Dólar16.56

Supervisión fallida: Sedatu paga 139 millones por obras de mala calidad

De acuerdo con una investigación interna, en la Sedatu detectaron fallas en las supervisiones internas y externas, las cuales no se percataron de los errores constructivos, pero de todos modos autorizaron los pagos a las constructoras.

3 / 15 / 23

EMEEQUIS.– A pesar de la mala calidad y las deficiencias en las obras ejecutadas en el Programa de Mejoramiento Urbano (PMU), la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) pagó 139.4 millones de pesos a las seis empresas que realizaron los trabajos.

De acuerdo con una investigación interna –en poder de EMEEQUIS–, en la dependencia federal indagaron en qué fallaron las supervisiones internas y externas, las cuales no se percataron de los errores constructivos y autorizaron los pagos a las constructoras.

El Programa de Mejoramiento Urbano, en su vertiente de Mejoramiento Integral de Barrios, busca contribuir a que las personas que habitan en colonias con medio, alto y muy alto grado de rezago urbano y social, mejoren su calidad de vida, con obras y proyectos de equipamiento urbano y espacio público, infraestructura urbana, movilidad y conectividad.

Pero algunas de las obras resultaron de poca calidad.

Se detectó que la Unidad de Proyectos Estratégicos para el Desarrollo Urbano de la Sedatu, como ejecutora de los proyectos, no designó a los residentes de obra para la ejecución de los trabajos contratados en los ejercicios fiscales 2019, 2020 y 2021, tampoco se acreditó que las personas designadas como residentes de obra fueran servidores públicos de la dependencia.

En las obras no hubo un control adecuado de seguimiento y vigilancia de las obras, reconoce la propia dependencia federal. No se realizó un correcto registro de los trabajos, lo que derivó en pagos en exceso y obras de mala calidad.

“Los residentes de obra aperturaron las Bitácoras Electrónicas de Obra Pública en fechas posteriores a la pactada en los contratos para iniciar los trabajos, así como las disposiciones de los inmuebles, la entrega de información del proyecto, la entrega de las estimaciones, la autorización los avances físicos y financiero de cada una de las obras, por lo que no se garantizó el control y seguimiento de la ejecución de las obras de acuerdo a los programas y presupuestos contratados, debido a que los registros no son cronológicamente congruentes”, señala la investigación.

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

Además la supervisión externa tampoco se ejecutó conforme a los lineamientos establecidos, la Sedatu encontró que la empresa Desarrolladora de Ideas y Espacios S.A. de C.V., encargada de la residencia de obra, y la empresa DIRECONTEC S.A. de C.V., responsable de la supervisión de obra externa, “omitieron vigilar la adecuada ejecución de los trabajos, los materiales, la mano de obra y la maquinaria, toda vez que autorizaron el pago de conceptos de obra no ejecutados y sobrecostos por 1.8 millones de pesos”.

Román Meyer Falcón es el titular de la Sedatu desde el inicio de esta administración federal, y tiene conocimiento de la indagatoria desde el 10 de enero de 2023, cuando su secretaria Rocío recibió los oficios con los hallazgos.

LAS OBRAS

La investigación interna tomó una pequeña muestra de obras del  Programa de Mejoramiento Urbano y detectó que se realizaron pagos por trabajo de poca calidad.

El 4 de febrero de 2021, la Sedatu entregó el contrato SEDATU-OP-040-512-2021 a la empresa hidalguense ADIBSA Construcciones S.A. de C.V. para llevar a cabo el proyecto integral de construcción del Mercado Municipal “Emilio Sánchez Piedras” y del Mercado de Artesanos en el municipio de Tlaxcala por 150 millones de pesos.

Por la dependencia Federal firmó Luis Humberto Ramírez Valenzuela, director general de Recursos Materiales y Servicios Generales, y por la contratista el administrador único Abid Saade Valdespino, con un plazo de construcción de 210 días, alrededor de siete meses.

Ese mismo 4 de febrero, los locatarios del mercado municipal  “Emilio Sánchez Piedras” manifestaron su oposición para que ese inmueble fuera demolido. 

SE PERDIERON 129 MILLONES

Siguieron jaloneos políticos y el 19 de junio de 2021, el delegado estatal de la Secretaría de Bienestar, Carlos Luna Vázquez, confirmó la cancelación de las obras de remodelación del mercado municipal “ante la negativa de los locatarios, con lo que se perdió una inversión de 129.1 millones de pesos por esa obra en la Tlaxcala.

Lo extraño es que la Sedatu le pagó a  SEDATU-OP-040-512-2021 en exceso a pesar de que los trabajos no se realizaron, se detectó en la investigación.

“En relación con el contrato número SEDATU-OP-040-512-2021 financiado con recursos del PUM 2021, la empresa ADIBSA Construcciones S.A. de C.V. ejecutó las actividades por un importe de 11.1 millones de pesos; sin embargo, la Sedatu le pagó un anticipo y 13 estimaciones por un importe de 49.9 millones de pesos, por lo que existe un pago en exceso de 38.8 millones de pesos”, señala la indagatoria.

Y los pocos trabajos ejecutados por ADIBSA Construcciones S.A. de C.V. no cumplieron con las normas de calidad y aún así se le pagó por las obras.

“La empresa ADIBSA Construcciones S.A. de C.V. ejecutó las actividades de obra con deficiencias técnicas y con mala calidad por un importe de 4.9 millones de pesos sin IVA al amparo del contrato SEDATU-OP-040-512-2021”, agrega la investigación.

Por lo que hubo una afectación al erario por 43.6 millones de pesos por el contrato con ADIBSA Construcciones S.A. de C.V.

HAY MÁS EMPRESAS 

No fue a la única empresa a la que se pagó por trabajos de mala calidad. La Sedatu y la empresa jalisciense TEI Construcciones S.A. de C.V. firmaron el contrato SEDATU-042-512-2021 por 193.1 millones de pesos para el proyecto integral de la “construcción de la Escuela Secundaria en San Juan Pueblo Nuevo y renovación del Centro Histórico de Zumpango y entorno urbano”, en el estado de México.

Esta obra fue anunciada como parte del Programa de Mejoramiento Urbano en municipios aledaños al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) en Santa Lucía, una de las obras emblemáticas del obradorismo.

El 3 de febrero de 2021, Luis Humberto Ramírez Valenzuela, director general de Recursos Materiales y Servicios Generales de SEDATU, y Juan Jorge Martínez Trejo, por la contratista, suscribieron el contrato que debía concluir en septiembre de ese año.

La auditoría de obra detectó que 60.7 millones de pesos de los 193.1 millones de pesos se pagaron por obras que no se realizaron correctamente, es decir 1 de cada 3 pesos.

“La empresa TEI Construcciones S.A. de C.V., ejecutó actividades de obra pública con deficiencias técnicas y con mala calidad por un importe de 60.7 millones de pesos sin IVA al amparo del contrato SEDATU-042-512-2021 financiados con recursos del PUM 2021”, señala la indagatoria. 

A TEI Construcciones S.A. de C.V. también se le asignó el contrato SEDATU-OP-041-512-2021 por 97.7 millones de pesos para la “construcción de mirador en la Laguna de Zumpango; construcción del mercado de artesanías ‘Tzompanco’ y construcción de Corredor Comercial Jesús Carranza”, en Zumpango, cuyos trabajos se entregaron con retraso y también podrían auditarse por las deficiencias en esos proyectos.

En Nextlalpan, Estado de México, donde también se realizaron obras en beneficio de la población por la construcción del AIFA, se encontraron irregularidades en los trabajos ejecutados.

La Sedatu y la empresa queretana Grupo de Ingeniería y Comercial Buma S.A de C.V. firmaron el contrato SEDATU-OP-023-512-2021 por 106.7 millones de pesos para la “Construcción del Centro de Salud San Miguel Xaltocan; Construcción de Cancha, Espacio Público y Locales Comerciales en Xaltocan; Construcción de Casa de Cultura y Museo de Sitio a un Costado de la Plaza Cívica de Xaltocan; Construcción de Mercado, Módulo Deportivo y su entorno Urbano (Santa Inés) y Construcción de Plaza Cívica Xaltocan (Mejoramiento de Imagen Urbana)”, pero la obra tampoco cumplió los estándares de calidad.

“La empresa Grupo de Ingeniería y Comercial Buma S.A de C.V. ejecutó las actividades de obra con deficiencias técnicas y con mala calidad por un importe de 8.7 millones de pesos sin IVA al amparo del contrato SEDATU-OP-023-512-2021 financiados con recursos del PUM 2021”, se expone en el documento.

Las obras en Zumpango y Nextlalpan tenían que entregarse antes de la inauguración del AIFA el 21 de marzo de 2021, sin embargo, se entregaron meses después de la puesta en operación de la nueva terminal aérea.

Otra obra con fallas fue la “construcción de Casa de Cultura y renovación de espacio público; construcción de Centro de Desarrollo Comunitario con biblioteca ‘Av. del Trabajo’; y renovación de la Plaza Central en Teltipan y su entorno, en el municipio de Tlaxcoapan” en Hidalgo.

La dependencia federal asignó el contrato SEDATU-OP-043-512-2021 a la empresa veracruzana CDIXA S.A. de C.V. el 26 de enero de 2021.

Las obras tenían que entregarse el 1 de septiembre de ese año, pero se generaron retrasos y se entregaron hasta el 14 de junio de 2022, 9 meses después y con deficiencias. 

“La empresa CDIXA S.A. de C.V. ejecutó las actividades de obra con deficiencias técnicas y con mala calidad por un importe de 24.2 millones de pesos al Amparo del contrato SEDATU-OP-043-512-202”, estableció la investigación.

@emeequis 

Powered by Froala Editor

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Alejandro Alatriste



¿Qué pasa con los monos saraguatos en Tabasco y Chiapas? 

Ejidatarios se unen para salvar a los monos saraguatos que están cayendo muertos por el calor: van hasta el momento 83 que pierden la vida y ni Semarnat, Profepa o gobiernos estatales prestan ayuda.

Hace 5 horas

Aprueba Cabildo de Hermosillo cambios en reglamentaciones municipales

El Cabildo de Hermosillo aprobó diversas reformas a reglamentos municipales que impactarán el quehacer de la ciudadanía en general,

Hace 7 horas