ni el sol, ni siquiera en el ardiente mayo.

No es para menos: se ha sometido a una dura prueba, que consiste en mantener la templanza frente a su última carta a jugar para meterse en la pelea de 2024: esperar la caída de sus adversarios dentro de Morena.

Y es que conforme avanza el calendario sucesorio las opciones para que el avezado político zacatecano aparezca en la boleta de la elección presidencial de 2024, son más reducidas.

Como se sabe, Monreal fue expulsado del edén obradorista como parte de los saldos de la elección intermedia de 2021, cuando se le atribuyó parte del desastre electoral que enfrentó Morena en la capital del país por apoyar a la perredista - aliancista Sandra Cuevas, que ganó la alcaldía de Cuauhtémoc.

TE RECOMENDAMOS: DIVISIÓN 4T: MONREAL PIDE CONSENSOS Y SHEINBAUM REPITE LO DE “TRAIDORES”

Después jugó con la idea de aspirante antisistémico dentro del obradorismo, pero la confluencia de varios fenómenos ajenos al proceso sucesorio modifcó el tablero:

(1) Su lucha contra el gobernador de Veracruz por el encarcelamiento de José Manuel Del Río Virgen, (2) el desplazamiento político de que fue objeto por parte del secretario de Gobernación, Adán Augusto López, en los prolegómenos de discusión de la reforma eléctrica obradorista, (3) la derrota de la misma, (4) el reposicionamiento de la oposición aliancista, (5) el fiasco de la revocación, y (6) el emplazamiento de aspirantes dentro de MC, todo lo cual metió en (7) un terreno de incertidumbre a la elección de 2024 para la eventual apuesta morenista.

Los números no son de la redacción, sino de un despacho de consultoría muy cercano simultáneamente a Monreal y a cierta ala del Palacio de Bucareli, donde se contabilizan las alternativas que quedan al zacatecano.

Y es sobre los mismos escritorios donde plantean que el acelerado desgaste de las dos principales corcholatas de AMLO, es decir, de la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y del canciller Marcelo Ebrad, terminar beneficiando a Monreal.

Conviene aclarar que los prestidigitadores monrealistas se mueven con holgura y quizá hasta con morbo en la vieja lógica sucesoria priísta, y con ese bagaje plantean que Monreal está a nada de ser un candidato “por descarte”, es decir, ante la erosión o incapacidad de despegue del o los elegidos originales.

EL DESGASTE

La erosión o desgaste de las “corcholatas” aludidas es, por lo demás, ostensible.  Por un lado, Marcelo Ebrard enfrenta en el último trimestre una serie de humillaciones públicas que se suman a la zona de desastre que ha dejado su gestión en materia de personal diplomático.

Como se sabe, la ductilidad con el presidente lo llevó a admitir sin chistar siquiera la postulación de toda clase de personajes, con frecuencia impresentables, en las legaciones mexicanas en el extranjero:

Isabel Arvide, la cónsul en Estambul que humilló a empleados de esa sede diplomática; Josefa González Blanco, la que paraba aviones a nombre del gobierno, embajadora en Reino Unido; Salmerón, presunto acosador, a Panamá, y en relevo del imputado, Jesusa Rodríguez, la histriónica senadora…  

Todo, con la indignación del personal de carrera del Servicio Exterior Mexicano (SEM).

Y a últimas fechas llegaron dos humillaciones más: el traslado de funciones propias de la cancillería al vocero presidencial, Jesús Ramírez, quien redactó una carta de respuesta al Parlamento Europeo por la condena del asesinato de periodistas en México; la revelación por parte del expresidente estadounidense Donald Trump, quien refirió haber “doblado” al número dos de México a través de Marcelo Ebrard.

El caso de la jefa del gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum, no es menos intrincado: su gestión en materia de seguridad pública ha sido desastrosa, al punto que, para dar sólo un ejemplo, las desapariciones han crecido 890% en la Ciudad de México entre la gestión de Mancera y la de la exdelegada de Tlalpan.

Pero eso no es todo: su mimetización con el discurso AMLO la llevó a dar la espalda a la mujeres de la capital y otros grupos lastimados por el obradorismo; a incurrir en violación de ordenamientos electorales y a mostrar una imagen pendenciera que quizá no sea la más idónea para instalarse en las preferencias del electorado.

En realidad, la sumisión incondicional a AMLO desdibujó a las dos corcholatas, pues los muestra como carentes de personalidad propia.

Pero además de sus taras individuales, Ebrard y Sheinbaum comparten una pesada losa sobre sus aspiraciones presidenciales: la tragedia de la Línea 12, en cuyo desplome murieron 26 personas.

 El dictamen de DNV fue ratificado por la sede global de la empresa, el cual señala responsabilidades ineludibles para ambos personajes:

Ebrard por los errores de diseño y construcción de una línea del metro que edificó a toda velocidad porque buscaba que dicha obra fuera su boleto en otra sucesión presidencial, la de 2012.

Y Sheinbaum, por el recorte de presupuesto inspirado en el modelo de austeridad obradorista impuesto contra toda lógica de supervivencia administrativa del aparato público. Pero además por la pésima gestión de la tragedia.

ADÁN AUGUSTO

Así que quedaría en suerte el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, leal a AMLO a toda prueba, al punto de violar la legislación electoral para cumplir las órdenes presidenciales.

Pero, según observan los consultores, era una pieza con futuro antes de la jornada de consulta de revocación de mandato y de la derrota de la reforma eléctrica obradorista en el Congreso. Ahora no se ve en el horizonte un triunfo indiscutible de Morena en la elección presidencial.

Porque, según calculan, de por sí tendrá una dura prueba sea quien sea el candidato obradorista para desplegar en campaña un discurso de continuidad de una política presidencial que incluyó el desmantelamiento de la cadena de abasto y el sistema de compras de medicamentos e insumos clínicos, la supresión del Seguro Popular, el drama de los niños con cáncer, el deterioro de la seguridad pública, y todo en un contexto de carestía.

Así que vender intentar vender a don Adán en ese contexto sería prácticamente una osadía, de acuerdo con los cálculos referidos.

EL JUEGO ANTISISTÉMICO

Monreal quedó expulsado de los almuerzos en el Palacio Presidencial de AMLO en la segunda parte de 2021.

Comenzó entonces a desplegar su juego de aspirante antisistémico: criticó el método de las encuestas, anunció que ganaría a cualquiera dentro del obradorismo si hubiese elecciones abiertas, y comenzó su coqueteo con MC y con los partidos de la alianza opositora Va por México.

Pero para mantener prendida su vela en el altar obradorista, dijo que no sería candidato presidencial si no lo era de Morena, e incluso mencionó, a propósito de sus presuntos acercamientos con otros partidos, especialmente con MC, que él no es “ningún ofrecido”.

Todo iba bien, porque el zacatecano tiene experiencia en venderse como víctima del sistema desde que saltó del PRI al PRD, allá por los noventas del siglo pasado.  

Pero el tablero cambió, por las vicisitudes ya reseñadas. Sin embargo, según sus cercanos, la fortuna le ha dado una nueva mano que, según sus corazonadas, le darán el gane. Por eso, se comenta en el círculo cercano al senador, hay que mantener la templanza. Pero los nervios traicionan con frecuencia.

Y es que un paso en falso, y no alcanzaría siquiera una postulación para la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México.

@emeequis


logo mx
Más contenido
AMLO, la imposición de Delfina en Edomex, los descartados y ¿conflicto en ciernes?

AMLO, la imposición de Delfina en Edomex, los descartados y ¿conflicto en ciernes?

¿Qué consecuencias tendrá el descarte de Higinio Martínez como candidato de Morena? “Es un sueño que ya no cumpliré”, dijo con la voz entrecortada. En su equipo trascendió que hay una bomba de tiempo: una “versión ampliada” del escándalo de los “diezmos de Delfina” podría asomar la nariz.

05 / 08 / 2022

El regreso de “La Maestra”. Elba Esther crea “grupo de apoyo electoral” en Edomex

El regreso de “La Maestra”. Elba Esther crea “grupo de apoyo electoral” en Edomex

Elba Esther Gordillo desempolva su manual de política para jugar en el proceso sucesorio de Edomex. Según gente cercana, “La Maestra” quiere estar cercana al candidato o candidata de Morena. O del PRI, de ser posible, aunque en este caso enfrentaría más trabas.

04 / 08 / 2022