Logo MX

Precio
dólar

Secretos

¿Alguien se acuerda del poderoso Aurelio Nuño? también irían por él…

A unos días de la consulta popular, el exsecretario de Educación con Peña Nieto, desaparecido de la esfera pública, podría enfrentar cargos por desvío de recursos, pero también por su participación en actos de represión al magisterio.

Por Redacción EMEEQUIS
27 jul 2021

consulta popular
Aurelio Nuño con Peña Nieto al dejar la Secretaría de Educación Pública. Foto: Saúl López / Cuartoscuro.com.

EMEEQUIS.– A unos días de la consulta popular (1 de agosto) para supuestamente enjuiciar a expresidentes de la República y a exfuncionarios de administraciones pasadas del PRI y del PAN, hay un nombre que no ha salido a relucir en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, pero que según fuentes cercanas al presidente fue una pieza clave para el “andamiaje de la corrupción, los excesos y hasta las violaciones a los derechos humanos” en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

El jovenzuelo –quien incluso se manejó en algún momento como aspirante presidencial del PRI y que hoy literalmente está desaparecido de la escena política– aparecía desde 2012 en los spots de campaña de Peña Nieto, justo detrás del mexiquense y en medio de Luis Videgaray y Emilio Lozoya, hoy sujetos a investigaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) por supuestos actos de corrupción.

Incluso le fue encomendada la difícil tarea de consolidar una de las reformas más polémicas del gobierno peñista: la educativa.

Lo último que se supo de él fue el pésame que envió, vía Twitter, a la familia del exgobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, el 18 de diciembre de 2020, luego de su asesinato en Puerto Vallarta, y antes, el 4 de noviembre de 2018, en una respuesta a la Revista Nexos sobre la reforma educativa.

Así es, se trata de Aurelio Nuño Mayer, a quien ya se le tiene preparado un largo expediente para supuestamente llevarlo ante las autoridades judiciales a fin de que se le finquen penas por los presuntos delitos de enriquecimiento ilícito, asociación delictuosa, desvío de recursos públicos, corrupción y lavado de dinero, según nos platican a EMEEQUIS fuentes de Palacio Nacional.

¿Pero qué contiene el expediente que se le ha armado al jefe de la Oficina de la Presidencia de la República y exsecretario de Educación Pública?

Bueno, pues de entrada nos comentan que está el tema de la presunta participación de Aurelio Nuño en la llamada “Estafa Maestra”, en la que distintos funcionarios de la administración de Peña Nieto triangularon recursos públicos a través de universidades y empresas por un monto que se estima en 8 mil millones de pesos.

Entre estos funcionarios está la exsecretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y de Desarrollo Social (Sedesol), Rosario Robles, desde el 19 de agosto de 2019 en prisión por su participación en ese escándalo.

El punto específico –nos dicen– es un informe del Servicio de Administración Tributaria (SAT), de 2017, en donde reconoció que investigaba a cinco empresas vinculadas entre sí y que presuntamente desviaron 200 millones de pesos de la Secretaría de Educación Pública.

TE RECOMENDAMOS: SILVANO MANDA POLICÍAS AL MATADERO: SOBREVIVIR A UNA EMBOSCADA DEL CÁRTEL JALISCO

La otra acusación que se le estaría endilgando a Nuño Mayer fue el gasto (poco transparente y sin rendir cuentas sobre su verdadero destino) de 4 mil 063 millones 854 mil 357 pesos, de 2013 a septiembre de 2018, de la reforma educativa del presidente Enrique Peña Nieto, en donde tan sólo en el periodo de Aurelio Nuño al frente de la SEP (del 27 de agosto de 2015 al 6 de diciembre de 2017) se derrocharon 2 mil 902 millones 141 mil 398 pesos.

En su campaña presidencial de 2018, el presidente Andrés Manuel López Obrador adelantaba, en cada oportunidad que se refería a la educación en México, que la “mal llamada” reforma educativa iba a ser derogada si ganaba la elección, pero que además se investigaría el “derroche” que realizaron las autoridades educativas en promover esa legislación.

ADEMÁS UN HECHO REPRESIVO

Pero una carpeta de investigación está orientada a la presunta responsabilidad de Aurelio Nuño en el asesinato de seis maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y de al menos 108 heridos, durante un enfrentamiento entre policías federales y maestros disidentes en la comunidad de Nochixtlán, Oaxaca, el 19 de junio de 2016, en donde el magisterio protestaba en contra de la imposición de la reforma educativa y la detención de dos de sus líderes, Rubén Núñez y Francisco Villalobos.

Dos meses antes de esos hechos, el secretario priísta recalcaba que AMLO quería echar abajo la reforma educativa de Peña Nieto, aunque advertía que “no lo vamos a permitir, ni lo van a permitir millones de mexicanos, porque nadie quiere regresar a una condición, ese antiguo sistema que López Obrador quiere volver a sustituir, ese sistema de venta de plazas donde los maestros no se evaluaban, ese sistema al que nadie quiere regresar y eso no se va a permitir”.

“López Obrador está detrás de la CNTE. Los líderes de esa organización quieren mantener sus privilegios. En México todos tienen derecho a marchar y a protestar, pero nadie tiene el derecho a dejar a los niños sin clase”, advirtió Nuño Mayer en aquella ocasión

Y es que bajo la premisa de instaurar la reforma educativa “a sangre y fuego”, “al costo que fuera”, nos dicen que el exsecretario de Educación Pública “operó” directamente con el presidente Enrique Peña Nieto; con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y con el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, para que fuerzas federales y estatales reprimieran “ejemplarmente” esas protestas.

De hecho, el 26 de junio de ese año, al encabezar un mitin en la Glorieta de Cristóbal Colón, en la Ciudad de México, López Obrador, en ese entonces presidente nacional de Morena, exigió la destitución de Osorio Chong por los hechos de Nochixtlán, pero también “castigo a los autores intelectuales y materiales” de esa masacre, en donde incluyó a Aurelio Nuño.

Con ello se sumaría a la lista uno más de los integrantes del gabinete de Enrique Peña Nieto que estarían en la mira de las autoridades judiciales, sujetos a investigación o ya en prisión (incluido el propio expresidente de la República) durante el actual sexenio.

Son los casos de la exsecretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles, quien se encuentra en la cárcel por su participación en la llamada “Estafa Maestra”, así como del exdirector general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, en calidad de testigo protegido por la Fiscalía General de la República (FGR) por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y cohecho.

TE RECOMENDAMOS: MORENA BUSCA CANDIDATO EN TAMAULIPAS: LEJANO A MAFIAS, PERO CERCANO A LA GENTE

Además, Miguel Ángel Osorio Chong, exsecretario de Gobernación, a quien recientemente se le señaló como uno de los presuntos responsables de la adquisición multimillonaria del software de espionaje israelí Pegasus; a Ildefonso Guajardo Villarreal, investigado por la FGR por presunto “enriquecimiento ilícito”, y Jesús Murillo Karam, exprocurador General de la República (PGR), a quien se le investiga por la supuesta “fabricación de delitos” en el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos entre el 26 y 27 de septiembre de 2014.

Pero también en esa lista está el exsecretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray, implicado por Emilio Lozoya en sus declaraciones ministeriales de agosto de 2000 en el caso de la entrega y recepción de sobornos a legisladores de oposición para la aprobación de la reforma energética de Peña Nieto.

Eso sin contar la detención en octubre del año pasado, en Estados Unidos, del exsecretario de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos, por los presuntos delitos de trasiego de drogas hacia la Unión Americana y colaboración con cárteles del narcotráfico, aunque después la justicia estadounidense le retiró los cargos, lo repatrió a México y fue absuelto por la FGR de todos los delitos por los que fue acusado en EU.

Así las cosas a unos días de la consulta popular para enjuiciar a expresidentes y exfuncionarios de administraciones anteriores, en donde –nos aseguran—“saldrán a relucir más nombres, a parte del de Aurelio Nuño”, uno de los personajes que AMLO siempre vinculó con Carlos Salinas de Gortari.


@emeequis



 

logo mx
Más contenido
El grito de Clara Brugada: Yo soy la candidata de Claudia Sheinbaum

El grito de Clara Brugada: Yo soy la candidata de Claudia Sheinbaum

Una arenga en el discurso de la alcaldesa de Iztapalapa este 15 de septiembre abrió la temporada de “destapados” para la jefatura de Gobierno. Es la manera de gritar a los cuatro vientos quién es la preferida en el Palacio del Ayuntamiento para quedarse con la silla.

19 / 09 / 2021

Cabeza de Vaca busca vuelo: se aproxima su inminente salida del país

Cabeza de Vaca busca vuelo: se aproxima su inminente salida del país

El gobernador de Tamaulipas está preparando sus maletas. El 1 de octubre arranca una nueva legislatura con mayoría morenista en el Congreso estatal y su fuero peligra sin una bancada a modo. En el gobierno ya tienen identificado el estado de EU donde podría aterrizar.

20 / 09 / 2021