Dólar17.94

El regreso de los innombrables. Frente AMLISTA coquetea con ANTIAMLISTAS

Ampliamente repudiados en el reino de AMLO, los diputados Héctor Serrano y Mauricio Toledo podrían integrarse al rebaño de la 4T. El PT ya negocia con ellos para arrebatarle al PRI el control de San Lázaro.

8 / 20 / 20

EMEEQUIS.– En la Cámara de Diputados, el Partido del Trabajo (PT) anda buscando quién se sume a sus filas en calidad de urgente. Necesita sí o sí superar al Partido Revolucionario Institucional (PRI) como tercera fuerza política para presidir la Mesa Directiva de San Lázaro.

En los pasillos –virtuales– de la Cámara baja se comenta que la búsqueda está complicada, porque solitos se han ido cerrando puertas. Su última esperanza es convencer a un trío de independientes para que se adhieran al grupo parlamentario que coordina el zacatecano Reginaldo Sandoval.

Previendo los movimientos futuros, en el transcurso de la Legislatura, Morena ha cedido 10 diputados para fortalecer a su aliado. 

El último fichaje fue el diputado Alejandro Barroso Chávez, representante del Distrito 15 de Tehuacán, Puebla, quien el 11 de agosto pasado dejó el grupo parlamentario de Morena para adherirse a la bancada del PT y ayudarle a subir un escalón para alcanzar al tricolor. 

Con eso, sólo necesita tres fichajes más para rebasar al partido que en San Lázaro es coordinado por René Juárez Cisneros y así posicionarse al frente de la Mesa Directiva. 

VIEJOS RENCORES A UN LADO

La búsqueda se intensifica entre independientes, viejos rencores incluso podrían hacerse a un lado con tal de sumarse a la coyuntura. Dos nombres suenan con insistencia, aunque en principio parecen incompatibles con la ideología morenista: Mauricio Toledo y Héctor Serrano. 

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

¿Se podrá hacer la reconciliación forzada? Pronto se sabrá. 

El asunto es que la ventana de oportunidad parece estarse cerrando mientras usted lee esto. Si acaso, la bancada que aún lidera Mario Delgado estaría dispuesta a ceder un diputado más. Lo hará siempre y cuando el PT garantice convencer a dos candidatos independientes, por eso suenan los apellidos Toledo y Serrano. Con esto lograrían sumar tres nuevos miembros a la bancada y así superar al PRI en número; de lograrlo se posicionaría como tercera fuerza política.

EL PES NO QUIERE COOPERAR

Y es que las otras puertas ya están cerradas. El Partido Encuentro Social (PES), aliado de la 4T, ya amagó con enviar 15 diputados al PRI si el PT le vuelve a “robar” a uno de sus miembros. 

Según declaró Jorge Argüelles en diversos medios, si el PT suma a un miembro más del PES, su partido le impedirá cumplir el objetivo de quedarse con la Mesa Directiva. Hasta el momento son cinco los diputados que abandonaron el barco que dirige Argüelles para ponerse a flote al lado de Sandoval. 

Aunque dice defender los intereses del presidente Andrés Manuel López Obrador, como parte de la alianza que se consolidó en 2018, olvida que el presidente tiene el ojo puesto en las elecciones de 2021, por eso apremia poner a su hombre fuerte de San Lázaro, Mario Delgado, al frente de Morena, pero dejar una alianza firme al frente de la Cámara.

TE RECOMENDAMOS: EL DILEMA DE AMLO: ASEGURAR EL ÉXITO EN LA CÁMARA DE DIPUTADOS O EN LAS ELECCIONES 2021

LOS CANDIDATOS: ALIANZAS CRUZADAS

Entre pactos, promesas y “ayudas” –en los pasillos virtuales de San Lázaro se comenta sobre pagos extraoficiales y promesas de puestos a cambio de mudarse de bancada–, dicen que se están moviendo los hilos para convencer, como lo hicieron antes con diputados del PES y algunos renuentes de Morena, a un par de independientes.

En la lista de opciones aparecen cinco. Dos viejos perredistas, un expanista y un par de diputados sin antiguos nexos partidistas. 

Los experredistas son los más viables. Sin importar que tengan rencillas con dos personas fundamentales de la 4T, Marcelo Ebrard y Claudia Sheinbaum, ellos podrían terminar en el PT.

Héctor Serrano es uno de los que podría inclinar la balanza. Foto: @HectorSerranoC

Se trata del exsecretario de gobierno de la Ciudad de México, Héctor Serrano, y Mauricio Toledo, exdelegado de Coyoacán. Dos personajes ampliamente repudiados en el reino de AMLO, quienes tocaron a las puertas de la 4T desde principios del sexenio, para encontrarse con un rechazo casi generalizado. 

Pero ahora, con la urgencia de tomar el control de la Cámara de Diputados, podrían regresar al rebaño de AMLO, cual hijos pródigos.

El primero, cercano al ahora senador Miguel Ángel Mancera –fue su secretario de Gobierno y de Movilidad cuando gobernó la Ciudad de México–, es también un viejo conocido de Marcelo Ebrard, exmiembro de su equipo cercano, acusado de “traición” por haber elegido el bando mancerista al término de su gestión como jefe de Gobierno de la CDMX. 

El segundo, exdelegado de Coyoacán en la Ciudad de México, acusado de cobrar moches a los empleados de la demarcación, fue señalado públicamente por la misma Sheinbaum, quien dijo que se debía investigar y sancionar estas prácticas.

Serrano, quien recientemente ha intentado acercarse al Partido Verde Ecologista de México (PVEM) –impulsando incluso la campaña por la gubernatura de San Luis Potosí del también experredista Ricardo Gallardo con la playera del Verde– figura como candidato, precisamente por la cercanía con el partido que selló una alianza con Morena en junio pasado, para impulsar la agenda del presidente en el Congreso de la Unión. 

Según informó Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente de Morena, al cierre de junio, esta alianza tiene como objetivo apoyar las reformas legislativas tanto en la Cámara de Diputados como en la de Senadores, y está conformada por Morena, el PVEM y el PT. 

Un caso similar al de Toledo, que también ha tanteado la posibilidad de dejar de jugar solo y que el Verde lo sume a su equipo en la Cámara baja. Antes, en 2019, indagó la posibilidad de sumarse a la bancada de Morena, algo que públicamente criticó la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum. 

Las otras opciones se ven lejanas. Evaristo Pérez, expanista, difícilmente aceptaría mudarse de bancada, aunque no se le descarta. A Carlos Alberto Morales tampoco lo ven imposible, pero aún lo estudian a contrarreloj. Mientras que a Lucía Riojas saben que será imposible convencerla, porque ya lo han intentado antes y el rechazo fue absoluto. 

¿Será que Morena logra poner al PT al frente de la Cámara? 

@emeequis

Telegram

SOBRE EL AUTOR

REDACCIÓN EMEEQUIS



Estatua de la Libertad, viva y contenta por liberación de Assange: AMLO

Julian Assange está libre: abandonó la prisión de máxima seguridad de Belmarsh este 24 de junio tras llegar a un acuerdo de culpabilidad.

Hace 6 horas

Cambio de canal

Por @osvaldomonos

Hace 7 horas