Dólar16.79

Así operó Monreal para retener el poder en el Senado y forzar negociación con Adán Augusto

¿Qué hubo detrás de la súbita aparición del nombre de Ricardo Monreal en la votación para la Mesa Directiva del Senado? Forcejeo, alianzas inesperadas y una reunión de la que salió la idea de escribir el nombre del zacatecano en la lista aunque no estaba registrado.

Por Emequis
9 / 06 / 22

EMEEQUIS.– Estuvo a punto de quedarse sin nada, pero lo ganó todo: colocó a su carta en la Mesa Directiva, relegitimó su liderazgo como coordinador del grupo parlamentario de Morena, y extendió dentro de los grupos opositores el apoyo para mantener la pieza que los radicales más ambicionaban arrebatarle, la presidencia de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado.

Detrás de ese resultado, Ricardo Monreal desplegó una audaz operación que incluyó intensas negociaciones dentro de Morena y acuerdos con los liderazgos opositores en el recinto de El Roble.

El resultado fue un fortalecimiento del senador fresnillense de afuera hacia adentro de Morena, con el apoyo opositor, que se expresó en las cédulas de votación con el nombre de Alejandro Armenta tachado y la votación a favor de Monreal, con su nombre manuscrito, para asumir la Mesa Directiva, aunque él no estaba postulado.

Y es que, según aquellos que vieron el cielo desde el ojo del huracán, a Monreal le metieron presión desde Bucareli para que soltara la presidencia de la Jucopo si es que quería poner a su alfil, el poblano Alejandro Armenta, al frente de la Mesa Directiva, y además le sugirieron que su liderazgo al frente del grupo parlamentario de Morena lucía “desgastado”. 

Que le podrían ofrecer “una salida digna” de los ámbitos del poder morenista, pero debía soltar la Jucopo y “dejar transitar el relevo natural” en la renovación de la Mesa Directiva del Senado. 

LOS OPERADORES DE PALACIO

La respuesta fue no. Fue así como comenzó una ruda presión contra Monreal en distintos niveles, con dos operadores principales, el secretario de Gobernación, Adán Augusto López y el senador César Cravioto.

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

Los líderes de la embestida contra Monreal ya eran en sí mismos un mensaje: 

Por un lado, Adán Augusto había llegado en la plenaria de los senadores morenistas del arranque del periodo legislativo anterior a desactivar la comisión legislativa, impulsada por el zacatecano, que estaba encaminada a llevar a juicio político al gobernador veracruzano, Cuitláhuac García, por el encarcelamiento inconstitucional de Del Río Virgen,y que desde entonces había quedado “entrado” con Monreal.

Por el otro, César Cravioto, operador de Adán Augusto desde aquel episodio y cabeza beligerante del grupo de obradoristas radicales ―ha pedido por ejemplo que se cuelgue un retrato de AMLO en todas las oficinas de Morena en la Cámara alta y efectuar reuniones para rendir honores al mandatario―, junto con Antares Vázquez y Olga Sánchez Cordero.

Desde el episodio de la desaparición de la Comisión Veracruz, los radicales tienen entre sus planes que César Cravioto sea, tarde o temprano, el coordinador de la bancada, en sustitución de Monreal.

Pero fallaron por segunda ocasión. 

PRESIONES

La estrategia era dar la directriz en el gabinete obradorista de que nadie que fuese invitado asistiera a la plenaria de Monreal para que quedara patente un débil poder de convocatoria del zacatecano, y por otro, usar “la mayoría” radical para negarle la promoción para Alejandro Armenta e imponer al mexiquense Higinio Martínez… A menos que el senador fresnillense soltara la presidencia de la Jucopo.

Fue por ello que,  el propio Adán Augusto López; el titular de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval González; el comandante de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio, y la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez Velázquez, no asistieron a la plenaria, aunque fueron invitados y hasta habían confirmado sus asistencia (salvo Adán Augusto).

La otra parte del juego era exhibir la presunta falta de liderazgo de Monreal dentro del grupo parlamentario, por lo que el senador Cravioto, aceitado por el respaldo de Gobernación, elevó su nivel de crítica a Monreal pidiéndole que de plano se fuera de Morena:

“Necesitamos encabezando la mesa directiva a alguien que nos acerque al presidente de la República y que también genere contrapesos en este Senado de la República. No quiero estar en otro informe de presidente de la Mesa Directiva donde ni siquiera se menciona el presidente de la República. Ni siquiera una foto con el presidente de la República. ¿Queremos desterrar del senado de la República a Andrés Manuel López Obrador? ¿Queremos seguirnos alejando del Presidente de la República?”.

Fue uno de los momentos icónicos de la pelea, pues Monreal respondió: “A mí la abyección no se me da; soy hombre libre, con criterio propio y autonomía; tengo mi propia vida y mi propia historia, y quizá tenga más adversidades en el movimiento que todos ustedes con el presidente de la República, en los peores momentos”.

Fue entonces cuando Cravioto encontró un hueco para sus propósitos: “No somos abyectos, respaldar al presidente de la República no es estar de rodillas (…) Y si hayn quien quiere decir que las cosas no son así, pues para eso está la oposición”.

Pero a la hora de la votación interna los números se voltearon, la “mayoría radical” no apareció, y terminó ganando el respaldo la carta de Monreal, Alejandro Armenta, con los 36 votos, sobre los 28 conseguidos por Higinio Martínez. 

Pero era sólo el primer round.

“LE PIDEN QUE ENTREGUE LA JUCOPO”

Tras el triunfo de Alejandro Armenta como postulación oficial del grupo parlamentario de Morena a presidir la Mesa Directiva, las presiones sobre Monreal para que soltara la Jucopo, y ya no se lo sugirieron, sino que, le aclararon: “le piden que la entregue”.

Mientras llegaba la sesión de ratificación en el pleno de la propuesta morenista, la tensión obligó a definir posturas dentro del grupo.

Hasta el contendiente oficial, el mexiquense Higinio Martínez, apareció dando su apoyo “decidido” a Monreal, pues declaró ante los medios: “Mi compromiso es seguir apoyando a Ricardo Monreal. Lo aprecio mucho y él es coordinador del Grupo y lo seguiré respetando con o sin la presidencia del Senado”.

Otro aspirante al cargo, Gabriel García Hernández, declaró: “El doctor Monreal tiene que ser reconocido y al menos por un servidor es ampliamente respetado”.

Y es que la presión para que Monreal dejara la Jucopo ―y por tanto también la coordinación del grupo parlamentario― ya no era un tema conocido en esas horas. La sesión estaba prevista para la 1:30, pero todos sabían que no habría sesión hasta que Monreal decidiera. En Bucareli esperaban la entrega de las posiciones, y Monreal aguantaba. 

Así estaba la tensión, cuando apareció ante la prensa el “Grupo de Contención”, formado por todos los grupos parlamentarios opositores, que declararon inopinadamente que no acompañarían la propuesta de Armenta, sino la de cualquier otro. 

El desconcierto era claro, pero aún mayor fue cuando se filtró la noticia de que, después de la conferencia de prensa, los opositores se reunieron con Monreal para pedirle que él mismo encabezara la Mesa Directiva, y que el zacatecano se había negado.

En realidad, desde el mediodía Monreal había sostenido reuniones con los senadores opositores: habló con Miguel Ángel Osorio Chong, con su viejo amigo Dante Delgado, líder moral de MC; y hasta con Geovanna Bañuelos, del PT.

A todos les dijo. “Me quieren quitar la Jucopo”. No era necesario abundar demasiado. Todos sabían que esa posición implicaba la pérdida de control sobre la agenda legislativa y por tanto el canal para dar cauce o detener las reformas para que la Guardia Nacional sea absorbida por el mando militar. 

Todos coincidieron: “No te van a quitar la Jucopo”.  Y de ellos salió la idea de escribir el nombre de Monreal en la boleta.

NOCHE COMPLETA

La sesión que había sido programada para las primeras horas de la tarde concluiría pocos minutos antes de la media noche. El pacto se había cumplido.

Armenta obtuvo 65 votos a favor, en tercera ronda, después de dos en las que los votos opositores impidieron la ratificación.  

En una primera votación, con 120 senadores presentes, 52 votos a favor de Armenta fueron superados por 55 nulos y 10 papeletas en blanco. El pleno aprobó repetir la votación.

En la repetición, el morenista poblano no alcanzó la votación reglamentaria de 50% más uno: se quedó justo a un voto, pues obtuvo 60 votos a favor de un quórum de 121 senadores. 

Fue hasta la tercera cuando los morenistas malquerientes de Armenta terminaron dando los votos necesarios. Muy tarde comprendieron que, de haberlos negado, corrían el riesgo de que Monreal fuera electo presidente del Senado, con los votos de la oposición. 

Armenta ganó con 65 sufragios, pero la votación incluyó 55 votos opositores para Ricardo Monreal, que no estaba registrado, pero que los senadores del “bloque de contención” pusieron de puño y letra.

Juntos Armenta y Monreal, reunieron 117 votos, de 128 senadores que conforman el Senado.

Fuera de los resultados numéricos, hoy se vio el resultado político. Monreal compartió una foto en la que aparece sentado a la misma mesa con Adán Augusto, con el comentario: “Antes de la toma de protesta de Julio Menchaca, en Hidalgo, me reuní con el secretario de Gobernación, Adán Augusto López. Diálogo Franco, diálogo respetuoso”.

@emeequis 

Powered by Froala Editor

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Emequis



Asesinan a candidato suplente de Cuautla: estaba preocupado por seguridad

Horas antes de ser asesinado, Ricardo Arizmendi Reynoso, candidato suplente a la Presidencia de Cuautla, subió un video a sus redes sociales en el que manifestaba su preocupación por la seguridad. Lucy Meza responsabiliza a Cuauhtémoc Blanco.

Hace 7 horas

Xóchitl cumplirá sueño de cerrar en Tepatepec: CNTE despeja Zócalo para Claudia

Se avecinan los cierres de las candidatas, una en su pueblo natal y otra en el Zócalo. Máynez tendrá festival de rock.

Hace 9 horas