Dólar18.49

Ambulancias del IMSS-Bienestar en Puebla se la pasan en el taller

Algunas ambulancias del IMSS-Bienestar en Puebla pasan más tiempo en los talleres recibiendo que brindando atención médica, por lo que el tiempo de respuesta es de más de 45 minutos, reconoce la propia institución. En ocasiones se tienen que usar autos particulares.

5 / 27 / 24

Ambulancias en mal estado en IMSS-Bienestar de Puebla. Foto: Especial.

EMEEQUIS.– El programa estrella de este gobierno en el sector salud, el IMSS-Bienestar, opera en Puebla con ambulancias en mal estado: el tiempo de respuesta es de más de 45 minutos, de acuerdo con documentos oficiales.

“Las ambulancias de Terapia Intensiva y de Urgencias médicas de la entidad se encuentran en mal estado debido al desgaste de la unidad, derivado de la operación diaria de los vehículos, ya que laboran las 24 horas, los 365 días del año, lo que genera que la vida útil de cada ambulancia disminuya, resulta más costoso el gasto de mantenimiento”, señala el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el documento obtenido por EMEEQUIS.

Incluso el propio Seguro Social expone que muchas de las ambulancias en operación aumentaron su desgaste durante la pandemia de Covid-19.

Algunas ambulancias son tan viejas que pasan más tiempo en los talleres recibiendo mantenimiento que en las calles brindando atención médica.

La flotilla actual de ambulancias del estado tiene más de 10 años en servicio, es decir, ya superó su vida útil.

Algunas ambulancias pasan más tiempo en el taller que dando servicio, reconoce la propia institución.

“Sobre todo en tiempos de pandemia ya que la desinfección continua de equipo y unidades termina por acortar su vida útil que en condiciones normales podría prolongarse con mantenimiento; se estima que para equipos de transporte y equipo terrestre la vida útil es de 5 años, por lo que hay ocasiones en las que es mayor el tiempo en que se encuentran estas unidades en el taller mecánico que en operación”, se expone.

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

Las deficiencias y fallas en las ambulancias del IMSS-Bienestar en Puebla provocan que se retrase la atención de emergencias y se ponga en riesgo la salud y la integridad de los pacientes durante una eventualidad o traslado programado.

“Lo anterior provoca que, al recibir una llamada de emergencia, el tiempo de  respuesta sea muy largo (45 minutos en promedio), lo que genera que la condición física de la persona que demanda el servicio empeore. Provocando que los pacientes sean trasladados en vehículos particulares, taxis, patrullas; esto genera que los pacientes no sean llevados con la atención adecuada y esto propicia a que se complique la condición física; o bien cuando los pacientes cuentan con algún recurso, pagan por el servicio de una ambulancia lo que genera un costo de bolsillo en las familias y en muchas de las ocasiones el empobrecimiento de éstas”, se detalla.

Las unidades de traslado que carecen de equipo y materiales retrasan el inicio de la atención hasta la llegada a la unidad médica idónea para resolver la emergencia.

Puebla cuenta con Certificación Francesa en urgencias médicas, lo que obliga a la estabilización in situ, ya que la ambulancia se vuelve una extensión de la sala de Urgencias de un hospital, pero está en riesgo si se continúa la atención con unidades viejas y obsoletas.

El costo para reemplazar ambulancias en mal estado superaría los 300 millones de pesos.

No se cuentan con talleres de mantenimiento ni personal dedicado a esta tarea, éste se otorga a través de un contrato de servicio, por lo que se depende de un particular para el mantenimiento. 

“Al depender de un contrato de servicios dependemos de los tiempos de respuesta del proveedor lo que deja fuera de operación las ambulancias que están en cola de espera para mantenimiento o servicio, lo que disminuye los vehículos en operación e incrementa los tiempos de respuesta en el Sistema 911”, admite el IMSS-Bienestar en Puebla.

No solo hacen falta las unidades sino también el equipamiento especializado para cada ambulancia en Urgencias avanzadas y cuidados intensivos.

Ser de la urgencia para mejorar la atención y los servicios de salud en el estado de Puebla, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público no ha autorizado los 349 millones de pesos que se requieren para adquirir 58 ambulancias, y sí se deja pasar más tiempo, no solo se brinda un servicio de menor calidad sino que se corre el riesgo de que aumente el costo de las unidades y su equipamiento.

“Se realizó el análisis de los riesgos relacionados a la ejecución del proyecto y se concluyó que el mayor riesgo es el comercial, ya que, si no se ejecuta el proyecto dentro del marco temporal planeado, puede haber un impacto negativo en los costos de adquisición ya que gran parte de los componentes del proyecto son importados y pueden sufrir alza en su valor comercial por diversas causas”, se detalla.

La OMS indica que se requiere una ambulancia por cada 25 mil habitantes, y en Puebla se tienen 6.5 millones de habitantes y se cuenta con un total de 235 ambulancias en el Sistema de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA).

“Por lo que de acuerdo al indicador de la OMS tenemos un déficit de 40 unidades, que en este momento se cubre con los servicios privados que existen en el estado y el apoyo de otras instituciones de auxilio como Cruz Roja Mexicana y otras instituciones hospitalarias”, se admite.

El IMSS-Bienestar y el gobierno de Puebla reconocen que la mayoría de las 235 ambulancias que operan en la entidad no cuentan con el equipo necesario para brindar la atención médica ante una emergencia.

“Estas unidades en su mayoría son de traslado y no están equipadas para brindar atención prehospitalaria en el lugar donde se encuentre la persona herida, por lo que si ésta requiere una atención crítica, estas unidades carecen de insumos, equipamiento y personal calificado para brindar la atención, por lo que no son resolutivas en este sentido y la persona corre el riesgo de sufrir complicaciones e incluso la muerte por la falta atención prehospitalaria”, se indica.

A unos meses de que termine el sexenio (septiembre), el presidente López Obrador está haciendo un recorrido por los estados para supervisar el sector salud. “El plan que tenemos es iniciar esta última etapa y lograr en septiembre que se tenga un sistema de salud pública de primera, como lo merecen todos los mexicanos”, señaló el 22 de mayo.

Sin embargo, en este caso, todavía falta el proceso de licitación, entrega, equipamiento y certificaciones de 58 ambulancias para resolver el problema de los traslados en el IMSS-Bienestar en Puebla, lo que implicaría una inversión de más de 300 millones de pesos. 

@Alatriste_III

Telegram

SOBRE EL AUTOR

Alejandro Alatriste



“Sobrevive” PRD en lo local con 60 alcaldías y registro en 13 estados

No obstante, en los estados se cuestiona la rentabilidad política de mantener las insignias, y hay propuestas tanto de refundación como de que, con las posiciones obtenidas, se creen nuevos partidos desde lo local.

Hace 5 horas

Emmanuel Macron, una crisis autoinfligida

Algo parece seguro, Macron tendrá que invitar a un primer ministro en esquema de cohabitación, una fórmula que permite que siga gobernando, quien ya no tiene mayoría, aunque sujeto a diversas restricciones, como ocurrió entre François Mitterrand y Jacques Chirac

Hace 5 horas