Dólar16.96

Necropsia de José Luis apunta a elementos de la Guardia Nacional como responsables de su muerte

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) documentó y comprobó que José Luis fue víctima de detención arbitraria, retención ilegal, tortura, desaparición y privación de la vida a manos presuntamente de los elementos de la Guardia Nacional.

1 / 22 / 23

EMEEQUIS.– Catorce elementos de la Guardia Nacional detuvieron ilegalmente a José Luis Cisneros Burciaga (33 años) afuera del negocio donde trabajaba en Vicente Guerrero, Durango, el 27 de marzo de 2022. 

Ellos informaron que lo liberaron, pero no regresó a casa. Tras una semana, su cuerpo fue encontrado sin vida el 5 de abril, en un lugar conocido como Arroyo Guadalupe en la colonia Santa Rita.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) documentó y comprobó que José Luis fue víctima de detención arbitraria, retención ilegal, tortura, desaparición y privación de la vida a manos presuntamente de los elementos de la Guardia Nacional.

Los elementos quisieron ocultar la detención y el asesinato, pero en sus declaraciones mintieron y cayeron en contradicciones que revelaron el crimen de los elementos.

Los detalles están contenidos en la Recomendación número 83VG/2022 emitida el 16 de diciembre de 2022 y firmada por su titular, Rosario Piedra Ibarra. 

LA DETENCIÓN

Los elementos que quisieron justificar la detención de José Luis argumentando que estaba alterando el orden público, consumiendo bebidas alcohólicas en presencia de los elementos policiales y que opuso resistencia a su revisión, versión que fue desmentida con un video grabado con un celular.

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

Video de su detención que difundieron medios como El Siglo de Durango. 

“No fue detenido por una infracción o falta administrativa, en cumplimiento de una orden de aprehensión judicial, ni en alguno de los supuestos de flagrancia o caso urgente previstos en el artículo 16 de la Constitución Política Federal, su detención fue arbitraria e ilegal”, señala la CNDH.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, y la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, afirman que el gobierno federal ya no es el principal violador de derechos humanos, pero José Luis presentó lesiones que evidencian la tortura de acuerdo con la necropsia analizada por la CNDH.

Cuando su familia fue a buscarlo al cuartel de la Guardia Nacional, estos elementos negaron haberlo detenido y trasladado a algún punto del municipio. Sin embargo. al mostrarles el video en el que ellos subieron a la camioneta de José Luis, tuvieron que admitir que sí lo detuvieron, pero que lo habían liberado. Cosa que después la CNDH comprobó que era falsa. 

Dijeron que al encontrar cerradas las instalaciones de la Policía Municipal de Vicente Guerrero, dejaron en libertad a José Luis a unas cuadras adelante y continuaron sus recorridos a los límites de Durango y Zacatecas, pero no proporcionaron ningún elemento que acreditara la supuesta liberación.

La autoridad ministerial en Durango analizó y rastreó la ubicación en tiempo y lugar determinado de la señal emitida por los teléfonos de un elemento de la Guardia Nacional y de José Luis, y se concluyó que a las 23:05 horas del día de la detención se ubicó de manera coincidente los teléfonos en Villa Insurgentes, Zacatecas.

Lo que revela que José Luis no fue puesto en libertad como lo manifestó personal de la Guardia Nacional, sino que fue retenido de manera ilegal por los elementos, sin ponerlo a disposición de la autoridad competente.

 Cronología y lugares de los hechos. 

LA DESAPARICIÓN

La detención de José Luis fue realizada por los elementos de la Guardia Nacional sin contar con orden judicial o en flagrancia, omitiendo realizar la puesta a disposición ante la autoridad ministerial.

Se produjo la detención y retención ilegal de José Luis, seguida por la negativa y ocultamiento de su detención por parte de los elementos.

Días después fue encontrado el cuerpo sin vida de José Luis, y en la necropsia realizada por la Fiscalía General del Estado de Durango, se exhibió que las lesiones fueron provocadas de manera intencional, dolosa y de manera persistente,  concluyendo en dicha necropsia (Causa de muerte): Traumatismo craneoencefálico.

“(José Luis) presentó traumatismo craneoencefálico, fractura del primer, segundo y tercer arco costar izquierdo, así como, equimosis en ambos glúteos y cadera izquierda, lesiones que fueron ocasionadas previo a su muerte, por un objeto contundente, originando un tipo de muerte violenta, de lo cual se deduce que V (José Luis) fue golpeado por los elementos de la Guardia Nacional que llevaron a cabo su detención”, expone.

La CNDH señala que en la detención de José Luis también hubo tortura por parte de los elementos de la Guardia Nacional. Los elementos eran garantes de su salud e integridad personal, sin embargo, no actuaron conforme a los protocolos.

“(…) con señales evidentes de tortura, lo que se acredita con las lesiones que presentó José Luis y constan en la necropsia de ley, su secuencia fotográfica y la mecánica de lesiones realizadas por perito médico forense adscrito a la FGE (…) sometido a tortura toda vez que de las lesiones que presentó al ser encontrado se acredita que antes de ser privado de la vida fue golpeado en múltiples ocasiones”, relata la CNDH.

La tortura que derivó en su muerte habría sido propinada por elementos de la Guardia Nacional, de acuerdo con la CNDH. 

LA EJECUCIÓN

José Luis fue víctima de una ejecución extrajudicial, de acuerdo al Protocolo de Minnesota, que señala que en los supuestos de personas muertas o desaparecidas tras haber sido detenidas o estar bajo custodia de las autoridades, mantiene ‘una fuerte presunción de hechos’ en contra del Estado que sólo puede rebatir ofreciendo una ‘explicación plausible’ sobre las causas de la muerte o la desaparición a partir de una investigación efectiva de lo sucedido.

Familiares y vecinos protestaban por la desaparición de José Luis. Foto: Especial. 

Los elementos debían desvirtuar las presunciones e indicios existentes en su contra y aportar elementos de prueba idóneos para demostrar, por una parte, que no detuvieron y pusieron en libertad a José Luis, y, por otro lado, explicar lo que le sucedió durante el tiempo en el que permaneció bajo su custodia, proveyendo una explicación convincente.

“La violación del derecho humano a la vida por la ejecución arbitraria de V quedó acreditada con las evidencias consistentes en las declaraciones y testimonios de los elementos de la GN, familiar de la víctima y un testigo   en relación con el resultado de la autopsia médico legal y mecánica de lesiones”.

Aunque el presidente López Obrador afirma que el gobierno federal ya no es el principal violador de Derechos Humanos, la CNDH documentó las arbitrariedades de los elementos de la Guardia Nacional que terminaron con la vida de un mexicano.

@Alatriste_III

Powered by Froala Editor

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Alejandro Alatriste



Contrariar la ley, hasta en las vísperas 

A pesar de 50 medidas cautelares contra el presidente advirtiendo que se está violando la legalidad, estas advertencias son como llamados a misa y no le quitan el sueño a nadie en Palacio Nacional.

Hace 1 hora

A la mera hora: gobierno de AMLO quiere tumbar hospital abandonado y construir otro

En la recta final de esta administración, documentos oficiales revelan que el gobierno quiere gastar 36.5 millones de pesos en estudios para ver si se puede derribar el Hospital General Dr. Gonzalo Castañeda Escobar del ISSSTE en Tlatelolco, abandonado desde 2011, y construir otro en su lugar.

Hace 2 horas