Dólar18.11

Yatis sigue triunfando. La promotora de Mary Kay alcanza los 50 millones en contratos 4T

Yatis sigue obteniendo contratos con su empresa constructora creada al vapor. Después de que EMEEQUIS reveló la transformación de la vendedora de maquillaje Mary Kay en exitosa empresaria constructora de obras carreteras en sólo tres semanas, su firma, Grupo Cudu, siguió acumulando contratos carreteros. Ya lleva 50 millones.

1 / 30 / 23

EMEEQUIS.– A Yatay Duarte le sigue sonriendo la fortuna. Después de que en octubre de 2021 EMEEQUIS reveló la prodigiosa transformación de la vendedora de maquillaje en exitosa empresaria constructora de obras carreteras en sólo tres semanas, su firma, Grupo Cudu, siguió acumulando contratos carreteros.

Por esas fechas, Yatis ―como le llamaban afectuosamente sus fans en los tiempos en que impartía seminarios de venta para la marca de cosméticos―, llevaba ya más de 30 millones de pesos en facturación. En 2022 alcanzó la cifra de 49 millones de pesos en contratos con la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT), y con el ayuntamiento de Tulum.

Como se recordará, todo comenzó en plenas vacaciones de diciembre de 2018, cuando la dependencia descubrió la empresa de Yatis, apenas 15 días naturales después de que la fundara. Lo demás fue obra de “Diosito”.

En realidad, Grupo Cudu es una de las empresas al vapor o instantáneas, que fueron identificadas al arranque del sexenio obradorista, y que se han convertido en una práctica constante a lo largo de la actual administración: crear razones sociales sólo para facturar al gobierno. 

El caso es que las charlas motivacionales, los seminarios interminables, los trajes sastre del uniforme de vendedoras, los catálogos, quedaron en el clóset de Yatis, para dar paso a procedimientos de contratación gubernamental, estimación de presupuestos de obras públicas, ingeniería… 

Y contratos para conservación de carreteras, tendido de redes eléctricas, desarrollo de sistemas de recolección pluvial. 

En sus inicios como instructora de ventas de Mary Kay, Yatis decía sobre su vida: “siempre pedíamos prestado, nos la vivíamos en las casas de empeño”. 

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

Ahora, la constructora de Yatis hasta encabeza grupos de constructoras para ganar licitaciones. 

El contrato más reciente de Yatis encabezando el consorcio.

DE LÍDER DE MARY KAY A LÍDER EN LICITACIONES

Grupo Cudu ya no es una empresa desconocida. En febrero de 2022, la empresa de Yatis Duarte encabezó a un consorcio de empresas para participar en una licitación electrónica de la SICT – Centro Quintana Roo por la conservación rutinaria anual de distintos tramos que sumaron 264.8 kilómetros de las Zonas 4, 6 y 7 de la red federal libre de peaje en el Estado de Quintana Roo.

Desde luego, la exitosa firma de Yatis ganó el contrato, de 7.48 millones de pesos, a la cabeza de un consorcio formado con Esgo Arquitectura y Construcción ―que en el sexenio pasado era considerada entre las firmas consentidas del Centro SCT – Quintana Roo, al que facturó más de 150 millones ―, y la empresa Muzta, que de acuerdo con los registros notariales disponibles, es presidida desde 2017 por Agustín Chiñas Alonso, y en cuyo consejo figuran también Valeriano Guzmán Aban Yam, y Jorge Iván Cham Pech.

Como representante de la propuesta conjunta para la licitación figuró José Antonio López Aguilar. El 60% de los ingresos correspondieron a la empresa de Yatis, como se especificó en el contrato 2022-23-CB-A-011-W-00-2022. La vigencia fue de nueve meses, comenzó en abril y terminó apenas en noviembre pasado.

Grupo Cudu sólo había pasado dos meses sin contrato, pues apenas en diciembre de 2021 había concluido otra jugosa asignación. En octubre de ese año, justo cuando EMEEQUIS publicó la “inspiradora” historia de Yatis, la empresa había iniciado los trabajos de otra licitación, por un monto parecido: 7.99 millones de pesos.

Contrato con salto en cifra de 4 a casi 12 millones.

La firma constructora consiguió ese contrato sin socios, por las obras consistentes en la “conservación periódica mediante trabajos de capa de rodadura de un riego de sello premezclado” en 13.1 kilómetros de la carretera Escárcega – Chetumal, en Quintana Roo. El contrato tuvo una vigencia de tres meses.

Antes, en 2021 obtuvo dos contratos: uno de 3.49 millones de pesos para efectuar trabajos de conservación en el kilómetro 60.50 de la red libre de peaje de la misma entidad; y otro de 3.34 millones por trabajos de “desyerbe, limpieza de obras de drenaje, remoción de derrumbes y afine del derecho de vía” en el  kilómetro 240.80 de la mencionada red.

En 2020, la empresa de Yatay Duarte consiguió el contrato para la “Conservación rutinaria de tramos en 70.00 km (Zona 9) de la Red Federal Libre de Peaje en el Estado de Quintana Roo”, con vigencia del 15 de enero al 31 de diciembre de 2020, por 11.82 millones de pesos. (Originalmente se estableció un monto de 4 millones de pesos).

Presumía sus bienes en redes, ahora las tiene cerradas. (DALE CLICK).

Además, consiguió dos contratos con el ayuntamiento de Tulum, uno por adjudicación directa, para la “ampliación de la red eléctrica de la localidad de Uh May”, por 1.66 millones de pesos; y otro, asignado bajo el método de asignación a tres personas, para la “construcción de pozos de absorción de aguas pluviales sobre la avenida principal de de la localidad de Coba”, con monto de 432 mil pesos 486 pesos.

Otro contrato reciente por 8 millones.

Y, desde luego, su contrato inicial de 2019, cuando Yatis se inició en el negocio de las obras carreteras, otorgado por el método de asignación de invitación a tres personas, para realizar trabajos de conservación rutinaria en los tramos Punta Venado-Puerto Juárez, Ramal Aeropuerto Cancún, y Reforma Agraria-Puerto Juárez (Ruta 307), de la carretera Mérida – Puerto Juárez, en Quintana Roo, por 10.76 millones de pesos.

Pero en julio de ese mismo año, la SICT (entonces todavía SCT), suscribió un convenio de ampliación que elevó la cifra en 2.095 millones, por lo que el monto final fue de 12.86 millones.

En total, por ahora, Yatis lleva una facturación de 49 millones 102 mil 773 pesos.

EMEEQUIS ha publicado varias historias de esta empresa que se inscribe en la práctica de crearse poco tiempo antes de recibir contratos.

“DIOSITO TE PONE LAS OPORTUNIDADES”

En sus seminarios como líder regional de Mari Kay en Quintana Roo, Yatis Duarte entusiasmaba e inspiraba a las chicas que buscaban formar parte de la marca de cosméticos con el relato de su propia trayectoria: “El que persevera, alcanza…Y cuando diosito sabe que tú tienes esas ganas inmensas de crecer, te va poniendo a la gente en el camino, te va poniendo las oportunidades en el camino…”.

Y Yatis no estaba dispuesta a dejar pasar el llamado divino.  

El 20 de noviembre de 2018 fue cuando decidió abandonar el catálogo de cosméticos y cambiar su destino: poner una constructora para desarrollar carreteras y darles mantenimiento. Era un salto algo arriesgado, en especial sin ninguna experiencia en el ramo, ni en procedimientos de contrataciones con gobierno.

Pero aún así se arriesgó. Se asoció al 50% con Mario Tapia González, un misterioso inversionista de entonces 28 recién cumplidos, con raíces en la Ciudad de México, para fundar su propia constructora, que dio de alta en el Registro Público hasta el 18 de diciembre de 2019: Grupo Cudu S.A. de C.V.

Su constitución fue protocolizada bajo el número 14,722 en la Notaría N° 17, en el municipio de Othón P. Blanco, Quintana Roo. Las actividades que se propone son numerosas: construcción de carreteras, desmontes y relleno de terrenos, obras civiles, edificaciones de escuelas, parques, canchas, drenajes, alcantarillados, introducción de redes de agua potable, terracerías, pavimentos, electrificación, servicio público de autotransporte federal de turismo.

Y, por supuesto, “presentación de proyectos de construcción en licitaciones de carácter gubernamental convocadas por los organismos públicos de cualquiera de los niveles de gobierno”.

Yatis en una plática motivacional cuando vendía maquillajes Mary Kay.

Cuando el país se hallaba de vacaciones por las fiestas del fin de año de 2019, la fortuna ya trabajaba en silencio a favor de Yatis. El 3 de enero, llegó una carta al domicilio legal de Grupo Cudu, que se ubica en unos departamentos habitacionales de la calle 3A de la colonia Gonzalo Guerrero, de Mérida, Yucatán, con los membretes del Centro Quintana Roo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), a cargo de Francisco Gómez Orozco, rubricada por el director general de Carreteras de la dependencia, Salvador Fernández Ayala. 

Era una invitación para participar en un procedimiento de contratación de obras. Era una verdadera suerte que los contratistas hubiesen dado con Grupo Cudu en la base de datos de Compranet, especialmente cuando la empresa no figuraba aún en el Registro Único de Proveedores y Contratistas de la SHCP . Fue así como obtuvo su primer contrato.

Ahora no faltan los envidiosos que buscan achacar el éxito de Yatis a su relación con la directora del Centro SICT – Quintana Roo, Janette Cosmes Vázquez, una funcionaria a quien la prensa local ha tundido porque, presumen, “tiene en la nómina a sus pareja sentimental”, Norberto Cortés Jarquín, su exsecretario particular que ahora despacha como coordinador ferroviario en la misma unidad.

@estedavid

Powered by Froala Editor

Telegram



CDMX: tambaleante presupuesto en comedores comunitarios y mala higiene en albergues

EMEEQUIS obtuvo fotos de uno de los albergues de Iztacalco, alcaldía gobernada por Morena, en la que se aprecia la mala higiene de los espacios en los que conviven todos los días personas en situación de vulnerabilidad.

Hace 3 horas

Tribunal da golpe a FGR, “Don Rodo”, hermano de “El Mencho”, no será procesado

La decisión se da después que un juez de control determinara que existieron irregularidades en la detención de “Don Rodo” y su decisión fuera ratificada de manera unánime por un grupo colegiado de magistrados.

Hace 4 horas