Dólar16.76

Destinan FCE e INAH 2 millones de pesos para coedición de obra de “El Fisgón”

El contrato, obtenido por EMEEQUIS de los programas y convenios de estos organismos en 2022, establece que el autor recibirá el 10% por concepto de regalías, de una obra que incluye dos tomos con tiraje final de 5 mil ejemplares. Luis Arturo Salmerón Sanginés, funcionario del Fondo, reconoce que es “un costo de producción elevado”, pero asegura que es “un libro comercialmente viable”.

8 / 16 / 23

EMEEQUIS.– El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Fondo de Cultura Económica (FCE) destinan 2 millones 72 mil 333.28 pesos a la coedición de “Caricaturistas precursores de la Revolución Mexicana”, autoría de Rafael Barajas Durán, “El Fisgón”, monero, activista del proyecto que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador y director del Instituto Nacional de Formación Política de Morena.

El contrato, obtenido por EMEEQUIS de los programas y convenios de estos organismos en 2022, establece que el autor recibirá el 10% por concepto de regalías, de una obra que incluye dos tomos con tiraje final de 5 mil ejemplares. 

Luis Arturo Salmerón Sanginés, subgerente de Contenidos Editoriales del FCE, reconoció que el proyecto implicó “un costo de producción elevado”, pero aseguró que es “un libro comercialmente viable e incluso yo diría que necesario”. 

Expuso que esta obra es el cierre de lo que se convirtió en una especie de serie de trabajos publicados por “El Fisgón” en el Fondo, que iniciaron en 2005, sexenio de Vicente Fox, con “El país del ahuizote. La caricatura mexicana de oposición durante el gobierno de Sebastián Lerdo de Tejada”, seguidas de “El país del llorón de Icamole. Caricatura mexicana de combate y libertad de imprenta durante los gobiernos de Porfirio Díaz y Manuel González” (2007, con Felipe Calderón), “Posada, mito y mitote. La caricatura política de José Guadalupe Posada y Manuel Alfonso Manila” (2009, también con Calderón) e “Historia de un país en caricatura. Caricatura de combate 1821-1872” (2013, en la administración de Enrique Peña Nieto). Todos estos, afirmó, están agotados.

“Puede quedar alguno perdido, pero ya no hay en bodegas. Para efectos comerciales de nuestra editorial, están agotados, con rangos de venta muy satisfactorios”, añadió.

 Rafael Barajas. Foto: Cuartoscuro.com.

Ya en la actual administración, indicó, publicaron “El linchamiento gráfico de Francisco I. Madero” (2019), de cuyo tiraje de dos mil piezas, aseguró, quedan 300, y esperan tener en noviembre “Caricaturistas precursores de la Revolución Mexicana”

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

“Efectivamente es un costo de producción elevado, pero las ventas justifican esta inversión”, dijo Salmerón Sangines, quien expuso que el precio se debió a que buscaron  

mantener el libro en el formato que los cinco anteriores, “para que tuviera coherencia temática con la colección”, aunque reconoció que quitaron la pasta dura, además de eliminar páginas a color.  

“Este nuevo tendrá un porcentaje menor de imágenes a color, tendrá un pliego a color, pero uno menor a los anteriores libros. Estas caricaturas muchas eran en blanco y negro y pudimos evitar poner color”, añadió, además de insistir en que auguran éxito comercial y económico, porque aseveró que las propuestas previas fueron bien recibidas por la academia, sin conocer el costo de impresión que implicaron las obras de “El Fisgón” publicadas en los sexenios previos en el FCE ni los márgenes de ganancia. 

El precio de venta al público aún no está definido, pero los anteriores libros oscilan entre los 450 y 900 pesos, según los registros de la agencia ISBN del Instituto Nacional de Derechos de Autor (Indautor), contrastante con el discurso de Paco Ignacio Taibo II, director del Fondo, sobre los precios bajos de los libros y la inversión en ediciones por parte del sector público.

“Un joven no puede tener que elegir entre leer o comerse una torta”, dijo recientemente a El País, medio ante el cual sostuvo que los libros en general son demasiado costosos y su precio debería disminuir.

Luis Arturo Salmerón, hermano de Pedro Salmerón, historiador que fue rechazado como embajador de Panamá en medio de críticas por señalamientos de acoso en su contra y que publicó en 2021 “La batalla por Tenochtitlan” en el FCE, consideró que no era un cuestionamiento para él la coincidencia en el discurso de “austeridad republicana” de la actual administración federal y las menciones de Taibo sobre los precios de los libros, entre las cuales están “tenemos que hacer una revisión del viejo Fondo para hacer ajustes de precios a la baja y no a la alta” al presentar el balance de 2022, y la inversión en una edición que supera los dos millones de pesos. 

Las especificaciones del contrato. 

TIRAJE

La obra impresa fue incorporada a la colección Tezontle del FCE, con un tiraje de 2 mil 500 ejemplares por cada uno de sus dos tomos. El costo por cada tomo ascendió a 1 millón 136 mil 166.64 pesos. En las cláusulas del contrato CNAJ-DDA-CCOPUBL/351/2022 se establece que el tamaño final es de 19×27 centímetros, tintas 1×1, papel cultural de 90 gramos y encuadernación rústica.

El costo de la coedición equivaldría a pagar mil 720 servicios, cada uno valuado en mil 204.40 pesos, de narraciones lúdicas (función de cuentacuentos) de obras para niños y jóvenes en eventos del FCE en librerías y ferias, así como escuelas públicas y otros espacios para promover libros del catálogo infantil y juvenil, uno de los contratos por gasto no operativo transparentados por el Fondo, disponible en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT).

El recurso destinado en la obra del “Fisgón” también representa 70% del costo del programa anual de reimpresiones 2023 del FCE en cuanto a obras infantiles (2 millones 969 mil 20 pesos) sólo que ésta incluye 82 mil libros con acabados especiales, como el tipo board book o cartolibro de dobles páginas empalmadas, con esquinas redondas y forro, con suajes de media luna para “El conejito soñado”, de Malika Doray (7 mil 500 cajas con un total de 37 mil 500 cartolibros), o el arillo metálico, con una base tipo calendario (atril) en carné y 12 páginas que brillan en la oscuridad para “Nocturno”, de Isol, del que se requirieron 22 mil ejemplares y cuyo precio comercial en librerías es de 360 pesos, entre otros.

Salmerón consideró que no es adecuado comparar el costo de una compilación “de 650 páginas”, en referencia a “Caricaturistas precursores de la Revolución Mexicana”, con otras “de 40, 50 o cien páginas” como las seleccionadas para reimpresión; no obstante, estas cuentan con características especiales que también implican costos superiores a la impresión convencional.

El acuerdo de coedición entre el FCE y el INAH refiere que el Fondo, que posee la titularidad de los derechos sobre “Caricaturistas precursores de la Revolución Mexicana”, aportó 91% de los gastos de producción de la obra, cantidad que asciende, de cada uno de los tomos, a un millón 36 mil 166.64 pesos, con Impuesto al Valor Agregado (IVA) incluido.

El Fondo, además encargado del trámite del ISBN, la gestión editorial y supervisión de la producción industrial, está obligado a pagar el 10% a Rafael Barajas por concepto de regalías, “relativas a los ejemplares que le corresponden, por cada uno de los tomos”, además de poner a disposición del INAH los libros que se le asignarían a esta instancia federal por el acuerdo de colaboración (225 por tomo).    

El Instituto, por su parte, puso 100 mil pesos para la impresión de cada tomo, divididos en dos emisiones (50% al firmar el contrato y el otro 50 al recibir su porcentaje de ejemplares, con lo cual podía colocar su logo, además de que también se responsabilizaba por el trámite respectivo de ISBN (Standark boob number, para la identificación de ediciones)). También le correspondía, proporcional a su porcentaje, pagar 10% de regalías al autor, sólo que en su caso es en especie, por lo que debería entregarle 22 de sus 225 libros de cada tomo.

El FCE igualmente (no por regalías) le otorgará 20 piezas más al “Fisgón” y apartó 40 para promoción. En ambos casos, por cada tomo.

Salmerón destacó que el autor no recibió anticipo por la obra, sino que los pagos vendrán hasta que comiencen los reportes de ventas, lo cual, señaló, también es una forma de economizar y reducir costos.

El contrato signado el 2 de agosto de 2022 señala que éste culmina cuando se agote el tiraje de 5 mil ejemplares de los tomos I y II de “Caricaturistas precursores de la Revolución Mexicana”, que deberá estar listo en los doce meses siguientes a la firma del acuerdo y se comercializará en librerías Educal y en puntos de venta del INAH.

Para este 2023, el Fondo de Cultura Económica destina 8 millones 569 mil 964 pesos en impresión en obras de pasta dura de los programas editoriales de novedades y de reimpresión, que considera, en total, 144 mil 500 ejemplares de obras como “Julieta y su caja de colores”, de Carlos Pellicer López (cuatro mil ejemplares de 40 páginas de 24 x 29 cm), “Bestiario de seres fantásticos mexicanos”, de Norma Muñoz Ledo (cuatro mil ejemplares de 56 páginas a 19.7 x 26.5 cm), “Sobre cultura femenina”, de Rosario Castellano (tres mil ejemplares de 232 páginas tamaño 11 x 17 cm) y “Yo soy mi casa”, de Guadalupe Amor (dos mil 500 ejemplares de 448 páginas 11 x 17 cm), entre otras.

En este contrato no se desagrega el valor de impresión o reimpresión de cada obra, debido a que cada una tiene características diferentes en cuanto a tamaño, páginas, entre otros, pero si se dividen los 8.5 millones de inversión entre los 144 mil 500 ejemplares adquiridos, el promedio es de 59.30 pesos. En tanto, el valor de producción de cada pieza de “El Fisgón” fue de 454.4 pesos, según el contrato, que marca un estimado de 512 páginas para el primer tomo y 448 para el segundo. 

El subgerente de Contenidos Editoriales del FCE insistió en que la obra de Rafael Barajas “es de interés de los lectores e interés histórico; reducimos los costos lo más posible al quitar la pasta dura y pliegos a color. Es una inversión que es muy fácil recuperar. No se le pagó ningún anticipo. El único pago contemplado es el normal a cualquier autor una vez que se reporten ventas”.

Hasta el momento, acotó, no han definido el precio de venta al público, “hasta que el libro está finalmente impreso”, para sacar los “costos de producción, aportaciones de quienes hayan participado como coeditores”, entre otros rubros.

La obra es descrita como una crónica de los empeños y desgracias de periodistas e ilustradores que representan la prensa contestataria y crítica. La sinopsis dice que “los dos tomos que confirman ‘Caricaturistas precursores de la Revolución Mexicana’ recogen los testimonios escritos y gráficos de tres publicaciones de la época: ‘El Hijo del Ahuizote’, ‘El Colmillo Público’ y ‘El Ahuizote Jacobino’. La genealogía del ideario prerrevolucionario propuesta por Rafael Barajas, ‘El Fisgón’, ilustra las condiciones por las que tuvieron que pasar el periodismo y la caricatura en México para ejercer su derecho a la libre expresión”.
Rafael Barajas Durán, mejor conocido como “El Fisgón” (Ciudad de México, 1956), es caricaturista desde hace casi tres décadas. Bajo el sello del FCE ha publicado libros para jóvenes como “Amadís de anís… Amadís de codorniz” (1995), “Travesuritis aguda” (2006), “La peor señora del mundo” (2010) y “¿Me planchas mi elefante, por favor?” (2018).

Activista del obradorismo, también es uno de los 21 personajes elegidos por el partido Movimiento de Regeneración Nacional para redactar el “Proyecto de Nación” que le dé continuidad a la denominada Cuarta Transformación con miras al sexenio 2024-2030.

@axelchl

Powered by Froala Editor

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Áxel Chávez



Manuel Buendía, 40 años de un mayo negro

Aún ahora es incierto el móvil del asesinato de Manuel Buendía, pero sabemos que el objetivo evidente consistió en silenciarlo por los diversos temas de los que escribía.

Hace 4 horas

La estafa de La Estafa: FGR y auditores negociaron sobornos para sabotear casos y encubrir a beneficiarios 

Testimonios, un audio –en exclusiva– y miles de documentos revelan las mecánicas de extorsión, encubrimientos, y tráfico de influencias que dejaron impune al principal operador de la Estafa Maestra pese al cúmulo de evidencia. Uno de los fiscales, separado por sospecha de corrupción, es ahora un director de justicia en la Segob.

Hace 4 horas