Dólar17.06

Represión estudiantil en la UAEH: el retorno porril de La Sosa Nostra

En una regresión a la época porril de la UAEH, estudiantes del Instituto de Artes (IDA) que se manifestaban contra la designación de María Teresa Paulín Ríos como directora fueron agredidos por un grupo de choque que integraron miembros del Consejo Estudiantil Universitario (CEUEH. Mientras tanto, La Sosa Nostra se reagrupa en torno al poder: Morena.

9 / 27 / 23

EMEEQUIS.– El 10 de septiembre de 1981, miembros de la Federación de Estudiantes Universitarios de Hidalgo (FEUH) se enfrentaron con alumnos de la Preparatoria 2. En el Edificio Central de la Autónoma del Estado (UAEH), el porro César Pérez Pérez sacó una pistola e intentó disparar contra un adversario. El rector Carlos Herrera Ordoñez presenció la escena, pero estaba rebasado por el porrismo.

En el sitió estaba Luis Rey Ángeles Carrillo, que apenas el 26 de julio había tomado protesta como presidente de la FEUH, pero esta agrupación tenía como líder fáctico al también exlíder estudiantil y para entonces diputado local Gerardo Sosa Castelán. A Luis Rey lo acompañaba un séquito también armado. Los porros se impusieron por la fuerza en aquella disputa.

Cuarenta y dos años después, el 19 de septiembre de 2023 y en el mismo Edificio Central, estudiantes del Instituto de Artes (IDA) que se manifestaban contra la designación de María Teresa Paulín Ríos como directora fueron agredidos con palos, tubos y vallas, gaseados y golpeados también a puños por un grupo de choque que integraron miembros del Consejo Estudiantil Universitario (CEUEH) –sucesor de la FEUH–, trabajadores sindicalizados de la casa de estudios y sujetos no identificados. El suceso fue interpretado por el alumnado del IDA, que había dado portazo al emblemático inmueble como parte de sus protestas, como una regresión a la época más violenta del porrismo en la universidad, que fue la plataforma mediante la cual Sosa Castelán ascendió a un control institucional que ha ostentado estas cuatro décadas.  

Tras esa acción represiva, dijeron: “Hoy, han demostrado su verdadera cara, esa que tiene nombre y apellido, esa que ha usado la universidad para esconderse y protegerse (…) esa misma que mantiene el autoritarismo desde hace décadas. Esa cara que todos sabemos quién es y es momento de llamarla por su nombre: La Sosa Nostra”. 

REAGRUPAMIENTO

El Grupo Universidad o La Sosa Nostra, como se conoce a la organización que tiene el mando político y económico de la UAEH desde finales de la década de 1970 y que lidera el exrector y exdiputado federal Gerardo Sosa Castelán, es la también la principal corriente política en el Congreso de Hidalgo, además de que controla un sector del gobernante Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en Hidalgo, con la alcaldesa de Tepeapulco, Marisol Ortega López, como presidenta del Consejo Estatal; asimismo, también rige el Partido del Trabajo (PT), por el que tienen como legislador al actual presidente de la Junta de Gobierno, Jesús Osiris Leines Medécigo, exdirector de Educación Media Superior de la UAEH.

El juego a dos bandas ha sido una característica en el actuar político de la organización, ya que cuando eran un bloque al interior del Partido Revolucionario Institucional (PRI), del que surgieron como un grupo de choque auspiciado por el entonces gobernador Jorge Rojo Lugo y también protegidos por José Antonio Zorrilla Pérez –exdirector Federal de Seguridad sentenciado como autor intelectual del homicidio del periodista Manuel Buendía– igualmente se apoderaron de una facción en Acción Nacional, por la que Óscar Damián Sosa Castelán, hermano de Gerardo, fue diputado local plurinominal y el actual rector de la UAEH, Octavio Castillo Acosta, regidor por Pachuca, entre otras posiciones.

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

Teresa Paulín.

El mismo método lo replicaron de 2016 a 2018, cuando aún en el PRI y el PAN controlaron la franquicia de Movimiento Ciudadano (MC), con Óscar Damián como dirigente, hasta la adhesión al proyecto del entonces candidato a la presidencia Andrés Manuel López Obrador. Para esos comicios, La Sosa Nostra fue la corriente política más favorecida en la distribución de candidaturas en el morenismo local, que los dejó con nueve posiciones en el congreso local y tres en la Cámara de Diputados. Fue un reposicionamiento del grupo que en la última legislatura en el estado sólo había alcanzado una curul, la de Miguel Ángel de la Fuente López, pese al uso de toda la estructura institucional a favor de MC, que fue evidenciada en videos de acarreo a personal docente y alumnados en vehículos con las insignias de la universidad, más el mecanismo de presión al interior a cambio del voto.

En la última interna morenista nacional, los Sosa apoyaron la aspiración de Adán Augusto López Hernández. En un acto político del 12 de julio en el Centro Cultural La Garza, ubicado en Edificio Central de la UAEH –mismo donde ocurrió el último acto de represión estudiantil–, el rector Castillo Acosta agradeció al exsecretario de Gobernación haber intervenido para descongelar las cuentas bancarias de la casa de estudios –bloqueadas por otro presunto caso de lavado de dinero– y el cambio de medida cautelar en favor de Gerardo Sosa Castelán: de confinamiento en la cárcel de máxima seguridad de El Altiplano a un arresto domiciliario.   

“En este tema, debo darle las gracias por su apoyo, señor presidente; perdón, señor secretario don Adán”, pronunció Castillo. El error desató los gritos de “¡presidente!, ¡presidente!”.

Después, el rector externó: “perdón, don Adán, me ganó la emoción”. Luego reafirmó que la manera en la que el aspirante intervino para el desbloqueo “fue crucial para la casa de estudios”. Se refería a 151 millones de dólares liberados, que la UIF en el periodo de Santiago Nieto Castillo congeló aduciendo movimientos inusuales en el extranjero por los cuales el gobierno mexicano recibió una alerta del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Inconformidad con el manejo de la UAEH. Foto: Facebook de protesta IDA. 

Luego el exgobernador de Tabasco hizo su reconocimiento sobre el líder del grupo político que lo apoyaba: Gerardo Sosa, “que no puede ser un integrante anónimo, es un referente en esta universidad”, dijo, aunque acotó que no tenía el gusto de conocerlo personalmente, pero habían conversado en dos ocasiones por teléfono.

No obstante, al terminar López Hernández en el tercer lugar de la encuesta morenista y con la anticipación de lo que será la candidatura para la exjefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, el clan universitario se sumó a ella.

El jueves 21, dos días después de la jornada violenta en Edificio Central, Damián Sosa subió fotografías con Sheinbaum en un acto político del PT. No obstante, desde los resultados de la encuesta se pronunciaron a favor de la futura postulada. Un exacadémico de la institución expulsado por desavenencias con el grupo político, quien pidió no hacer público su nombre, lo describió como un acto habitual del juego de poder de La Sosa Nostra: “Muera el rey, viva el rey”. Y rememoró que para elegir al sucesor de Jesús Murillo Karam se hizo un proceso en el PRI local para elegir candidato. La contienda auténtica estaba entre Manuel Ángel Núñez Soto (a la postre nominado) y José Guadarrama Márquez (quien se sumó al PRD). Sosa quedó tercero tras un despliegue de economía y la presión al interior de la UAEH, y hubo dos prospectos más que fragmentaban el voto, como también Gerardo.

Después, Sosa se apresuró a reconocer a Núñez Soto y tras ello consiguió una diputación federal, relató este personaje que conoció directamente todas estas operaciones políticas.

Este es uno de los reclamos del alumnado, ya que, denuncian, nuevamente fueron presionados para acudir a los eventos de Adán Augusto bajo amenaza de repercusión en sus calificaciones y de bajas. Esta última, tanto para estudiantes como profesorado y personal administrativo.

 Gerardo Sosa (al centro) en su epoca porril. 

“LA GARZA ESTÁ MUERTA, NOSOTROS VIVOS”

La represión a manifestantes, exhibida en videograbaciones por parte de los propios alumnos, al igual que de medios de comunicación, sumó al paro iniciado por el IDA a los Institutos de Ciencias Sociales y Humanidades (Icshu), Ciencias Básicas e Ingeniería (ICBI), Ciencias de la Salud (ICSA) y Ciencias Económico Administrativas (ICEA). A la exigencia de destitución de Paulín Ríos añadieron la demanda por la renuncia del rector Octavio Castillo y por la identificación e inicio de procesos contra los sindicalizados e integrantes del Consejo Estudiantil Universitario que reprimieron.

Horas antes, el rector había asegurado en conferencia de prensa que fueron el alumnado del IDA y sujetos no identificados que los apoyaban los que “portaban tubos metálicos, mazos y otros objetos de peligro”, entraron al edificio de Abasolo y “se abalanzaron sobre el personal, de manera violenta; hicieron destrozos, rompieron objetos al interior del edificio” y “todo esto generó enfrentamiento con el personal y temor de quienes se encontraban laborando en el lugar”.

Junto a él y funcionarios que le acompañaron, incluida la directora María Teresa Paulín, estaba el líder del CEUEH, José Esteban Rodríguez Dávila, cuyo periodo, que inició en 2018, debía terminar en 2021, quien fue grabado mientras golpea a uno de los alumnos del Instituto de Artes.

Cuestionado directamente sobre las agresiones de Esteban y miembros de la universidad, el rector dijo que se iniciarían las investigaciones necesarias, aunque planteó que “habría que ver” si los que agredieron no fueron los manifestantes. Asimismo, dijo que los jóvenes dejaron en evidencia que su intención era “secuestrar a la doctora Paulín”, sin presentar evidencia de la acusación por un delito de alto impacto.

También, reclamó que hayan “secuestrado” en autobús de la línea universitaria con el que bloquearon la calle de Abasolo, donde se ubica el Edificio Central, antes de dar el portazo y destruir el emblema de la UAEH, la garza que se encuentra en la fuente principal.

Tras las declaraciones, que fueron interpretadas por el movimiento como una criminalización de protesta, defensa a los agresores y cerrazón institucional después de que se difundieran imágenes de los hechos, más la adhesión de, inicialmente, cuatro institutos más que pararon actividades, el movimiento se pronunció abiertamente por el fin del cacicazgo.

“Esa cara que todos sabemos quién es y es momento de llamarla por su nombre: La Sosa Nostra”, reclamaron.  

“Es lamentable que en los últimos años hayamos sido testigos de una serie de problemas que han empañado la reputación de nuestra institución”, dijeron también aludiendo un reclamo del rector, quien tras una protesta pacífica del 3 de septiembre en el concierto de clausura de la Feria Universitaria del Libro (FUL) a cargo de la Orquesta Sinfónica de la UAEH, planteó que, aunque respetaba la protesta, esos actos “manchaban el prestigio” de la universidad.

Consignas acalladas. Foto: Facebook protesta IDA. 

“Lavado de dinero, desvío de recursos, dirigentes tras las rejas”, ya que Gerardo Sosa era el presidente del Patronato Universitario, organismo que, por facultad estatutaria, tiene el control presupuestal, y mediante el cual se operó la dispersión de los 58.2 millones d epesos de 2011 a 2018, de acuerdo con la FGR, “compadrazgo, y un sistema de cacicazgo que ha durado más de tres (en realidad cuatro) décadas. Si nos señalan por ser quienes mancillan su prestigio, que sean ellos quienes avienten la primera piedra”, reclamaron.

A partir de entonces, a la renuncia de Paulín y exigencia de sanción a denuncias por acoso y violencia sexual, sumaron revisión ante posibles actos de corrupción en los centros académicos que se van sumando, en la Autónoma en general y un reclamo adicional: el fin del cacicazgo de La Sosa Nostra.

Paulín presentó su renuncia el 25 de septiembre ante el Consejo Universitario, que la aceptó. No obstante, el estudiantado expuso que no levantarán el paro hasta que se cumplan las demandas de todos los pliegos petitorios, entre las que hay casos de acoso y violencia sexual, identificación de agresores de los sucesos del 19 de septiembre y sanción, más las particulares de cada instituto.

Este jueves, Claudia Sheinbaum se presenta en Pachuca, ahora como coordinadora Nacional de los Comités en Defensa de la Cuarta Transformación –como ha llamado Morena a la siguiente etapa del actuar político de quien será su candidata presidencial–. El Grupo Universidad, con el control de un sector de Regeneración Nacional más el del PT, alista su muestra de apoyo: el enroque y las negociaciones tradicionales que lo han mantenido cuatro décadas en el poder, en las que sobrevivió al declive del PRI hidalguense.

@axelchl

Powered by Froala Editor

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Áxel Chávez

Yatis sigue triunfando. La promotora de Mary Kay alcanza los 50 millones en contratos 4T

Yatis sigue obteniendo contratos con su empresa constructora creada al vapor. Después de que EMEEQUIS reveló la transformación de la vendedora de maquillaje Mary Kay en exitosa empresaria constructora de obras carreteras en sólo tres semanas, su firma, Grupo Cudu, siguió acumulando contratos carreteros. Ya lleva 50 millones.

1 / 30 / 23

“Se pudo haber evitado” la tragedia de Juárez, dice abogado de migrantes

“No nos permiten la información, no nos dicen quiénes fueron lo que están (vivos), los que perecieron, no nos dicen quiénes están en el hospital todavía con vida”, denuncia el abogado defensor de migrantes, José Alberto Vera Pantoja.

3 / 30 / 23