Dólar17.62

Hospital del IMSS en Chetumal, con tomógrafo obsoleto y equipo viejo

En el Hospital de Especialidades de Chetumal, el IMSS-Bienestar reconoce “una capacidad disminuida”: al no contar con el equipamiento necesario, se posterga la atención a pacientes con padecimientos oncológicos. #SaludDeCuarta

6 / 19 / 24

El tomógrafo que se emplea en este hospital ya cumplió su vida útil, admite el propio IMSS. Foto incluida en el documento.

EMEEQUIS.– El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador puso en operación el Hospital de Especialidades en Chetumal, bajo el régimen IMSS-Bienestar, con un tomógrafo obsoleto y con equipo limitado para brindar atención médica a las y los ciudadanos sin seguridad social.

De acuerdo con documentos oficiales en poder de EMEEQUIS, en el Hospital de Especialidades de Chetumal, el IMSS-Bienestar reconoce “una capacidad disminuida” para alcanzar las metas de productividad esperados.

“Se identificaron las necesidades de equipamiento requerido para la adecuada operación del hospital, tales como tomógrafo multicorte, estaciones de telemedicina, campana de flujo laminar, equipo para dispensar unidosis de medicamentos, máquinas de anestesia y equipo portátil de rayos x tipo arco en C necesarios para alcanzar la productividad esperada”, señala el informe del IMSS-Bienestar.

Se admite que existe “falta de compromiso para aprobar los recursos necesarios (materiales y humanos) para operar la unidad, así como el deterioro de algunos equipos y una planeación inadecuada de la dotación de los mismos”.

Se solicitaron recursos a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para adquirir equipos para el fortalecimiento de la oferta médica y la sustitución del tomógrafo, y que entren “en plena operación en 2025”, por lo que seguirá brindando atención de manera limitada.

El Hospital de Especialidades de Chetumal se encuentra en la avenida Álvaro Obregón, colonia Milenio, en el municipio de Othón P. Blanco.

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones
La problemática expuesta en el documento.

El Hospital es un proyecto del año 2014. Diseñado y planeado para la atención del Tercer nivel a la población sin seguridad social en Quintana Roo, principalmente en padecimientos oncológicos.

Su construcción inició en el año 2015 y concluyó hasta después del 2018. “La entrada en operación se fue dejando en el abandono hasta que la presente administración (federal y local) tomaron cartas en el asunto de tal modo que se logró poner en operación en una primera etapa en junio del presente año”.

Con el paso del tiempo, “se identificó que algunos equipos no estaban en condiciones óptimas de operación, lo que hacía necesaria su sustitución, al mismo tiempo se observó que la operación del hospital requería de equipo complementario al planeado originalmente para estar en condiciones de alcanzar las metas establecidas de atención”.

La solución implica casi 150 millones de pesos pero los equipos adquiridos estarían en funcionamiento hasta 2025.

También se encontró que el tomógrafo para realizar las simulaciones de los procedimientos de radioterapia “ya cumplió su vida útil y requiere ser sustituido, además del paso del tiempo del equipo, la actualización tecnológica en equipos de imagen ha mejorado la calidad de los procedimientos y disminuido los tiempos de respuesta, lo que justifican su sustitución”.

Las propias autoridades de salud exponen que las deficiencias en el equipamiento médico ponen en riesgo la atención de las y los pacientes.

“En cuanto a los efectos, el más sensible sin duda el que los pacientes que requieran atención médica de alta especialidad vean diferidas las intervenciones para llevar a cabo los procesos diagnósticos, quirúrgicos y terapéuticos, con la pérdida de oportunidad que el cáncer amerita, llevando a los pacientes a estados de enfermedad en los que difícilmente puede llevarse a cabo una intervención con resultados favorables para el paciente”, se expone.

Al no contar con el equipamiento necesario se posterga la atención a pacientes con padecimientos oncológicos.

Se requieren equipos para el hospital principalmente en las áreas de Procedimientos quirúrgicos, cuidados intensivos, imagenología, laboratorio y patología.

Hace falta, además del tomógrafo, un analizador de coagulación, camas clínicas eléctricas con colchón, cronómetro de cuatro canales, electrocardiógrafos multicanal con interpretación, esfigmomanómetro aneroide portátil, esterilizadores de vapor, monitores de signos vitales para traslados y avanzado para conexión a central de monitoreo, refrigerador vertical para laboratorio capacidad de 20 pies cúbicos, ventilador volumétrico neonatal-pediátrico-adulto, unidad radiológica portátil digital, ultracongelador vertical para preservar muestras biológicas, entre otros equipos.

“Ante esta condición, el IMSS bienestar propone llevar a cabo la adquisición de los equipos que permitan al hospital operar de manera adecuada, en beneficio de los habitantes de la entidad federativa que hoy no tiene oportunidad de resolver sus enfermedades”, señala.

El Hospital de Especialidades en Chetumal se tiene proyectado que en el primer mes ofrezca consultas externas limitadas: 10 atenciones de oncología pediátrica, 10 de tanatología, 21 de psicología, 8 de nutrición, 4 de rehabilitación, es decir, solamente 53 consultas. No puede no podrá brindar atención de hematología, gastroenterología, clínica del dolor y cirugía oncológica.

Las autoridades médicas de Chetumal, que hace días fue víctima de inundación por lluvias, han insistido que se requiere un nuevo tomógrafo y mil 112 equipos para garantizar la plena operación de los servicios en el hospital.

Sin embargo se proyectó que el tomógrafo de simulador de radioterapia y los equipos lleguen en el segundo trimestre de 2024 para que estén: “en plena operación en 2025”, es decir que los próximos seis meses se brindará atención médica de manera limitada, lo cual podría extenderse más tiempo si se retrasa la aprobación de los recursos las licitaciones y la entrega del equipamiento médico.

En este caso parece difícil que de aquí al 30 de septiembre la Cuarta Transformación y el presidente Andrés Manuel López Obrador cumplan su promesa de brindar un servicio de salud como en países nórdicos en este hospital de Quintana Roo.

@Alatriste_III



Telegram

SOBRE EL AUTOR

Alejandro Alatriste



INSABI: El costo de un fracaso

En un raro acto de franqueza, AMLO admitió que el INSABI fue un fracaso. Este reconocimiento es significativo, considerando los recursos dilapidados y las vidas afectadas por la improvisación en el sistema de salud de México.

Hace 10 horas

Manzanillo: “Clan de gerentes”, tras negocio transexenal con Puerto Inteligente Seguro

Un grupo de empresas y gerentes de Manzanillo, llamado "el clan de los gerentes", celebra anticipadamente los planes de la presidenta electa Claudia Sheinbaum de continuar el proyecto de Puerto Inteligente Seguro (PIS) en todos los puertos del país. Estas empresas, especialmente Hazesa y sus filiales, esperan contratos lucrativos gracias a su relación con la Administración del Sistema Portuario Nacional de Manzanillo (Asipona).

Hace 13 horas