Dólar16.67

Notimex: el sueño de ser “como la BBC” que terminó en acusaciones de abuso laboral

Así se derrumbó Notimex. Desde la llegada de Sanjuana Martínez arreciaron los despidos injustificados, maltrato, incluso a mujeres embarazadas, y medidas absurdas. “Si tenías un desayuno a las 7 de la mañana, tenías que venir primero a checar a las 7 de la mañana y después ir al desayuno”.

4 / 25 / 23

Por Axel Chávez y Miguel Ángel Teposteco Rodríguez

EMEEQUIS.– Es el día lunes 4 de noviembre de 2019. La agencia del Estado mexicano, Notimex, despide a una mujer embarazada. Es Diana, la editora de Negocios. 

—¡La compañera está embarazada! Si se pone mal es responsabilidad de ustedes, está en un mes que es grave —dice una de las trabajadoras que la defiende porque la quieren sacar del edificio. 

En el video de ese día, se ve a un hombre trajeado que levanta la barbilla. No dice una sola palabra, pero tiene instrucciones de escoltar a Diana a la salida. Es uno de los despidos sistemáticos que la agencia impulsa y que terminará en una de las huelgas más famosas del país. 

Diana dice en ese momento que la responsabilidad de que le pase algo es del hombre que la escolta, y de alguien más: la directora del medio estatal, la periodista Sanjuana Martínez. 

Notimex ordenó el despido de una periodista embarazada (Fuente: Sutnotimex). 

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

LLEGÓ CON PREMIOS POR DELANTE

Meses antes, Martínez llegó a la agencia como una reconocida periodista a favor de los derechos humanos. En 2008, había ganado un Premio Ortega y Gasset de periodismo y antes varios galardones por su labor informativa. Por eso no pareció mala idea cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador la designó como directora de la agencia de noticias estatal más importante de América Latina. 

Algunos trabajadores la escucharon por los pasillos decir que haría que Notimex fuera como la BBC de Londres. Sin embargo, ese sueño terminó en abril de 2023, cuando Ricardo Monreal, líder de Morena en el Senado, anunció el fin de la agencia. Movimiento que AMLO confirmó durante su conferencia del 14 de abril de este año. “No necesitamos una agencia”, fueron sus palabras.

El presidente defendió a Sanjuana Martínez por cuatro años. Foto: Cuartoscuro.com.

Ese fue el último eslabón en el mando ejercido por Sanjuana Martínez Montemayor. Sobre su labor como directora, el Sistema Nacional de Transparencia reporta que, en 2019, la periodista representó una erogación mensual de 122 mil 512 pesos; tras deducciones de impuestos, su salario mensual neto fue de 86 mil 698 pesos. Dinero que recibía mientras los trabajadores acampaban a las afueras de la redacción, a la espera de una solución a sus denuncias por explotación laboral.  

DESPIDO INJUSTIFICADO

Miroslava Callejas Sánchez era redactora en el área del centro de documentación de la agencia. La guerra de denuncias laborales ya había iniciado cuando llegó a su nuevo trabajo. Entró el 6 de febrero de 2020, 15 días antes de que estallara la huelga que acaparó los reflectores de los medios de comunicación nacionales. Fue obligada a trabajar pese a eso. 

—Estuvimos emigrando a varias sedes alternativas, en universidades, hasta terminar en una bodega en África (Coyoacán), que es donde está instalado uno de los campamentos (de la huelga).

Durante la pandemia, el personal trabajó desde casa hasta el 8 de julio en que la junta de gobierno “dio por buena la huelga”. A ella no la obligaron a trabajar, pero a otros compañeros sí. 

—Pero en octubre sí nos citaron a trabajar, en 2020, cuando estaba la pandemia en su máxima expresión, no había vacunas y pues en la bodega donde nos citaron estábamos todos amontonados. 

Estaban sin medidas de higiene ni sanitarias. Miroslava continuó trabajando, pero no duró: en enero de 2021, la llamaron para despedirla. 

—Me dicen que “tu contrato era temporal”—por lo que se fue sin liquidación. 

Así que interpuso una demanda por despido injustificado y también se unió al sindicato. Empezó a quedarse en las guardias nocturnas afuera de las oficinas, tanto la oficial como las que improvisaban los directivos de Notimex. Cuenta que “era muy pesado” y “para ser mujer me estaba exponiendo a muchos peligros por estar en la calle”. 

Y el tiempo pasó hasta la llegada de la amarga noticia del fin de Notimex:

—(El gobierno) prefirió mantener a esa señora y liquidar la agencia. 

Para Miroslava, Martínez quedará como la periodista que terminó por hundir esa institución histórica que nutría de noticias no sólo a México, sino a otras redacciones en otras partes del mundo.  

RELOJ CHECADOR

Los directivos de Notimex colocados por la Cuarta Transformación aplicaron medidas orwellianas para “mejorar la productividad”, antes de la huelga: un comunicado llegó a los periodistas que trabajan frente a sus teclados en la ajetreada redacción. Fue el 24 de septiembre de 2019: 

“me permito informarles que en lo sucesivo se deberá registrar en el reloj checador todas las entradas y salidas intermedias que realicen durante su jornada laboral. Lo anterior con el objetivo de contar con elementos para medir la productividad de esta agencia”. 

“Así mismo aprovecho la ocasión para informarles que se han instalado cámaras de vigilancia en los accesos del inmueble, que serán de utilidad para la seguridad y vigilancia de todos nosotros y de nuestras instalaciones (sic)”.

 Comunicado que advertía de las medidas para “mejorar la productividad” de los periodistas durante la dirección de Sanjuana Martínez (Fuente: Sutnotimex). 

Humberto Huerta, exjefe de mesa de Notimex, explica en entrevista que esta medida demuestra un desconocimiento de la forma de trabajo de los periodistas. “Nos puso (Sanjuana) un checador a todos, todos los reporteros, si tenías un desayuno a las 7 de la mañana, tenías que venir primero a checar a las 7 de la mañana y después ir al desayuno”. 

Para él, eso sólo demostraba que la directora “no tiene idea de lo que es el periodismo, ni cómo se maneja”, ya que los movimientos de los periodistas, las coberturas de fuente, no tienen horarios fijos de entrada y salida como en otros trabajos. 

Esa fue una de las tantas irregularidades que observó durante la era lopezobradorista. Su rutina antes de eso se desarrollaba en el cuarto piso del edificio, en la colonia Roma, a partir de las 6 de la mañana. Veía por la televisión la mañanera de Andrés Manuel López Obrador y revisaba notas: cabezas, fuentes, redacción. 

Pero todo cambió cuando Sanjuana llegó: “Estábamos muy armados” en cuanto a la cobertura de fuentes. La nueva dirección comenzó a cambiar arbitrariamente las asignaciones de los reporteros, todo “un movedero” 

Se volvió un caos porque los reporteros no dominaban los temas que iban a reportear. Fue otra forma de entorpecer el trabajo.  

También había órdenes directas para “golpear” a personajes no afines al gobierno en turno. 

—La cosa se pone fea cuando me dicen: sube, necesito, así textual, “que le rompas la madre a  Luis Raúl González Pérez, presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos; al Conacyt, a Claudio X. González” y me empieza a decir una lista de nombres. 

Con dinero del Estado también se crearon granjas de “bots” para el hostigamiento y amenaza a huelguistas, para posicionar la agenda pública del gobierno federal y para legitimar las acciones de Sanjuana.

Meses después, el mayo de 2020 y con Notimex paralizado, Aristegui Noticias expuso cómo la directiva de Notimex operó los chats “Fiesta de Halloween” y SOS para coordinar ataques en redes sociales contra extrabajadores, miembros del sindicato y periodistas que dieron seguimiento a las irregularidades que se cometieron desde la agencia. 

El periodista Manuel Ortiz, exdirector de noticias internacionales, reveló que Sanjuana Martínez le ordenó que atacara a las periodistas Dolia Estévez, Lydia Cacho, Anabel Hernández, Blanche Petrich, Carmen Aristegui, Marcela Turati y Guadalupe Lizárraga. Ortiz afirmó que se negó a esa exigencia y tuvo consecuencias.

Por esta situación Artículo 19 exigió “suspender del cargo” a la directora de la agencia del Estado mexicano “mientras se esclarecen los hechos aquí denunciados”, lo cual no sucedió.

Uno de los chats, denominado “The Avengers N”, incluía a directivos de la agencia enviados por su directora, quienes ordenaban a trabajadores a publicar mensajes en Twitter y utilizar Hashtags contra periodistas y excolaboradores de Notimex, con el objetivo de dañar su reputación y hostigarlos.

De acuerdo con testimonios recabados, a través de las cuentas falsas se transgredió la intimidad de los aludidos al publicar datos e incluso exhibir fotografías de índole privada para menoscabarlos. Los funcionarios federales y miembros de Morena fueron objetos de ataques, como Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, por, supuestamente, no cumplir la exigencia de mandar granaderos para retirar a los huelguistas.

 El sindicato acampa afuera de la sede de Notimex en la Roma, en espera de que se llegue a una resolución satisfactoria (Fuente: Sutnotimex). 

PROBLEMAS DE SALUD

David Fernández Hummel tardó unos minutos en dar la entrevista porque tenía algo que hacer. Su sangre tenía que moverse fuera de su cuerpo y volver, por su hemodiálisis para el problema renal crónico que sufre y que lo ha tenido varias veces al borde de la muerte. Cuenta que para él ya existía acoso laboral dentro de Notimex por las autoridades anteriores y que cuando el tabasqueño subió al poder, con él también llegó la esperanza para David de que las cosas fueran diferentes: “Todos teníamos una esperanza de que cambiara la situación”. 

—Pero Sanjuana Martínez fue peor.  

Recuerda que las reglas que se establecieron eran estrictas. Como un pequeño gobierno autoritario, adaptado para las filas del periodismo, se restringió la comunicación. 

—No podía hablarle al compañero de al lado porque los directivos se molestaban; no podías pedir ir al baño porque los directivos se molestaban; no podías salir a comprar comida en tiempos muertos en que no había información, porque los directivos se molestaban. 

El martirio no terminaba ahí: a David también le quitaban sus fuentes y le daban órdenes de trabajo “ficticias”: “Ibas al evento y resulta que no existía o que ya había pasado o estaba equivocado”. 

La austeridad republicana también pasó tijera sobre los vales de despensa, “después nos quitaron las cuotas sindicales, luego nos quitaron el local sindical”. Incluso si periodistas se reunían para discutir la situación con Sanjuana Martínez, iniciaba otro acoso: “Algunos compañeros fueron corridos precisamente por exigir sus derechos”. 

A veces, decían adiós tres o cuatro en un mismo día. 

Otra más fue cuando lo cambiaron sin aviso de Espectáculos a la fuente del Estado de México. Un día lo regañaron por no cubrir el incendio de unas combis en Tecamac, pero había una razón: “Fue entre cuatro y media y cinco de la mañana” y no le habían dado dinero para transportarse, ¿cómo podía hacer su trabajo?

 —Cuando llegué a la agencia, a las 2 de la tarde, ya me tenían un oficio porque no había sacado la quemazón de las combis. Les dije que yo en ese momento estaba dormido y que cómo le había a hacer para cubrir un evento de esa magnitud si no tenía transporte. 

Además, tenía que monitorear por internet las noticias que pasaban en los municipios, a partir de las 5 de la mañana; a las 9 se iba al municipio que le pedían, regresaba a la agencia, entraba a las 2 a la agencia “y me quedaba ahí hasta las 11 de la noche” con una exigencia de hasta 15 notas diarias. 

¿Así cómo no reventar? 

Cuando fue despedido, se dio cuenta que lo habían dado de baja del seguro un mes antes de su salida oficial (como en el caso de otros trabajadores). “Yo empecé a sufrir de un problema renal crónico, antes de la llegada de Sanjuana Martínez”. 

Por abusos laborales y problemas con la anterior administración, la de Conrado García Velasco, tuvo que interrumpir brevemente el tratamiento, pero con la 4T tampoco hubo posibilidad de retomarlo: “Cuando explotó la huelga, me quitaron el servicio de seguro social dos meses antes”. 

Durante la huelga, su riñón derecho colapsó: “Hasta que en septiembre del año pasado me lo operaron, me lo quitaron”. Ahora está viviendo con el riñón izquierdo, “pegado a una máquina de diálisis”, todas las noches. 

—Esto no hubiera ocurrido si Sanjuana Martínez no me hubiera quitado mi tratamiento médico, yo hubiera seguido con mi tratamiento, y no le importó. 

David deja claro que esa cadena de abusos laborales puso en riesgo su vida, “con la cuestión de la muerte encima de mí”, sin que hasta ahora el gobierno federal, la dirección de Notimex o el presidente se hayan hecho responsables de las consecuencias. Como David, otros ex trabajadores continúan en el diálogo para tener algo de justicia, aunque sea difícil volver a creer en el interlocutor y en las promesas cumplidas que, como Godot, nunca llegan, aunque salgan de labios del presidente, de la directora Sanjuana o de la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde. 

@axelchl 

@Ciudadelblues 

Powered by Froala Editor

Telegram

SOBRE EL AUTOR

ESPECIAL EMEEQUIS



Batalla de Puebla: Sheinbaum le regresa “autoritarismo” a Xóchitl

“Si alguien ha defendido la democracia en México es nuestro movimiento”. Así lo contestó Claudia Sheinbaum en Puebla a Xóchitl Gálvez, quien en ese mismo lugar, horas antes, calificó a la candidata guinda de “peligro para la democracia”.

Hace 16 horas

Se suman a Renán Barrera 10 mil militantes del PT en Yucatán

“Más allá de partidos, es un tema de adhesiones que buscan cuidar a Yucatán”, dice Renán Barrera, al agradecer el apoyo de 10 mil militantes del PT en Kanasín. “Lo queremos para próximo gobernador”, señala el ahora expetista Orlando Casanova.

Hace 19 horas