Dólar16.64

“El Bronco”, en la ruta Granier: ¿en qué gastó 20 mil millones?

El gobierno de Jaime Rodríguez arrastra observaciones de las cuentas públicas de Nuevo León de 2015 al 2018, que hizo la Auditoría Superior de la Federación (ASF). Le queda un año para explicar en que se gastaron esos 20 mil millones.

8 / 17 / 20

EMEEQUIS.– En círculos políticos se comentan las numerosas irregularidades que presenta el gobierno de Nuevo León en el manejo de recursos federales. En lo que va de la administración de Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, el 93% del ejercicio de fiscalización de la cuenta pública aún presenta observaciones no solventadas, lo cual equivale a unos 20 mil millones de pesos.

Al parecer las irregularidades se dieron desde el comienzo de su gestión. El gobierno de Jaime Rodríguez arrastra observaciones no comprobadas de las cuentas públicas de 2015 al 2018, que hizo la Auditoría Superior de la Federación (ASF), incluida una más de la Secretaría de la Función Pública (SFP) del 2019.  

El monto es muy difícil de maquillar: poco más de 21 mil millones de pesos, de los cuales, el gobierno local sólo ha solventado cerca de mil 300 millones, por lo que aún quedan sin comprobar y sin conocer su destino más de 19 mil 800 millones. 

De acuerdo con la información que se desprende de la ASF, durante ese periodo la entidad registra 192 pliegos de observaciones, que consisten en dar a conocer a la entidad fiscalizada observaciones de carácter económico, determinadas por posibles daños y/o perjuicios ocasionados al Estado en su Hacienda Pública federal o al patrimonio de los entes públicos federales, en cantidad líquida y señalando a los presuntos responsables o infractores

SE LE JUNTAN LAS SOLICITUDES DE ACLARACIÓN

Además, el estado norteño cuenta con 31 solicitudes de aclaración: instrumento mediante el cual la ASF requiere a la entidad fiscalizada la documentación que soporte las operaciones y montos observados, no justificados o no comprobables durante la revisión, por causa plenamente justificada.

El manejo del dinero estatal y el uso de los recursos públicos transferidos por la Federación están a cargo del secretario de Finanzas y Tesorería General del estado de Nuevo León, Carlos Garza Ibarra, amigo y colaborador cercano de “El Bronco”, quien lo ha acompañado desde que asumió la gubernatura. 

TE RECOMENDAMOS: “NO SAQUES LAS OREJAS”. RICKY RIQUÍN CANALLÍN Y SU EXTREMA DISCRECIÓN

A poco más de un año de que concluya el mandato de Jaime Rodríguez, transparentar la gestión financiera de los cerca de 20 mil millones de pesos no solventados por el estado es un tema que Carlos Garza tendrá que aclarar como responsable de ejercer ese gasto, así como aquellos servidores públicos de la administración del gobernador independiente que están a cargo de programas y acciones que ejercen ese tipo de recursos, como son las secretarías de Gobierno, cuyo titular es Manuel González Flores; de Infraestructura, donde el responsable es Jesús Torres Padilla; de Salud, al mando de Manuel Enrique de la O Cavazos, y de Desarrollo Sustentable, con José Vital Couturier.

FALTA UN AÑO PARA QUE SE VAYA ¿SIN ACLARAR?

Las “observaciones pendientes de solventar” pueden ir desde documentos que la auditoría presenta cuando presume un daño, perjuicio o ambos, así como una presunta responsabilidad de infractores en el manejo de los recursos que el gobierno federal transfiere a los gobiernos locales, conocido como gasto federalizado.

En este aspecto, las observaciones señaladas a la administración de Nuevo León incluyen recursos no ejercidos, falta de documentación comprobatoria de un gasto, transferencia de recursos a otras cuentas bancarias y recursos ejercidos que no cumplen con los objetivos.

También se incluyen en este rubro los pagos de remuneraciones indebidas o injustificadas al personal, retenciones no enteradas a terceros institucionales, conceptos no autorizados por la instancia coordinadora federal o un pago excedente en prestaciones no ligadas al salario.

El adecuado uso de los recursos federales por estados está sujeto a un ejercicio de transparencia presupuestaria, fiscalización y rendición de cuentas y no al de la opacidad como lo ha hecho el gobierno de Nuevo León ante las observaciones de las que has sido objeto. 

TE RECOMENDAMOS: DOS GÓBERS PANISTAS IRÍAN A JUICIO POR RECIBIR SOBORNOS DE LOZOYA

Un año parece poco tiempo para que los funcionarios de Jaime Rodríguez solventen lo detectado por la ASF, y en su caso la SFP, en torno a la falta de comprobación de recursos federalizados. 

Pasado el tiempo, concluido su mandato, han salido a la luz pública casos donde  gobernadores han sido acusados de cometer durante su gestión malos manejos y actos de corrupción con recursos públicos, así como por defraudación fiscal.

Cabe recordar a los exgobernadores Andrés Granier, de Tabasco, quien fue acusado por su sucesor Arturo Núñez por un saqueo de 23 mil millones de pesos para luego ser detenido por la entonces Procuraduría General de la República y condenado por un juez a casi 11 años de prisión por peculado; Javier Duarte, de Veracruz fue detenido seis meses después de pedir licencia a su cargo para enfrentar acusaciones por defraudación fiscal, delincuencia organizada y lavado de dinero. También, Rodrigo Medina, de Nuevo León, ingresó al reclusorio, aunque sea por unas horas, por daño al patrimonio estatal y por peculado.

La ASF ha participado con la Fiscalía General de la República para coadyuvar en asuntos denunciados por la presunta comisión de irregularidades de exservidores públicos, uno de ellos: el de la Secretaría de Desarrollo Social. En ese tema, la Auditoría Superior de la Federación proporcionó a la FGR la información a su disposición para coadyuvar en las investigaciones y sanciones de los presuntos responsables.

A “El Bronco”, sólo le queda la recta final de su administración para esclarecer, junto con su equipo de funcionarios de primer nivel, el destino de alrededor de 20 mil millones de pesos no solventados y que le fueron observados por parte de la Auditoría Superior de la Federación. Después de su gestión, lo dejará a su suerte.

@emeequis 

Telegram

Instituto Nacional de Salud Pública: con equipos de 30 años

Los congeladores del INSP tienen entre 20 y 30 años de uso, lo que los hace obsoletos y caros en su mantenimiento, pues las refacciones son escasas. Sus instalaciones son vitales, porque en ellas se lleva a cabo la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut), cuyos datos se usan en leyes y programas médicos.

2 / 5 / 24

Caso Wallace: imputados y sus familias enfrentan persecución y violencia

Brenda Quevedo cumplirá 15 años de estar presa sin una sentencia por el presuento secuestro de Hugo Alberto Wallace. “Lo que ella temía, que la fueran a violar, torturar, para obtener un delito que le estaban fabricando, sucedió”, cuenta su madre, Enriqueta Cruz. Los demás implicados también sufren persecución y violaciones al debido proceso.

11 / 23 / 22
Ir a la barra de herramientas