Dólar17.02

Guerrero: violencia resurge en gestión de Evelyn Salgado

Según información de transparencia, ha bajado el número de arrestos en el municipio por crímenes relacionados con el narcotráfico (ingresos al Cereso), pese a la evidente exhibición de grupos del crimen organizado en la región. Mientras tanto, la policía aporta su cuota de víctimas: de 2021 a septiembre de 2023, murieron 16 oficiales en el cumplimiento del deber.

2 / 10 / 24

Manifestantes contra violencia que sufren choferes del transporte público en Chilpancingo. Foto: Dassaev Téllez / Cuartoscuro.com.

EMEEQUIS.– Un estado en llamas y una estela de violencia han detenido las principales actividades de miles de ciudadanos. Así es la situación que vive Guerrero, una entidad que, como desde hace años, tiene que lidiar con una pelea encarnizada entre miembros del crimen organizado.

Sin embargo, el número de arrestos por narcotráfico va a la baja, a pesar de la creciente violencia que detonan estos grupos, mientras las muertes de policías en cumplimiento del deber suben. 

Todo bajo la era de Evelyn Salgado Pineda, gobernadora de Morena, partido oficialista creado por Andrés Manuel López Obrador. En medio de acusaciones hacia el presidente de nexos con el narcotráfico, los guerrerenses viven una época entre el miedo y la pólvora, con las cicatrices del huracán Otis aún abiertas.

CHILPANCINGO, GUERRERO. 08FEBRERO2024.- La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) reportó la reactivación del transporte público en un 20 por ciento en la capital del estado, además, indicó que hay más de 500 elementos desplegados para garantizar la integridad de usuarios y trabajadores del volante. FOTO: DASSAEV TELLEZ/CUARTOSCURO.COM

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

EL RECUENTO, LA VIOLENCIA A FLOR DE PIEL

Hace dos semanas, se encontraron los cuerpos de dos policías en Taxco, en las primeras horas del 24 de enero, como parte de las peleas por la plaza. En esa ciudad, una de las joyas turísticas del país, se pararon clases, transporte y comercios bajo la latente amenaza del crimen organizado. El combustible de esta riña han sido los desencuentros entre La Familia Michoacana y Los Tlacos.

Pese a que la comunicación social del estado ha lanzado varios boletines asegurando que se está atendiendo el problema de la inseguridad, los disparos a quemarropa, la extorsión, la tortura y el secuestro son problemas añejos que la gobernadora ha tenido que enfrentar, entre escándalos familiares y cuestionamientos sobre su capacidad para tomar las riendas del estado.

El primer escándalo fue la propia forma en la que Evelyn Salgado llegó al poder, luego de que el primer prospecto para la candidatura de Morena en el estado, su padre, Félix Salgado Macedonio, fuera bajado de la contienda por no poder comprobar gastos de precampaña. Sin embargo, Morena hizo el enroque y ella quedó al frente de una campaña en uno de los estados más peligrosos del país.

Cuando llegó al poder, Guerrero ya estaba entre las 10 entidades más violentas de México, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP). Era una entidad que ya por esos años luchaba por la expansión del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y por ataques armados en sitios públicos como Iguala, Tierra Caliente y Zihuatanejo.

Apenas unos meses después de asumir, la violencia se desató en Chilpancingo cuando el 26 de enero Los Ardillos tuvieron un enfrentamiento contra el grupo de autodefensa Unión de Pueblos Organizados del Estado de Guerrero (UPOEG). Poco después hubo riñas en penales y la quema de unos jóvenes en la colonia Loma Bonita, según reportó Infobae. Ese inicio de año Los Ardillos atacaron zonas como Xicotlan y Tula.

Este hervidero de narcotráfico no impidió que la familia Salgado se ocupara de asuntos prioritarios, como el expandir su apellido por toda la estructura gubernamental del estado. La hermana de Evelyn, Liz Adriana Salgado Pineda, está frente al DIF, como así lo denunció Salvador Rangel, obispo emérito de la diócesis en Chilpancingo y Chilapa. También se sabe del poder que tiene el padre de Evelyn, Félix, en las decisiones de gobierno, mandando a funcionarios pese a ser senador y tener como centro de trabajo la capital del país.

Aunque tal vez lo que evidenció más la crisis gubernamental fueron las acciones de la gobernadora durante la tragedia de Otis, que dejó decenas de muertos y desaparecidos a finales de 2023. Primero, se denunció que no se advirtió la severidad del huracán unas horas antes de que llegara a tierra. Bajo medidas tibias, quedó devastado Acapulco, en un estado descontrolado de saqueos, falta de atención médica, muertos (muchos muertos), y el colapso económico de uno de los puertos más importantes del país. La comida, cobijo e insumos de primera necesidad empezaron a escasear, lo que puso los ojos sobre la gobernadora.

Cuando las alertas sobre Otis empezaron a enfriarse, volvió el viejo enemigo: el narcotráfico. Apenas iniciando el año, no sólo resaltaron los asesinatos de transportistas por parte del crimen organizado, sino masacres completas, como la de 13 policías en  Coyuca de Benítez. También asesinaron a Bruno Plácido Valerio, líder de la UPOEG. Incluso un familiar de Evelyn Salgado: Humberto del Valle, su primo político, fue acribillado en casa.

DISMINUCIÓN DE ARRESTOS POR NARCOTRÁFICO

En uno de los lugares donde más gravemente se ha desatado la violencia, sobre todo contra transportistas, es en Chilpancingo. Según información de transparencia, ha bajado el número de arrestos en el municipio por crímenes relacionados con el narcotráfico (ingresos al Cereso), pese a la evidente exhibición de grupos del crimen organizado en la región. 

Por ejemplo, en 2015 hubo 83 arrestos por el delito de narcóticos. En 2022, apenas fueron 49 personas y a mediados de 2023 sólo se habían arrestado a 38 personas. Por el delito de narcomenudeo, se arrestaron a 47 en 2015. En 2022 se arrestaron sólo a 17 personas y a mediados de 2023 sólo a tres personas.

Asimismo, informes del gobierno, también obtenidos a través de transparencia, detallan que en los años del gobierno de Evelyn Salgado (quien empezó sus funciones el 15 de octubre de 2021), la delincuencia ha cobrado la vida de varios policías.

De 2021 a septiembre de 2023, murieron 16 policías en el cumplimiento del deber y hubo 12 uniformados heridos.

Asimismo, durante ese periodo, 56 elementos (activos y retirados) requirieron atención psicológica en el estado. En 2021, siete pidieron el servicio; en 2022, 10 elementos lo solicitaron, y en 2023, este número se multiplicó casi por cuatro, con 39 uniformados atendidos.

Pero los problemas no sólo se han dado en el área operativa, ya que sistemáticamente se han reducido los presupuestos para la prevención de la violencia. En 2018 se destinaron 4 millones 727 mil 600 pesos. En 2021, 2 millones 556 mil 358 pesos, y en 2022, 2 millones 556 mil pesos. En 2023 fue de apenas 2 millones 126 mil pesos. Menos prevención ante más violencia.

CRISIS EN GUERRERO, DE CARÁCTER INSTITUCIONAL

El problema de Guerrero va más allá de las responsabilidades que recaen sobre el gobierno de Evelyn Salgado: es una enfermedad que viene de la cabeza, es decir, del mando federal. En entrevista con EMEEQUIS, José Alfredo Botello Montes, senador de Acción Nacional y presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, explica sus impresiones sobre la crisis de violencia del estado:

“El caso de Guerrero, como algunos otros lugares, como Oaxaca, como Michoacán (…) no es ninguna novedad la situación de crisis (…) hace algunos meses, el año pasado, algunos miembros de la Comisión de Derechos Humanos acudieron a la zona fronteriza (con Estados Unidos) para ver qué estaba pasando con los hermanos migrantes”.

José Alfredo Botello.

José Alfredo Botello.

“Y ahí se encontraron desafortunadamente (…) migración al interior del país (…) familias enteras que están saliendo de Guerrero para ir a buscar mejores derroteros”.

Señaló que una gran cantidad de personas estaban saliendo hacia la frontera norte: “Huyendo de la delincuencia y del crimen organizado”.

Detalló que además del desplazamiento, otro problema en Guerrero es el reclutamiento forzado: “Era lo que expresaban ahí familias con jóvenes, adolescentes que querían ser cooptados por el crimen organizado. Es muy lamentable este asunto, obviamente es una gran responsabilidad que tiene el gobierno del Estado, pero también es una enorme responsabilidad que tiene el Estado mexicano, encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador”.

Para Botello, la estrategia de seguridad ha fallado, incluso con la implementación de estrategias federales como el mando único: “Lo que requiere la gente es empleo, es inversión en cómo se va a reactivar la economía de Acapulco y sus alrededores (después del huracán Otis”

“Realmente no vemos una política de Estado en este sentido (…)”.

Entre la sangre, el plomo y el fuego, Guerrero no sale de una crisis para terminar en otra, mientras la calidad de vida de sus ciudadanos va en caída libre, frente a las poco efectivas acciones de la gobernadora del estado y la falta de estrategia de seguridad a nivel federal. ¿Se apagará el fuego que arde en la plaza?

@Ciudadelblues

Telegram

Sigue jaloneo en el Tribunal Electoral para definir Presidencia

Mientras unos pedían que hoy se reanudara la sesión que se pospuso el jueves, Janine Otálora solicitó que la esperen hasta el 18 de diciembre para participar.

12 / 12 / 23

La estampida: dejan colegios privados para irse a escuelas públicas

La pandemia ha dejado a padres sin empleo, por ello, al menos el 30% de alumnos de escuelas particulares se dará de baja en este ciclo escolar. La cifra, advierten especialistas, es conservadora.

8 / 14 / 20