Dólar17.74

La Marina en el caso Ayotzinapa. La cadena de mando en Iguala y Cocula

La cadena de mando de Rafael Ojeda Durán en la región de los hechos de Ayotzinapa fue borrada: unos fueron congelados, otros jubilados. Aquí se muestra su ascenso y final separación de la vida pública. Mientras que, tras los eventos de septiembre de 2014, Ojeda Durán alcanzó una promoción aún mayor, al ser reclutado por AMLO.

10 / 05 / 22

EMEEQUIS.– En el vértice de la noche de Iguala y de la construcción de la “Verdad Histórica” del exprocurador general de la República Jesús Murillo Karam, se hallaba el actual secretario de Marina, Rafael Ojeda Durán.

Enrique Peña Nieto lo hizo almirante en 2013 y lo nombró comandante de la Octava Región Naval con sede en Acapulco, y jurisdicción en Oaxaca, Chiapas y todo Guerrero. 

Tenía a su cargo dos zonas navales y cinco batallones de Infantería de Marina. Tras los eventos de septiembre de 2014, Ojeda Durán alcanzó una promoción aún mayor, primero al recibir el mando de la Fuerza Naval del Pacífico y después al integrarse a la estructura de la Semar como contralor. 

Fue ahí donde lo reclutó AMLO, quien desplegaría para la milicia un gran abanico de poder, y elevó a Ojeda a secretario.

Ahora, los informes III y IV del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y el propio informe de la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia del Caso Ayotzinapa, encabezada por el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, ha documentado la participación activa de mandos y tropa del Ejército y de la Marina en los hechos del 26 de septiembre en Iguala y sucesos derivados.

Las indagatorias encontraron mensajes en los que se sugería que los cadáveres de los normalistas desaparecidos y fragmentos de los mismos fueran depositados en las instalaciones del Batallón 27 del Ejército Mexicano; así como la intervención de la Marina Armada de México en el traslado de restos del tiradero de Cocula.

En el segundo caso, fueron infantes de Marina los que fueron videograbados haciendo traslados y efectuando quemas en Cocula. 

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

La cadena de mando de Ojeda Durán en la región fue borrada: unos fueron congelados, otros jubilados. Aquí se muestra su ascenso y final separación de la vida pública. 

LOS COLABORADORES CERCANOS

Siendo vicealmirante, Rafael Ojeda Durán había comandado ya zonas y sectores navales, en Campeche y Baja California. Pero fue Enrique Peña Nieto el que lo elevó de rango, al nombrarlo en junio de 2013, comandante de la Octava Región Naval, con sede en Acapulco. 

Para completar su promoción, Peña Nieto lo elevó al almirantazgo en noviembre de ese mismo año.

Con la comandancia de su región, Ojeda tenía bajo su mando la  Décimo Segunda Zona Naval, con sede en Salina Cruz, Oaxaca y Décimo Cuarta Zona Naval, con sede en Puerto Chiapas, Chiapas, además de cinco batallones de Infantería de Marina, uno para su operación desde Acapulco, y el resto, bajo su mando, pero asignados a las dos zonas navales señaladas y sus respectivos sectores.

En Salina Cruz tenía como comandante al vicealmirante Tomás López Hernández, que asumió el mando en agosto de 2014, y en Puerto Chiapas el comandante era, desde 2013, el vicealmirante Francisco Ramón Tiburcio. 

Hacia arriba, en la estructura de la Armada de México, Ojeda Durán tenía nada menos que al entonces secretario de Marina, el secretario almirante Vidal Francisco Soberón Sanz, pues de él dependían directamente las regiones, zonas y sectores. 

De acuerdo con el Manual General de Organización de Semar entonces vigente,el titular de Semar tenía la atribución de “ejercer el alto mando de la Armada de México y administrar el poder naval de la federación, determinando y dirigiendo la doctrina, política y estrategia naval militar, para la seguridad interior y la defensa exterior del país, así como coadyuvar con el desarrollo marítimo nacional”.

Los pasos de Rafael Ojeda en Ayotzinapa. Foto: Semar.

LA ARMADA EN IGUALA, RÍO SAN JUAN, Y COCULA

El GIEI reportó en su Informe Ayotzinapa III, de febrero de este año, el hallazgo de material y documentación clasificada como “secreta”, de la Semar, relacionada con la desaparición de los normalistas. 

Se trataba de un Informe de la Unidad de Inteligencia Naval de la Secretaría de Marina denominado “O. O. Iguala, Gro. Reporte Num. Diez Grupo Arcturus T-20”, que reseñaba actividades del 27 de octubre de 2014.

Fue entonces donde hallaron las videograbaciones en las que marinos aparecen en el basurero de Cocula, la cuales fueron filmadas por un dron de la Marina, con matrícula ANX 3501.

El dron formaba parte de una flota de tres Vehículos Aéreos No Tripulados (VANT) con visión infrarroja, que fueron parte de un desarrollo tecnológico de la dependencia que inició en 2011 y que hasta 2015 no realizaron funciones operativas, sino “pruebas de campo” para la propia Marina.

No son drones de juguete. Los VANT tienen una envergadura de 2.5 metros y 1.72 de longitud, son manufacturados con fibra de carbón y fibra de vidrio, y efectúan vuelos autónomos de hasta una hora con 20 minutos en un diámetro de seis kilómetros y a una altura de más de 400 metros.

En las videograbaciones, aparecen vehículos de la Armada e infantes de Marina, que remueven el basurero, efectúan quemas y hacen traslados en sus unidades. Después de acabadas sus operaciones, en la videograbación puede apreciarse el arribo de Jesús Murillo Karam y su equipo.

En los reportes escritos incluidos en el expediente clasificado como secreto en los acervos de la Marina, se admite que el propósito era “la búsqueda de posibles restos óseos de origen humano, huellas, vestigios e indicios”.

Además, en otra ficha refieren que “aproximadamente cincuenta minutos de búsqueda personal de la Marina Armada de México, encontró y saco del interior del Río (San Juan) (…) una bolsa de material sintético, color negra al cual es señalado como indicio y/o bolsa UNO la cual se encuentra abierta en una de sus caras, la cual en su interior contiene un bolo húmedo con material de tipo tierra color café y negro, no identificable a simple vista, (…) encontrando al interior y revuelto en el material de fragmentos de huesos expuestos a fuego directo”.

Los más extraño es que dicho evento no fue integrado a las investigaciones oficiales  de la Procuraduría General de la República (PGR), a pesar del evidente conocimiento del mismo por parte de Murillo Karam.  

El informe de Murillo sólo referirá una visita de la PGR en enero de 2016 a Cocula, “con 10 elementos de la División de Gendarmería de la Policía Federal y un Binomio canino de búsqueda de restos humanos, de la Secretaría de Gobernación, 18 elementos del 22/o. Batallón de Infantería de la Secretaría de Marina, Armada de México, 8/a Región Naval”.

Pero el Informe Ayotzinapa IV del GIEI de plano da con vínculos de la Octava Región Naval y de tropa desplegada en la región de Iguala con el crimen organizado, como publicó ayer este medio.

El GIEI recoge indagatorias de autoridades judiciales de los Estados Unidos, las cuales acopiaron mensajes interceptados de un BlackBerry utilizado por los delincuentes “Pablo V. C.” y un presunto sicario con el alias de “Bin Laden”.

Es en  abril de 2014 cuando  se registra el diálogo: “Dile a mazon que. Los voy a subir de guia con la marinela”. El mismo emisor comenta a un segundo interlocutor:  “A kira sise el primo ke tevas de guia con a marinela”.

En la misma fecha, otra conversación alude también a la Armada: “Ya no conteste, Aguante estoy con los de la marina y voy al batallon (…) ay me tiras cuando termine”.

Finalmente, el 28 de abril de 2014, en otra conversación, se refieren a que la Marina está por ahí, luego de un encuentro violento: “Orale nesesitamos platicar ya estaban vienserkitas esos putos (…) Si pero ya les ronpimos su madre (…) Si pero nos chingamos unos (…) Ay anda la marina va departe de nosotros”. 

Expone el GIEI otra conversación del 28 de abril de 2014, en el que se alude a un enfrentamiento armado: “Orale nesesitamos platicar ya estaban vienserkitas esos putos (…) Si pero ya les ronpimos su madre (…) Si pero nos chingamos unos (…) Ay anda la marina va departe de nosotros”. El día anterior, 27 de abril de 2014, la Secretaria de Marina, el ejército, policías estatales y federales realizaron un operativo en Arcelia, Guerrero, para detener Johnny Hurtado Olascoaga, “el Mojarro”, líder de la “Familia en Guerrero”. 

LOS SALDOS

Después de los hechos de Iguala en septiembre de 2014, conforme avanzó el sexenio peñista, los mandos de la Armada fueron removidos de la región y tuvieron distintos destinos.

El almirante Rafael Ojeda Durán salió en diciembre de 2014 de la comandancia. En enero de 2016 recibió el mando de la Fuerza Naval del Pacífico, con sede en Manzanillo, Colima. Cerró el sexenio como Inspector y Contralor de Semar. Ya se sabe que ahí lo reclutó AMLO.

El comandante de la Décimo Segunda Zona Naval, con sede en Salina Cruz, Oaxaca, vicealmirante Tomás López Hernández asumió el mando de la Fuerza Naval del Golfo, con sede en Tuxpan, en enero de 2015, puesto que mantuvo por un año, hasta enero de 2016, cuando asumió la comandancia de la Quinta Región Naval, con sede en Isla Mujeres, Quintana Roo.  

En julio de 2018 ya era presidente de la Junta de Almirantes de la Semar. Pero Ojeda lo congeló cuando llegó a la cúspide de la Armada. 

Por su parte, el vicealmirante Francisco Ramón Triburcio Camacho, también dejó la comandancia de la Décimo Cuarta Zona Naval, con sede en Puerto Chiapas, y de hecho muy pronto, el 7 de octubre de 2014.

En enero de 2017 asumió la comandancia de la Cuarta Región Naval, con sede en Mazatlán. En enero de 2018 asumió la comandancia de la quinta Zona Miliutar, con sede en Cancún, Quintana Roo y para julio era Jefe de la Unidad de Promoción y Protección de los Derechos Humanos de la secretaría. 

Congelado desde el inicio de la actual administración, pasó retiro en julio de 2019.

Del Almirante Vidal Francisco Soberón Sanz, exsecretario de Marina, no se volvió a saber. Sólo pasó a hacer una reestructuración total, en diciembre de 2014, de las regiones y zonas militares.

@estedavid

Powered by Froala Editor



Telegram



Luis Donaldo Colosio en el río revuelto

En Palacio Nacional les da igual lo que ocurrió en Tijuana hace 30 años, y más bien lo que pretenden es involucrar a Genaro García Luna en ese entuerto.

Hace 3 horas

Impunidad marca agresiones contra mexicanas en el exterior

Valeria Casillas viajó a Colombia para encontrarse con el estadounidense Jonathan Lynn Wright, a quien conoció en Tinder. Ahí el sueño se convirtió en pesadilla: recibió una golpiza que continúa impune. Los datos oficiales señalan que hubo 763 casos como el de ella el año pasado, la cifra más alta reportada desde 2019.

Hace 3 horas