Dólar17.05

“Gutierritos” come ansias. Ya avisó a su equipo que en 2023 se van a Veracruz

Sergio Gutiérrez Luna presume su interlocución con el presidente a la menor oportunidad. Se siente con los tamaños para ser el siguiente gobernador de Veracruz, pero antes tiene que enfrentar duros rivales por la postulación de Morena. Incluyendo a Rocío Nahle.

Por Emequis
3 / 31 / 22

EMEEQUIS.– El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Sergio Gutiérrez Luna, ya le avisó a su equipo que se prepare para ir el próximo año a calentar motores de lo que sería su campaña… por la gubernatura de Veracruz.

Fue tanta la emoción entre su grupo de colaboradores, que algunos de ellos hablaron de empezar a buscar trabajo –seguramente en broma– y se refieren al entusiasmo de su jefe con un notorio grado de escepticismo

Y es que, para empezar, faltan todavía dos años para la elección, si bien en 2023 podría darse la decisión de quién será el nominado por Morena. Pero, además, son muchos los aspirantes a la postulación, muchos de duros espolones, con lo queda pendiente aún una reyerta como la que saben dar los guindas a la hora de buscar posiciones. Eso sin contar con que el mismo gobernador Cuitláhuac García trae sus propias cartas.

TE RECOMENDAMOS: BIRMEX GASTA MILLONES EN EXPERIMENTO EQUINO CONTRA COVID… Y CONACYT LO PAUSA

Sin embargo, Gutiérrez Luna comenta a todos los interesados y aún a quienes no lo son, que ya tiene “todo amarrado” para que la nominación morenista al gobierno de Veracruz recaiga en él.

El abogado Gutiérrez –a quien la diputada María Elena Pérez-Jaén llama con ironía “Gutierritos”, como el personaje de una antigua telenovela que encarnaba a un burócrata– asegura que tiene en la bolsa la voluntad “del mero principal” y que, con ello, aunado a sus irresistibles gracia y carisma, la candidatura no puede ser de nadie más.

El punto al que llega el entusiasmo de Gutiérrez lo ha llevado a decir que no solo tiene el apoyo “principal”, sino que además cuenta con el respaldo “del poder económico”. Esto se habría diseminado desde febrero, después de que exhibió en Twitter una foto con Carlos Slim y su homóloga del Senado, Olga Sánchez Cordero, imagen que comentó así:

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

“Comiendo hamburguesas de Sanborns con el ingeniero Carlos Slim y mi amiga Olga Sánchez Cordero. Aprecio y agradezco sus consejos. Por supuesto que hablamos del estado de Veracruz. ¡Gracias, ingeniero!”. 

QUE SE LA DEBEN

Cuando llegaron los detalles sobre la convicción del abogado Gutiérrez Luna a oídos de algunos legisladores y asesores de la diputación veracruzana de Morena, el tema se convirtió en presa de algunos de esos molestos corrillos chacoteros.

Corrillos que sobre todo han abordado el tema, con su irrespetuoso y reprobable estilo, de la cátedra que suele dictar el abogado Gutiérrez sobre sus “activos” –así les dice– para ser el candidato.

Supuestamente el legislador despliega una gran lista de ellos, pero tiene un eje principal, y este consiste en la ponderación que hace sobre sus “servicios a la causa y al presidente, y a la causa del presidente”, según le gusta frasear, en la guerra contra el INE y sus consejeros; y en “la interlocución” que dice haber desarrollado con Palacio a partir de dichos servicios.

TE RECOMENDAMOS: ¿A ESCONDIDAS? PLANEAN DISCUTIR LA REFORMA ELÉCTRICA EN SEMANA SANTA

Hay que recordar que el diputado Sergio Gutiérrez fue protagonista central en la más reciente acometida cuatroteísta contra el órgano electoral: la emisión del decreto que autorizaba al gobierno a usar propaganda con fines electorales en el proceso de revocación de mandato, que se conoció como “el decretazo”; y el arranque del proceso de juicio político contra los consejeros Lorenzo Córdova y Ciro Murayama.

El primero salió de la Cámara de Diputados y luego fue ratificado en el Senado. Se trató de una iniciativa del propio diputado Gutiérrez. La presentó en San Lázaro a las 9:45 del jueves 10 de marzo, y fue aprobada por el bloque obradorista a las 17:38 horas. Después se aprobó en el Senado el 17 de marzo.

Respecto del juicio contra consejeros, el abogado Gutiérrez anunció el 3 de marzo que su partido buscaría la remoción de Córdova y Murayama a través del juicio político. 

Ya desde el primero de agosto del año pasado, cuando estaba por iniciar la actual legislatura, Gutiérrez compartió en Twitter un video de una sesión del Consejo del INE, del que forma parte como representante de Morena, sobre el que comentó: “Esta es la actitud de Lorenzo Córdova y Ciro Murayama cuando se les dice sus verdades: que sabotearon la consulta popular, que defendieron a los expresidentes, que hicieron contracampaña (…) Facciosos operadores de la derecha”.  

Se mostró convencido de que los removerían y les recomendó “renunciar de manera voluntaria”.  Ciro Murayama contestó por el mismo medio. Dijo que la consulta popular sobre el juicio a los expresidentes fue un éxito, pero Morena aún así ataca al órgano electoral. “Organizativamente fue un éxito y el INE cumplió”, posteó Murayama. 

TE RECOMENDAMOS: ¿Y SI NAUFRAGA LA REFORMA ELÉCTRICA? EL PLAN B PARA CULPAR A LA OPOSICIÓN POR ALZAS

Luego, el 15 de marzo se inició el procedimiento de juicio político. A las 4 de la tarde del 16 de marzo quedó instalada la Subcomisión de Examen Previo en el seno de las comisiones unidas de Gobernación y de Justicia para procesar el caso de los consejeros.

Pues según los indiscretos corrillos ya citados, el otro “activo” del diputado es “la interlocución” que “la operación” le ha procurado con la oficina principal de Palacio Nacional.

Es cierto que el Tribunal Electoral ya echó abajo el famoso “decretazo”, pues desconoció en fallo su legalidad y constitucionalidad. Pero al abogado Gutiérrez le queda aún el proceso de juicio político contra los consejeros, para llevarlo como caballito de batalla hacia su candidatura. 

LOS GALLOS

No obstante, en la lista de morenistas hay varios gallos de duros espolones que podrían frustrar el entusiasmo de “Gutierritos”. Para empezar, está la secretaria de Energía, Rocío Nahle –de origen zacatecano, por cierto–, que anda para arriba y para abajo con el mandón veracruzano, Cuitláhuac García. 

Luego está el colmilludo Ricardo Ahued Bardahuil, expanista, exsenador morenista, y exadministrador general de Aduanas en la primera parte del gobierno obradorista.   Ahued, con fuerte arraigo en la entidad, es una carta tan fuerte, que hasta en MC le andan haciendo ojitos. 

Y hay varios alcaldes que se sienten también los más indicados para abanderar Morena en la sucesión veracruzana, como el Orizaba, Juan Manuel Diez.

Pero Gutiérrez que ya les ganó con eso de “la interlocución”. En todo caso, queda por saber si los veracruzanos refrendarán su confianza en un gobierno como el de Cuitláhuac García que, en el mejor de los casos, ha sido polémico, pero que sin lugar a dudas será recordado por una sola cosa: el dichoso “delito” de “ultrajes a la autoridad” que mandó a incrustar en el Código Penal, y que usó para perseguir y encarcelar enemigos políticos, periodista y luchadores sociales. 

@emeequis 

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Emequis

¿Cómo van las corcholatas en las encuestas antes de la encuesta? Xóchitl se acerca

En la recta final tanto de Morena como el Frente Amplio, las encuestas indican que Claudia Sheinbaum sigue arriba, con Marcelo Ebrard en segundo lugar. Y, en los careos, Xóchitl Gálvez se acerca a cualquiera de los dos, mientras Movimiento Ciudadano va en lejano tercer lugar, todavía sin definir si irá solo o como parte del Frente.

8 / 28 / 23

La versión de Noroña: “Marcelo y Monreal llevaron porra. Hostilizaron a Claudia”

Gerardo Fernández Noroña estaba a un lado de Claudia Sheinbaum cuando reclamó a Alfonso Durazo por los gritos a su llegada al Consejo Nacional. “Claro que está indignada y creo que con razón”, dice la corcholata petista.

6 / 15 / 23