Dólar16.56

Del Culiacanazo 1 al 2: las cifras de la violencia en Sinaloa y el factor Biden

Mil 176 días después las tendencias delictivas en tres delitos del fuero común: homicidios, secuestro y narcomenudeo, pero aumentaron en extorsión, amenazas y evasión de presos; en el fuero federal, los Delitos Contra la Salud cayeron, en tanto que los de Delincuencia Organizada se incrementaron; la misma incertidumbre y pánico privó en la población, pero algunos atribuyen al factor Biden al éxito de la operación

Por Emequis
1 / 06 / 23

EMEEQUIS. Mil 176 días después de uno de los días que más han aterrorizado a las y los sinaloenses, un “Culiacanazo 2” cimbró a la capital del estado ubicado en el noreste del país tras la detención de Ovidio Guzmán López, hijo del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Nuevamente en jueves, Culiacán tuvo que resguardarse en casa, y en donde se pudiera, de los enfrentamientos, bloqueos, explosiones y balas que pusieron en riesgo la integridad de cientos de ciudadanos desde primera hora.

La similitud del terror que prevalece en el estado con la del primer “Culiacanazo” ocurrido en el país es difícil de ignorar, por lo que este 5 de enero ya fue bautizado como la segunda parte de la historia.

Guzmán López fue transferido a la Fiscalía Especializada en Materia de Delincuencia Organizada de la Fiscalía General de la República, la FEMDO en la Ciudad de México, y posteriormente internado a el penal de alta seguridad del Altiplano, donde esperará que se resuelva el proceso en torno a la orden de detención con fines de extradición impulsado por el gobierno de Estados Unidos, cuyo presidente llega este domingo a visitar a su homólogo Andrés Manuel López Obrador. 

TE RECOMENDAMOS: REPORTAN CAPTURA DE OVIDIO GUZMÁN DÍAS ANTES DE LA LLEGADA DE JOE BIDEN

¿Qué tanto ha cambiado Sinaloa del primer al segundo “Culiacanazo”? ¿La violencia ha aumentado o disminuido? ¿Cuántas carpetas de investigación se han registrado en el estado? EMEEQUIS revisó los informes oficiales de incidencia delictiva en la entidad.

De acuerdo con lo encontrado en los delitos del fuero común reportados en el Informe de Incidencia Delictiva, en tres delitos el número de carpetas de investigación fue a la baja. Los homicidios pasaron de 1,407 en 2019 a 1,004 en 2022, las carpetas por secuestro pasaron de 6 a 4 y por narcomenudeo de 614 a 139.

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

En otros delitos del fuero común, las carpetas aumentaron: en el caso del delito de extorsión hay un aumento de 46 en 2019 a 61 en 2022, en amenazas de 653 a 1,530 y en evasión de presos, las carpetas pasaron de 0 a 1, destacando el año 2021 cuando hubo 4 carpetas.

Por otra parte, en el caso de los delitos del Fuero Federal, las carpetas por delitos contra la salud pasaron de 534 a 369 y en el caso de Otros delitos previstos en la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada el aumento pasó de 4 carpetas en 2019 a 7 en 2022.

¿QUÉ PASÓ EN EL PRIMER “CULIACANAZO”?

El 17 de octubre de 2019 a las 2:50 pm empezaron las agresiones de grupos delincuenciales hacia las fuerzas de seguridad y en Culiacán luego de que dos horas antes se presentara un informe para solicitar una orden de cateo en un domicilio al que más tarde llegaría el hijo de “El Chapo”.

Por más de cinco horas, Culiacán fue el epicentro del terror donde se registró la retención de personal militar, agresiones, quema de vehículos, fuga de internos en el penal Aguaruto y bloqueos en calles por parte del narcotráfico.

La tregua a las agresiones y violencia en Sinaloa se dio luego de que el Gabinete de Seguridad, apoyado por el presidente López Obrador, decidiera dar fin a los operativos y se liberara a Ovidio Guzmán.

Ese mismo día, el presidente notificó que la determinación de liberar al hijo de “El Chapo” fue debido a que “muchos ciudadanos, personas y seres humanos estaban en riesgo”, por lo que “se decidió proteger la vida de las personas”.

Dos semanas después del “Culiacanazo”, fue presentado un video de la detención temporal de Ovidio, donde podía observarse cómo éste fue sometido por las autoridades federales mientras el propio hijo del capo daba órdenes de parar todo pues “ya se había entregado”.

LOS DOS “CULIACANAZOS” Y EL FACTOR EU

Desde la primera hora en que fue notificado el incidente en Culiacán, aunque pasaron más de tres años, fue inevitable traer a la mente el primer jueves negro, igualmente ocurrido en el sexenio de Andrés Manuel López Obrador.

Otra de las similitudes con el “Culiacanazo” fue la confusión en redes sociales, y la tardanza por parte de las autoridades federales para confirmar que los hechos estaban involucrados con el hijo de “El Chapo” Guzmán. En 2019, pasaron seis horas y media entre los primeros incidentes y la confirmación que Ovidio fue liberado, mientras que este 5 de enero pasaron aproximadamente cinco horas desde que el gobierno sinaloense pidió a la población no salir de casa y que el Gabinete de Seguridad notificara sobre la detención.

Sin embargo, la mayor diferencia está entre la liberación y la detención de Ovidio, hecho que ha generado suspicacia entre la población y la oposición, quienes en su mayoría celebraron la captura.

Asimismo, entre los factores que se destacó de la detención de Ovidio estuvo el hecho de que en cuatro días el presidente Joe Biden visitará México, por lo que ésta fue calificada como un “regalo” para el mandatario estadounidense.

Así lo infirió el expresidente Vicente Fox quien tuiteó “¿Será el regalo para Biden?”, mientras que por su parte el analista Sergio Aguayo subrayó el hecho que en cuestión de horas Ovidio Guzmán fue detenido y posteriormente se confirmó -a través del canciller Marcelo Ebrard- que el presidente Joe Biden aterrizará en el AIFA.

 Por su parte, la periodista Peniley Ramírez informó que el gobierno estadounidense aportó datos clave para la captura de Ovidio.

Asimismo, tal como reportó EMEEQUIS, medios estadounidenses calificaron a Ovidio como traficante de fentanilo. Medios como el Washington Post detallaron que Guzmán se convirtió como el “principal proveedor de fentanilo de Estados Unidos, superando a China, hecho que ha alarmado a las autoridades estadounidenses”, pues tan solo en 2022 se logró el aseguramiento de 379 millones de dosis.

Esta droga, calificada por la Administración para el Control de Drogas en Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) como un arma de destrucción masiva debido a que es mucho más adictiva que la heroína y basta con dos miligramos para matar a una persona, ha dejado más de cien mil muertes por sobredosis en el país norteamericano al año.

Informes de la DEA señalan que dos miligramos son suficientes para quitarle la vida a un consumidor; por ello, es la droga más adictiva que la heroína, lo que la convierte en la droga más letal del mundo. 

@emeequis

Powered by Froala Editor

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Emequis



“Requetebién” marcha de la Marea Rosa y el Tercer Debate: AMLO

El presidente López Obrador dijo que a México le fue “requetebién”, en la marcha y el debate, aunque también reconoció que hubo algunos “incidentes menores”.

Hace 3 horas

Xóchitl Gálvez y la fuerza de la Marea Rosa

Este domingo, de nueva cuenta, los ciudadanos de la Marea Rosa demostraron capacidad de movilización en el Zócalo de la CDMX y en 100 plazas del país.

Hace 5 horas