Dólar17.07

Madre de Sofía y Esmeralda considera injusto pago a padre biológico

María Elvira Canchola explica que “salió el papá biológico a tomar una reparación del daño que no le correspondía” por la muerte de sus hijas, quienes cayeron a una coladera cuando se dirigían a un concierto de Zoé. “Se ha tratado de fastidiarme para que desista de mi exigencia de justicia”.

2 / 28 / 23

EMEEQUIS.– Las dos hermanas nunca se dejaron solas. 

“Fue tan grande su amor que no se dejaron la una con la otra; se acompañaron hasta el final”. 

María Elvira Canchola lo narra así en entrevista para EMEEQUIS. Ella es la madre de Sofía Sánchez Canchola (16 años) y Esmeralda Sánchez Canchola (23 años), las dos jóvenes que murieron el 10 de noviembre de 2022 al caer en una coladera destapada en la alcaldía Iztacalco. 

Además del dolor inherente a esta situación, Elvira explica que “salió el papá biológico” a “tomar una reparación del daño que no le correspondía”. El hombre, dice, solicitó el registro para la reparación a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas de la Ciudad de México (CEAVI) y lo obtuvo de manera exprés, pese a haberse desentendido de sus hijas desde hace años. 

“El gobierno, Sacmex y Atención a Víctimas hicieron un convenio, una reparación de daño con el papá de las niñas. De alguna manera quizá pensaban darle carpetazo a la situación”. 

TE RECOMENDAMOS: USUARIO DE TWITTER ALERTÓ A GOBIERNO CDMX DE LA COLADERA DESDE EL 29 DE OCTUBRE

Elvira detalla que se divorció del padre biológico, identificado como Enrique Sánchez Enríquez, “teníamos años separados y nos divorciamos apenas, tiene aproximadamente entre dos o tres años más o menos”. 

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

Ella recalca que el hombre no se hizo cargo de las niñas “de hecho él empezó a hacerse cargo de la pensión alimenticia de Sofía, que es la pequeña, por obligación del juez”. 

“O sea, tuvimos que pelearle una pensión para que él pudiera apoyar a Sofía, que era la menor de edad. Él alega que depositaba a las dos niñas y que se hacía cargo de muchos gastos. Eso es mentira, él de alguna manera sí, hizo ciertos depósitos, pero eran de la pensión alimenticia, obligado por un juez”. 

“No porque fuera un padre amoroso, como dice”. 

María Elvira Canchola habla de las personalidades de sus hijas. 

 María Elvira reclama que hayan dado reparación del daño al padre biológico, cuando no veía por ellas. Foto: Cuartoscuro.com.

SOFÍA Y ESMERALDA, MÁS ALLÁ DEL ACCIDENTE 

Elvira quiere que se conozca a sus hijas más allá del accidente. “No es que sean las ‘niñas de la coladera’ o ‘las jovencitas de la coladera’, ¿sabes?, ellas tenían una vida, ellas tenían proyectos, ellas tenían anhelos, ellas tenían muchas metas, ellas tenían una vida por delante, lo cual ya no se pudo lograr por esta negligencia”. 

Cuenta que las dos eran “niñas alegres, eran niñas llenas de vida, eran niñas comprensivas, eran niñas trabajadoras, estudiosas”. 

Recuerda que eran “grandes amigas, eran confidentes, eran grandes compañeras, tan así que no se veían la una sin la otra”. 

La herida por la pérdida, lejos de sanar, se ha abierto más: “Con honestidad, le puedo decir que el día que mis hijas murieron, ese día yo también morí con ellas. No sabe lo difícil que es voltear a ver a todos lados y (que) esté su esencia. Pues ellas están en todos lados”. 

Explica que su hogar está empapado de sus hijas, “para donde usted busque, sus fotos, su ropa, sus zapatos, sus mochilas, sus maquillajes. Toda mi casa son mis hijas y de alguna manera ya no verlas, pues… cada día pesa más, ¿sabe?, aquí no es de que conforme pase el tiempo se vaya aminorando el dolor”. 

“En mi caso, cada día que pasa es más difícil, es más doloroso”. Por eso está en pie de lucha “exigiendo que se les haga justicia y (eso) es lo único que me mantiene en pie”. 

Altar en memoria de las víctimas. Foto: Cortesía María Elvira Canchola. 

UN EJERCICIO DE DESGASTE, LA BÚSQUEDA DE JUSTICIA 

Elvira denuncia que los días en la Fiscalía y en otras instancias de gobierno han significado gastos para ella, como en comidas y transportes: “Hay veces que nos vamos, salimos desde muy temprano, regresamos bastante tarde”. 

Ella adelanta que seguirá buscando justicia. “Yo no pido dinero, como les he insistido todo este tiempo. Yo pido cárcel y destitución para las personas que tuvieron que ver”. 

Comenta que, a la fecha, no tiene nombres de las personas responsables de esta negligencia que trabajan en el Sistema de Aguas de la Ciudad de México: “Quiero la destitución de las personas que tuvieron la culpa, quiero cárcel para las personas que tuvieron la culpa”. 

Para ella, con el caso de la reparación del daño que se pactó con el padre biológico, el gobierno aceptó que eran “culpables para hacer la reparación del daño, ¿cómo por qué tendrían que pagar algo que no deben?”

Luego de las complicaciones que ha sufrido para obtener el nombre de los responsables de la muerte de sus hijas, así como los errores de atención de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México y la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas de la Ciudad de México (CEAVI), Elvira siente que el gobierno de la capital quiere cansarla en su lucha: 

“Si no los hubiéramos de alguna manera orillado por los medios o por presión, estuviera (el caso) parado. Porque lo que se ha tratado de hacer todo el tiempo (desde el gobierno) es invisibilizarnos, se ha tratado todo el tiempo de cansarme, de fastidiarme, para que yo, o al menos así lo he sentido, desista de mi exigencia de justicia, pero eso no va a pasar”. 

Sin embargo, ella no da un paso atrás y continúa narrando las historias de Sofía y Esmeralda, tanto la de la tragedia, aquel 10 de noviembre, como la de sus recuerdos felices con ellas, aunque estos ahora sean dolorosos, amargos. 

“Yo, mientras respire, voy a exigir justicia para mis niñas”. 

LOS PASOS EN REVERSA DE LA AUTORIDAD 

El 14 de febrero, Ulises Lara, vocero de la Fiscalía General de Justicia de la CDMX, a cargo de Ernestina Godoy, confirmó que se había llegado a un acuerdo con el padre biológico de las hermanas. Explicó que el padre solicitó la canalización al Mecanismo Alterno de Solución de Controversias, reunión en la que estuvo cara a cara con representantes de Sacmex. “En la que se firmó un acuerdo reparatorio de cumplimiento inmediato con el que el agraviado se dio por satisfecho”. 

El 17 de febrero, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, dijo en conferencia de prensa que tiene que haber “un acuerdo de las propias víctimas y si la investigación arroja que hay una persona que es responsable, que actúe la Fiscalía o la Contraloría”. 

Afirmó que como Gobierno se tiene que asumir la responsabilidad por la coladera abierta: “Que si hubiera estado cerrada, no hubiera ocurrido esta terrible tragedia”. 

@Ciudadelblues

Powered by Froala Editor

Telegram

“Nos preocupan las que no están organizadas. Por eso las llamamos aquí”

Las mujeres zapatistas definen qué es una mujer que lucha y cómo a partir de la organización es posible tener un mundo libre de violencia contra la mujer. A casi dos años del primer Encuentro, preguntan: ¿Cómo te organizaste? ¿Qué hiciste? ¿Qué pasó?

1 / 8 / 20

Raquel Buenrostro, poderosa jefa del SAT, estaría apoyando a su hermana para Banxico

Lucía Buenrostro, economista, matemática, funcionaria de gobierno y con más de 15 años de trayectoria en los mercados financieros, suena para quedarse con el puesto prometido a Arturo Herrera, quien parecía ir seguro al Banco de México… hasta que algo misterioso lo descarriló.

11 / 24 / 21