Dólar17.72

Condiciones. Higinio Martínez exige la Presidencia del Senado y el control de Morena en Edomex

Tras la victoria de la maestra Delfina en Edomex, las aguas en Morena distan de estar en calma. Los nuevos oleajes son en torno a la Presidencia del Senado que se decidirá en los próximos días. Higinio Martínez, tras su derrota, quiere su premio de consolación.

Por Emequis
8 / 30 / 22

EMEEQUIS.― Higinio le subió el precio a su derrota. Para no romper la unidad de Morena en torno a Delfina Gómez Álvarez, virtual candidata de ese partido al gobierno del estado de México para el proceso sucesorio de 2023, el senador Martínez Miranda, aspirante descartado, ha exigido para sí la presidencia de la Mesa Directiva del Senado de la República y el comité mexiquense de Morena.

El exalcalde texcocano y primer padrino político de Delfina Gómez subió el tono de su discurso luego de que el 4 de agosto se confirmara que la secretaria de Educación Pública fue la elegida por AMLO para contender por el gobierno mexiquense. 

Martínez Miranda señaló esa mañana, en una entrevista con Ciro Gómez Leyva, que contaba con el apoyo de toda la estructura morenista del estado de México, razón de sobra por la que debía ser el candidato. Y difundió un video en el que indicaba que había luchado 47 años por esa postulación. 

Después se filtró la versión de que Higinio amagó con revelar una versión extendida sobre el expediente del “diezmo” de Delfina; hasta que de plano comenzó a reunir a sus grupos, pidió a AMLO que Delfina “saque las manos” del proceso de renovación de la dirigencia estatal mexiquense, y ahora ha pedido como “derecho de piso” que le entreguen la presidencia del Senado, que se define mañana.

Y es que entre las contrariadas huestes morenistas del Edomex han calado dos mensajes centrales hasta las bases municipales y distritales: por un lado, que el proyecto de Delfina consiste en hacer de Toluca, desde la campaña, una sucursal de la oficina de la jefa de gobierno de la Ciudad de México, su asesora principal, lo que implica injustos desplazamientos de cuadros morenistas locales.

Y por otro lado, que “la estructura no es gratuita, ni pertenece a Delfina”, por lo que todos los liderazgos locales deben obtener garantías. Por lo pronto, Higinio va ganando, y está cerca de la presidencia de la cámara alta. 

El endurecimiento de su postura sienta un precedente al enfrentar la verticalidad dentro del obradorismo. También exhibe la fragilidad del apoyo de los liderazgos morenistas locales a Delfina y la prevalencia de un encono irresuelto entre Higinio y su antigua pupila política. Y, sobre todo, deja claro que las encuestas de popularidad no fueron suficientes para tener a todos contentos.

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

Pero la negociación de Higinio podría estar prendida con alfileres. Después de todo “nadie” dentro de Morena quiere dejar la impresión de que un liderazgo local, por fuerte que parezca, puede imponer condiciones a Palacio Nacional.

“QUE DELFINA SAQUE LAS MANOS DE MORENA EDOMEX”

Lo cierto es que a nivel local Higinio también está imponiendo condiciones. El senador texcocano desplegó su músculo el sábado 27 de agosto: convocó en su municipio a todos los Consejeros Nacionales mexiquenses de Morena que le son fieles. Logró reunir 235 de los 410 que tiene la entidad.

Ahí, Higinio arengó a su huestes. Dijo que el grupo reunido era mucha pieza y está para ganar cualquier cosa, y desde luego el Comité Estatal de Morena: “Nos alcanza para ganar la presidencia del consejo político, y la presidencia y la secretaría general (del comité estatal)”.

Dijo que sí, que efectivamente darían su apoyo a Delfina Gómez, pero exigió que se efectúe ya la renovación de la dirigencia del comité estatal, aplazada “absurdamente” desde 2019 sin interferencias federales. A cada propuesta, las huestes de Higinio daban alaridos de confirmación.

Al cabo exhortó al presidente nacional de Morena, Mario Delgado, y a “quien pretende gobernar la entidad” a no vetar a nadie y a no posponer más la realización del Consejo Estatal de Morena, en el que se elegirán las posiciones mencionadas.

A su lado se hallaba una de sus fieles, la delegada nacional de Morena en Edomex, Martha Guerrero Sánchez, senadora suplente en funciones de Delfina Gómez. También estaba el líder de la bancada morenista en la Legislatura estatal Maurilio Hernández, quien reclamó respeto al grupo de Higinio por parte de la dirigencia nacional, pues “representa más de 400 mil votos emanados de las 41 asambleas distritales que acumularon más de 12 500 sufragios cada una, en promedio”.

Luz María Hernández Bermúdez es secretaria general en funciones de presidenta desde 2019, pero lo cierto es que la interlocución con el gobierno del Estado la ha llevado Higinio Martínez desde entonces. 

Hernández Bermúdez es de Ecatepec, y fue dirigente en Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno del Distrito Federal (SUTGDF) se encuentra su capacidad de diálogo con los legisladores de otras fuerzas políticas

Una de las advertencias que hicieron antes de las reuniones, según confiaron consejeros, es que el proyecto de Delfina Gómez es hacer del Palacio de Gobierno de Toluca una especie de consulado del gobierno de la Ciudad de México, pues Claudia Sheimbaum es la asesora principal de la exsecretaria de Educación, después de AMLO. 

CERCA DE LA PRESIDENCIA DEL SENADO

Hasta principios de la semana pasada, la disputa por relevar a Olga Sánchez Cordero en la presidencia de la Mesa Directiva del Senado se centraba entre José Narro Céspedes, expetista y a quien se le considera más cercano a las posiciones radicales de AMLO y el senador Alejandro Armenta Mier, más vinculado al líder del partido en el Senado, Ricardo Monreal.

A media semana se subió a pelea por Gabriel García Hernández, excoordinador nacional de Programas de Desarrollo de la Secretaría del Bienestar, por lo que se le ha llegado a llamar “el Siervo Mayor”.

Y el jueves, cuando nadie lo esperaba, Higinio Martínez anunció que también pretendía la posición, pero se consideró que García Hernández era la carta manejada por AMLO, debido al relevante papel que desempeñó coordinando la estructura de los siervos.

No obstante, Ricardo Monreal confirmó hoy que Gabriel García renunciaba a la postulación. “Se bajó”, dijo. Al cabo quedó una terna: Narro, Alejandro Armenta e Higinio.

La configuración final se prestó a la especulación en medios de que el senador mexiquense efectivamente había exigido la presidencia del Senado como parte de una compensación por haber sido descartado de la postulación morenista en Edomex. Y acaso se habría salido con la suya. 

@emeequis



Telegram

SOBRE EL AUTOR

Emequis



Explicación de Luisa María Alcalde genera enfrentamiento con Kenia López

El PAN se opone a la sobrerrepresentación de Morena en el Congreso y PT contesta “lávense la boca”.

Hace 9 horas

Sheinbaum tomará en cuenta “recomendaciones” de AMLO en nombramientos

Luego de que AMLO se adelantara ayer al informar de la continuidad de los titulares del IMSS, Cofepris y Subsecretaría de Salud, Claudia Sheinbaum dijo que siempre toma en cuenta recomendaciones.

Hace 15 horas