Dólar16.66

Guardia Nacional pidió esperar 72 horas para buscar a Ceci Flores: violó protocolos

Tras la desaparición de Ceci Flores, la Guardia Nacional pidió esperar 72 horas para iniciar la búsqueda de la activista. La institución no se movilizó, pese a que la ley los obliga a iniciar de manera inmediata su búsqueda. “¿Cómo puede ser que la autoridad sea tan insensible?”, señala en entrevista.

4 / 24 / 23

EMEEQUIS.– En la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas se establece que la búsqueda debe de realizarse de manera inmediata, pero en el caso de Ceci Flores, madre buscadora que estuvo un tiempo fuera del radar por falta de señal de celular, la Guardia Nacional pidió esperar 72 horas. 

A su hija le dijeron en la Guardia Nacional que “tenía que haber un oficio de 72 horas para que eso pudiera iniciar la búsqueda”. Ceci Flores se pregunta en entrevista con EMEEQUIS: “¿Cómo puede ser que la autoridad sea tan insensible?”. 

HORAS DE ANGUSTIA

El pasado 16 de abril, la familia de Ceci Flores reportó mediante redes sociales que la activista había desaparecido. La última vez que la habían visto fue en una camioneta de la policía estatal, acompañada de los policías que le proporciona el Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, al cual pertenece. 

La preocupación de los familiares aumentó, porque la activista ha sido amenazada múltiples veces debido a su labor como buscadora de desaparecidos en Sonora. 

Ceci Flores narra su experiencia.

 Newsletter

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Al suscribirte aceptas nuestros
términos y condiciones

Todas las redes sociales estallaron con exigencias de búsqueda dirigidas al gobierno mexicano. En conferencia de prensa, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, comentó que se había enterado de la ausencia de la activista a las 4:00 de mañana. Agregó que ya se estaba desplegando un operativo de búsqueda, pero mencionó que “al parecer ella tomó la decisión de ir a otro sitio, otro lugar, también en Sonora, y se reportó su desaparición”.

Antes de que terminara la mañanera, el mandatario informó que la activista ya había sido localizada y que se encontraba fuera de riesgo. En su declaración hizo énfasis en que fueron las autoridades mexicanas quienes la encontraron y que más tarde se encargaría de proporcionar la información necesaria. Un helicóptero de la policía estatal de Sinaloa la sacó de la zona donde se encontraba y la llevó con sus familiares. 

Por medio de su cuenta en Twitter, el gobernador de Sonora, Rubén Rocha Moya, informó que la activista se encontraba a salvo y explicó que su desaparición se debió a que el automóvil en el que viajaba se descompuso en una zona sin señal, no hubo más información oficial sobre lo que había ocurrido. 

Hasta aquí, parecería una historia de éxito, en la que el gobierno mexicano realizó su trabajo de manera adecuada pero, en entrevista para EMEEQUIS, Ceci Flores relata puntos clave en la actuación de las autoridades, que denotan falta de celeridad en proteger a la activista.

Pese a que en la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas se establece que la búsqueda debe de realizarse de manera inmediata y tomar en cuenta el contexto de la víctima, poniendo siempre en primer lugar su bienestar, la Guardia Nacional solicitó 72 horas para iniciar la búsqueda de la activista.

 La búsqueda debe hacerse de manera “inmediata, oportuna”, establece la Ley General en Materia de Desaparición Forzada. 

En el Artículo 5 de la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas se puede leer lo siguiente: “Efectividad y exhaustividad: todas las diligencias que se realicen para la búsqueda de la Persona Desaparecida o No Localizada se harán de manera inmediata, oportuna, transparente, con base en información útil y científica, encaminadas a la localización y, en su caso, identificación, atendiendo a todas las posibles líneas de investigación. Bajo ninguna circunstancia se podrán invocar condiciones particulares de la Persona Desaparecida o No Localizada, o la actividad que realizaba previa o al momento de la desaparición para no ser buscada de manera inmediata”. 

Mientras que el Protocolo Homologado para la Búsqueda de Personas Desaparecidas y no Localizadas pone especial énfasis en la rapidez: “Las acciones y procesos descritos en este Protocolo deben ejecutarse inmediatamente, y considerarse prioritarios por todas las autoridades, incluidas aquellas cuya función consista únicamente en la recepción y canalización de reportes, o bien en la atención puntual o permanente a requerimientos de información”.

El Protocolo Homologado señala que la búsqueda debe ser inmediata. 

El enfoque diferenciado que propone la ley obliga a que las autoridades tomen en cuenta el contexto de la persona desaparecida; en este caso, una activista, madre buscadora de personas desaparecidas. La intención es resaltar los atributos que la pudieron colocar en un contexto de vulnerabilidad a la persona desaparecida e iniciar por ahí la investigación.

En 2022, Ceci Flores reportó que estaba recibiendo amenazas debido a su labor de búsqueda, las que más le inquietaban eran aquellas que salían del penal de Hermosillo y ofrecían una recompensa de 50 mil pesos por su vida.

Incluso la ONU remarca que no es necesario esperar 72 horas para hacer la búsqueda. 

Además de eso, ONU México deja muy claro: “No es necesario que pasen 72 horas para recibir una denuncia o un reporte por desaparición de una persona”, mucho menos para iniciar la búsqueda. Agregada a la búsqueda se debe de abrir una carpeta de investigación. 

Ceci Flores le contó a EMEEQUIS que las autoridades mexicanas comenzaron la búsqueda hasta que la presión social se hizo presente y el mandatario de la República dio la orden. “El ruido que se hizo ante las redes sociales y llegó hasta el presidente fue lo que obligó a las autoridades del gobierno del estado de Sinaloa a subir a un helicóptero y por medio de él fue como nos localizaron 19 horas después”. La policía estatal de Sinaloa primero se encontró con la seguridad de Ceci, ellos caminaron por más de cuatro horas para encontrar un lugar con señal y poder notificar donde estaban. Posteriormente, el helicóptero de la policía estatal de Sinaloa recogió a la activista. 

Ceci menciona: “mi hija pidió el apoyo a la Guardia Nacional, se lo negaron. Tenía que haber un oficio de 72 horas para que ellos acudieran a esa búsqueda. ¿Cómo puede ser que la autoridad sea tan insensible?”. 

 Ceci denuncia que Guardia Nacional negó el apoyo en un principio.

Ceci Flores agrega que ella tiene protección federal permanente en todos lados “pero en Sinaloa no”. Desde su refugio ella pidió el apoyo del gobierno del estado de Sonora “para que me abrieran los caminos con las autoridades”, pero fue una cuestión difícil. 

¿CÓMO FUE QUE CECI FLORES QUEDÓ A LA DERIVA?

Ceci Flores recibió una llamada anónima, en ella le proporcionaron información sobre una zona donde se localizaban varios cuerpos: “más que nada el lugar que era, pues, un lugar donde desapareció mi hijo el 30 de abril del 2015”, menciona. Ella quiso acudir de manera inmediata al lugar, junto con los cuatro   policías que la acompañan permanentemente, ninguna otra autoridad los acompañó. “Pero lamentablemente no contábamos con el tiempo de las mareas”. 

La activista se adentró en la zona junto con los cuatro agentes de la policía estatal que siempre la custodian y quedó atrapada con el vehículo averiado y en una zona donde no hay señal de teléfono. “Lamentablemente, la familia que andaba con nosotros y las otras autoridades que andaban con nosotros, pues no pudieron localizarnos”.

Varios familiares que forman parte de la red de madres buscadoras de Sonora comenzaron la búsqueda de Ceci. “Estuvieron ahí buscando en los alrededores, donde ellos sabían que nosotros nos habíamos adentrado”, explica. Sin embargo, Ceci y el equipo de custodia que la protege, quedaron atrapados “en medio de muchos cerros” y agrega que el lugar era parecido a una laguna.

SIN LO BÁSICO PARA SOBREVIVIR 

Ceci es consciente que este accidente es parte de las cosas a las que se arriesga al buscar los cuerpos de sus hijos Alejandro y Marco Antonio, y de los miles de personas desaparecidas en México. En esta ocasión, ni ella ni su equipo estaban preparados “no sabíamos qué hacer ni nada”, estaban completamente a la deriva. Tampoco “teníamos bebidas hidratantes ni alimentos”. La necesidad de salir de la zona en la que se encontraban era inminente. 

Al no tener señales de que alguien los estuviera buscando, parte del equipo de protección de la madre buscadora “inmediatamente optaron por irse a caminar, a buscar señal de teléfono”, cuenta Ceci. El problema fue que “la primera señal de teléfono que había estaba a cuatro horas caminando de donde estábamos”.

Por desgracia, a los integrantes del equipo que había partido en busca de ayuda “les agarró la noche, no los dejó pasar la marea y se tuvieron que quedar a dormir arriba de unas piedras”, explica Ceci y agrega: “en la mañana, en cuanto bajó la marea, ellos salieron del lugar y empezaron a caminar”.

Mientras que las autoridades continuaban esperando el plazo de 72 horas para comenzar la búsqueda de Ceci, su familia ya había reactivado su búsqueda. Pronto el equipo que había ido a buscar ayuda y la familia de Ceci se encontraron “ellos le dijeron a mi familia, que yo estaba con vida, pero que habíamos tenido un contratiempo”.

También aliviaron sus temores y les mencionaron que “no nos había levantado nadie, que no había nada de lo que la gente pensaba”. Descartaron inmediatamente “que me hayan secuestrado” o “levantado”, pero la familia decidió que no aclararía nada hasta ver que ella se encontraba con vida. 

Afortunadamente, la activista logró regresar a su hogar, gracias a la coordinación de los que ella llama “mis ángeles”, el equipo de policía que le proporciona el Mecanismo. Asegura que lo que vivió no la va a detener en la búsqueda de sus hijos y de los cientos de miles de desaparecidos que tiene el país: “yo necesito que esos cuerpos vuelvan a casa independientemente de que sean, o sea, mis hijos”.

Agrega que, el haber quedado varada en esa zona, significa que tiene que regresar “si me quedé atascado en esos lugares es porque para mí, como intuición de madre, es una señal de que tengo que volver a ese lugar”.

Por último, ella considera que la participación de las fuerzas públicas no es útil y que si las familias quieren de regreso a sus familiares deben de coordinarse sin miedo pues “solamente buscando los vamos a encontrar”.  

@MarRome259

Powered by Froala Editor

Telegram



Xóchitl y Alito afirman que salida de Alejandra Del Moral no afecta

"Ella decide apoyar un proyecto autoritario”, dice Xóchitl Gálvez sobre Alejandra del Moral y su adhesión a Claudia Sheinbaum. “No nos afecta en nada porque la militancia priista está sólida”, afirma Alejandro Moreno.

Hace 1 hora

Alejandra del Moral fue orillada a emigrar por Alito Moreno

Aunque aportó 1.7 millones de votos, el PRI se olvidó de Alejandra del Moral. Hoy está en el equipo de Claudia Sheinbaum. Nos dicen que la candidata presidencial la buscó la semana pasada para dialogar el viernes pasado.

Hace 3 horas