Dólar16.97

UAM deja sin resolver 41% de las denuncias por violencia de género

La omisión de las autoridades de la UAM hacia casos de acoso digital y violencia sexual derivó en la toma de las instalaciones por parte de feministas, que llevan dos meses en paro. De acuerdo con un análisis de datos de EMEEQUIS, De 131 dictámenes por violencia contra las mujeres, el 41.2% quedó sin alguna resolución o sanción en contra de los agresores.

5 / 02 / 23

EMEEQUIS.– La violencia machista también opera al interior de las universidades. Acoso y hostigamiento digital hacia las alumnas, hechos de violación, amenazas por agresiones físicas, descalificación en clases, la sumisión y el poder que ejercen profesores por mantener a las denunciantes en silencio.

El hartazgo hacia estas violencias, y la omisión de las autoridades para erradicarlas, causó que las estudiantes de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) tomaran las instalaciones y mantengan en paro las actividades académicas desde hace dos meses. 

De 2018 a 2022, la UAM atendió 213 denuncias como medidas administrativas entre el alumnado, de estas el 61.5% (131 quejas) están relacionadas con casos de violencia de género, de acuerdo con los dictámenes de faltas analizados por EMEEQUIS a través de una solicitud de información. 

De estas 131 dictámenes por violencia contra las mujeres, el 41.2% quedó sin alguna resolución o sanción en contra de los agresores, ya que en 54 casos “no fue posible acreditar la falta”, dejando los denuncias sin resolver. 

La principal razón del paro estudiantil de la UAM es la falta de acción de las autoridades estudiantiles para atender y erradicar la violencia de género. 

“La UAM se ha convertido en nuestro segundo violentador”, comentan a EMEEQUIS, alumnas que sostienen el paro estudiantil. 

Afirman que la revictimización, filtración de datos de las víctimas, minimización de las denuncias y faltas de sanciones para los agresores son las razones por las que muchas estudiantes que fueron agredidas desisten de presentar denuncias formales. Por esta razón hay un limbo para conocer el total de hechos de violencia que han ocurrido en la Universidad. 

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

LA FALTA DE ATENCIÓN A LAS DENUNCIAS

No todos los casos de violencia de género que son denunciados en la Universidad Autónoma Metropolitana, llegan a una sanción para los agresores. 

EMEEQUIS analizó los dictámenes de faltas atendidas por la institución en sus cinco planteles – Xochimilco, Cuajimalpa. Lerma, Iztapalapa, y Azcapotzalco – desde el año 2018 hasta 2022, acorde a la información obtenida en solicitud de transparencia 330031822000283. 

Protesta callejera de alumnas. Foto: Comité Feminista de la UAM. 

En 4 de cada 10 casos, las mujeres, entre estudiantes y profesoras, resultan ser las afectadas o víctimas de los hechos de violencia; mientras que en 8 de cada 10 reportes los responsables o agresores son hombres. 

El plantel de la UAM con más denuncias por violencia de género es Xochimilco con 60 quejas, 30 en Cuajimalpa. 21 en Azcapotzalco, 15 en Iztapalapa y 4 en Lerma. 

Las faltas que más son denunciadas ante las autoridades universitarias están las amenazas por agresión física, las ofensas verbales y agresiones psicológicas, casos de violación, así como acoso y histogamiento a través de redes sociales. 

Algunas formas de violencia digital se presentan a través de contactos insistentes de los alumnos a través de redes sociales, el robo de fotografías desde cuentas personales de las alumnas o el envío no solicitado de fotografías de miembros masculinos.

A pesar de que la violencia digital es una de las más reportadas a las autoridades escolares, también es la que menos reconocimiento tiene como una falta por razones de género.

En algunos dictámenes incluso se afirma que algunas violencias, como el hostigamiento a través de internet, no están reconocidas en el Reglamento del Alumnado para ser consideradas como una agresión. 

Un ejemplo es un caso analizado el 24 noviembre de 2020 por la División de Ciencias Sociales y Humanidades del plantel de la UAM Azcapotzalco, donde una alumna denunció mensajes de hostigamiento que recibió durante la pandemia por parte de su compañero.

Resolución en favor del agresor. 

Las insinuaciones se transformaron en amenazas. Sin embargo, estas acciones no fueron consideradas como una forma de violencia o vulneración. 

“No existen elementos suficientes para acreditar falta, plenamente las amenazas tipificadas como falta grave”, respondió la Unidad Especializada en Igualdad y Equidad de Género ante la denuncia. 

Otro caso se dio en la División de Ciencias y Artes para el Diseño de la UAM Xochimilco. Una alumna de la carrera de Diseño de la Comunicación Gráfica denunció una situación de acoso el 8 de marzo de 2018. 

Resolución a denuncia en Xochimilco.

“En virtud de que el acoso no está tipificado como una falta en el Reglamento de Alumnos, esta Comisión se encuentra imposibilitada para aplicar medida administrativa”, se concluyó en el dictamen. 

Al analizar las conclusiones de cada dictamen por violencia de género en los últimos cinco años, se identifica que 4 de cada 10 casos se quedaron sin una resolución. 

“No fue posible acreditar la falta”, “no se encuentra tipificada”, o “no encontraron elementos suficientes para configurar falta” son las respuesta constantes cuando las denuncias no fueron resueltas. 

En el resto las sanciones para agresores fueron expulsión (31 casos), la suspensión temporal de los agresores por uno a tres trimestres (30 casos); o disculpas y amonestaciones por escrito (11 casos), para que en caso de volver a incurrir en otro hecho de violencia, se expulsara a los responsables.

Feministas de la UAM protestan en el Monumento a la Revolución. Foto: Feministas UAM Azcapotzalco. 

LA LUCHA DE LAS ESTUDIANTES EN PARO

Es la primera vez en la historia de la Universidad Autónoma Metropolitana que sus cinco planteles están en paro de actividades por movilizaciones feministas de alumnas que buscan erradicar la violencia contra las mujeres.

Comenzó desde marzo, en solidaridad con el caso de violación denunciado en diciembre en la UAM Cuajimalpa. El detonante fue la deficiente atención que se dio a la denuncia, donde la universidad se declaró incompetente para dar una resolución al caso. 

“Fue una pieza clave para empezar a ver qué había y que pasaba dentro de nuestras unidades, los casos que existían, y así a nivel de sociedad estudiantil poder revelar de manera pública, lo que estaban dejando de ver las autoridades académica”, explica Mamba, parista de la UAM Xochimilco, quien por miedo a represalias pide ocultar su nombre real. 

La negligencia en la atención a los casos ha provocado que las estudiantes teman denunciar situaciones de acoso o violencia física y sexual. 

“La UAM es el segundo violentador”, dice Pantera, estudiante que también usa un seudónimo para proteger su identidad. Refiere que en los planteles se perciben muchos casos de hostigamiento a manos de profesores, pero por temor no llegan a exponerse, además de la violencia institucional que promueve la misma universidad. “Cuando se hace una denuncia o alzas la voz, ellos voltean la cara hacia otro lado y no ven la problemática que hay”.

Entre las demandas de los pliegos petitorios de la movilización está ell fortalecimiento de la Unidad de Género, y la creación de un protocolo homologado de denuncia para casos de acoso estudiantil, con personal capacitado en perspectiva de género y se de una atención digna y eficiente de atención a víctimas. 

“Por parte de rectoría se nos dice que existen protocolos, pero no hay un reconocimiento de estas faltas porque a las víctimas no se les da acompañamiento”, explica la parista de la UAM Xochimilco. 

Hace una semana el Colegio Académico de la UAM acordó por votación el regreso a las aulas y la recalendarización de las actividades escolares para el próximo 8 de mayo. Esta discusión, de acuerdo con paristas entrevistadas, se dio sin transparencia, con votación en secreto y como una forma de “provocación” para las unidades que se mantienen en paro. 

Pese a esta decisión, aún las colectivas se manifiestan contra la recalendarización de las actividades, pues la prioridad es que las autoridades de cada plantel reconozcan los pliegos petitorios y las demandas para erradicar la violencia en la universidad. 

“Lo más viable es que las cinco unidades nos levantemos del paro juntas, que a todas nos acuerden los puntos de los pliegos petitorios”. 

@GloriaPE_

Powered by Froala Editor

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Gloria Piña



Contrariar la ley, hasta en las vísperas 

A pesar de 50 medidas cautelares contra el presidente advirtiendo que se está violando la legalidad, estas advertencias son como llamados a misa y no le quitan el sueño a nadie en Palacio Nacional.

Hace 3 horas

A la mera hora: gobierno de AMLO quiere tumbar hospital abandonado y construir otro

En la recta final de esta administración, documentos oficiales revelan que el gobierno quiere gastar 36.5 millones de pesos en estudios para ver si se puede derribar el Hospital General Dr. Gonzalo Castañeda Escobar del ISSSTE en Tlatelolco, abandonado desde 2011, y construir otro en su lugar.

Hace 3 horas