Dólar16.70

“Ha surgido una gran resistencia ciudadana ante la amenaza a la democracia”: Roger Bartra

Roger Bartra, autor de "Mutaciones. autobiografía intelectual", considera que “la democracia está seriamente amenazada”, pero también que ha surgido una “gran resistencia” frente al autoritarismo y que las generaciones de la transición democrática pueden ser una contención señala que los intentos de regresión siempre tienen costos humanitarios.

11 / 15 / 22

EMEEQUIS.– “Ha surgido una resistencia de la ciudadanía ante la seria amenaza a la democracia” y frente al “intento de regresión” que  implementa el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, apunta el sociólogo y antropólogo Roger Bartra.   

Se trata, explica, “de una gran resistencia de un sector grande de la sociedad que sí  tiene aspiraciones democráticas auténticas”, y que no está dispuesta a ceder ante “el peligro de que se modifique la Constitución para de hecho amarrar al INE, o cambiarlo para que lo pueda controlar el gobierno”.

En entrevista con EMEEQUIS, el académico, autor de más de medio centenar de títulos,  y miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, expone que “todas las alarmas se han encendido”  frente a “esta contrarreforma electoral, o con este intento de regresar a los mecanismos de control gubernamental de las elecciones”.

Bartra señala la importancia de “parar” lo más pronto posible el intento de “regresión antidemocrática”, pues advierte sobre los peligros que entraña una regresión frustrada, en especial en materia de derechos humanos, que “puede ser más peligrosa que una regresión misma, si fuese posible”.

Y aunque confía en que la propuesta de reforma obradorista no prospere, considera que la defensa del INE no es una trinchera final, sino que incluso la elección de 2024 “abre puertas” aún si AMLO logra capturar a las autoridades electorales.

Señala un factor relevante para ello, que hasta hace unas décadas no estaba en el escenario: “ya ha ocurrido una transición democrática y ya hay una enorme parte de la ciudadanía acostumbrada a vivir en democracia y va a seguir presionando”. 

Subraya sobre todo el papel fundamental de los partidos políticos de oposición como “las únicas posibilidades que tenemos de frustrar la regresión”, y su carácter central en “la solución de las tensiones en las que estamos”.

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

Entrevistado a propósito de la publicación de su nueva obra, Mutaciones. autobiografía intelectual, puesta en circulación este otoño por Penguin House Mondadori, Bartra también desestima la idea de que el triunfo electoral de AMLO en 2018 fue una especie de hazaña popular.

Habituado a la desmitificación, el intelectual de izquierda señala que el tabasqueño obtuvo la presidencia en 2018 “gracias a la operación de Enrique Peña Nieto” y a la “compra de popularidad” con efectivo.

AMLO APELA AL NACIONALISMO PRIMITIVO 

Construido de memoria íntima, intelectual y pública, e incluso de correspondencia temprana, el autor de Mutaciones muestra una especial emotividad al abordar el mundo público y político, desde sus incursiones en el movimiento jaramillista hasta sus diagnósticos sobre López Obrador, de quien siempre ha sido crítico.

El episodio en el que el mandatario de origen tabasqueño atacó a Bartra desde sus presentaciones diurnas, también fue recogido en el libro autobiográfico: 

“El presidente López Obrador, en su mañanera del 5 de abril de 2021, decidió aludirme con grosería. De nuevo, como ya había hecho antes, afirmó que yo me había cansado de ser de izquierda. Para ello, se refirió a un poema de Efraín Huerta en el que se burlaba de Enrique Ramírez y Ramírez, un conocido periodista que había dejado de ser comunista para irse al PRI, sin dejar de ser marxista: A mis viejos maestros de marxismo no los puedo entender, unos están en la cárcel y otros están en el poder.

“El que estaba en la cárcel era el escritor José Revueltas. López Obrador usó contra mí una de sus ideas favoritas para insultar a sus críticos: se cansaron de ser como eran, claudicaron o se vendieron. Enseguida me comparó con Enrique Semo, quien  no se habría cansado y seguía siendo su fiel vasallo. El poeta David Huerta, hijo de Efraín, y su esposa, la novelista Verónica Murguía, me defendieron y publicaron una carta en la que escribieron:

“El presidente utilizó ese poema para atacar a Roger Bartra, poniéndolo en el lugar de Ramírez y Ramírez, mientras que Enrique Semo le parece que tiene la vena rebelde de Revueltas. Solamente queremos decir aquí dos cosas: la primera, que el intelectual marxista cercano al poder actual es Semo y Bartra es crítico del gobierno. Y la más importante: no nos parece  correcto utilizar la obra poética de Efraín Huerta para atacar a Roger Bartra por el solo hecho de ser parte de la oposición de izquierda, a la que Huerta perteneció toda su vida. [La Jornada, 9 de abril de 2021]”.

A propósito de ello, Bartra, también autor del emblemático ensayo sobre la construcción de la identidad mexicana como coartada ideológica de los regímenes priístas autoritarios, La jaula de la melancolía, responde a la pregunta sobre cuál puede ser la clave de la efectividad del discurso de odio proferido por AMLO, de manera cotidiana y sistemática, desde el primer día de su presidencia: 

“Yo creo que está apelando ―explica― a las inclinaciones más irracionales de una gran parte de la ciudadanía, está apelando a esas capas de la población poco educadas, que ignoran las complejidades del sistema político, está apelando a sentimientos nacionalistas muy primitivos, está apelando a una serie de recursos típicamente populistas para lograr sus objetivos”.

EL 2018, CUESTIÓN DE CASH

Pero eso no es todo. Roger Bartra describe una especie de tráfico de corrupción como método recurrente de AMLO para sumar o someter aliados: “Está también apelando a conseguir alianzas y apoyos basados en la corrupción política”.

Y, habituado a la desmitificación, despoja de sus ropajes de gesta popular al triunfo electoral de AMLO:

“Yo considero, por ejemplo, que en las elecciones de 2018 no todo fue un auge popular en apoyo masivo al actual presidente. Hubo una operación del propio gobierno de Peña Nieto, que logró canalizar muchos votos (hacia López Obrador). El PRI favoreció esa transición por miedo a que ganase Ricardo Anaya, que había amenazado al gobierno de Peña Nieto”.

Puntualiza: “Así que es una mezcla de popularidad lograda con malos manejos, comprada con la distribución de dinero en efectivo, desde luego; y transas y corrupción política clarísima”.

Bartra se dice satisfecho de ser uno de los primeros que vio en AMLO a “un  populista autoritario, un dirigente populista reaccionario, desde el 2006, cuando era una opinión muy poco compartida en México. Y creo que de ahí se desprendía la idea de que, siendo un populista reaccionario, la democracia, la embrionaria democracia, la transición democrática en México, estaba en peligro si ganaba López Obrador”. 

Y ya en 2018, tras el arribo al poder del tabasqueño, “eso lo vimos muy pronto, con su intento de regresión y atentado contra la democracia”.

El nuevo libro de Roger Bartra.

REGRESIÓN, AMENAZA A DERECHOS HUMANOS

Bartra apunta en sus memorias intelectuales que la democracia ha sido un dique, hasta ahora, para las venganzas judiciales de AMLO se amplíen:

“El contexto democrático ha impedido que el gobierno cada vez más autoritario de López Obrador expanda la persecución judicial contra los opositores, aunque ha habido amenazas al respecto  contra científicos acusados falsamente de ‘asociación criminal’, contra consejeros del INE y contra algunos políticos de oposición, como Ricardo Anaya”.

Y en la entrevista con EMEEQUIS, ofrece detalles sobre el hilo del que pende ese frágil equilibrio: “Estamos en una situación extremadamente difícil, la democracia está seriamente amenazada desde el gobierno que quiere implementar una regresión, que no va a ser posible porque las regresiones no son posibles plenamente, pero sí dañan mucho al sistema el intento de regresar, y eso es lo que está ahora ocurriendo”. 

“El problema ―puntualiza―, no es solamente que ha llegado a la presidencia un populista reaccionario y autoritario, sino que de alguna manera es la continuación del priísmo (…). Y esto se ha comprobado con esta situación tensa que vivimos, cuando nos enfrentamos al peligro de que de que se modifique la Constitución para de hecho amarrar al INE, o cambiarlo para que lo pueda controlar el gobierno”.

Señala que la militarización del país es un precedente claro sobre el modo de operar del gobierno y de la respuesta previsible, “de la misma manera que apareció y se concretó el peligro de la militarización del país, que efectivamente ocurrió, porque uno de los partidos de oposición, justamente el PRI, que como decía, se ve continuado en el gobierno de López Obrador, pues el PRI que es un partido que viene de una gran corrupción, fue amenazado y fue acorralado y obligado a aceptar la militarización”.

Observa: “Algo así está ocurriendo con esta contrarreforma electoral, o con este intento de regresar a los mecanismos de control gubernamental de las elecciones. Si ahora estamos tan temerosos de que esto ocurra, es porque existe la posibilidad de que el PRI transe con el presidente, acepte el chantaje y a cambio de no recibir acusaciones, acepte cambiar la Constitución”.

Justamente, explica, “si el PRI se hubiese mantenido en la oposición no habría el peligro de ese cambio; pero demostró que es capaz de venderse, lo hizo con la militarización, lo puede hacer ahora de nuevo, eso es lo que ha generado esta situación y por eso se han prendido todas las alarmas en la ciudadanía democrática de que se está tramando una regresión antidemocrática. Esa es la razón por la cual el intento de regresión tiene una base más sólida y racional, que no quisiéramos ver”.

Expone que los costos de un intento de regresión, aún si se frustra, son elevados, y de manera especial en materia de derechos humanos: “Los intentos de regresión tienen resultados muy inhumanos, a veces catastróficos. (…). Hay que pensar en los fascismos europeos, por ejemplo, invocaban un retorno a un pasado nacional glorioso, etcétera. (Hay grupos que) aún lo hacen. Y esos intentos de regresión, en Italia, en Alemania, generaron una de las peores catástrofes de la historia que fue la Segunda Guerra Mundial”. 

La marcha de la que Bartra fue uno de los promotores tuvo concurrencia multitudinaria. Foto: Captura de video.

GENERACIÓN DE LA TRANSICIÓN, PRECEDENTE PARA LA RESISTENCIA 

No obstante, Roger Bartra pondera la resistencia democrática que ha surgido ante el embate del gobierno autoritario: “Ha surgido una resistencia importante de la ciudadanía. Yo creo que hay una gran resistencia de un sector grande de la sociedad que sí tiene aspiraciones democráticas auténticas”.

El antropólogo e investigador emérito del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM considera que las generaciones de la transición democrática pueden ser una contención importante para el autoritarismo: “Suponiendo que el gobierno lograra cambiar el nombre y la estructura del INE para controlarlo, de todas maneras, ya ha ocurrido una transición democrática y ya hay una enorme parte de la ciudadanía acostumbrada a vivir en democracia y va a seguir presionando”. 

Por ello, confía, “las mismas elecciones (de 2024), aún controladas desde el gobierno, si lograra capturar al INE, de todas maneras pueden salvarnos, abrir nuevas nuevas puertas”.

Considera que entre las contenciones al autoritarismo obradoristas se cuentan los medios de comunicación, “principalmente los medios escritos, la televisión no ha cambiado realmente lo suficiente, no está defendiendo la democracia claramente salvo en muy pocos casos”.

Pero sobre todo pondera el papel central de los partidos políticos, aún con su pesada carga de desprestigio, como instrumentos indispensables para la preservación de la democracia:

“La resistencia que puede realmente tener consecuencias en los procesos electorales es, qué remedio, la de los propios partidos políticos. Han estado sumidos en la corrupción, contaminados, unos más que otros, pero ninguno se salva y por eso tienen tan mal cartel en la sociedad mexicana. Es una verdadera desgracia, porque esos partidos contaminados de corrupción son al mismo tiempo las únicas posibilidades que tenemos de frustrar la regresión”. 

Explica: “Así que no tenemos más remedio que presionar  a los partidos políticos para que salgan de la corrupción en que pudieran estar sumergidos, y detengan este intento de regresión. Son partidos mal vistos, y al mismo tiempo, la parte más importante de la solución de las tensiones en las que estamos, porque siendo demócratas tenemos que admitir que la democracia sólo puede funcionar con partidos políticos. Tenemos esos partidos, no tenemos otros, así que vamos a tener que apoyar a los que realmente sean de oposición para que se detenga esta regresión amenazadora”.

@estedavid

Powered by Froala Editor

Telegram



A una semana de las elecciones, AMLO se lanza contra Xóchitl por caso Emiliano 

“Ayer estaba yo viendo a una señora, que no puedo mencionar, queriendo lucrar por el asesinato de un niño en mi estado”. AMLO habla sobre Xóchitl sin decir su nombre.

Hace 1 hora

Hallan a Orión Hernández. Fue asesinado desde el inicio, dice AMLO

“Hicimos todo para que lo liberaran, para que le salvaran la vida, lamentablemente no se pudo”, dice el presidente López Obrador.

Hace 5 horas