Logo MX

Precio
dólar

Investigaciones

Apuestas obradoristas 2022: batallas internas por las candidaturas de 6 estados

Son 37 aspirantes que van por las candidaturas de la 4T para Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Tamaulipas, Oaxaca y Quintana Roo, 35 de Morena, uno de PT y otro de PVEM, entre desconfianza en las encuestas y pleitos frontales. Sólo 11 son morenistas químicamente puros, 25 han tenido otras militancias, 12 pasaron por el PRI, tres por el PAN. Radiografía de sus méritos y lastres.

Por ESPECIAL EMEEQUIS
17 dic 2021

#Aspirantes4T2022
Alejandro González Yáñez (Durango), Susana Harp (Oaxaca), Maki Ortiz Domínguez (Tamaulipas) y Luis Alegre Salazar (Quintana Roo), algunos de los aspirantes. Fotos: Especial.

Por Esteban David Rodríguez y Axel Chávez


EMEEQUIS.– El proceso de selección de candidatos obradoristas a las gubernaturas que habrán de disputarse en 2022 –Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Tamaulipas, Oaxaca y Quintana Roo– ha librado su segunda aduana, a la que han sobrevivido 37 aspirantes.

La madriguera obradorista ha querido administrar con cautela las ilusiones. Se habían apuntado dentro de Morena 153 aspirantes a las nominaciones, pero la primera criba, concretada en noviembre, dejó a sólo 24 en pie, cuatro por estado.

Y al arranque de diciembre tuvo lugar la segunda eliminatoria, a partir de los acuerdos de Morena con sus coaligados: PVEM, PT y Nueva Alianza (Panal). El cónclave arrojó un nuevo número el martes 7, pues se sumaron 15 aspirantes y fueron eliminados dos: el baladista Francisco Xavier Berganza, que pretendía una tercera candidatura al gobierno estatal, pues antes tuvo dos por el PAN (1999 y 2016); y la senadora Guadalupe Martínez Vázquez, de Aguascalientes. 

TE RECOMENDAMOS: EL SUBSECRETARIO DE AMLO CON OSCURO PASADO DE CONTRATISTA EN ÉPOCA DE PEÑA NIETO

De los 37 aspirantes resultantes, sólo dos provienen de los partidos coaligados: Alejandro González Yáñez (Durango) del PT y Cuauhtémoc Ochoa Fernández (Oaxaca), del PVEM.

Los 35 restantes pertenecen a Morena, aunque sólo una decena son morenistas químicamente puros, pues 25 arrastran un pasado con una, dos, tres y hasta cuatro militancias previas. Del total, 13 pasaron alguna vez por el PRD, 12 por el PRI y tres por el PAN.

El promedio de edad es de 53 años, y en cuanto a escolaridad, la mayoría (21) cuenta con licenciatura, aunque en los extremos hay cuatro con doctorado, dos con preparatoria y uno más sin referencias académicas de ningún orden; 25 tienen experiencia legislativa local, federal o ambas, y de estos, 15 han formado parte del bloque oficialista del Congreso de la Unión en la actual y/o en la anterior legislatura.   

 

⇧ MICROSITIO INTERACTIVO ⇧


A partir de una revisión exhaustiva de las trayectorias y los acentos de sus vidas, EMEEQUIS presenta en esta entrega un esbozo de los perfiles de los afortunados semifinalistas, que se aprestan a enfrentar el filtro final en febrero próximo, cuando los seis elegidos resulten triunfadores en las encuestas.

Estos librarán una lucha encarnizada con sus opositores por los palacios de gobierno en juego. El dirigente panista Marko Cortés proclamó hace unas semanas que su partido sólo tenía posibilidades reales de ganar en Aguascalientes.  

Pero apenas al arranque de diciembre, el líder morenista en el Senado, Ricardo Monreal Ávila, declaró ―como en un espejo de las palabras del dirigente panista― que en todas las plazas en disputa en 2022, Morena tiene conflicto.

Consideró, en una entrevista con Brozo, que “las encuestas están desgastadas, no hay transparencia, no son confiables, generan mucha duda y suspicacia” y que “de las seis entidades federativas en las que hay proceso interno, hay problemas en las seis, y si no se tiene cuidado con la selección, va a haber división y rupturas”.

No es el único en pensar así. Entre los aspirantes ya están saltando los primeros que quieren cuentas claras, como la bejaranista Flavia Narváez (Aguascalientes), que ha llevado un oficio al consejo nacional en el que pide transparencia sobre todo lo relacionado con las encuestas: población objetivo, tamaños de muestra, variables, indicadores sobre el error de muestreo, método de estimación de resultados de cada pregunta, fechas de recolección, por mencionar sus dudas más acuciantes.

SÚPER CHAPULINES

Más de dos tercios de los aspirantes a las nominaciones obradoristas a las gubernaturas ha representado o ha militado en dos o más partidos, es decir 25 de 37 precandidatos.

El que más militancias acumula es José Ramón Enríquez (Durango), quien ha pasado por PRI, PRD, Convergencia, MC y Morena. 

Lo siguen, con cuatro militancias, Marybel Villegas Canché (Quintana Roo), que ha vestido las casacas del PRI, PAN, PRD y Morena.

Con tres militancias están, de Tamaulipas, Olga Patricia Sosa, quien saltó del PRI al PES y de ahí a Morena; y Héctor Martín Garza González, que surgió en el PRI, pasó al PRD y acabó en Morena. Además, Nora Ruvalcaba (Aguascalientes), que ha pasado por el PRD, MC y Morena; Laura Beristain Navarrete (Quintana Roo), que ha pasado por el PRD, el PT y Morena; y Raúl Bolaños-Cacho Cué, que pasó por el PRI, el PVEM y Morena. 

Tienen dos militancias en su haber 16 de los aspirantes: de Oaxaca, Irma Juan Carlos (PRD y Morena), Salomón Jara Cruz (PRD y Morena), y Armando Contreras Castillo (PRD y Morena); de Durango, Alma Marina Vitela Rodríguez (PRI y Morena), y Maribel Aguilera Cháirez (PRI y Morena); de Tamaulipas, José Ramón Gómez Leal (PAN y Morena), Américo Villarreal (PRI y Morena), Rodolfo González Valderrama (PRI y Morena), María Esther “Maki” Ortiz Domínguez (PAN y Morena); y de Aguascalientes, Karla Arely Espinoza Esparza (Morena y Partido Libre de Aguascalientes, PLA).

De Hidalgo, Abraham Mendoza Zenteno (PRD y Morena), Simey Olvera Bautista (PRD y Morena), Cuauhtémoc Ochoa Fernández (PVEM y Morena), Julio Menchaca Salazar (PRI y Morena), y Navor Rojas Mancera (PRD y Morena). De Quintana Roo, José Luis Pech Várguez (PRI y Morena).

Solamente 11 son morenistas “químicamente puros”, es decir, no registran en sus historiales militancia previa a la de Morena. En esa naturaleza destaca Aguascalientes, con cuatro de sus seis precandidatos: Daniel Gutiérrez Castorena, Aldo Emannuel Ruiz Sánchez, Flavia Narváez Martínez y Arturo Ávila Anaya.

Además están, de Quintana Roo, Luis Javier Alegre Salazar, aunque proviene de una familia priísta y fue colaborador del gobierno de Ernesto Zedillo; y María Elena “Mara” Lezama Espinosa, que pasó directamente de la locución radiofónica a la política; de Hidalgo, Lisset Marcelino Tovar y María Merced González; Adrián Oseguera Kernion, de Tamaulipas, y Susana Harp, de Oaxaca. 

NO TAN TIERNOS

En general, los aspirantes obradoristas a las gubernaturas en juego no gozan de la lozanía de la juventud, pero tampoco alcanzan el veteranato que dominó entre sus correligionarios en la elección de junio. 

La mayoría son cincuentones: Susana Harp, Irma Juan Carlos y Armando Castillo, de Oaxaca; Alma Marina Vitela Rodríguez y José Ramón Enríquez, de Durango; Luis Javier Alegre, María Elena Hermelinda “Mara” Lezama Espinosa, de Quintana Roo; Francisco Xavier Berganza Escorza y Abraham Mendoza Zenteno, de Hidalgo; Nora Ruvalcaba de Aguascalientes, y María Esther “Maki” Ortiz Domínguez.    

Siete están en la cuarta década de sus vidas: Flavia Narváez Martínez y Arturo Ávila Anaya, de Aguascalientes; Maribel Aguilera Cháirez (Durango), Freyda Maribel Villegas Canché (Quintana Roo), Lisset Marcelino Tovar (Hidalgo) y Olga Patricia Sosa Ruiz (Tamaulipas).

Sólo hay cinco sesentones en el grupo: Américo Villarreal Anaya y Rodolfo González Valderrama, de Tamaulipas; Daniel Gutiérrez Castorena (Aguascalientes) y Salomón Jara Cruz (Oaxaca). 

Únicamente hay dos aspirantes treintones: Karla Arely Espinoza Esparza de 30 años, y Aldo Emmanuel Ruiz Sánchez, de 34, ambos de Aguascalientes. También hay uno mayor de 70, Santiago David Fierro Martínez (Durango).

HAY DOCTORES, PERO TAMBIÉN CON PREPA

Cuatro de los aspirantes morenistas tienen estudios doctorales: el ingeniero químico Santiago David Fierro (Durango) es doctor en economía por el Instituto Nacional de Moscú.

El ingeniero industrial José Luis Pech Várguez (Quintana Roo), cuenta con un doctorado en administración por el Centro de enseñanza Superior de Negocios Jouy-En Josas, de París; administrador público, Daniel Gutiérrez Castorena (Aguascalientes) es doctor en estudios sociales por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM); y Rodolfo González Valderrama (Tamaulipas) es doctorante en sociología, por la UNAM. 

Nueve de los postulantes cuentan con maestría. De Oaxaca, la psicóloga Susana Harp es maestra en programación neurolingüística; la bióloga Irma Juan Carlos tiene una maestría en manejo y conservación de bosques tropicales y biodiversidad; y el economista Benjamín Robles Montoya tiene maestría en administración pública.

De Tamaulipas, la cirujana María Esther “Maki” Domínguez tiene maestría en gobierno; Olga Patricia Sosa es administradora y tiene maestría en administración pública; el cirujano Américo Villarreal, cuenta con maestría en ciencias médicas; y Juan Ramón Gómez Leal señala una maestría en administración de empresas, aunque no hay indicios de su licenciatura en el Registro Nacional de Profesionistas.

Y de Aguascalientes, el abogado Arturo Ávila Anaya tiene maestría en dirección de negocios.

Con nivel licenciatura hay dos abogadas, Maribel Aguilera Cháirez (Durango) y Freyda Marybel Villegas Canché (Quintan Roo);y dos cirujanos, Abraham Mendoza Zenteno (Hidalgo) y José Ramón Enríquez (Durango).

Están además la comunicóloga, María Elena Hermelinda “Mara” Lezama (Quintana Roo); la contadora pública María Merced González (Hidalgo); el economista, Armando Contreras Castillo (Oaxaca); la licenciada en educación media, Nora Ruvalcaba (Aguascalientes); el ingeniero industrial Luis Javier Alegre (Quintana Roo), el químico industrial, Salomón Jara (Oaxaca), y la administradora de empresas Lisset Marcelino Tovar (Hidalgo). 

Están también Alma Marina Vitela, que cuenta con estudios técnicos de enfermería; y hay dos aspirantes con nivel medio superior: Aldo Emmanuel Ruiz Sánchez y Karla Arely Espinoza Esparza. Ruiz reporta hallarse cursando estudios de licenciatura, y la ficha de Karla Arely en el ayuntamiento de Jesús María señala como tope académico de la regidora la preparatoria, a 2020.

SIETE VIENEN DEL GOBIERNO FEDERAL 

De los postulantes obradoristas, 12 cuentan con experiencia administrativa en instancias federales, 21 a nivel estatal, y cinco a nivel municipal.

De los primeros, siete han tenido posiciones en el gobierno de AMLO, entre ellos cinco personajes que se han desempeñado como delegados de programas federales de la Secretaría del Bienestar, es decir, han manejado el dinero de los programas sociales en las entidades que buscan gobernar.

En Tamaulipas hay dos aspirantes que pasaron por ese cargo, José Ramón Leal, que desempeñó el puesto de 2018 a 2021, y Rodolfo González Valderrama, que dejó la dirección de Radio, Televisión y Cinematografía (RTC) de la secretaría de Gobernación (Segob) para relevar a Leal.

En Aguascalientes están además Aldo Ruiz Sánchez, que ocupó la delegación de los programas del Bienestar de 2018 a 2021 y Nora Ruvalcaba, que relevó al primero éste año.

Y en Hidalgo está Abraham Mendoza Zenteno, que ocupa una posición semejante desde el arranque del sexenio. 

Tres más provienen también de la gestión obradorista, pero de otras posiciones. Destaca entre ellos Héctor Martín Garza González (Tamaulipas), quien ha pasado en la actual gestión por tres secretarías: fue titular de la Unidad de Administración y Finanzas de la Secretaría de Educación Pública (SEP) de 2018 a 2020; después ocupó el mismo cargo en la Segob (2020-21); y actualmente es titular de la Unidad de Políticas de Recursos Humanos de la Administración Pública Federal en la Secretaría de Economía (2021-).

Y en una posición más bien modesta, pero también dentro del gobierno federal, está María Merced González (Hidalgo), que se desempeñó como coordinadora de Siervos de la Nación hasta 2019 en el municipio de Huichapan. Era senadora suplente, pero la titular del cargo, Angélica García, falleció. Desde entonces María Merced es senadora en funciones. 

Pero lo que más describe sus trayectorias es la polémica, la controversia, el cuestionamiento, y su competitividad electoral está también definida por los contextos locales. 

TAMAULIPAS 

La disputa por la nominación a la gubernatura tamaulipeca se encarnizó en Morena mucho antes del arranque del proceso oficial del partido, debido al desprestigio del gobernador panista Francisco Javier García Cabeza de Vaca, y a los expedientes judiciales que enfrenta, lo que convocó a decenas de esperanzados.

Pero la “plaza” se sobrecalentó, además, debido a los enfrentamientos entre grupos delictivos que en el mes de octubre sitiaron a la ciudad de Matamoros bajo una tormenta de sangre y plomo, que culminó con el asesinato de Ariel Treviño, llamado “El Tigre”, líder del grupo criminal conocido como “Cártel del Golfo”.

Por si fuera poco, hacia finales de noviembre, Sergio Carmona Angulo, un empresario ligado a la nomenclatura morenista de Tamaulipas, fue asesinado al estilo de escuela clásica del hampa: le metieron dos tiros mientras lo acicalaban en una barbería de Garza García, Nuevo León.

Como su hermano César, Sergio Carmona era investigado por la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción y por la Fiscalía de la Unidad de Inteligencia Financiera, del gobierno de Tamaulipas, por hechos relacionados con contrabando de hidrocarburos y extorsión a transportistas en inmediaciones de la frontera con los Estados Unidos.

En 2018 y 2021, los Carmona apoyaron las campañas de la mayoría de los hoy representantes populares de Morena, en su mayoría con dotación de unidades de transporte.

Aquel crimen fue el preámbulo de las definiciones en ese partido, que no demoró más y acotó su apuesta a las cartas del senador Américo Villarreal; el delegado de Programas Federales, Rodolfo González Valderrama; la exfuncionaria calderonista y exalcaldesa panista de Reynosa, María Esther Ortiz Domínguez; y la exdiputada local y federal Olga Patricia Sosa Ruiz.

AMÉRICO VILLARREAL, LA HERENCIA

Puede que no esté muy tierno, pero Américo Villarreal Anaya es un junior que a sus 62 años busca entrar en los zapatos que llevó su padre. 

Américo Villarreal Guerra se llamaba el gobernador. Gobernó Tamaulipas entre 1987 y 1993 ―por el PRI, desde luego― durante las administraciones federales de Miguel de la Madrid y Carlos Salinas de Gortari.

Villarreal Guerra no sólo tenía lazos familiares con Juan Nepomuceno Guerra, fundador del Cártel del Golfo ―según se refiere J. Jesús Lemus en su libro El último infierno: más historias negras desde Puente Grande―, sino que además, de acuerdo con insistentes denuncias de prensa de aquella época, dicha organización alcanzó su mayor expansión gracias a la protección de su gobierno. 


Américo Villarreal.


Era una relación que venía de una generación atrás. Villarreal Guerra nombró como subprocurador a Raúl Morales Cadena, hijo Raúl Morales Farías, quien era el abogado de Juan Nepomuceno Guerra ― fundador del Cártel del Golfo―y de su familia.

Fueron los años en que la estructura criminal se imbricó con la jerarquía policíaca al punto de tener en su nómina a destacados narcotraficantes, que incluso eran galardonados. Es el caso del excomandante de la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas, Javier Aguilar Fuentes, un policía de élite capacitado por los sabuesos del Buró Federal de Investigaciones (FBI) de los Estados Unidos.

En 1992, Aguilar Fuentes fue reconocido y condecorado personalmente por el gobernador Américo Villarreal por su desempeño sobresaliente en la investigación y captura de homicidas y extorsionadores, aunque había compañeros que lo comparaban con “Harry El Sucio”, el personaje cinematográfico interpretado por Clint Eastwood. 

Aguilar salió de la policía tamaulipeca en 1999 y pasó a la del Estado de México. Fue capturado en 2004, cuando ya era un contacto clave entre Colombia y la organización delictiva de Osiel Cárdenas Guillén.

Tras el paso de Américo Villarreal Guerra el Cártel del Golfo se fortaleció.  Recomendó a Raúl Morales Cadena con su sucesor en la gubernatura, Manuel Cavazos Lerma. Este promovió a Morales de subprocurador a procurador. El sexenio de Cavazos terminó entre acusaciones de narcotráfico y más de 150 agentes de la policía estatal detenidos.   

Pero Raúl Morales Cadena salvó el pellejo. Fue después magistrado del Supremo Tribunal de Justicia de Tamaulipas, para tres periodos de seis años cada uno que concluyeron en febrero de 2021. Ya no fue reelecto porque la ley se lo impedía.

Américo Villarreal ha explotado la prosapia política que le heredó su padre. En el sexenio de Ismael Hernández Flores ingresó al sector salud estatal como director hospitalario, y en el sexenio de Egidio Torre Cantú (2011-2016) se desempeñó como subsecretario de Salud.

En 2018 apareció súbitamente como militante de Morena y AMLO lo hizo senador. Pero las instituciones encargadas de la seguridad pública en México todavía se confunden con la familia: en abril de 2020, elementos de la Marina aseguraron mil despensas que pertenecían a las operaciones clientelares del senador Villarreal Anaya y que los marinos “las confundieron con las que andaba repartiendo el Cártel del Golfo”. 

RODOLFO GONZÁLEZ: SALINISTA Y MONREALISTA 

El abogado y sociólogo Rodolfo González Valderrama es otra de las fichas obradoristas. Fue director del Centro de Estudios Municipales del gobierno de Tamaulipas durante la gestión de Américo Villarreal Guerra.

De ahí saltó al gobierno federal: se desempeñó como subdirector de Difusión de Comunicación Social de la Presidencia de Carlos Salinas Gortari, cuando el titular de esa área era Otto Granados Roldán.

Cuando Granados se fue de gobernador a Aguascalientes, en 1992, González Valderrama asumió la Coordinación General de Comunicación en la Presidencia.

Cercano a Manuel Camacho Solís ―regente capitalino y canciller durante la administración salinista―, González Valderrama fue cónsul en Dallas y asesor del grupo negociador del gobierno con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en las postrimerías del salinato.


Rodolfo González Valderrama. 


Su estrella política se apagó hasta que reapareció como representante del gobierno de Zacatecas, bajo la gestión de Ricardo Monreal. En 2015, cuando éste último asumió la jefatura delegacional en Cuauhtémoc, en la Ciudad de México, nombró a Rodolfo González como coordinador de Desarrollo Delegacional, primero, y después como director Jurídico y de Gobierno.

Cuando Monreal se fue de campaña en 2018, González Valderrama se quedó como jefe delegacional sustituto.

González Valderrama regresó al gobierno federal con la ola obradorista. En febrero de 2019 asumió la dirección general de RTC y ya en 2021 la delegación de Programas Federales en Tamaulipas. 

MARÍA ESTHER ORTIZ: CACICAZGO FIFÍ

Es una especie de hija natural del calderonismo y el obradorismo. De origen chihuahuense, María Esther Ortiz Domínguez convirtió en marca el diminutivo con que la llaman en su círculo íntimo: Maki. 

Se subió a la política como promotora de la campaña de Diego Fernández de Cevallos, candidato presidencial del PAN en 1994. Fue regidora en 2002, alcanzó una diputación federal en 2003, y presidió la comisión de Salud. Ésta fue su plataforma para saltar al gabinete calderonista, donde se desempeñó como subsecretaria de Salud.

Cuatro años después de concluir su encargo en el gobierno de Felipe Calderón, María Esther Ortiz conquistó la alcaldía de Reynosa, por el PAN, para el periodo 2016 -18. Fue reelecta, y completó su segundo periodo este año.


Maki Ortiz.


Heredó la alcaldía a su hijo Luis Garza Ortiz, de 24 años, que bajo las siglas de Morena consiguió la oficina a la que llegó su madre por el PAN.

La única experiencia pública del joven alcalde es aquella con que le dotó su propia progenitora: ocupó por casi seis años la dirección del DIF de Reynosa. Sus calificaciones no eran las más adecuadas pero sí suficientes a ojos de María Esther: Luis estaba ubicado entre los 50 prospectos por la American Junior Golf Association, como miembro de la agrupación South Texas Golf MVP.

Carlos heredó, a su vez, el cargo de director del DIF, a su padre: Carlos Luis Peña Garza, un exfuncionario de Caminos y Puentes Federales (Capufe) y subdelegado del IMSS en Tamaulipas durante el sexenio de Peña Nieto.

La acaudalada familia completará 9 años con el control de la alcaldía en 2024, pero quieren más: la gubernatura.

JOSÉ RAMÓN GÓMEZ LEAL, EN BUSCA DE UNA TRANSICIÓN PACTADA

José Ramón Leal es el cuñado del gobernador panista, Francisco Javier Cabeza de Vaca.

Empresario hotelero, restaurantero, transportista y logístico, José Ramón Leal proviene de una familia con un sitio sólido en el panismo tamaulipeco. Su hermana Mariana Gómez Leal es esposa del gobernador panista y presidenta del DIF en el estado.

Su prima, María del Pilar Gómez Leal, fue diputada local por el PAN y alcaldesa sustituta de Ciudad Victoria. El mismo José Ramón fue diputado local blanquiazul de 2009 a 2012. 

Pero después, presuntamente, se fue distanciando del partido y de la familia. En 2016 fue candidato independiente a la alcaldía de Reynosa ―contendió frente a María Esther Domínguez ― y en 2018 apareció en las filas de Morena. Era el rompimiento total con su pasado panista y con la familia. 


José Ramón Gómez Leal. 


Poco después fue nombrado delegado de Programas Federales del Bienestar en Tamaulipas.

A pesar del publicitado distanciamiento, la ley lo sigue vinculando a José Ramón con su hermana y su cuñado, el mandatario estatal. En mayo de 2021, en el contexto de las indagatorias de Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda (SHCP) contra Cabeza de Vaca, la dependencia aseguró las cuentas bancarias de 25 personas del círculo del mandatario Tamaulipeco, que incluyó a su José Ramón Gómez Leal. 

ADRIÁN OSEGUERA KERNION, EXTRAÑO PASADO

Es un empresario constructor. Su único antecedente político es su abuelo paterno, Abel Oseguera Álvarez, quien fue senador por Tamaulipas de 1940 a 1946, en tiempos del general Lázaro Cárdenas. 

Sin otros antecedentes, en 2018 surgió como candidato de Morena a la alcaldía de Ciudad Madero, que ganó; y refrendo en 2021. 

En 2018, cuando era candidato a la presidencia municipal, apareció información sobre sus propiedades en Texas: una residencia en Sharyland Pantation, en San Rafael Mission, Texas, donde también poseía una constructora.

Él sólo admite ser asesor financiero de K.O. Concretos S.A., que fundó Altamira en 2008. De los que no hay referencias de ningún orden es de sus antecedentes académicos. 

OLGA PATRICIA SOSA, CREATIVA

Tampiqueña, es fundamentalmente sindicalista, pues es secretaria general del Sindicato de Trabajadores de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (FADU-UAT).

En el gobierno del priísta Eugenio Hernández Flores fue directora del Instituto Tamaulipeco de la Mujer (2009-10), y ese fue su boleto para la participación partidista.

En ese mismo periodo se desempeñó como presidenta del Organismo Nacional de Mujeres Priístas (ONMPRI) en Tamaulipas. En 2013, el tricolor la hizo diputada local (2013-16), y en 2018 llegó a la Cámara de Diputados federal por el PES, dentro de la alianza obradorista. Ya en el comienzo de la legislatura se pasó a Morena. 

Ha sido criticada por algunas de sus propuestas legislativas, como la que buscaba prohibir el uso de apodos de "ladies" y "lords" para hacer escarnio de personas (2019) que hicieran gala de prepotencia.

QUINTANA ROO 

La criba morenista alumbró cuatro perfiles en esta entidad: el exdiputado federal y empresario Luis Alegre Salazar; a la polémica alcaldesa de Benito Juárez (Cancún), María Helena Hermelinda “Mara” Lezama Espinosa; a la no menos controvertida senadora Freyda Maribel Villegas Canché, y a su compañero de escaño, José Luis Pech Vázquez.

El acento local es que al menos tres de los gallos, los de mayores posibilidades acaso, poseen los atributos más apreciados por la casa: cuestionamientos y controversia. 

ALEGRE, UN NEOLIBERAL CON SANGRE CACIQUIL        

Luis Javier Alegre Salazar reúne en su historia dos condiciones contrastantes: tiene una trayectoria en el mundo financiero de Nueva York, y es el retoño político de uno de los caciques de los de antes, esos que sólo sabía dar el PRI. 

Alegre Salazar es hijo del octogenario empresario radiofónico Gastón Alegre López, un abogado que ha sido contratista de los gobiernos de Quintana Roo desde los años ochentas del siglo XX.

Gastón Alegre fue coordinador en ese estado de las campañas presidenciales de Adolfo Ruiz Cortines, Adolfo López Mateos, y Miguel de la Madrid.  


Luis Javier Alegre.


A finales de los 70s, Alegre López se ubicaba en el grupo político de quien probablemente ha sido el más corrupto jefe de la policía en la historia de la capital del país, Arturo Durazo Moreno, llamado, “El Negro”.  

En su libro, Lo negro del Negro (Editorial Posadas, 1983), José González González, jefe de ayudantes del mando policíaco, refiere que Alegre López era el abogado personal de Durazo, además de socio, junto con el entonces regente capitalino, Carlos Hank González, en el negocio de ‘Reino Aventura’, un parque de diversiones ubicado en el sur de la ciudad de México, en predios donde años más tarde operaría Six Flags. 

Desde 1983, Gastón Alegre es concesionario de XHNUC (Radio Turquesa), empresa líder del mercado radiofónico en el Caribe mexicano, con ocho frecuencias. A partir de entonces aceleró su expansión económica, que incluiría los sectores radiofónico, televisivo, publicitario, inmobiliario, y hotelero. 

Sin embargo, la joya más preciada de su imperio era la Isla Tizapal, un paraíso privado de más de 91 mil metros cuadrados en las aguas vírgenes de Punta Herrero, dentro de la reserva de la biósfera de Sian Ka’án. El dominio de don Gastón sobre la isla fue reconocido durante décadas por los gobiernos priístas de Quintana Roo, hasta que en 2005 el gobierno de la República comenzó a disputar la propiedad al empresario radiofónico, a quien finalmente ganó el litigio en 2009. 

No le sirvió ser asesor del gobernador Félix González Canto (2005-11) para retener su paraíso caribeño. Quizá para consolarlo de la pérdida, el mandatario nombró una avenida de Isla Mujeres en honor del empresario. 

Años más tarde, otro gobernador priísta, Roberto Borge, tributó de modo más contundente al líder de Grupo Turquesa, al erigirle un monumento en el municipio de Tulum. 

Estando en el poder, Borge acostumbraba telefonear al dueño de las frecuencias Turquesa para felicitarlo el día de su cumpleaños. Pero su tributo mayor fue la promoción del anciano empresario para que ocupase un asiento en el Consejo de la Judicatura de Quintana Roo.  

A don Gastón Alegre, su hijo y heredero de su imperio, Luis Alegre Salazar, le salió neoliberal, el cual se fue muy joven a Nueva York. 

En 2017, fue una sorpresa su regreso. Muchos pensaban que no volvería de los Estados Unidos.

Ingeniero industrial por la Universidad de Toronto, Luis Alegre Salazar comenzó una carrera en el sector financiero neoyorkino como investigador asistente de mercados de futuros de Merrill Lynch, en 1984. Ocupó posiciones similares en firmas energéticas como Energy Furures Research, y en algunas otras de tecnología. 

En el ’85 ascendió a supervisor en Imperial Oil LTD, y en 1987 alcanzó al fin un cargo directivo como vicepresidente de desarrollo de nuevos negocios para América Latina del telepuerto Houston International Teleport Hit-Stars (1987-92). Después ejerció como consultor independiente en telecomunicaciones y radiodifusión. 

Alegre Salazar hizo entonces un alto en los negocios para colaborar en el sector público mexicano, bajo la administración de Ernesto Zedillo, su primera incursión en el ámbito público mexicano. 

Se integró al Grupo de Coordinación de Instalaciones Estratégicas del hoy extinto Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) de la secretaría de Gobernación (1995-97), fue después subdirector de Comunicaciones Móviles (1995-96) y director general (1996-97) de Telecomunicaciones de México (Telecomm).  

Terminado el ciclo público, pasó a la vicepresidencia de Ico Global Communications, dirigió después el área internacional de inversiones de Alliance Bernstein, y de 2013 a 2016 ocupó la dirección de Deutsche Bank en Miami. 

Por eso sorprendió el regreso de Luis Javier a la península en 2017. Pero algún día debía ocuparse del imperio empresarial fundado por su padre, el magistrado don Gastón.

En 2018, Luis Javier Alegre se convirtió en diputado federal. Llegó a la Cámara con ola de la nueva hegemonía morenista. Tenía reservada en San Lázaro una secretaría de la Comisión de Radio y Televisión, en San Lázaro, donde fungió como secretario. Además, es subdirector general de Grupo Turquesa, que incluye Radio Turquesa Belize; también es representante legal de Televisión y Radio Caribe S.A. de C.V., y de Turquesa Organización S.A. de C.V.   

MARA, TORMENTAS CON EL CRIMEN

La alcaldesa de Benito Juárez (Cancún), el municipio más violento de los 11 de Quintana Roo, ha aprendido a capotear las tormentas que desata el crimen organizado en las inmediaciones de la presidencia municipal.

El lunes 28 de enero de 2019, las partes desmembradas de un hombre aparecieron dispersas a un costado de la avenida Cancún, a la altura de la colonia El Pedregal, en el poniente de Benito Juárez. Se hallaban bajo una manta con un mensaje dirigido a la alcaldesa Mara Lezama y a su director de Seguridad Pública, Alberto Capella Ibarra:

“María Elena Hermelinda Lezama no estás cumpliendo con los tratos, así te vamos a dejar. Síguele jugando a la chingona. Capella deja de estar chingando, ¿el millón de pesos a la semana que te mandamos con Abarca se te olvida o qué? Deja de estar apoyando a pendejos”.

Trascendió la versión de que la persona asesinada era escolta del hijo mayor de Lezama. Pero Mara domó las tormentas y concluyó su primer periodo en calma. Fue reelecta como alcaldesa y ahora se quiere en el sillón de la gubernatura.


Mara Lezama. 


Antes de que le diera la ventolera de la política, María Elena Hermelinda fue reportera de un periódico local y más tarde cobró popularidad como conductora de un programa radiofónico que mezclaba frivolerías con denuncias ciudadanas, justo en las frecuencias de Grupo Turquesa, el consorcio radiofónico de su correligionario y contrincante, Luis Javier Alegre Salazar.

Tales micrófonos fueron la llave que le abrieron las puertas de la política estatal, de la oficina del entonces gobernador, Félix González Canto.  

MARYBEL: CALDERONISTA, PEÑISTA, OBRADORISTA

Nadie puede reprochar a la senadora morenista Marybel Villegas Canché falta de popularidad. En Quintana Roo es muy conocida por dos circunstancias: su debilidad para cambiar de filiación partidista, y unos bonitos anuncios espectaculares navideños que mandó hacer cuando era panista a nombre de su organización altruista, pero que usaba como propaganda electoral, según las autoridad.   

Canché creó en 2008 la Asociación Unidad Familiar Quintanarroense (UFQ), cuando la legisladora era panista. El organismo civil tenía como propósito nominal la gestión de recursos. Sin embargo, como lo constatarían autoridades electorales, la organización tenía el objetivo más elevado de promocionarla políticamente.

Villegas fue diputada al Congreso de Quintana Roo de 2005 a 2008 y, en la recta final de su periodo, impulsó su ONG. En ese último año, la asociación difundió la imagen de la diputada local y presidenta de UFQ mediante anuncios espectaculares, bardas y publicidad panorámica en autobuses urbanos de los municipios de Benito Juárez (Cancún) y Playa del Carmen, así como en una televisora local, TVCUN (Televisora de Cancún S.A. de C.V).

Entonces buscaba ser nominada a una diputación federal por el PAN, pero en febrero de 2009 el PRD denunció a Villegas ante la autoridad federal electoral por actos anticipados de campaña. Según la parte denunciante, éstos consistieron en mensajes relacionados con la temporada navideña, en diciembre de 2008, por los medios ya señalados.

El entonces Instituto Federal Electoral (IFE) consideró que en la publicidad señalada “se advierte que la verdadera intención fue la de promocionar la imagen y nombre de la ciudadana Freyda Marybel Villegas Canché, puesto que ella es el elemento principal (…) y de ninguna forma se hace alusión al trabajo que dicha asociación realiza” (EXP.SCG/PE/JD03/QR/014/2009).

La candidata panista perdió la elección de julio de ese año. En agosto posterior, el Tribunal Electoral de la Federación determinó sancionar a la ONG de Marybel Villegas con una multa de 36 mil 322 pesos.

Cuatro años más tarde, Villegas Canché consiguió un banco en la XIV Legislatura local (2013-16), por el PRI. En 2018 llegó al Senado por Morena y ahora quiere el abanderamiento a la gubernatura.

En 2009, el entonces secretario de Trabajo y Previsión Social del gobierno de Felipe Calderón, Javier Lozano Alarcón, designó delegada de la dependencia en Quintana Roo, a Villegas Canché. Y en 2016, el secretario de Desarrollo Social y compadre de Enrique Peña Nieto, Luis Miranda Nava, dio a Villegas el nombramiento de delegada de esa dependencia en Quintana Roo, cargo que ejerció hasta 2017. 

Para 2018 ya andaba de campaña con López Obrador, y ella misma abanderaba a Morena para el Senado, donde ocupa un escaño.   

En 2019 se confrontó con Yeidckol Polevnsky, quien condenó el portazo que dio Villegas con sus seguidores para entrar a la toma de posesión de diputados locales de Quintana Roo.

JOSÉ LUIS PECH, CINCO CARTERAS EN GABINETES ESTATALES

El senador José Luis Pech Várguez no es probablemente el más popular, pero polémicas no le faltan. 

Es cercano a la familia Borge. Fue secretario de Turismo (1991-92) del gabinete de Miguel Borge Martín, su primera posición de envergadura en la liga mayor de Quintana Roo. 

Pero Pech vivió su era dorada bajo la égida de Joaquín Hendricks Díaz, en cuyo gobierno se desempeñó como secretario Técnico del gabinete (2000-01), de Gobierno (2001-2002), de Hacienda (2002-04) y de Educación (2005).   

Incluso, cuando Hendricks salió de la gubernatura en 2006, pasó a dejar a Pech como rector de la Universidad de Quintana Roo, cargo que desempeñó desde el inicio del gobierno de Félix González Canto hasta 2014, cuando ya gobernaba la entidad Roberto Borge Angulo, sobrino de Borge Martín.

En los prolegómenos de la definición de precandidatos morenistas a la gubernaturas 2022, Pech Várguez presentó y promovió  una iniciativa para llevar al extremo la disposición de prohibir la playas privadas, lo que no hace mucha gracia al gremio hotelero de su estado, que vive fundamentalmente del turismo, y en especial de un sector consumidor que deja la mayor parte de la derrama: el que prefiere ese tipo de desarrollos.

DURANGO 

La selección del candidato obradorista en esta entidad es de las más complejas. Tres morenistas contienden contra un petista. Los primeros son la alcaldesa de Gómez Palacio, Alma Marina Vitela; el senador José Ramón Enríquez y la diputada federal Maribel Aguilera Cháirez. El adicional es el petista Alejandro González Yáñez.

El argumento de los primeros es que la candidatura debe quedarse entre morenistas, mientras que el argumento de Yáñez es que él siempre fue obradorista, mientras ellos, sus contrincantes, militaban en el PRI. 

De relleno metieron a don Santiago David Fierro Martínez, y la sindicalista Lilia Margarita Valdés, por si los demás no encuentran arreglo.

GONZÁLEZ YÁÑEZ, OBRADORISTA DE PRIMERA HORA

Le echan en cara que no es morenista, sino petista, y que fue candidato a gobernador sin éxito (2916), pero él ha alegado en corto que no son las mismas condiciones. Además, es uno de los fundadores del PT, que siempre ha participado en alianzas y coaliciones con AMLO.

Por otro lado, el comité nacional del PT ha argumentado que en Zacatecas su partido hubo de ceder ante David Monreal, y postergar al senador petista José Narro Céspedes, que se hallaba bien posicionado.

González Yáñez es economista, ha sido diputado local (1989-92), federal (1997-98-2003-06), senador (2006-12, 2018-) y alcalde de Durango (1989-1992).

ALMA MARINA VITELA, PUNTERA

Sus seguidores arguyen que es la más popular.  Inició su carrera pública como delegada del sindicato del ISSSTE, y con esa representación fue diputada local (2001-04) por el PRI. Años después, en 2010, se coló como candidata a regidora en la planilla tricolor para el ayuntamiento de Gómez Palacio.

Pero despegó políticamente por el impulso del gobernador (2010-16) Jorge Herrera Caldera, que la nombró subsecretaria de Desarrollo Social. Simultáneamente desempeñaba el cargo de secretaria general del comité estatal tricolor.

En 2018 se sumó al obradorismo, que le dio una diputación federal en ese año y la presidencia municipal de Gómez Palacio en 2019. Se volvió tan ferviente morenista como priísta lo fue. Se le atribuye haber llevado porra contra el gobernador panista José Rosas Aispuro en visita de AMLO a Durango (2019) 

JOSÉ RAMÓN ENRÍQUEZ HERRERA, MORENISTA TARDÍO

Es un empresario de servicios de salud. También formó parte de un gabinete priísta en el estado, el de Ismael Hernández Deras, de quien fue secretario de Salud.

Hasta ahora ha reunido cinco militancias: PRI, PRD, Convergencia, MC, Morena. A saber cuál será su siguiente partido.

En 2016 consiguió la alcaldía de Durango bajo las siglas de MC, y en 2018 llegó al senado con la misma militancia. Pero apenas en 2020 saltó de MC a la bancada de Morena en el Senado.

DE RELLENO

Santiago David Fierro Martínez es un ingeniero químico, y doctor en economía (Instituto de Economía Nacional de Moscú), inició su participación política, allá a principios de los años sesenta del siglo pasado, en las juventudes del Partido Popular socialista (PPS).

Después se sumó al PSUM, cuyos militantes acabaron en el PRD, donde llegó a ser coordinador de formación ideológica del CEN. Fue 4° Lugar, Decatlón, Juegos Centroamericanos y del Caribe 1974

Está también Lilia Margarita Valdez Martínez, senadora (2018-), pero básicamente sindicalista: es integrante del comité ejecutivo del Sindicato de Trabajadores y del Personal Académico de la Universidad Juárez del Estado de Durango (UJED)   

Tras el desplome de la Línea 12 del metro en la Ciudad de México, declaró que “una persona perversa” pudo haber causado el accidente, supuestamente al mover la ballena que sostenía el paso elevado del tren. Después tuvo que disculparse por sus dichos sin sustento. 

HIDALGO 

De los 52 personajes que se registraron en busca de la candidatura a gobernador, llegaron a la gran final el delegado de Programas Federales, Abraham Mendoza Zenteno; la senadora suplente en funciones, María Merced González González, su compañero de bancada, Julio Menchaca Salazar, la diputada local Lisset Marcelino Tovar, y dos diputados federales: Simey Olvera Baustista, coordinadora de comunicación social en la campaña de la panista Xóchilt Gálvez a la gubernatura en 2010, y Cuauhtémoc Ochoa Fernández, líder moral del PVEM en el estado, ligado al senador Miguel Osorio Chong. 

La mesa nacional de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PT-PVEM-Nueva Alianza) dejó fuera al cantante Francisco Xavier Berganza Escorza, con la inquietud del consejo estatal del partido obradorista, que creía tener una carta fuerte en el intérprete.

Otros lo consideran un cartucho quemado, pues ya ha sido dos veces candidato a la gubernatura, bajo las siglas del PAN, en 1999 y en 2016. Berganza Escorza arrastra también una fama de “trota   partidos” pues ha militado y representado, además del blanquiazul, a Convergencia, Nueva Alianza, PRI e incluso al PVEM. Fue promovente de la campaña de Francisco Labastida a la presidencia en el 2000.

Sin Berganza, Abraham Mendoza, delegado del Bienestar, y Julio Menchaca se sitúan como los favoritos si la candidatura recae en un varón.

El primero, cercano al presidente, fue, como dirigente de Morena, uno de los responsables del enquistamiento del Grupo Universidad o La Sosa Nostra en Hidalgo, acusados de presunto lavado de dinero y delincuencia organizada.  

Uno de los aspirantes del proceso interno que no llegó a la final es Óscar Damián Sosa Castelán, quien se encumbró en Morena por medio de Mendoza Zenteno y es accionista principal de Inmobiliaria, Constructora y Arrendadora Yolo S.A. de C.V., una de las empresas mediante las cuales, según la causa penal 263/2020 que la Fiscalía General de la República (FGR) lleva contra Gerardo Sosa, preso en el Altiplano desde el 31 de agosto de 2020, se dispersó dinero de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) en favor de la familia que controla esta casa de estudios y personeros.

Menchaca, por su parte, es un expriista que llegó a presidir el Tribunal Superior de Justicia en el estado en el gobierno de Manuel Ángel Núñez Soto y que dejó su partido tras no recibir la candidatura a presidente municipal de Pachuca. En 2006 participó como independiente y quedó en tercer lugar, pero fue el “efecto AMLO” en 2018 lo que jugó a su favor y lo mantiene como uno de los contendientes. 

En la “mañanera” fue señalado por uno de sus excolaboradores, que se presentó como reportero, de pagar 58 pesos en servicios de electricidad en sus oficinas. Menchaca respondió en su espacio como columnista en Organización Editorial Mexicana (OEM) que su extrabajador era infiltrado, sugiriendo que del gobierno de Omar Fayad.

Apenas el 6 de diciembre, el presidente López Obrador pidió a quienes se presentan en su conferencia no utilizar el espacio para “grillar” a aspirantes a las gubernaturas, nuevamente al referir a Menchaca, ahora ante el cuestionamiento por el viaje en avión privado que hizo el senador para asistir a la toma de protesta de Rubén Rocha Moya, gobernador de Sinaloa.    

OAXACA 

Los Consejos estatal y nacional de Morena eligieron a cuatro perfiles, entre los 18 que se registraron en Oaxaca. La mesa de la coalición incluyó a dos más. 

SUSANA HARP, PROSAPIA DE PODER

Es una de las morenistas “químicamente puras”, que busca una nominación en 2022. Procede una poderosa estirpe económica y política. Es hija de Antonio Harp Abud y sobrina del empresario bursátil Alfredo Harp Helú. Por el lado materno, es nieta del político oaxaqueño Jorge Fernando Iturribaría, quien fue diputado local y federal priista. 

Hasta antes de 2018, Susana se desenvolvía en el mundo de la cultura. Es cantante de música tradicional mexicana. Entre sus álbumes figuran Xquenda, con el cual debutó en 1997, así como Mexicanísima (2011), Aguadiosa (2012) y Misterios Gozosos (2014).


Susana Harp.


Pero en 2018 se subió a la campaña presidencial obradorista, y fue anotada en la lista plurinominal para el Senado, a donde llegó sin mayor problema, donde preside la Comisión de Cultura.

También fue considerada la diputada federal Irma Juan Carlos, que fue consejera estatal y delegada nacional del PRD en Oaxaca de 2002 a 2004 y fundadora de Morena, partido que dirigió de 2016 a 2018.

SALOMÓN JARA CRUZ, EL “AMIGO” DEL PRESIDENTE

El senador Salomón Jara Cruz, quien contendió en la elección que favoreció a Alejandro Murat, es el aspirante varón que lidera los sondeos internos y encuestas. A esto se suma el espaldarazo que le dio el presidente, quien, aunque evitó pronunciarse directamente, dijo en visita a Oaxaca sobre Jara: “es mi amigo”, y resaltó que juntos recorrieron el estado para hacer proselitismo.   

“Desde hace muchos años conozco a Salomón. Recorrí con él y con Gabino, antes de que fuera gobernador, todo Oaxaca, y le tengo aprecio. Conoce todo Oaxaca”, expuso en su estilo redundante.

De él y de Susana Harp, a quien calificó como “una mujer de primera, sensible, defensora de las culturas de Oaxaca”, fue sobre quienes hizo comentario.

El diputado federal Armando Contreras, el director del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez, hijo del exgobernador priista Heladio Ramírez López, y la diputada federal Irma Juan Carlos, exdelegada del PRD en Oaxaca y exdirigente de Morena en el estado, completan las propuestas.   

AGUASCALIENTES 

En la plaza electoral donde el panista Marko Cortés se siente más seguro, el obradorismo seleccionó a perfiles jóvenes y en su mayoría de militancia única en Morena.

El consejo eligió a Nora Ruvalcaba, delegada de programas federales; Flavia Narváez Martínez, que como candidata a diputada local este año fue multada por usar menores de edad en su publicidad; a la joven y popular conductora televisiva con estudios de preparatoria, Karla Espinoza; al empresario y excandidato a la alcaldía de Aguascalientes, Arturo Ávila Anaya; al senador Daniel Gutiérrez Castorena, y al exdirigente de #YoSoy132 y exdelegado de programas federales, Aldo Ruiz.

DANIEL GUTIÉRREZ CASTORENA, CONSEJERO MILITANTE

Su carta de ingreso a la vida pública fue la academia: administrador público, maestro en sociología y en ciencias sociales, y doctor en estudios sociales por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), fue profesor investigador de la Universidad Autónoma de Aguascalientes por 30 años (1985-15).

En los 90s comenzó su participación pública a través del Instituto Electoral de Aguascalientes, en el que fue consejero ciudadano (1995-2002). Después salieron a relucir sus inclinaciones políticas. En 2012 capacitó a la estructura electoral obradorista en Aguascalientes y en 2015 se revelaron del todo sus añejas inclinaciones: contendió por una diputación federal por Morena, pero perdió. 

No obstante, consiguió la presidencia del Consejo Estatal del partido, y en 2018 llegó al Senado con la ola obradorista. Se siente listo para la gubernatura.

ALDO EMANUEL SÁNCHEZ RUIZ, DE #YOSOY132 A SÚPER DELEGADO

Nació a la vida pública dentro del obradorismo, como dirigente del movimiento proselitista de esa en corriente enfocado a universidades en 2012: #YoSoy132. 

En 2018 llegó al gobierno como responsable de los programas federales para Aguascalientes. Fue acusado de nepotismo en el ejercicio del cargo, debido a que dos de sus primos, Mariana Acela Picazo Sánchez y Miguel Ángel Sánchez Ramos, fueron contratados en la Coordinación Nacional de Prospera, que, en principio, dependió de Ruiz Sánchez.

Además, su gestión como presidente de Morena en la entidad fue objeto de una queja formal porque, al término de su periodo como dirigente, el automóvil que le había asignado el partido ¡se le perdió!

También fue acusado de ostentarse como “licenciado”, sin serlo, debido a que sólo tiene la preparatoria aunque en su currículum siempre aparece como “estudiante de licenciatura”.

NORA RUVALCABA, SUPERDELEGADA SUSTITUTA

Nora Ruvalcaba Gámez sustituyó, en 2021, a Aldo Ruiz, en la delegación de Programas Federales en Aguascalientes. Fue diputada local (2007-10) y regidora del ayuntamiento de Aguascalientes (2002-04).

Siendo integrante de la legislatura local, Ruvalcaba promovió la Ley de Voluntad Anticipada para suspender tratamientos que prolonguen la agonía en enfermos terminales.

FLAVIA NARVÁEZ MARTÍNEZ, BEJARANISTA SUSPICAZ

Profesora del sistema público, Flavia Narváez fue precandidata en 2015 y candidata en 2018 a diputada federal. En mayo de 2021 fue multada con 100 veces la Unidad de Medida y Actualización (UMA) por utilizar a menores de edad, sin permiso de los padres, en su propaganda proselitista como candidata a diputada local del distrito III.

Su presencia pública se debe a su ascenso en la estructura política de René Bejarano Martínez, el Movimiento Nacional por la Esperanza. Narváez fue coordinadora regional y ahora estatal de esa organización, motivo por el que se halla en la lista de aspirantes.

Se ha concentrado en manifestar sus dudas sobre la metodología con la que se efectuarán las encuestas para definir candidato o candidata. Envió un documento al comité nacional en donde pide que le aclaren algunas de sus dudas. 

Quiere sabercuál será la población objetivo, marco de muestreo, método de recolección, variables, tasa esperada de no respuesta, tratamiento a la respuesta no especificada, indicadores sobre el error de muestreo y el nivel de confianza, el diseño exacto del método de estimación de resultados de cada pregunta aplicada, fecha de recolección, empresa o empresas encuestadoras y si habrá encuestas o encuestas espejo.

 

@emeequis 

 


logo mx
Más contenido
Ventiladores de la 4T: con retrasos, sobrecostos y regalados a Cuba

Ventiladores de la 4T: con retrasos, sobrecostos y regalados a Cuba

El enredo cubano: Conacyt asegura que se donaron 200 ventiladores a ese país, pero Cancillería no tiene registro alguno y en Cuba no se difundió en sus medios. Retrasos, sobrecostos y contradicciones han sido el sello de los aparatos que pretendían ser el orgullo de la ciencia nacional.

Hace 13 horas

Fonatur usa el presupuesto del Tren Maya para comprar souvenirs por 6.8 millones de pesos

Fonatur usa el presupuesto del Tren Maya para comprar souvenirs por 6.8 millones de pesos

Memorias USB de bambú, tazas, gorras, mochilas... miles de artículos de oficina y “recuerditos” de una de las obras emblemáticas del sexenio del presidente López Obrador se están financiando con cargo al erario, a pesar de los llamados a la austeridad republicana.

26 / 12 / 2021