Logo MX

Precio
dólar

Entrevistas

Urge reforma electoral a favor de ciudadanos y no de partidos: Bohórquez

La elección intermedia más grande de la historia evidenció los vacíos del sistema electoral mexicano. La falta de información sobre candidatos sólo beneficia a los partidos. “La política se ha vuelto infoentretenimiento”, dice el director de Transparencia Mexicana.

Por Alejandra Crail
14 jun 2021

personajes de la elección
Samuel García con su esposa Mariana Rodríguez, al recibir constancia de mayoría en Nuevo León. Construyeron un personaje que funcionó. Foto: Gabriela Pérez / Cuartoscuro.com.

EMEEQUIS.– Un derecho básico para votantes potenciales previo al 6 de junio se terminó por convertir en una pesadilla. Encontrar información esencial sobre los candidatos a cargos de elección popular fue todo un reto: no había propuestas, no había currículums, a veces ni rostros identificables y, en otras, ni nombres a la mano.

Lo que sí había eran bailes en TikTok, historias superficiales en redes sociales que a veces se volvían un despropósito. Pero que en ocasiones funcionaban al grado de llevar al candidato al triunfo, como en el caso de Samuel García en Nuevo León. 

A decir de Eduardo Bohórquez, director ejecutivo de Transparencia Mexicana, la elección más grande de la historia del país mostró, una vez más, lo endeble del sistema electoral en México: “tenemos un modelo que está pensado para los partidos políticos, pero no para los electores”, denuncia. 

Según explica, la base de la democracia es que, a partir de tener información útil, las y los ciudadanos puedan comparar entre las opciones que los partidos presentan y así, elegir informadamente. 

Pero eso no ocurre en México. Aquí los partidos políticos deciden la información disponible para el elector, limitando las herramientas que los ciudadanos tienen para elegir a sus representantes y, por ende, coartando su derecho al voto informado.

“Es un vacío descomunal. Los candidatos y sus partidos no son sólo opacos: la información no existe”, advierte. 

Tan sólo para la elección de este año, Transparencia Mexicana calcula que los más de 90 millones de potenciales votantes (sufragó el 52%) no pudieron emitir un voto informado. También destaca que, en 25 estados, los electores no tuvieron forma de ubicar en un solo sitio los currículums de los candidatos a nivel estatal, lo que perjudicó a 66 millones de potenciales votantes.

El sistema electoral –detalla– crea espejismos para que parezca que sí se puede comparar y elegir entre un candidato y otro, pero en realidad son fórmulas visibles que no terminan por llegar al grueso de la población. 

Describe, por ejemplo, los debates ciudadanos, ejercicios que se concentran en los altos cargos de elección popular como la presidencia del país o las gubernaturas, pero que no terminan por cubrir a todos los municipios o cargos menores; en suma, pasa por el acceso que puedan tener las familias a internet o a la televisión.

En ese sentido, Bohórquez apela a una urgente reforma electoral en favor de las y los ciudadanos, no en favor de los partidos políticos, como ocurrió en 2014, cuando se aprobó entre otras cosas, la reelección de senadores y diputados del Congreso de la Unión, quienes podrán repetir hasta por dos y cuatro periodos consecutivos, respectivamente.

En ese entonces, el planteamiento era que la reelección permitiría devolverle al elector el poder, pero en realidad “la reforma le dio el poder a las dirigencias”.

Por ello, lo que se debe impulsar, recalca, es garantizar lo más básico en una democracia: información suficiente para elegir con conocimiento. “El mayor obstáculo para lograrlo son, sin duda, los partidos políticos”. 

 

Eduardo Bohórquez: "Debemos recuperar la relación entre los candidatos y los ciudadanos”. Foto: Cuartoscuro.com.


“LA CLASE POLÍTICA SE ENCARGÓ DE CULPAR AL ELECTOR”

Con Ricardo Monreal como la carta fuerte del presidente Andrés Manuel López Obrador, en el Senado de la República se plantea una nueva reforma electoral con miras a que se apruebe antes de 2024. 

Según el morenista, se trata de que los órganos responsables de los comicios –a nivel federal el Instituto Nacional Electoral (INE)– “no excedan sus facultades ni invadan funciones del legislativo”.

La declaración surgió tras la cancelación de los registros a candidatos de Morena, entre ellos Félix Salgado Macedonio, quien aspiraba a gobernar Guerrero y quien fue acusado por delitos sexuales.“No puede ser que por la firma de un suplente se eliminen planillas completas o que, por el gasto de 14 mil pesos, se cancelen registros”, recalcó Monreal. 

Además de acotar la libertad del INE, Monreal también marcó como urgente la incorporación del voto electrónico y garantizar el sufragio de personas privadas de la libertad que aún no han recibido una sentencia condenatoria. 

En contraste, el representante de Transparencia Mexicana vuelve a lo más básico: garantizar la información por y para el electorado. “Si llega una reforma electoral, ahí tenemos que entrar toda la sociedad civil organizada”, enfatiza. 

TE RECOMENDAMOS: EL NYT Y LA ALIANZA IMPOSIBLE: SHEINBAUM Y MANCERA VS EBRARD

A los partidos no les interesa otorgar la información mínima, “quieren que veas a un candidato en un cartel y a otro en otro cartel, sin que puedas compararlo, quieren evitar que sepas que se están reeligiendo –ningún candidato por reelección se posicionó desde esta condición–, no quieren que tengas su perfil de vida, cómo trabajaron, qué han hecho, quiénes son, cuál es su desempeño”.

Una reforma electoral pensada en la ciudadanía tendría que contemplar la homologación del piso mínimo de información que deben revelar los candidatos, sin importar si van a cargos federales o municipales. 

Según Bohórquez, lo más básico es una hoja de vida en la que el candidato pueda describir de forma detallada quién es, cómo se ha preparado y qué ha hecho a lo largo de su trayectoria.

 



Muchos candidatos y partidos optaron por frivolidades en lugar de propuestas, pero a pocos les funcionó. 

 

En esta última contienda, la organización encontró que en el INE apenas 7 mil 808 candidatos ofrecieron sus perfiles curriculares, un microuniverso, apenas el 5.7% del total de candidatos que participaron en la elección intermedia. De estos, la mayoría eran de candidaturas federales. Menos de 2 mil corresponden a candidatos estatales. 

Su propuesta principal es que sea obligatorio tener un formato único que las y los candidatos llenen, sin procesos engorrosos y de forma simple, para que la ciudadanía pueda comparar entre una oferta y otra.

Esta medida fortalecería a la ciudadanía, le regresaría un poco de poder, acotando a los partidos. 

“La clase política nos ha hecho sentir culpables por la elección que tomamos en las urnas o por el desconocimiento sobre los candidatos, como si el problema de no tener una cultura política fuera nuestro, cuando, en realidad, la información para tener ese conocimiento no existe”. 

–¿Quién debería garantizar que exista información? –se le pregunta.

–Es un derecho constitucional muy claro: la obligación es del Estado, no del ciudadano. 

ACOTAR PARTIDOS PARA EVITAR CANDIDATOS VACÍOS

Bailes en TikTok, performances por Instagram, historias de amor pautadas por Facebook. La conversación en torno a los candidatos se volcó en la imagen que presentaron al electorado, más no en sus propuestas… muchos de ellos ni siquiera tenían propuestas.  

“Nos piden votar por marca, no por candidatos”, recalca Bohórquez. La política se ha mercantilizado y los partidos han apostado por estrategias de marketing más que en proyectos políticos. 

Desde su perspectiva, es sano tener partidos políticos y candidatos independientes, lo que falta es tener agrupadores de demandas sociales, que cobijen las necesidades de la población, las hagan su bandera y trabajen, desde la precampaña, en pro de construir sobre esa base que salió de la ciudadanía. En cambio, el marketing político. 

TE RECOMENDAMOS: ¡ADIÓS LÓPEZ-GATELL! EL PERSONAJE, EL CIENTÍFICO, EL “ROCKSTAR” Y EL “EDITOR EN JEFE”

“Es irónico, porque con dinero público se compra la propaganda, pero con dinero público los candidatos no ponen información a disposición del electorado y ahí nos están fallando”.

TE RECOMENDAMOS: SI EL PARTIDO VERDE PIERDE SU REGISTRO… ¿LE SIRVE O LE PERJUDICA A AMLO?

Un ejemplo es la apuesta de Movimiento Ciudadano por construir a un personaje como Samuel García, el ganador de la gubernatura de Nuevo León. Estuvo en la conversación de todo el país, incluso en zonas donde no se votaba en su favor. Había un mayor conocimiento de este candidato, que de los propios. 

“La política se ha vuelto infoentretenimiento. Ellos ya no tienen que hacer campaña para ti en Coyoacán, porque jalan la marca y la estrategia de un estado para que tu consumas en otro territorio”.

La apuesta de los partidos, a partir del uso del infoentretenimiento, es evitar que los candidatos se relacionen con sus electores. 

“Hoy la política es una simulación, por eso debemos recuperar la relación entre los candidatos y los ciudadanos”.

 

 

@AleCrail 

 

 


logo mx
Más contenido
“Alejandro Moreno es misógino y clasista. Tiene odio hacia mi persona”: Nallely Gutiérrez

“Alejandro Moreno es misógino y clasista. Tiene odio hacia mi persona”: Nallely Gutiérrez

El líder nacional del PRI “piensa que una mujer militante no debe atreverse a pedir su renuncia”, acusa Nallely Gutiérrez, el rostro visible tras la rebelión tricolor. ¿Por qué la odia Alito Moreno? En un principio llegaron a trabajar juntos, pero las circunstancias los fueron separando hasta terminar en polos opuestos.

20 / 07 / 2021

AMLO es el atizador del movimiento feminista en México: Laura Castellanos

AMLO es el atizador del movimiento feminista en México: Laura Castellanos

La autora del libro “La marcha del #TerremotoFeminista” explica cómo se gestó la cuarta ola del feminismo que arrojó a las calles a las mujeres mexicanas, convirtiéndolas en la oposición más aguerrida del gobierno de López Obrador.

09 / 07 / 2021